Veracruz enfrenta altos niveles de crimen con pocos policías y mal equipados 
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Veracruz enfrenta altos niveles de crimen con pocos policías y mal equipados 

Veracruz, el estado donde ocurrió la tragedia del bar El Caballo Blanco, tiene la menor proporción de policías locales, respecto a su población, y los elementos en activo son poco confiables, según diferentes reportes.
AFP
30 de agosto, 2019
Comparte

Pese a ser la cuarta entidad con el mayor número de habitantes del país, y a sus elevados índices delictivos y hechos de violencia -entre ellos dos matanzas ocurridas este año-, Veracruz tiene la menor proporción de policías locales, respecto a su población.

Además, de los policías con los que cuenta, hay una cuarta parte que incumple los requisitos legales para ser policía, además de enfrentar altos niveles de desconfianza social, ineficacia, corrupción y carencias.

Así lo demuestran datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), diversas encuestas de victimización y desarrollo policial desarrolladas y publicadas por el INEGI, y un estudio elaborado por la organización México Evalúa, que  identifica a la entidad como la de segundo mayor nivel de impunidad.

De acuerdo con los datos del SESNSP, actualizados a julio de 2019, Veracruz tiene 10 mil 514 policías, de los cuales 5 mil 156 son elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, 2 mil 894 son policías municipales, 1 mil 923 son agentes de la Fiscalía local, y 541 son custodios de reclusorios.

Si se toma en cuenta que la población en la entidad asciende a poco más de 8 millones 275 mil habitantes (según cifras de CONAPO), esto significa una tasa de apenas 127 policías estatales, municipales e investigadores por cada cien mil habitantes.

Es por mucho el promedio más bajo de policías del país ya que, por ejemplo, la segunda entidad con la menor proporción es Oaxaca, con 174 elementos por cada cien mil habitantes, casi 30% más que Veracruz.

En contraste, la entidad con la mayor proporción de policías locales, Ciudad de México, presenta una tasa de 603 agentes por 100 mil habitantes, casi cinco veces más que Veracruz.

Las únicas tres entidades del país con un mayor número de habitantes que Veracruz son: el Estado de México, que tiene una tasa de 270 agentes por cada 100 mil pobladores; Ciudad de México, con una tasa de 603, y Jalisco, que presenta una proporción de 258 agentes en promedio.

Según un informe de la Oficina para las Drogas y el Delito de la Organización de las Naciones Unidas, el promedio internacional de despliegue policial es de 300 agentes por cada 100 mil habitantes. Veracruz no llega ni a la mitad de dicho promedio.

Y a nivel nacional son 25 las entidades que se ubican por debajo de ese nivel, aunque solo en cuatro estados hay una tasa menor a 200 policías por cada 100 mil habitantes. Se trata, además de Veracruz, de Oaxaca, Puebla y Durango.

Pocos… ¿y malos?

El bajo número de policías no es el único problema que enfrenta Veracruz. Los que sí tiene desplegados registran indicadores negativos en diversos rubros y mediciones.

Por ejemplo, datos del SESNSP indican que poco más de una cuarta parte de los policías locales incumplen con los requisitos legales para permanecer en la corporación. Entre ellos se encuentran poco más de 1000 agentes que reprobaron los exámenes de control de confianza, y por lo tanto ya deberían de haber sido despedidos. En proporción, se trata de 1 de cada 10 elementos que hoy están en activo.

De los pocos más de 9 mil policías que sí aprobaron inicialmente las pruebas de control de confianza, hay 2 mil 260 cuya certificación –que debe renovarse cada tres años– ya caducó, y por lo tanto tienen que ser evaluados nuevamente. Por ley estos elementos tampoco deberían encontrarse en activo.

Por otro lado, la encuesta más reciente de Victimización y Percepción de Seguridad Pública del INEGI arroja que solo un 48% de los veracruzanos, menos de la mitad, dice tener poco o mucha confianza en sus policías. El resto desconfía de ella. Dicho nivel está por debajo del promedio nacional, que es de un 55% de personas que sí confían en su policía.

Peor aún es la percepción de efectividad de la policía de Veracruz, pues solo el 47% de las personas dijeron que sus agentes son algo o muy efectivos. También aquí la entidad se ubica por debajo del promedio nacional, que es de 51%.

La misma encuesta del INEGI arroja que casi el 58% de las personas considera que la policía de Veracruz es corrupta.

Y a esto se suman las carencias. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial de INEGI, menos de la mitad de los policías estatales en Veracruz dice contar con el equipo básico necesario para asegurar y preservar una escena del crimen adecuadamente, mientras llegan los peritos. Sólo el 53% reporta tener un par de botas adecuadas, y solo el 66% reporta tener una chamarra. Todos esos promedios están por debajo de los promedios nacionales.

Siguiendo con la misma encuesta del INEGI, destaca que 1 de cada 5 policías en promedio no reporta haber recibido alguna capacitación en temas de proximidad y vinculación con la ciudadanía, mientras que más del 40% dice no estar capacitado ni en investigación ni en inteligencia policial.

Por otra parte el estudio “Hallazgos 2018: Seguimiento y Evaluación del Sistema de Justicia Penal” realizado por la organización México Evalúa, ubica a Veracruz como la segunda entidad del país con el mayor índice de impunidad: un 99.8% de delitos denunciados que no son resueltos.

