Estos trámites frenan el registro de trabajadoras del hogar en el IMSS
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.com

Estos trámites frenan el registro de trabajadoras del hogar en el IMSS

Solo el 50% de las trabajadoras inscritas en el programa piloto dio seguimiento al pago de sus cuotas debido a las trabas administrativas que tiene el trámite.
Cuartoscuro.com
1 de agosto, 2019
Comparte

El programa piloto para incorporar a trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recibió 12 mil solicitudes entre abril y junio. Pero según el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho), solo el 50% da seguimiento al pago de sus cuotas ante la serie de trabas que impone el sistema.

Una de las dificultades es que si la trabajadora tiene varios patrones, tiene que conseguir juntar el dinero que le corresponde a cada uno porque el sistema obliga a que se haga un pago único mensual, y si alguno de ellos no quiere asegurarla,  ella no puede hacer nada para exigirlo, ya que por ahora el programa está en fase de prueba y es voluntario. 

Será después de 18 meses, dependiendo de que haya funcionado y de su viabilidad financiera, que se reforme la Ley del Seguro Social para hacer obligatoria la afiliación de estas empleadas.

Leer: Programa piloto del IMSS para trabajadoras del hogar, en riesgo si no es financieramente viable

Zenaida trabaja haciendo la limpieza y quehaceres domésticos en siete casas distintas. En seis de esas, sus patrones son familiares o amigos entre ellos, así que se pusieron de acuerdo fácilmente para darla de alta ante el IMSS. Pero su séptima patrona no quiso involucrarse.

El organizador de todo fue Bruno Arancibia, aunque Zenaida va a su casa solo dos veces al mes. Después de contactar a sus familiares, se metió a internet a hacer el trámite, que no requiere la presencia de los patrones en ningún punto: le pedían los nombres, direcciones y el CURP de manera opcional. 

Luego, las horas que trabaja con cada uno y el pago mensual, y el sistema en automático calculó cuánto le tocaba pagar a cada empleador.

“Creo que la parte que es más compleja es que cuando la inscribes, tienes que poner todos los patrones con los que esa persona trabaja. Zenaida tiene en total siete patrones, de esos una, la única que no es parte de esta red familiar, mi mamá quiso ponerse en contacto con ella pero dijo no, no sé, como que tuvo sus dudas, y al final la dimos de alta solo nosotros”, relató Bruno a Animal Político.

Lee: Mantener informal el trabajo del hogar deja impunes delitos en contra de las trabajadoras

“¿Entonces qué pasa si trabaja, por decir, 30 horas, pero 10 de esas 30 horas son con alguien que no quiere pagar? En nuestro caso salió bastante bien porque fuimos seis de siete”.

La propia página de preguntas frecuentes del IMSS contempla esta posibilidad: “¿Qué pasa si tengo 4 empleadores, pero 2 de ellos no quieren pagar la cuota para poder acceder a la seguridad social?”, plantea. “La prueba piloto es voluntaria, por tanto no se puede obligar en este momento al empleador a cubrir la cuota”, se responde.

La siguiente complicación, consideró Bruno, es que la trabajadora tiene que recolectar la cantidad que le corresponde aportar a cada uno de sus patrones, ya que el sistema arroja un solo recibo con el total a pagar.

“Creo que para la trabajadora puede ser difícil exigirle a un patrón que eso es aparte, o sea, no se lo va a deducir, no se trata de que le pague 200 pesos menos, sino que esto es lo que le tiene que pagar al IMSS. Entonces tiene que hacer la recolecta porque el pago se tiene que hacer en una sola exhibición. Como en este caso es muy afortunado que somos familia, es más fácil la coordinación, y mi mamá le ayudó a Zenaida a pagar en el banco, porque tampoco se puede hacer online”, detalló.

Para Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato de Trabajadoras del Hogar, una de las cosas que el IMSS tiene que mejorar es que no salga este recibo único, para que no sea tarea de las trabajadoras ir a pagarlo, sino que cada patrón haga su parte.

Te puede interesar: La gente invisible de la que habla Cuarón: en México miles de empleadas domésticas carecen de seguridad social

La página de dudas del IMSS asegura que el pago lo puede hacer tanto el empleador como la trabajadora. Pero plantea la pregunta de si los distintos patrones tienen que hacer su pago ante el banco, ante lo cual contesta que no: “El pago es por todo el mes, se deben juntar las aportaciones de los empleadores y de la empleada, para pagar el monto total correspondiente al mes”.

