Robles está en prisión preventiva, ¿y ahora qué sigue? ¿Puede apelar, llegar a un acuerdo?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Robles está en prisión preventiva, ¿y ahora qué sigue? ¿Puede apelar, llegar a un acuerdo?

Si bien ahora mismo Rosario Robles está en prisión, aún no es declarada culpable y el proceso en su contra apenas comienza. 
Cuartoscuro
Por Arturo Daen y Francisco Sandoval
14 de agosto, 2019
Comparte

Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, ingresó este martes al penal de Santa Martha Acatitla, luego de que un juez determinó su probable responsabilidad en el esquema de desvío de recursos públicos conocido como La Estafa Maestra, y ordenó iniciar una investigación. 

Se trata de la primera secretaria de Estado del gobierno de Enrique Peña Nieto que pisa la cárcel por los presuntos desvíos millonarios que involucraron a 11 dependencias federales, ocho universidades públicas y 186 empresas.

Después de la audiencia inicial, el juez ordenó dos meses para armar la indagatoria. En ese tiempo la Fiscalía General de la República (FGR) deberá sustentar la acusación de ejercicio indebido de la función pública, y la defensa presentar pruebas a favor de la inocencia de Robles. 

Lee más: Tras 11 horas de audiencia, la prisión sorprendió a Rosario Robles

Los abogados de Robles acusaron en un comunicado que aplicar la prisión preventiva al estar acusada de un delito que no es grave es muestra de un “proceso imparcial y por consigna”,  y que Robles es un “chivo expiatorio”, para exculpar a otros exfuncionarios. 

Si bien ahora mismo Robles está en prisión, aún no es declarada culpable y el proceso en su contra apenas comienza. 

Para conocer qué es lo que sigue, Animal Político consultó a la organización Tojil A. C., que junto con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad interpuso la denuncia penal que resultó en el proceso legal que ahora se sigue; y también se consultó a los defensores de la exjefa de Gobierno, que adelantaron que impugnarán. 

¿En qué etapa está el proceso de Robles?

En este momento, luego de que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna decidiera vincularla a proceso, y establecer prisión preventiva justificada ante el riesgo de fuga, está corriendo el periodo de investigación complementaria. 

Mientras transcurre, Robles seguirá en prisión preventiva y no puede salir bajo fianza. 

Si bien el juez marcó un periodo de dos meses de investigación complementaria, la ley marca que esta etapa puede durar de dos a seis meses, e incluso ambas partes pueden pedir que se extienda ese periodo. 

Y cuando concluya la investigación complementaria… 

Al terminar dicha etapa la parte acusadora, que es la Fiscalía General, tiene dos opciones: acusar formalmente a Robles para solicitar que se inicie un juicio; o el sobreseimiento, que es desistir y señalar que no tiene los elementos necesarios para seguir con su acusación.

Si persiste y hace su acusación ante el juez, la Fiscalía debe presentarla por escrito, y de acuerdo con Estefanía Medina, abogada de Tojil A. C., “incluso puede variar los delitos” por los que responsabiliza a Robles, y que ya no sea ejercicio indebido de la función pública, sino que haga una “reclasificación” del delito. 

“Un dato importante es que si bien se puede cambiar el delito en esa acusación, no pueden variarse los hechos que ya se establecieron en la vinculación a proceso”, apuntó Medina. 

La abogada, en este sentido, recordó que Tojil A. C. denunció a Robles por los delitos de cohecho y ejercicio indebido de funciones, aunque de momento la exfuncionaria aún no enfrenta un proceso penal por esos crímenes vinculados a corrupción. 

En el escenario de que la Fiscalía presente la acusación formal se abre otro periodo conocido como “descubrimiento probatorio”. En él la defensa debe mostrar a la Fiscalía las pruebas que pretende ofrecer, para ir a juicio, “y una vez ocurrido eso se cita a una audiencia intermedia”, donde ya el juez analiza o “depura” los elementos que presentará cada una de las partes. 

Entonces el juez ya podría dar una fecha para iniciar el juicio. 

Mientras esto ocurre, otro elemento a considerar es que nuevas denuncias contra Robles podrían derivar en nuevas órdenes de aprehensión, con su respectivo proceso judicial. 

Un procedimiento  abreviado, una posibilidad

Lo anterior es un escenario, pero “desde el día de mañana”, señaló Medina, la Fiscalía General puede proponer a Robles ir a un juicio o procedimiento abreviado, como el que se dio en el caso de Javier Duarte, que fue condenado a nueve años de prisión por el caso de Las Empresas Fantasma de Veracruz.

Es decir, la parte acusadora y Robles podrían llegar a un acuerdo en el que la exfuncionaria federal se declare culpable a cambio de recibir una pena reducida por el delito de ejercicio indebido de la función pública, que alcanza entre 2 y 7 años de prisión. 

