Estos trámites frenan el registro de trabajadoras del hogar en el IMSS
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.com

Estos trámites frenan el registro de trabajadoras del hogar en el IMSS

Solo el 50% de las trabajadoras inscritas en el programa piloto dio seguimiento al pago de sus cuotas debido a las trabas administrativas que tiene el trámite.
Cuartoscuro.com
1 de agosto, 2019
Comparte

El programa piloto para incorporar a trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recibió 12 mil solicitudes entre abril y junio. Pero según el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho), solo el 50% da seguimiento al pago de sus cuotas ante la serie de trabas que impone el sistema.

Una de las dificultades es que si la trabajadora tiene varios patrones, tiene que conseguir juntar el dinero que le corresponde a cada uno porque el sistema obliga a que se haga un pago único mensual, y si alguno de ellos no quiere asegurarla,  ella no puede hacer nada para exigirlo, ya que por ahora el programa está en fase de prueba y es voluntario. 

Será después de 18 meses, dependiendo de que haya funcionado y de su viabilidad financiera, que se reforme la Ley del Seguro Social para hacer obligatoria la afiliación de estas empleadas.

Leer: Programa piloto del IMSS para trabajadoras del hogar, en riesgo si no es financieramente viable

Zenaida trabaja haciendo la limpieza y quehaceres domésticos en siete casas distintas. En seis de esas, sus patrones son familiares o amigos entre ellos, así que se pusieron de acuerdo fácilmente para darla de alta ante el IMSS. Pero su séptima patrona no quiso involucrarse.

El organizador de todo fue Bruno Arancibia, aunque Zenaida va a su casa solo dos veces al mes. Después de contactar a sus familiares, se metió a internet a hacer el trámite, que no requiere la presencia de los patrones en ningún punto: le pedían los nombres, direcciones y el CURP de manera opcional. 

Luego, las horas que trabaja con cada uno y el pago mensual, y el sistema en automático calculó cuánto le tocaba pagar a cada empleador.

“Creo que la parte que es más compleja es que cuando la inscribes, tienes que poner todos los patrones con los que esa persona trabaja. Zenaida tiene en total siete patrones, de esos una, la única que no es parte de esta red familiar, mi mamá quiso ponerse en contacto con ella pero dijo no, no sé, como que tuvo sus dudas, y al final la dimos de alta solo nosotros”, relató Bruno a Animal Político.

Lee: Mantener informal el trabajo del hogar deja impunes delitos en contra de las trabajadoras

“¿Entonces qué pasa si trabaja, por decir, 30 horas, pero 10 de esas 30 horas son con alguien que no quiere pagar? En nuestro caso salió bastante bien porque fuimos seis de siete”.

La propia página de preguntas frecuentes del IMSS contempla esta posibilidad: “¿Qué pasa si tengo 4 empleadores, pero 2 de ellos no quieren pagar la cuota para poder acceder a la seguridad social?”, plantea. “La prueba piloto es voluntaria, por tanto no se puede obligar en este momento al empleador a cubrir la cuota”, se responde.

La siguiente complicación, consideró Bruno, es que la trabajadora tiene que recolectar la cantidad que le corresponde aportar a cada uno de sus patrones, ya que el sistema arroja un solo recibo con el total a pagar.

“Creo que para la trabajadora puede ser difícil exigirle a un patrón que eso es aparte, o sea, no se lo va a deducir, no se trata de que le pague 200 pesos menos, sino que esto es lo que le tiene que pagar al IMSS. Entonces tiene que hacer la recolecta porque el pago se tiene que hacer en una sola exhibición. Como en este caso es muy afortunado que somos familia, es más fácil la coordinación, y mi mamá le ayudó a Zenaida a pagar en el banco, porque tampoco se puede hacer online”, detalló.

Para Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato de Trabajadoras del Hogar, una de las cosas que el IMSS tiene que mejorar es que no salga este recibo único, para que no sea tarea de las trabajadoras ir a pagarlo, sino que cada patrón haga su parte.

Te puede interesar: La gente invisible de la que habla Cuarón: en México miles de empleadas domésticas carecen de seguridad social

La página de dudas del IMSS asegura que el pago lo puede hacer tanto el empleador como la trabajadora. Pero plantea la pregunta de si los distintos patrones tienen que hacer su pago ante el banco, ante lo cual contesta que no: “El pago es por todo el mes, se deben juntar las aportaciones de los empleadores y de la empleada, para pagar el monto total correspondiente al mes”.

Antes del actual programa, sí había una opción de registro de trabajadoras del hogar ante el IMSS que dependía totalmente de un patrón único, y que podía hacerse con un solo pago anual. Aunque era afiliación al régimen “voluntario”, que solo brindaba atención médica, y no el resto de prestaciones de un trabajador regular.

Por ello, Baustista destacó de la prueba piloto que el aseguramiento ya incluye salud para la trabajadora y sus beneficiarios, guardería si tiene hijos pequeños, pensión para el retiro y velatorios. Aunque hay aspectos de operación que mejorar, consideró que va bien encaminado.