Antes del actual programa, sí había una opción de registro de trabajadoras del hogar ante el IMSS que dependía totalmente de un patrón único, y que podía hacerse con un solo pago anual. Aunque era afiliación al régimen “voluntario”, que solo brindaba atención médica, y no el resto de prestaciones de un trabajador regular.

Por ello, Baustista destacó de la prueba piloto que el aseguramiento ya incluye salud para la trabajadora y sus beneficiarios, guardería si tiene hijos pequeños, pensión para el retiro y velatorios. Aunque hay aspectos de operación que mejorar, consideró que va bien encaminado.

“También tiene que quedar claro para los empleadores, que quien inscriba hoy al plan piloto, va a continuar como una obligatoriedad en cuanto esté la reforma a la Ley del Seguro Social, en 18 meses. Por otro lado, que las trabajadoras del hogar tienen que exigirlo, no pedirlo como favor, sino exigirlo como un derecho. Y tanto ella como sus patrones ir encontrando cuáles son las obligaciones de ambos”, comentó Bautista.

¿Cómo se hace el registro?

Ana Piña lleva alrededor de 15 años como trabajadora del hogar con dos patrones. Así que cuando se anunció el programa piloto del IMSS, ellos mismos le sugirieron ir a informarse y estuvieron dispuestos a pagar la cuota que les corresponda para que por fin tenga prestaciones sociales por su trabajo.

Lee también: El único derecho de las trabajadoras del hogar: demanda por despido injustificado

Acudió a la subdelegación 7 del Seguro Social en la colonia Del Valle de la Ciudad de México, la más cercana a una de las casas que limpia. Una de las ventanillas está marcada especialmente para atender este programa. Ahí le explicaron que el alta se hace por internet, para lo cual necesita un correo electrónico, además de su CURP y número de seguridad social, que ya tenía porque antes de dedicarse a esto tuvo otro trabajo formal.

También le ayudaron a calcular las cuotas que tendrán que pagar ella y sus empleadores: cobra 300 pesos por jornada de ocho de la mañana a seis de la tarde, pero con uno de sus patrones va dos días por semana, y con el otro solo uno, así que el primero tendrá que aportar 601 pesos al mes y el segundo, 300. A ella le tocará poner 86 pesos, que es menos del 10% del total.

Es decir, que tendrá seguridad social pagando una cuota de 987 pesos por un ingreso mensual de 3 mil 600.

“Sí se me hace un poquito elevado el costo, pero creo podemos hacer el esfuerzo”, comentó después de recibir la información.

Entérate: Acusaciones de robo, estrategia para no pagar aguinaldos ni prestaciones a trabajadoras del hogar

Aunque también calculó que con lo que gasta actualmente en medicinas y médicos privados para cuidar a su mamá, que ya es mayor, le va a convenir, ya que la puede dar de alta como beneficiaria. 

Una vez que se haya dado de alta en el sistema, y abonado la cantidad correspondiente, tiene que ir a la clínica más cercana a su domicilio a registrarse. Después, los pagos se hacen por adelantado, en los primeros 20 días de un mes. Es decir, si alguien hizo su registro entre el 1 y el 20 de julio, podrá ser atendida a partir del 1 de agosto.

Bruno, el patrón de Zenaida, que ya hizo el registro, explicó que después del pago inicial, es como una suscripción, porque cada mes hay que volver a entrar a la página y, si nada ha cambiado, los datos ya aparecen precargados y solo hay que generar  una nueva línea de captura para el nuevo pago.

“El sitio me parece bastante amigable. Es más fácil que el del SAT, por decir; se parece más a registrarte para sacar un mail. Bueno, al menos para mí que tengo esta cultura millennial”, dijo.

Lee: Los y las trabajadoras del hogar sí deben recibir aguinaldo; así pueden calcularlo

Para Ana, lo que urge es que se le dé más difusión a esta medida y que no haya condicionantes para garantizarles derechos.