“Nosotros opinamos que en este tipo de casos, por el impacto que tiene, por el nivel de redes que tiene, al igual que el caso Duarte, lo óptimo es que se llegue a un juicio para que ahí se puedan desahogar las pruebas, para que no quede lugar a dudas de cuáles son los hechos en los que se está incurriendo. 

No parece una buena idea el procedimiento abreviado, pero tenemos el antecedente gravísimo del caso Duarte”, opinó Medina.

En el caso de Javier Duarte, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) aceptó un procedimiento abreviado reconociendo que hubo deficiencias en la integración inicial de la carpeta de investigación, cuando la titular era Arely Gómez.

Dichas fallas, como el hecho de que se recabaran pruebas o datos bancarios sin autorización de un juez, podían tirar el caso y dejar impune a Duarte, justificó en 2018 la PGR, así que tomó la opción del procedimiento abreviado, propuesta por la propia defensa del exgobernador, en lugar de seguir el proceso hacia un juicio oral; esto derivó en la sentencia de 9 años de cárcel, que al parecer de la organización Tojil fue “desproporcional” e inadecuada, respecto a los delitos por los que fue acusado, y por ello incluso denunció un posible arreglo ilegal entre la PGR y Duarte.

El recurso de apelación

La defensa de Rosario Robles tiene la oportunidad de apelar la vinculación a proceso y la prisión preventiva. Para presentar el recurso ante el juez que ordenó esas medidas tiene un plazo de tres días, contados a partir de este martes 13 de agosto. 

Estefanía Medina, abogada de Tojil A. C., explicó que el proceso de apelación “es relativamente rápido”, ya que en un plazo de entre 10 o 15 días, una vez presentado el recurso, un tribunal podría resolver si hubo agravios que ameriten revocar la vinculación a proceso o la prisión preventiva. 

Es decir, en ese lapso Robles podría recobrar su libertad, si gana la apelación.

La medida cautelar de prisión preventiva, refirió la defensa de Robles en un comunicado, es “totalmente innecesaria e injusta”, una muestra de lo que consideran una persecución política. 

Así que “será impugnada”, adelantaron.  

Los abogados de Robles consideraron que la actuación del juez que vinculó a proceso a su cliente fue inaudita, al proferir “palabras de sarcasmo y de injuria” en contra de ellos.

“Creemos que este no es el trato que merece la defensa de cualquier ciudadano mexicano. Se ha violado el principio de presunción de inocencia, se ha violado el debido proceso, se han mancillado los derechos humanos de Rosario Robles”, expresaron.

¿Investigarán a Peña Nieto y a Meade?

En la audiencia del 13 de agosto, el juez pidió investigar la posible participación del ahora expresidente Enrique Peña Nieto y del exsecretario José Antonio Meade, en los desvíos de La Estafa Maestra. 

Lee más: Juez pide investigar participación de Peña y Meade en La Estafa Maestra

Al respecto, Medina comentó que los jueces tienen la obligación de que, si en el curso de una audiencia “surge la posibilidad de que alguien más cometió un delito”, entonces deben “dar vista” o deben informar a la autoridad investigadora, en este caso la Fiscalía General.

Sin embargo, no es un mandato, explicó la abogada, la decisión queda en manos de la Fiscalía General y ya no deben dar cuenta al juez.

Meade y Peña Nieto, agregó, podrían ser parte del proceso si alguna de las partes, la defensa de Robles o la Fiscalía, considera su testimonio como parte de sus pruebas. Pero ello depende de la estrategia legal que definan.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Northwestern Medicine

Mayra, la primera persona en recibir un trasplante doble de pulmón por COVID-19

Cuando Mayra Ramírez despertó otra vez a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado. Esta es su historia.
Northwestern Medicine
7 de agosto, 2020
Comparte

Cuando Mayra Ramírez despertó a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado.

Estaba en una cama de un hospital de Chicago, conectada a decenas de cables, aparatos y monitores, una escena similar al último recuerdo que tenía, cuando fue ingresada con los síntomas inequívocos de COVID-19 a finales de abril.

Pero las marcas frescas de las cicatrices mostraban que algo había sucedido mientras ella estaba en un coma inducido, en un no-tiempo de inconsciencia y pesadillas recurrentes.

“No fue hasta semanas después de que desperté que me di cuenta de que me habían hecho un trasplante de pulmones el 5 de junio y de que era el primer caso en Estados Unidos que lo recibía como un paciente de coronavirus”, cuenta en entrevista con la BBC.

Los médicos de Ramírez -de 28 años y sin ninguna enfermedad conocida que pudiera agravar su estado- habían visto su salud deteriorarse progresivamente desde que ingresó.

