close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Gobierno de AMLO ha hecho un gasto mínimo en ayuda a pueblos indígenas

De 2 mil 533 millones que el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas tenía programados para el segundo trimestre del año, utilizó solo mil 177.9 millones, el 46.5%.
Cuartoscuro Archivo
7 de agosto, 2019
Comparte

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) ha usado al mínimo los recursos en programas que tiene asignados para apoyar a la población originaria de México.

De 2 mil 533 millones que el organismo tenía programados para el segundo trimestre del año, utilizó solo mil 177.9 millones, el 46.5%, de acuerdo con lo reportado por la Secretaría de Hacienda.

En donde hubo menos cumplimiento de gasto fue en el Programa para el Mejoramiento de la Producción y la Productividad Indígena, que tiene como objetivo financiar proyectos productivos, turísticos o acciones de mitigación del cambio climático.

El subejercicio en ese caso fue del 93.1%, que de hecho es uno de los mayores de todo el gobierno, según consta en el documento Avance financiero de los principales programas presupuestarios enero-junio 2019. Solo se gastaron 30.7 millones de los 444.9 disponibles para la primera mitad del año, es decir, que más de 400 millones de pesos se quedaron sin entregar.

Para todo 2019, se le asignaron 806.9 millones, que ya de por sí eran 7.7 millones menos que lo que tuvo este programa durante 2018.

En mal desempeño económico le sigue el Programa de Derechos Indígenas, con un subejercicio del 76.1%. Solo se han gastado 25.1 millones de los 105 disponibles. El año pasado, ya había sufrido un recorte de 33% de su presupuesto.

El dinero de este programa se entrega a comunidades, instituciones indígenas o académicas, que tengan iniciativas para reforzar los derechos de pueblos indígenas y afromexicanos, como de defensa legal, capacitación o investigación, excarcelación de personas, intérpretes y traductores, o proyectos culturales para promover las lenguas originarias.

El Programa de Infraestructura Indígena es el más grande de los que administra el INPI (antes Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI). Ahí quedaron en la primera mitad del año más de 600 millones de pesos sin utilizar.

Este programa está orientado a invertir en obras para atender necesidades básicas para comunidades, específicamente de comunicación terrestre, electrificación, agua potable y drenaje. Además, la construcción de las obras puede quedar a cargo de la propia comunidad, si no corresponde al municipio, estado o federación.

Pero el subejercicio es de 65.7%, ya que solo se han invertido 328.9 de los 957.7 millones disponibles.

Por último, el Programa de Apoyo a la Educación Indígena tiene un subejercicio de 37.2%, ya que el gasto reportado es de 342.6 millones, cuando debería haber llegado a 545.4 millones invertidos en becas, hospedaje, alimentación y otras actividades complementarias para contribuir a la permanencia de niños y jóvenes indígenas de 5 a 29 años en la escuela, desde nivel básico hasta maestría, a través de Casas de la Niñez Indígena y Comedores Comunitarios.

En todos los casos, estos programas están dirigidos a poblaciones reconocidas como originarias porque el 40% de sus habitantes o más se reconocen como indígenas, y que tienen alta o muy alta marginación socioeconómica.

En México hay 25.7 millones de personas que se consideran a sí mismos indígenas y 1.38 millones de afromexicanos, según la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los cuales, 7.3 millones hablan alguna lengua originaria.

Sus condiciones de vida son las peores respecto al resto de la población. Justo esta semana, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) publicó su más reciente medición de la pobreza, que reveló que el 74.9% de hablantes de lengua indígena viven en situación de pobreza, y el 35.6% en pobreza extrema, cuando en el resto de la población esa condición es siete veces menor.

Al asumir la presidencia, el pasado 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador realizó un acto de entrega de bastón de mando por parte de representantes de pueblos originarios porque prometió que serían uno de los grupos prioritarios de su gobierno. Aunque en otros programas se ha anunciado un énfasis para beneficiar sobre todo a esta población, con reglas como una menor edad para acceder a la pensión de adultos mayores, en los programas existentes para atender específicamente a los pueblos originarios las cifras no muestran mayores apoyos, sino, por el contrario, que ni siquiera se ha invertido lo presupuestado.

Animal Político preguntó al INPI la razón de los subejercicios en sus programas, pero no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Cómo es la poco conocida relación de México y Bolivia (y qué pasará con el exilio de Evo Morales)

México y Bolivia han tenido siempre relaciones de bajo perfil. Ahora muchos se preguntan cuál es el futuro de este vínculo tras el asilo al expresidente Evo Morales, y la crisis de gobierno en ese país sudamericano.
Reuters
18 de noviembre, 2019
Comparte

Históricamente Bolivia es un referente lejano para la mayoría de los mexicanos. Pero desde los últimos días ya no es así.

El país de América del Sur se convirtió en uno de los temas más importantes para México.

El asilo político otorgado al expresidente Evo Morales provocó una intensa controversia, y también roces diplomáticos con el nuevo gobierno de Bolivia.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido criticada por las autoridades bolivianas, e inclusive la mandataria interina Jeanine Áñez declaró que los mexicanos “me dan pena” por conceder el refugio.

También cuestionó que se permita al exmandatario mantener su actividad política.

“México tendría que exigirle a Evo Morales que cumpla con los protocolos de asilo, y no estar incitando al país con su afán prorroguista desde donde está” dijo la presidenta. “Eso es verdaderamente vergonzoso”.

Jeanine Áñez

Getty Images
Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia: “Me dan pena los mexicanos”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) respondió a las críticas. La Constitución mexicana, advirtió, garantiza la libertad de expresión al expresidente.

En este escenario, muchos se preguntan cómo ésta crisis puede afectar la relación entre ambos países.