“Que deje de ser piloto, que ya sea para todas las que somos trabajadoras del hogar porque de verdad que sí también tenemos problemáticas como cualquier otro trabajador. O sea, no tenemos que trabajar en una empresa para que nos den beneficios, también somos trabajadoras”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las 2 causas científicas por las que se cayeron las Torres Gemelas tras el impacto de los aviones el 11 de septiembre de 2001

El violento choque de dos aviones contra los edificios más altos de Nueva York fue el comienzo de una secuencia de horror que redujo a escombros los emblemáticos colosos de acero y concreto.
7 de septiembre, 2021
Comparte

MITEl 11 de septiembre de 2001 dos aviones Boeing 767 embistieron las Torres Gemelas, que con sus 110 pisos eran los edificios más altos de Nueva York.

El primer avión chocó contra la torre norte a las 8:45 de la mañana. El edificio ardió durante 102 minutos y luego, a las 10:28 a.m. se derrumbó en solo 11 segundos.

Dieciocho minutos después del primer choque, a las 9:03 a.m., el segundo avión impactó la torre sur. El rascacielos resistió en llamas durante 56 minutos, tras lo cual, a las 9:59 a.m., colapsó en 9 segundos.

“Luego del increíble sonido del edificio colapsando, en pocos segundos todo se volvió más oscuro que la noche, sin sonido, y no podía respirar”, recuerda Bruno Dellinger, un sobreviviente que trabajaba en el piso 47 de la torre norte.

“Estaba convencido de que estaba muerto, porque el cerebro no alcanza a procesar algo como esto”, dice Dellinger en su testimonio compartido por el Museo y Monumento Conmemorativo del 11 de septiembre en Nueva York.

Trayectoria aviones

BBC

El saldo fueron 2.606 personas muertas.

Torres Gemelas

Getty
Las torres resistieron varios minutos antes de venirse abajo.

¿Por qué se cayeron las torres?

“La respuesta aceptada por toda la gente seria es que las torres se vinieron abajo porque fueron objeto de un ataque terrorista“, le dice a BBC Mundo el ingeniero civil Eduardo Kausel, profesor emérito en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Justo después de los ataques, Kausel fue el líder de una serie de estudios y publicaciones en las que expertos del MIT analizaron las causas de los derrumbes desde el punto de vista estructural, de ingeniería y arquitectónico.

La respuesta de Kausel encierra una serie de fenómenos físicos y químicos que desataron una catástrofe que nadie, para ese entonces, era capaz de imaginar.

Combinación fatal

Los estudios del MIT, que se publicaron en 2002, coinciden en gran parte con los hallazgos del reporte que el gobierno de Estados Unidos le encargó al Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) para averiguar por qué se cayeron las torres, y cuya versión final se publicó en 2008.

Torres Gemelas

Getty
En 2001 las Torres Gemelas eran los edificios más altos de Nueva York.

Tanto el MIT como el NIST concluyen que las torres se derrumbaron debido, principalmente, a la combinación de dos factores:

• El severo daño estructural que causaron los choques de los aviones en cada edificio

• La cadena de incendios que se expandieron a lo largo de varios pisos

“Si no hubiese habido incendio, los edificios no se habrían derrumbado”, dice Kausel.

“Y si hubiese habido únicamente incendio, sin el daño estructural, tampoco se habrían venido abajo”.

“Las torres tenían mucha resistencia”, dice el ingeniero.

El informe del NIST, por su parte, afirma que existen documentos oficiales que indican que las torres estaban diseñadas para soportar el impacto de un avión Boeing 707, que era la aeronave comercial más grande que existía al momento de ser diseñadas.

Torres Gemelas

Getty
Las torres quedaron reducidas a escombros.

Los investigadores del NIST, sin embargo, advierten que no encontraron información sobre los criterios y los métodos que se utilizaron para llegar a esa conclusión.

Lo que sí está claro es que, juntos, el impacto y el incendio, produjeron un desenlace fulminante: el colapso de ambas torres.

Cómo estaban construidas las torres

Las Torres Gemelas tenían un diseño que era estándar en la década de los 60, cuando comenzaron a ser construidas.

Cada edificio tenía en el centro un núcleo vertical de acero y hormigón, que albergaba los ascensores y las escaleras.

Cada piso se formaba con una serie de vigas de acero (horizontales) que partían desde ese núcleo y se conectaban con columnas de acero (verticales) para formar las paredes exteriores del edificio.

El entramado de vigas distribuía el peso de cada piso hacia las columnas, mientras que cada piso, a su vez, servía como un soporte lateral que evitaba que las columnas se torcieran, lo que en ingeniería civil se conoce como pandeo.