La joven había llegado al hospital con falta de aire, pero unas semanas después sus pulmones ya estaban “como un queso gruyer“.

A inicios de junio, llamaron a la familia en Carolina del Norte para que se despidiera de ella: no le daban dos días de vida.

Pero casi a último minuto los médicos decidieron probar una técnica que, hasta donde se conoce, no se había practicado antes con un paciente de coronavirus en EU.

“Mayra, más allá de la enfermedad, estaba saludable y también es joven, por lo que si éramos capaces de arreglar sus pulmones, todo lo demás debería estar bien”, cuenta a la BBC el cirujano Ankit Bharat, uno de los responsables del trasplante.

Dos días después iniciaron el procedimiento, sin tener ninguna esperanza -o certeza- de cuáles serían los resultados.

El lugar del silencio

Mayra, que es originaria de Carolina de Norte, se había mudado en 2014 a Chicago, donde comenzó a trabajar como asistente legal.

Mantenía una vida saludable: le gustaba correr, viajar y en su tiempo libre solía visitar a sus amigos o su familia o jugar con sus perros.

Cuando la pandemia comenzó a golpear el estado de Illinois, el temor de enfermarse la llevó a reforzar las precauciones: comenzó a trabajar de forma remota y asegura que apenas salía de casa.

Mayra

Northwestern Memorial Hospital
Mayra todavía se recupera de su operación.

Pero en abril comenzó a sentirse inusualmente mal y algunos síntomas recurrentes se mostraron como un mal augurio.

“Es la cosa más difícil por la que he pasado en mi vida. Estaba trabajando desde casa cuando empecé a perder el olfato y el sabor. Estaba muy cansada, me faltaba el aire y no podía caminar grandes distancias”, recuerda.

Contactó con la línea nacional de COVID para seguir sus consejos. Le recomendaron que se aislara en casa y vigilara sus síntomas.

Pero cada día se sentía peor.

“El 26 de abril ya no pude soportar más y fui a emergencias. Tomaron mis signos vitales y mi oxígeno en sangre estaba muy bajo. A los 10 minutos ya me estaban pidiendo que designara a alguien para que pudiera tomar decisiones médicas por mí“, recuerda.

Fue su último recuerdo por más de un mes.

Una cama de hospital

BBC
La joven estuvo en un ventilador por más de un mes.

La joven fue sedada y conectada casi inmediatamente a un respirador y a una máquina ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), un dispositivo que brinda soporte cardíaco y respiratorio.

“Estuve durante seis semanas en el respirador”, dice.

De todo ese tiempo solo recuerda unos malos sueños que todavía la atormentan.

“Durante esas semanas tuve pesadillas que todavía me afectan hoy, mientras todavía sigo tratando de recuperar algunas capacidades mentales y cognitivas”, asegura.

El momento decisivo

Pero luego de un mes y medio en un respirador Mayra no mostraba mejoría y sus pulmones ya mostraban daños irreversibles.

“Entonces fue cuando le dijeron a mis padres que yo tenía un daño pulmonar agudo y les pidieron que vinieran al hospital a decir adiós porque yo no pasaría de la noche”.

El equipo médico del Chicago’s Northwestern Memorial Hospital, sin embargo, decidió tomar una decisión arriesgada: completaron una evaluación urgente, la consultaron con la familia y como último recurso decidieron someterla a un trasplante doble de pulmón.

Era un procedimiento que se había probado antes en países como Austria y China para pacientes de coronavirus, pero no existía referencia hasta ese momento de otro caso similar en EU.

“Inmediatamente después del trasplante su corazón comenzó a bombear sangre de forma correcta a todos los demás órganos”, afirma el doctor Bharat.

“Cuatro semanas después estaba fuera del hospital. Ahora está en casa, hablando bien, con niveles de oxígeno adecuado”, agrega.

Según un comunicado del hospital, el caso de Ramírez y de otro hombre sometido poco tiempo después a una intervención similar muestran que los trasplantes dobles de pulmón pueden ser también una opción para casos críticos de coronavirus.

Para Ramírez, tras la operación, no solo comenzó el largo proceso de la recuperación, en el que ha tenido que aprender a respirar e incluso a caminar de nuevo.

También, dice, ha tenido que lidiar con las profundas cicatrices emocionales y psicológicas que los últimos meses han dejado en su vida.

“Ahora me siento mucho mejor que cuando desperté tras el trasplante. Estuve durante tres semanas en un proceso de rehabilitación que me ha ayudado drásticamente a mejorar mis habilidades físicas, pero todavía estoy tratando luchar con esto desde un punto de vista mental”.

“Es un proceso lento, pero estoy mucho mejor”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.