La orden del INM que explica por qué cientos de migrantes africanos protestan en Tapachula, Chiapas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

La orden del INM que explica por qué cientos de migrantes africanos protestan en Tapachula, Chiapas

Un oficio fechado en julio cambia las condiciones de salida de la estación migratoria Siglo XXI. Ahora los documentos que reciben les ofrecen dos opciones: regularizarse o abandonar México por la frontera sur.
Alberto Pradilla
Comparte

“Llegué a Tapachula hace un mes. Salí de Camerún y fui directamente a Ecuador. De ahí a Colombia. Subí montañas, caminé por la selva, para encontrarme esta mierda. ¡Esta mierda! No me dan de comer. No me dan nada. Estoy muy enfadado con el gobierno de México. Esto no es normal. Esto es una mierda. Necesitamos una solución. Solo queremos salir de aquí”.

Esteban Azu tiene 37 años, es camerunés y está desesperado. Su objetivo es llegar a Estados Unidos. Su trayecto le llevó a pasar por Turquía, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México. En este tiempo, dice, gastó unos 8,000 dólares. Afirma, en un español aprendido en Guinea Ecuatorial, que es fontanero y que podría hacer un buen trabajo en el norte. Pero está atrapado en Tapachula, Chiapas.

Lee: Guardia Nacional y Policía Federal disuelven con jaloneos protesta de migrantes africanos en Chiapas

Si Azu hubiese llegado a México en febrero, por ejemplo, posiblemente estaría ya en Tijuana y hubiera recogido su número para tramitar su solicitud de asilo en Estados Unidos. Pero todo cambia muy rápido en política migratoria, especialmente desde que Donald Trump inició el chantaje de los aranceles. Así que Azu está varado en Tapachula.

El 7 de junio se firmó un acuerdo con Estados Unidos por el que México se comprometió a incrementar la presión sobre los migrantes a cambio de que Washington no impusiese aranceles a las exportaciones. Desde entonces, la Guardia Nacional se despliega en las fronteras sur y norte y se han multiplicado las detenciones y deportaciones. Según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el flujo de migrantes se redujo cerca de un 40% en el mes de julio.

Como cientos de compañeros, el camerunés llegó a Chiapas y se entregó al Instituto Nacional de Migración (INM). Pasó una semana encerrado en siglo XXI y recibió un oficio de salida. En este se le califica como “apátrida” a pesar de reconocer que su nacionalidad es camerunesa. Esto ocurre porque el consulado de su país no respondió a los requerimientos de México para ser reconocido. En realidad, es su garantía de que no será deportado. El oficio, además, le dice que debe regularizar su situación. Que, en caso contrario, tendrá que abandonar el país por su frontera sur. Ahí está la clave. “Por su frontera sur”.

Lee más: El gobierno envía a la frontera con Guatemala a solicitantes de asilo devueltos por EU

Antes, los migrantes en la misma situación que Azu recibían un oficio en el que no se determinaba por dónde tenían que dejar México. Así que aprovechaban sus 20 días para subir al norte y pedir asilo en Estados Unidos. Si tenían dinero, hasta en avión podían viajar. Esto llevó a que, equivocadamente, el oficio de salida fuese comúnmente conocido como “salvoconducto”. Este mecanismo fue empleado por migrantes procedentes de todas las partes del mundo: cameruneses, haitianos y cubanos.

Desde hace aproximadamente dos meses esto ha cambiado.

Según organizaciones de Derechos Humanos como Fray Matías o el Servicio Jesuita a Migrantes, ciudadanos de diversos países de África, Asia o el Caribe no tienen opciones para abandonar Chiapas desde entonces.

El cambio tiene que ver con un oficio dirigido a las oficinas de representación del Instituto Nacional de Migración (INM), fechado a 10 de julio y firmado por Ana Laura Martínez de Lara, exdirectora general de Control y Verificación Migratoria. Está incluido en un amparo que prepara el activista Luis Villagrán y que será presentado el lunes. Animal Político confirmó su autenticidad a través de la propia Martínez de Lara.

Se trata de un documento con instrucciones sobre el oficio de salida “con fines de regularización”. En ella, se indica que “no otorga una condición de estancia”, sino la posibilidad de legalizar su situación si cumple con la ley. Además, especifica que “con dicho documento las personas extranjeras no pueden transitar libremente por territorio nacional”.

Por último, incluye las reglas para abandonar el país.

“En concordancia con lo establecido en la fracción IX del artículo 240 del Reglamento de la Ley de Migración, la persona extranjera que obtenga este beneficio y no presente el trámite correspondiente en el plazo que le fue señalado, deberá abandonar territorio nacional dentro del mismo plazo a través de un lugar destinado al tránsito internacional de personas en la frontera sur más cercano al lugar donde se expidió el citado documento”, dice. Esta referencia a la frontera sur aparece en los oficios de salida que migrantes como Esteban Azu vienen recibiendo en las últimas semanas.