Torres Gemelas

Getty
Las torres tenían una columna central a partir de la cual salían las vigas que se conectaban con las columnas exteriores.

Toda la estructura de acero estaba recubierta por hormigón, que funcionaba como un protector de vigas y columnas en caso de incendio.

Las vigas y las columnas, además, estaban recubiertas por una delgada capa aislante a prueba de fuego.

Impacto, fuego y aire

Ambas torres fueron golpeadas por modelos distintos de aviones Boeing 767, que son más grandes que un Boeing 707.

El impacto, según el informe del NIST, “dañó severamente” las columnas y desprendió el aislamiento contraincendios que recubría el entramado de vigas y columnas de acero.

“La vibración del choque hizo que el recubrimiento antifuego del acero se fracturara, con lo cual las vigas quedaron más expuestas al fuego“, explica Kausel.

Así, el daño estructural le abrió camino a las llamas, que a su vez iban causando más daño estructural.

Torres Gemelas

Getty
Gran parte del combustible se quemó durante la bola de fuego que se produjo al momento del impactó de los aviones.

Mientras eso ocurría, las temperaturas, que llegaban a los 1.000 °C, hacían que los vidrios de las ventanas se dilataran y se rompieran, con lo cual entraba aire que servía de alimento al fuego.

“El fuego se autoalimentó de aire y por eso se propagó“, dice Kausel.

“Bombas voladoras”

Los datos oficiales estiman que cada avión cargaba cerca de 10.000 galones de combustible (más de 37.850 litros).

“Eran bombas voladoras”, dice Kausel.

Gran parte de ese combustible se quemó durante la bola de fuego que se formó en el momento del impacto, pero también hubo mucho combustible que se derramó a los pisos inferiores de las torres.

Eso hizo que el fuego se expandiera, encontrando a su paso varios objetos inflamables que le permitían seguir avanzando.

Torres Gemelas

Getty
El fuego causó daños severos a las columnas de las torres.

Ese incendio descontrolado tuvo dos efectos principales, explica el ingeniero del MIT.

Primero, el intenso calor hizo que se dilataran las vigas y las losas de cada piso. Esto causó que las losas se separaran de sus vigas.

Además, la dilatación de las vigas también empujó las columnas hacia afuera.

Pero luego hubo un segundo efecto.

Las llamas comenzaron a ablandar el acero de las vigas, volviéndolas maleables.

Eso hizo que lo que antes eran estructuras rígidas, ahora parecieran cuerdas que al arquearse comenzaron a impulsar hacia adentro las columnas a las que estaban unidas.

“Eso fue fatal para las torres”, señala Kausel.

Colapso

En ese momento ya estaban todos los ingredientes para desencadenar el colapso.

Torres Gemelas

Getty
El calor del fuego dilató las vigas, que a su vez empujaron las columnas.

Las columnas ya no estaban totalmente verticales, debido a que las vigas primero las empujaron hacia afuera y luego las halaron hacia adentro, así que comenzaron a pandear.

Así, según el informe del NIST, las columnas iniciaron el colapso arqueándose, mientras las vigas a las que estaban conectadas tiraban de ellas hacia adentro.

El análisis de Kausel, por su parte, añade que, en alguno casos, las vigas halaron tan fuerte de las columnas que destrozaron los pernos que las ataban a las columnas, lo que causó que estos suelos se derrumbasen y los escombros fueran causando sobrepeso en los pisos inferiores.

Esto produjo un estrés adicional a la capacidad de las ya debilitadas columnas.

El resultado fue una caída en cascada.

Torres Gemelas

Getty
Las paredes se derrumbaron “como quien pela un banano”.

Una vez que el edificio entró en caída libre, explica Kausel, el colapso expulsó progresivamente el aire que había entre los pisos, lo que causó un viento fuerte hacia la periferia.

Esto hizo que el derrumbe quedase envuelto en una nube de polvo, y que las paredes externas se derrumbasen hacia afuera, como quien pela un banano, dice el experto.

Ambos edificios se esfumaron en cuestión de segundos, pero el fuego entre los escombros siguió ardiendo durante 100 días.

Veinte años después, el horror y el dolor que causaron los atentados aún no se apagan.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6X6MQcydovo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.