“También tiene que quedar claro para los empleadores, que quien inscriba hoy al plan piloto, va a continuar como una obligatoriedad en cuanto esté la reforma a la Ley del Seguro Social, en 18 meses. Por otro lado, que las trabajadoras del hogar tienen que exigirlo, no pedirlo como favor, sino exigirlo como un derecho. Y tanto ella como sus patrones ir encontrando cuáles son las obligaciones de ambos”, comentó Bautista.

¿Cómo se hace el registro?

Ana Piña lleva alrededor de 15 años como trabajadora del hogar con dos patrones. Así que cuando se anunció el programa piloto del IMSS, ellos mismos le sugirieron ir a informarse y estuvieron dispuestos a pagar la cuota que les corresponda para que por fin tenga prestaciones sociales por su trabajo.

Lee también: El único derecho de las trabajadoras del hogar: demanda por despido injustificado

Acudió a la subdelegación 7 del Seguro Social en la colonia Del Valle de la Ciudad de México, la más cercana a una de las casas que limpia. Una de las ventanillas está marcada especialmente para atender este programa. Ahí le explicaron que el alta se hace por internet, para lo cual necesita un correo electrónico, además de su CURP y número de seguridad social, que ya tenía porque antes de dedicarse a esto tuvo otro trabajo formal.

También le ayudaron a calcular las cuotas que tendrán que pagar ella y sus empleadores: cobra 300 pesos por jornada de ocho de la mañana a seis de la tarde, pero con uno de sus patrones va dos días por semana, y con el otro solo uno, así que el primero tendrá que aportar 601 pesos al mes y el segundo, 300. A ella le tocará poner 86 pesos, que es menos del 10% del total.

Es decir, que tendrá seguridad social pagando una cuota de 987 pesos por un ingreso mensual de 3 mil 600.

“Sí se me hace un poquito elevado el costo, pero creo podemos hacer el esfuerzo”, comentó después de recibir la información.

Entérate: Acusaciones de robo, estrategia para no pagar aguinaldos ni prestaciones a trabajadoras del hogar

Aunque también calculó que con lo que gasta actualmente en medicinas y médicos privados para cuidar a su mamá, que ya es mayor, le va a convenir, ya que la puede dar de alta como beneficiaria. 

Una vez que se haya dado de alta en el sistema, y abonado la cantidad correspondiente, tiene que ir a la clínica más cercana a su domicilio a registrarse. Después, los pagos se hacen por adelantado, en los primeros 20 días de un mes. Es decir, si alguien hizo su registro entre el 1 y el 20 de julio, podrá ser atendida a partir del 1 de agosto.

Bruno, el patrón de Zenaida, que ya hizo el registro, explicó que después del pago inicial, es como una suscripción, porque cada mes hay que volver a entrar a la página y, si nada ha cambiado, los datos ya aparecen precargados y solo hay que generar  una nueva línea de captura para el nuevo pago.

“El sitio me parece bastante amigable. Es más fácil que el del SAT, por decir; se parece más a registrarte para sacar un mail. Bueno, al menos para mí que tengo esta cultura millennial”, dijo.

Lee: Los y las trabajadoras del hogar sí deben recibir aguinaldo; así pueden calcularlo

Para Ana, lo que urge es que se le dé más difusión a esta medida y que no haya condicionantes para garantizarles derechos.

“Que deje de ser piloto, que ya sea para todas las que somos trabajadoras del hogar porque de verdad que sí también tenemos problemáticas como cualquier otro trabajador. O sea, no tenemos que trabajar en una empresa para que nos den beneficios, también somos trabajadoras”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: por qué Biden cruzó una peligrosa línea al comentar que Putin 'no puede seguir en el poder'

Las declaraciones fuera de guion del presidente estadounidense sobre su homólogo ruso han tensado las relaciones entre ambos países.
28 de marzo, 2022
Comparte

El presidente de EU, Joe Biden, hizo la semana pasada una serie de declaraciones fuera de guion que elevaron la temperatura de las relaciones entre su país y Rusia.

Su comentario improvisado el sábado en la parte final de lo que en Polonia consideraron un “gran discurso”, cuando sugirió la destitución del presidente Vladimir Putin, pudo haber tenido graves consecuencias.

En su discurso ante una multitud de funcionarios y dignatarios del gobierno polaco en el Castillo Real de Varsovia, el presidente de EE.UU. advirtió una vez más que el mundo se encuentra en medio de un conflicto decisivo en nuestra era entre democracias y autocracias.

Prometió que la OTAN defenderá “cada centímetro” del territorio de sus estados miembros. También que brindará un apoyo continuo a Ucrania, aunque señaló que el Ejército estadounidense no se enfrentará a las fuerzas rusas allí.

Fue un discurso de confrontación, aunque mesurado, en línea con el que mantienen desde hace meses las autoridades estadounidenses, comenzando por el secretario de Estado, Antony Blinken.