El problema es que la fracción IX del artículo 240 del citado reglamento no dice eso.

Lo que dice la normativa es que “en caso de que la persona extranjera no presente el trámite correspondiente en el periodo que le fue señalado, deberá abandonar territorio nacional dentro de dicho periodo”. Es decir, no existe referencia alguna al lugar por el que el extranjero debe abandonar el país. Este punto tampoco se incluía en los oficios de salida que se entregaban a los extranjeros en años anteriores. Solo les se les indicaba que, si no se presentaban en la delegación del INM en 20 días, deberían dejar el país. Exactamente lo que ellos querían. Dejar México a través de la frontera norte.

Te puede interesar: De Qatar a Veracruz, la travesía de 65 migrantes asiáticos que terminará en deportación

Animal Político consultó al INM sobre esta modificación, pero fuentes del instituto declinaron hacer comentarios. También fue preguntada Ana Laura Martínez de Lara, quien señaló que estaba en consonancia con órdenes anteriores y que su objetivo era fomentar la regularización de los extranjeros. Según aseguró, no hubo presiones para realizar esta modificación.

Actualmente, decenas de migrantes, en su mayoría africanos, duermen en el exterior de la estación migratoria siglo XXI. Se encuentran atrapados sin trabajo, sin perspectivas de futuro y sin conocer el idioma. Denuncian que el cambio en el oficio de salida les impide seguir su tránsito hacia el norte, como hicieron otros compañeros antes que ellos. Animal Político habló con cinco de estos migrantes, tres de ellos de Camerún, uno de Angola y otro de la República Democrática del Congo.

Todos ellos coincidieron en el mismo relato. Aseguran que, tras abandonar la estación migratoria, recibieron la orden de dirigirse a la oficina de regularización conocida como Las Vegas. Afirman que presentaron su documentación pero que no han recibido respuesta. Los tiempos varían entre el mes y tres semanas y las dos semanas de espera.

Según indican, las opciones que les ofrecen son dos: regularizarse ante el INM o pedir asilo en la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar). La primera opción la ven inviable porque, según afirman, nadie ha recibido ningún tipo de documentación que les permita transitar a través de México. La segunda la rechazan. No quieren solicitar refugio en Chiapas porque desean hacerlo en Estados Unidos.

Lee más: Del discurso humanitario a los soldados en la frontera, el giro en la política migratoria del gobierno

Entre enero y junio se presentaron ante el INM 3,712 personas procedentes de África. Camerún es el país mayoritario, con 1,602 migrantes, seguido de la República Democrática del Congo.

En este mismo período solo se entregaron 46 tarjetas de visitante por motivos humanitarios. De ellos, únicamente 5 eran cameruneses.

Solo dos ciudadanos africanos fueron deportados en todo este periodo, según los datos del INM: uno a Costa de Marfil y otro a Lesoto.

“Estamos atrapados”, dice Azu. Asegura que no tiene intención de dar marcha atrás.

¿Y qué iba a hacer Esteban Azu en Guatemala? ¿Qué podría hacer en el país en el que seis de cada diez habitantes son pobres, en el que, desde enero, más de 200,000 personas fueron detenidas en la frontera de Estados Unidos tratando de cruzar como él?

“Es ilegal. Cambiaron esa palabra obligar a que tenga que irse por la frontera más cercana. Los demás oficios de salida establecían, establecen, porque así es la ley, que tienen 20 días para salir por cualquiera de las fronteras”, asegura Luis Villagrán, abogado y director del Centro de Dignificación Humana. Asegura haber reunido 800 firmas para un amparo que, dice, presentará el lunes. Será un juez federal el que decida.

Mientras tanto, las condiciones en el exterior de siglo XXI se agravan cada día. Progresivamente se han instalado más tiendas de campaña. Decenas de personas duermen ahí, frente a la estación migratoria, casi a la intemperie. Se sienten abandonados, humillados, olvidados, discriminados. Se manifestaron cortando la vía de acceso al centro de detención y fueron golpeados. Y su situación sigue exactamente igual: sin perspectivas de avanzar.

“Las condiciones humanitarias son muy graves. Cada día están peor”, denuncia Claudia León, del Servicio Jesuita a Migrantes. Recuerda que se han dado casos de personas convulsionando, exhaustas, por falta de alimento y de agua. “¿Están esperando que alguien muera?”, se pregunta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 cifras que muestran cómo el COVID-19 está fuera de control en EU

Con la cercanía del invierno y ante la carencia de un plan gubernamental nacional para hacer frente a los nuevos brotes, los casos, las hospitalizaciones y las muertes se multiplican.
14 de noviembre, 2020
Comparte

La incertidumbre política y la emergencia sanitaria se cruzan en EE.UU.: mientras el gobierno de Donald Trump se enfoca en pedir recuentos y disputar el resultado de las elecciones, la pandemia de coronavirus vive su peor momento en el país.

