Mónica Fernández es electa para presidir el Senado y Muñoz Ledo se mantiene en la Cámara de Diputados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Mónica Fernández es electa para presidir el Senado y Muñoz Ledo se mantiene en la Cámara de Diputados

Con el respaldo de la bancada de Morena, la planilla de la senadora obtuvo 110 votos a favor.
Cuartoscuro
31 de agosto, 2019
Comparte

La senadora Mónica Fernández Balboa fue electa este sábado como nueva presidenta de la Mesa Directiva del Senado.

Con 110 votos a favor, uno en contra y dos por diversas planillas, los senadores eligieron a la planilla de Fernández Balboa.

Lee más: Comisión de Justicia de Morena da la razón a Batres y ordena reponer proceso para Mesa Directiva

La senadora morenista tendrá como vicepresidentes a Salomón Jara, María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Jorge Carlos Ramírez Marín, mientras que los secretarios serán Minerva Hernández Mora, Verónica Delgadillo García, Nanci de la Sierra Aramburu y Primo Dothé Mata.

Fernández Balboa es originaria de Tabasco, tiene 53 años de edad y cuenta con 27 años de experiencia en la vida política.

Fue militante del PRD hasta 2017 año en el que dejó al partido del sol azteca para pasar a las filas de Morena donde fue postulada en 2018 por la coalición Juntos Haremos Historia para ser senadora por el estado de Tabasco.

Fernández asumirá la presidencia a pesar de las acusaciones de Martí Batres sobre presuntas irregularidades en el proceso para la elección de la nueva Mesa Directiva y en la que su reelección no se vio favorecida.

Lee más: Mónica Fernández presidirá el Senado; Batres acusa fraude y pide a Monreal renunciar a coordinación

El pasado jueves, la Comisión de Justicia de Morena dio la razón a Martí Batres y ordenó reponer el proceso interno con el que se determinó que el legislador deje de ser presidente de la Mesa Directiva en el Senado.

En su resolución, la Comisión determinó que el proceso estuvo “viciado” y por lo tanto debía invalidarse, ya que en la votación para definir lo que ocurriría con la Mesa Directiva originalmente solo habían sido convocados legisladores de Morena, y a fin de cuentas se permitió que votaran también senadores del Partido Encuentro Social.

Sin embargo, el proceso interno volvió a favorecer a Fernández y finalmente este sábado fue elegida como la nueva presidenta del Senado.

Muñoz Ledo se mantiene unos días más

La propuesta del PAN en la Cámara de Diputados no alcanzó la mayoría calificada en votación por lo que Porfirio Muñoz Ledo seguirá como presidente de la Mesa Directiva al menos hasta el próximo 5 de septiembre.

“Por no alcanzar la mayoría calificada requerida para aprobar el acuerdo sobre la integración de la Mesa Directiva para el segundo año de ejercicio, éste se devuelve a la Junta de Coordinación Política”, sentenció Muñoz Ledo.

El aún presidente agregó que de conformidad con la Ley Orgánica del Congreso General, la actual Mesa Directiva continuará en funciones hasta el 5 de septiembre.

La planilla panista encabezada por el diputado Xavier Azuara, quien se perfila como el nuevo presidente de la Mesa Directiva, obtuvo 159 votos a favor, 259 en contra y dos abstenciones.

Los 159 votos a favor no representan la mayoría calificada por lo que se inicia un periodo de cinco días en los que se habrá de llegar a un nuevo acuerdo.

La bancada panista reprochó el proceso de votación y su coordinador, Juan Carlos Romero Hicks, declaró que Morena no está cumpliendo con la ley y con los acuerdos políticos.

En tanto, Porfirio Muñoz Ledo seguirá al frente de la Mesa Directiva y erá el responsable de recibir de manos de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Super Bowl: 5 curiosidades del primer súper tazón que se jugó hace 50 años

La primera "final" del futbol americano apenas se pareció al grandioso, multimillonario, exagerado y a veces chabacano espectáculo deportivo actual, el más importante de Estados Unidos.
2 de febrero, 2020
Comparte

Pocos de los espectadores del Super Bowl de este domingo habrán tenido memoria del incierto y relativamente humilde inicio de lo que ahora es el espectáculo deportivo más cotizado de Estados Unidos.

Hace medio siglo, el 15 de enero de 1967, se enfrentaron en esa final dos equipos del interior del país, los Green Bay Packers y los Kansas City Chiefs.

Carecían del carisma típico de las escuadras de hoy en día, el partido se organizó a las carreras y no se lograron vender todas las entradas.

Casi nada de lo que sucedió en torno a ese primer encuentro “final” de futbol americano daría indicación del grandioso, multimillonario, exagerado y, a veces, chabacano espectáculo que combina deportes, farándula y comercio desmedido que es el Super Bowl.

Para que te hagas una idea de cómo fue ese primer Super Bowl y lo puedan comparar con lo que hayan visto en recientes ediciones o lo que vayan a ver este domingo, BBC Mundo te presenta 5 curiosidades del partido inaugural.

1. No se llamaba “Super Bowl”

Los organizadores no sabían cómo llamar el evento que definiría el campeón absoluto de ese año del fútbol americano.

En ese entonces existían dos ligas, la Liga Americana AFL y la Liga Nacional NFL.

Habían sido organizaciones rivales que competían por la contratación de jugadores, por aficionados y por audiencia, pero ninguno de sus equipos se habían enfrentado entre sí.

Logo de la NFL

Getty Images
Las ligas se han consolidado bajo una sola, la NFL.