La relación

Hasta ahora el impacto es poco porque en realidad la relación entre ambos países siempre ha sido de bajo perfil, e inclusive muchos en México desconocen cómo son esos vínculos, coinciden especialistas consultados por BBC Mundo.

Desde 1867 cuando establecieron lazos diplomáticos la relación entre ambos países ha sido “simbólica”, explica Nicolás Loza Otero, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

“Para México, Bolivia generalmente es algo poco relevante en términos comerciales y políticos” dice a BBC Mundo.

Por ejemplo desde 1995 existe un acuerdo mutuo de libre comercio, pero el intercambio de mercancías es menor en comparación con otras naciones.

Bolivia

Boris Miranda
Bolivia vive una intensa crisis interna.

En 2018 la balanza comercial entre los países fue de sólo 37 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

En ese mismo período el intercambio de México con Estados Unidos, su principal socio comercial, ascendió a 97.148 millones de dólares.

Tampoco existe una afluencia turística importante. Por ejemplo, en lo que va de este año alrededor de 17.000 bolivianos han viajado a México.

Esta cantidad representa el 10% de los visitantes de América del Sur según informes del Instituto Nacional de Migración (INM).

La clave es Evo

Los números son una cara del peso de Bolivia para México y la política exterior que aplicó durante más de 30 años, coinciden especialistas.

Algo que empezó a cambiar con la elección del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, quien decidió recuperar el vínculo con los vecinos del sur.

“Con su victoria hubo un cambio importantísimo, una suerte de vuelta de tuerca en una dirección más fuerte en materia de política exterior”, indica Loza Otero.

Evo Morales

BBC
Evo Morales dice que volverá a Bolivia.

Un elemento central en este camino fue el gobierno del entonces presidente Evo Morales, con quien el mandatario mexicano mantiene una afinidad ideológica, señala Adolfo Laborde, investigador de la Universidad Anáhuac.

“No había un gran impulso de la relación México-Bolivia hasta que se da el cambio de la 4T” o Cuarta Transformación, como se conoce al movimiento de López Obrador.

“Se da la coyuntura y empieza a haber espaldarazos de Evo hacia el presidente de México y viceversa” dice Laborde a BBC Mundo.

Pero no está claro el tipo de acercamiento que empezó a construirse con Bolivia, dicen especialistas. “El tema es más político que económico o de un lazo histórico” advierte Laborde.

El investigador de Flacso coincide. “En realidad es un acto simbólico. Tiene que ver en cuánto se alinea México en un discurso internacional bolivariano”.

“O también en cuánto elige un discurso que sería más coherente con su postura de no intervención, parecido al que tuvo con Venezuela”.

Loza Otero se refiere al momento en que Juan Guaidó se proclamó presidente interino de ese país.

AMLO

Reuters
López Obrador cambió la política exterior de México.

El gobierno de AMLO, como se conoce al presidente en México, mantuvo el reconocimiento a Nicolás Maduro como mandatario venezolano, y llamó a una solución pacífica al conflicto interno.

En todo caso el debate actual de algunos mexicanos sobre Bolivia no se refiere a ese país sino a Evo Morales, especialmente en la coyuntura que representa el gobierno de López Obrador.

“Representa un líder con grandes aciertos económicos que le dio pluralidad a Bolivia, representación a los campesinos, indígenas y mujeres” asegura Laborde.

Algo que en la actual administración se pretende rescatar para México. “Pero de eso a que Bolivia sea un marco de referencia, no. Podemos hablar de Evo, más allá de eso no“.

El futuro

En este escenario muchos se preguntan cuál será la relación con el gobierno interino de Jeanine Áñez.

Bolivia

Getty Images
La crisis en Bolivia puede intensificarse, dicen especialistas.

Algo que se ve complicado y no sólo por las críticas de la mandataria boliviana, advierte Adolfo Laborde.

“Son dos regímenes opuestos, hay un viraje claro en Bolivia, se fractura lo que se había cosechado en los últimos 14 años como las alianzas regionales”.

El canciller Marcelo Ebrard dice que México “no vería con buenos ojos” a un gobierno que no emane de un proceso democrático y constitucional.

Y al mismo tiempo la presidenta Áñez reconoce que por lo pronto no se comunicará con López Obrador.

Por su parte, la canciller en funciones, Karen Longaric, cuando el periodista de la BBC Will Grant le preguntó si afectaría las relaciones de su país con México el exilio de Evo Morales, respondió: “Le transmití a la embajadora de México en Bolivia que estábamos muy dolidos por la actitud del señor López Obrador que estaba alentando una base operativa política desde su territorio para desestabilizar un gobierno constitucional de carácter transitorio en Bolivia”.

Karen Longaric

Getty Images
La canciller en funciones de Bolivia, Karen Longaric.

Y agregó: “lamentamos mucho que una institución como el asilo político, que históricamente México la ha respetado como uno de los pilares de los derechos que tiene el individuo, México la ha destruido, la ha vilipendiado. Yo me pregunto qué dice el pueblo mexicano, ¿valen más los intereses políticos de buscar intereses geopolíticos para una doctrina política, una ideología política, que el acervo histórico que tenía ese pueblo respecto a los derechos humanos y al asilo político?”.

Hasta ahora la controversia se mantiene en declaraciones. Los académicos consultados por BBC Mundo descartan que, al menos en el corto plazo, aumente la crisis.

“Realmente México podría ignorar ese tipo de comentarios” dice Nicolás Loza. “Los efectos sobre nuestra propia imagen en el mundo y del gobierno mexicano en el país no son muy relevantes”.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zfMvqmn0Bb4

https://www.youtube.com/watch?v=da40FCAN4KI&list=PLLhUyPZ7578fM4Kk57tNx01dvsvmI-9TD&index=13&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.