Con la cercanía del invierno y ante la carencia de un plan nacional para hacer frente a los nuevos brotes, los nuevos casos, las hospitalizaciones y las muertes se multiplican.

Desde hace días, medios de EE.UU. críticos con la gestión de Trump habían señalado que el presidente, que pasó más de una semana sin hablar ante la prensa, no parecía mostrar interés en sus obligaciones y en el curso de la pandemia, mientras intenta revertir desde Twitter y los tribunales el resultado de los comicios.

En la tarde de este viernes, sin embargo, Trump apareció otra vez frente a las cámaras para prometer que una potencial vacuna estará lista ante de finales de año y descartó la posibilidad de que su gobierno imponga una nueva cuarentena para hacer frente a la pandemia.

“Este gobierno no se cerrará. Ojalá el… pase lo que pase en el futuro, ¿quién sabe qué gobierno será? Supongo que el tiempo lo dirá. Pero puedo decirles que este gobierno no irá a un cierre“, dijo.

TRump

Getty Images
Trump reapareció esta semana tras más de una semana sin dar una conferencia de prensa.

Un día antes, el doctor Anthony Fauci, la principal autoridad en enfermedades infecciosas del país, había llamado a redoblar los esfuerzos ante el aumento de los casos porque una vacuna efectiva, dijo, no iba a estar disponible de forma inmediata.

“La ayuda está en camino. Pero aún no está aquí”, afirmó.

Fauci no ha sido el único en llamar la atención sobre el creciente número de contagios en EE.UU.

Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), consideró que la nación atraviesa una “temporada peligrosa“, mientras el corresponsal médico de CNN, Sanjay Gupta, calificó la situación como un “desastre humanitario“.

En tanto, el epidemiólogo Michael Osterholm, quien recientemente fue nombrado miembro del grupo de trabajo sobre el coronavirus del presidente electo, Joe Biden, describió el panorama actual como un “infierno covid”.

Según Osterholm, aunque EE.UU. no el único lugar del mundo donde los casos repuntan de nuevo, la situación se vuelve más crítica por dos motivos: primero, porque es el país con más contagios y muertes en el mundo y, segundo, porque el gobierno saliente no parece interesado en tomar medidas de mitigación en lo que le queda en el cargo.

Nos podemos hacer una idea de lo sombría de la situación repasando algunas de las cifras que han sonado las alarmas de la comunidad médica y científica.

1. Un récord histórico de casos

Desde hace meses, EE.UU. ocupa la triste posición de ser el país con más casos y muertes por coronavirus del mundo.

De los más de 53 millones de contagios reportados a nivel global, más de 10,3 millones son de habitantes de Estados Unidos, casi un 20% del total global en una nación cuya población representa el 4% del planeta.

Pero si las cifras totales son alarmantes, lo que ha pasado en los últimos días ha sido motivo de preocupación mayor.

Solo el jueves, EE.UU. superó los 160.000 nuevos casos en un día, casi una semana después de cruzar el récord de los 100.000 contagios diarios.

Dos estados, Texas y California, fueron los primeros esta semana en reportar más de un millón de personas infectadas, mientras otros, como Florida, le siguen los pasos.

El aumento ha sido una tendencia en las últimas semanas en más de 40 estados y, según los modelos de varias universidades, la cifra podría ir a peor en los días venideros.

De acuerdo con los CDC, se prevé que antes del 5 de diciembre se reportarán entre 630.000 y 1.700.000 nuevos casos en el país, aunque la agencia señala que la estimación puede quedarse por debajo.

“Durante las últimas semanas, se han reportado más casos de los esperados en la predicción. Esto sugiere que el pronóstico actual puede no reflejar la gama completa de casos que se notificarán en el futuro. Las previsiones para nuevos casos deben interpretarse en consecuencia”, indica en su página web.

2. Creciente número hospitalizaciones

La escena es conocida: como pasó en la primavera y el verano, los hospitales de muchos estados comienzan otra vez a quedarse sin camas, ahora en una proporción mayor.

Actualmente, hay más estadounidenses hospitalizados con covid-19 en EE.UU. que en cualquier otro momento anterior de la pandemia.

Hasta el 12 de noviembre, más de 67.000 personas recibían atención hospitalaria tras dar positivo por coronavirus, según datos del Covid Tracking Project, un sistema de monitoreo de la pandemia.

Hasta este viernes, 17 estados reportaban un incremento general de hospitalizaciones.

pandemia

AFP
Actualmente, hay más estadounidenses hospitalizados con covid-19 en EE.UU. que en cualquier otro punto anterior de la pandemia.