Al final, justo antes de los agradecimientos y la despedida, Biden comentó sobre su homólogo ruso: Por el amor de Dios, este hombre no puede seguir en el poder”.

Ahí estalla la bomba.

“Este discurso, y los comentarios referidos a Rusia, son asombrosos, por usar términos educados”, declaró el portavoz de Moscú, Dmitry Peskov. Biden, afirmó, “no entiende que el mundo no se limita a Estados Unidos y gran parte de Europa”.

Putin y Peskov

Getty Images
Peskov, portavoz del gobierno de Putin, criticó el comentario de Biden.

Y entonces EE.UU. recula.

“El punto del presidente era que no se puede permitir que Putin ejerza el poder sobre sus vecinos o la región”, alegó un funcionario de Washington. “No estaba debatiendo el poder de Putin en Rusia, o un cambio de régimen”.

La línea entre condenar y pedir un cambio de régimen

La rapidez con la que se emitió la “aclaración”, de la que luego se hizo eco Blinken, sugiere que el gobierno de EE.UU. comprende el peligro inherente de las palabras de Biden.

Horas antes el presidente de Estados Unidos había llamado “carnicero” a Putin; y la semana pasada pareció adelantarse al procedimiento diplomático de su propia administración al acusar al líder ruso de crímenes de guerra.

En ambos casos los comentarios de Biden provocaron condenas y advertencias de Moscú de que las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Rusia se estaban deteriorando hasta el punto de ruptura.

Hay una línea entre condenar al líder de una nación -la retórica a veces sobrecalentada de la diplomacia- y pedir su destitución; una línea que tanto los estadounidenses como los soviéticos respetaban incluso en el apogeo de la Guerra Fría; una línea que Biden, en principio, ha cruzado.

Frecuentemente se acusa a los países poderosos de imponer a los débiles un “cambio de régimen”.

Esto, sin embargo, no suele ser lo que una nación con armas nucleares exige a otra.

El domingo incluso algunos aliados de Estados Unidos intentaban distanciarse de los comentarios de Biden.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió que el líder estadounidense estaba poniendo en peligro las negociaciones de armisticio entre Rusia y Ucrania.

“Queremos detener la guerra que Rusia ha creado en Ucrania sin una escalada”, afirmó. “Si esto es lo que queremos hacer no debemos agravar las cosas, ni con palabras ni con acciones”.

En Washington, los líderes del Congreso también expresaron su preocupación. El republicano de Idaho Jim Risch, el de mayor rango en su partido en el comité de relaciones exteriores del Senado, calificó los comentarios de Biden como una “horrible metedura de pata”.

“Dios mío, desearía que lo ciñeran al guion”, declaró. “Decir, o incluso como hizo él, sugerir que tu política es de cambio de régimen, causa un gran problema. Esta administración ha hecho todo lo posible para detener la escalada. No hay mucho más que puedas hacer para aumentarla que pedir un cambio de régimen”.

Un historial de comentarios improvisados

Joe Biden y Barack Obama en 2012

Getty Images

Es conocida la tendencia de Biden a hacer comentarios improvisados que pueden ponerlo en situaciones difíciles.

Estos han dañado anteriores candidaturas presidenciales y en ocasiones han sembrado la frustración entre los funcionarios de la administración Obama cuando era vicepresidente. Sin embargo, tales comentarios no son del todo accidentales. Pueden revelar lo que siente Biden aún si su cabeza -y las de quienes lo rodean- preferirían que se callara.

A veces son una fortaleza política, escribe Tom Nichols de la publicación The Atlantic, que permite a Biden conectarse auténticamente con las emociones del pueblo estadounidense.

Pero en este momento actual de crisis diplomática, cuando unas palabras mal elegidas pueden acarrear consecuencias importantes, también se consideran una debilidad.

“Es difícil culpar a Biden por no contener su conocido temperamento después de hablar con las personas que han sufrido la barbarie de Putin”, escribe Nichols. “Pero las palabras de todos los líderes mundiales importan en este momento, y ninguna más que las del presidente de Estados Unidos”.

Es posible que Biden crea que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están tan dañadas que no se repararán mientras Putin esté en el poder. Sin embargo, decirlo explícitamente podría dificultar el objetivo inmediato de Estados Unidos: poner fin a la guerra en Ucrania y preservar la integridad territorial de la nación.

La guerra en Ucrania no transcurre como Putin pretendía. Su ejército está atascado en amargos combates y las bajas van en aumento. Su economía está sufriendo el peso de las sanciones económicas. Rusia está cada vez más aislada del resto del mundo.

La situación tiene potencial para llevar a la desescalada que piden EE.UU. y sus aliados, pero también podría hacer que Putin se desespere más. Y si el líder ruso cree que su poder está en juego, y piensa que EE. UU. persigue ese objetivo de forma abierta, es posible que el giro que tome la crisis a partir de ahora no sea precisamente el de la paz.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G-DoQmKQ8rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.