El partido por el campeonato entre los Green Bay Packers de la NFL y los Kansas City Chiefs de la AFL fue el resultado de la fusión que se acordó entre ambas ligas para consolidar sus intereses comerciales.

Se propusieron varios nombre, como “The Big One” (El Grande) y “The Game” (El Juego).

Pero finalmente se decidieron por el poco sexy título de “Partido por el Campeonato Mundial entre la AFL y la NFL”.

Fue el entonces dueño de los Chiefs, Lamar Hunt, que tomó la palabra “bowl” o “tazón” (porque los estadios donde se juega el fútbol americano tienen esa forma) y la combinó con “súper”, inspirado en una pelota de intenso rebote y muy popular de la época con la que jugaba su hijo llamada “Super Ball”.

Pasaron dos años más antes de que “Super Bowl” se impusiera como el nombre del magno evento.

2. Un tercio del estadio estaba vacío

Es difícil creerlo ahora, pero para el partido de 1967 no se lograron vender todas las entradas.

El estadio del primer Super Bowl en Los Ángeles, California

Getty Images
No hubo lleno completo en el Coliseo Memorial de Los Ángeles, en 1967.

En realidad, el evento fue organizado a último momento. Sólo unas semanas antes se decidió que sería en el Coliseo Memorial de Los Ángeles, California, con capacidad para 94.000 espectadores.

Sólo vendieron 62.000 entradas. Algunos se quejaban de que el precio, que oscilaba entre los US$6 y US$12, era demasiado alto.

Se hace difícil de entender, teniendo en cuenta que es uno de los espectáculos deportivos más cotizados en EE.UU. y que una entrada promedio cuesta hoy en día varios miles de dólares, sin mencionar el precio que se puede conseguir en reventa.

Además, varias ciudades se pelean por el derecho a ser sede del “Super Bowl”, cuya organización puede inyectar cientos de millones de dólares en la economía local, gracias a la visita de los miles de aficionados y periodistas que llegan para el partido y el sinnúmero de fiestas y otras actividades asociadas.

3. Dos cadenas de TV transmitieron el partido

La cadena de televisión CBS tenía el derecho sobre los partidos de la NFL y la cadena NBC trasmitía los de la AFL.

Trasmisión del Super Bowl por NBC

Getty Images
Las cadenas NBC, CBS y Fox toman turnos para tener los derechos de transmisión de los partidos de temporada y el Super Bowl.

Cada una pagó US$1 millón por los derechos de transmisión y, aunque las imágenes del partido fueron producidas por CBS, ambas cadenas tuvieron sus propios locutores, analistas, cámaras y otros equipos de difusión.

CBS y NBC se pelearon por la audiencia con la misma intensidad con la que los equipos jugaban fútbol en el campo.

Tras el intermedio, NBC se encontraba trasmitiendo comerciales cuando los Packers patearon el saque para iniciar el segundo tiempo y la jugada tuvo que ser anulada y repetida para que la audiencia de NBC no se perdiera el saque.

Esa fue la única transmisión conjunta del Super Bowl.

En la actualidad, CBS, NBC y Fox se turnan por los derechos de transmisión de los partidos de la temporada y la final, por los cuales pagan cerca de US$3.000 millones, según la revista Forbes.

4. Se utilizaron dos marcas de pelota de juego

La rivalidad entre las ligas no sólo influyó en la transmisión conjunta del partido sino también en la pelota con la que se jugó.

Pelota oficial Wilson

Getty Images
Wilson ha sido desde entonces la pelota oficial del Super Bowl.

Cada liga tenía su pelota oficial. La NFL usaba en sus partidos el modelo de pelota ovalada “The Duke”, de marca Wilson.

La AFL, por su parte, prefería la J5-V fabricada por Spalding, que era más fácil de pasar porque era un poco más delgada y alongada.

La concesión a la que se llegó fue que, cuando un equipo tomaba la ofensiva jugaría con su pelota acostumbrada, así que hubo dos marcas en el partido.

Los Packers atacaron con la Wilson y los Chiefs con la Spalding.

Wilson ganó esa competencia. Y desde entonces, suya es la pelota de uso oficial en todos los Super Bowl.

5. Varias bandas universitarias entretuvieron al público

El fútbol americano es apenas una parte del espectáculo en un Super Bowl.

Igual de atractivo, sino más energético y emocionante, es el espectáculo musical que se apodera del campo durante el medio tiempo.

Beyoncé, Chris Marin y Bruno Mars, en el show del Super Bowl 50

Getty Images
El espectáculo del medio tiempo es parte central de un Super Bowl.

En este participan las grandes estrellas del momento, como lo hicieron Beyoncé, Bruno Mars, los Rolling Stones y Shakira, últimamente.

En 1967, sin embargo, fueron las bandas de la Universidad de Arizona y la Grambing College las amenizaron el intermedio, además de las acrobacias del equipo de la escuela local de Anaheim.

Parte del espectáculo incluyó el lanzamiento de 10.000 globos de helio y se soltaron cientos de palomas que, se dijo después, dejaron más de un recuerdo sobre las cabezas de los aficionados.

Lo único a lo que aspiraban los organizadores de ese primer campeonato entre la ALF y la NFL era que, alguna vez, su audiencia fuera superior a la Serie Mundial de Béisbol de las Grandes Ligas.

Poco se imaginarían entonces que alcanzaría las proporciones míticas del espectáculo que es hoy en día.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cJ0SgPMkbDM

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.