El récord anterior se remontaba al 15 de abril, cuando Nueva York era el epicentro del covid-19 en EE.UU., y se reportaron 59.940 hospitalizaciones a nivel nacional.

El nuevo récord de hospitalizaciones muestra que hemos entrado en el peor período de la pandemia desde el brote original en el noreste (en Nueva York y estados cercanos)”, escribieron los creadores del Covid Tracking Project el miércoles.

3. Las muertes vuelven a aumentar

Los CDC registraban hasta este viernes más de 242.200 fallecidos, una tasa de mortalidad de 73 por cada 100.000 habitantes en EE.UU.

Y reportaron el 10 de noviembre 1.859 muertos por covid-19, la cifra más alta desde los más de 2.500 registrados el 25 de junio, un día anómalo pues para entonces la media semanal había estado cayendo hasta unos 600.

De hecho, el 10 de noviembre se superó por primera vez la cifra de 1.000 muertos de media en los siete días anteriores, algo que no pasaba desde agosto.

Trevor Bedford, analista del Instituto de Investigación Fred Hutchinson de Seattle, recordó en Twitter que las muertes durante la pandemia generalmente comienzan a aumentar tres semanas después de que se disparan los casos.

“Estimo que Estados Unidos reportará más de 2.000 muertes por día en tres semanas”, escribió.

corona

Getty Images
El número de casos positivos se ha multiplicado en las últimas semanas.

El modelo matemático del Institute for Health Metrics and Evaluation proyecta unas 399.162 muertes en EE.UU. para el 1 de febrero si se mantiene las condiciones actuales, pero si se flexibilizan aún más las medidas de protección, estima que la cifra rondaría los 513.657.

4. Situación crítica en numerosos estados

Si al inicio de la pandemia el epicentro estuvo más “concentrado” en algunos estados (como Nueva York y después Florida), ahora los epidemiólogos advierten que la situación es más complicada por el creciente número de casos que se reportan a lo largo y ancho del país.

Según tuiteó Frieden, esto se debe a que Estados Unidos entró en “la fase exponencial” de propagación del virus, por lo que es previsible que la situación empeore significativamente en la mayoría de los estados.

No obstante, aclaró que no todos los lugares están experimentando actualmente la misma tasa de propagación del covid-19.

“Por ejemplo, Dakota del Sur (el estado con la tasa más alta) tiene 100 veces más propagación que Vermont”, dijo.

corona

Getty Images
Las filas de autos para hacerse pruebas de coronavirus han vuelto a aumentar.

Numerosos estados y ciudades muestran otras cifras preocupantes.

  • El área de Minot, en Dakota del Norte, ha reportado más casos per cápita que cualquier otra parte del país.
  • El brote en Wisconsin ha aumentado más rápido que en cualquier otro estado.
  • El condado que incluye Los Ángeles ha reportado más casos de covid-19 desde el inicio de la pandemia que cualquier otro lugar.
  • Texas tiene más casos que cualquier otro estado y el mayor número de contagios en campus universitarios.
  • En la ciudad de El Paso, las autoridades han pedido el traslado de más morgues móviles ante el creciente aumento de muertes y han necesitado trasladar enfermos por vía aérea a otras localidades porque se han quedado sin capacidad en los hospitales.

“La gente no quiere escuchar que lo que está sucediendo en El Paso no es un evento aislado. Se convertirá en la norma”, le dijo el epidemiólogo Michael Osterholm a Yahoo Finance.

5. La Casa Blanca como epicentro

Para muchos medios de EE.UU., un reflejo de cómo la pandemia está fuera de control en el país es la propia situación en la Casa Blanca, en la que casi 200 personas, desde el presidente hasta miembros de su equipo servicio personal y de seguridad, han dado positivo o han tenido que aislarse por estar en contacto con el virus.

Más de 30 personas, incluido Trump, su esposa y su hijo menor, en fechas cercanas al evento para la nominación de Amy Conney Barret para la Corte Suprema.

El mismo presidente tuvo que ser hospitalizado y unas semanas más tarde varios asistentes del vicepresidente Mike Pence también se enfermaron.

A inicios de noviembre, tras un evento durante la noche de las elecciones en el que Trump se proclamó ganador cuando aún continuaban los conteos, se reportó un nuevo brote: el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, uno de sus jefes de campaña y otra decena de funcionarios dieron positivo.

corona

Getty Images
Unos 130 imembros del Servicio Secreto se han contagiado o han tenido que aislarse por estar en contacto con el virus.

Este viernes, medios de EE.UU. reportaron que al menos 130 miembros del Servicio Secreto, que se encargan de la seguridad de Trump y la Casa Blanca, dieron positivo o han tenido que aislarse tras exponerse a personas enfermas con covid-19.

Además, al menos ocho miembros del personal del Comité Nacional Republicano, incluido el Jefe de Gabinete, Richard Walters, tienen el virus, según informó la organización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.