Entérate: Más del 90% de los delitos denunciados en el país no se resuelven, muchos los ‘congela’ el MP

Aunque los agentes del Ministerio Público son responsables de la conducción de los casos, el rol de los policías en la efectividad de un caso es vital, según indica el estudio, pues intervienen desde la fase inicial del caso y en momentos clave del mismo, como la preservación del lugar de los hechos, labores de inteligencia o la ejecución de una detención, por lo que también en ellos recae la responsabilidad de la poca eficacia de las investigaciones.

A todo ello se suman antecedentes negativos y hasta delictivos en los últimos años, de las fuerzas de seguridad de la entidad, y particularmente de la policía estatal.

La Fiscalía de Justicia del Estado reveló en febrero de 2018 que tenía iniciadas 124 carpetas de investigación por la posible desaparición forzada de más de 200 personas, a manos de policías estatales en la localidad.

Lee más: Investigan más de 200 desapariciones forzadas por policías de Javier Duarte en Veracruz

Ese mismo mes ejecutó 19 órdenes de aprehensión en contra de elementos de dicha corporación, por varias de estas desapariciones, y posteriormente procedió en contra del exsecretario de Seguridad Pública del estado, Arturo Bermúdez.

Y este año se han acumulado nuevos casos. En marzo pasado fueron detenidos cuatro policías más, implicados también en posibles desapariciones ,mientras que en agosto se abrieron tres carpetas de investigación en el mismo sentido, por nuevas denuncias.

Ataque a bar: avanza la investigación para identificar a autores

La Fiscalía de Veracruz y la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvieron este jueves avances importantes en la investigación relacionada con el ataque al centro nocturno El Caballo Blanco, ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz, que dejó un saldo de 29 personas muertas y más de una decena de heridos.

De acuerdo con autoridades del caso consultadas por Animal Político, ya se consiguió fortalecer una línea de investigación en torno al ataque al establecimiento, y de la misma forma estaría prácticamente lista la identificación de los cuatro autores materiales del incendio.

Se ha desechado prácticamente por completo que en el caso esté implicado un sujeto apodado como La Loca, a quien el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, había atribuido el ataque. Ello ya que no existen elementos que sostengan su supuesta participación, y se ha descartado que sea uno de los cuatro autores materiales.

La investigación se está llevando a cabo de forma coordinada entre autoridades federales y locales. Peritos de la Agencia de Investigación Criminal de la FGR trabajaron por segundo día consecutivo en las instalaciones del bar, para recabar indicios sobre la mecánica de propagación y origen del incendio.

Las diligencias también se han concentrado en la revisión de múltiples cámaras ubicadas en las inmediaciones del establecimiento atacado, lo que ha permitido obtener material sobre los trayectos que siguieron las personas implicadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día de la Victoria: por qué el 9 de mayo es tan importante para Rusia y para Putin

Rusia celebra la victoria en la Segunda Guerra Mundial un día después que la mayoría del resto de Europa, y es una fiesta como ninguna otra. También es una oportunidad importante para que el Estado promueva su narrativa sobre los conflictos pasados y presentes.
9 de mayo, 2022
Comparte

Como cada 9 de mayo, Rusia celebró este lunes la victoria en la Segunda Guerra Mundial: una fiesta nacional como ninguna otra, profundamente personal para muchas familias, pero también una gran oportunidad para la propaganda estatal.

Este año también se trataba de una fecha clave para el Ejército ruso, ya que el mundo seguía de cerca la posibilidad de que el presidente Putin aprovechara la ocasión para anunciar algún avance en la guerra de Ucrania.

Sin embargo, el mandatario ruso se pronunció en la misma línea que ha repetido desde el comienzo de la invasión: volvió a criticar a Occidente, la OTAN y el gobierno de Kiev por poner en peligro la seguridad de Rusia y justificó nuevamente el ataque al país vecino.

Putin también admitió pérdidas militares rusas, aunque tampoco ofreció muchos detalles.

Pero, ¿cuál es la importancia de esta fecha para Rusia?

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto armado más grande del mundo hasta la fecha.

Empezó con la invasión de Polonia en septiembre de 1939 (aunque no es la fecha que marca Rusia) y finalizó en 1945.

Decenas de millones de personas perdieron la vida; millones más se vieron desplazados en todo el mundo.

Firma de tratado de paz

Hulton Archive/Getty Image
Los alemanes firmaron documentos de rendición dos veces.

La Unión Soviética era uno de los países que pertenecía a la amplia alianza que derrotó a la Alemania nazi en esta guerra y probablemente fue el más afectado, ya que gran parte de la lucha tuvo lugar en su territorio.

En mayo de 1945, la Alemania nazi firmó su rendición incondicional en la Segunda Guerra Mundial, aceptando su derrota en Europa.

Este documento legal puso fin a las hostilidades en el continente, aunque la guerra contra Japón en Asia continuó hasta agosto de ese año.

La rendición oficial y definitiva se firmó cerca de Berlín a última hora del 8 de mayo.

Y los alemanes cesaron oficialmente todas las operaciones a las 23:01 hora local, ya pasada la medianoche en Moscú.

Generales en representación de la Armada alemana firmando un acta de rendición de Alemania en el cuartel general ruso de Karlshortst, al noreste de Berlín.

Keystone-France/Gamma-Keystone via Getty Images
Firma del acta de rendición de Alemania en el cuartel general ruso de Karlshortst, al noreste de Berlín.

El Día de la Victoria, también conocido como Día VE (Victoria en Europa) se celebra -por lo tanto- el 8 de mayo en la mayoría de los países europeos y en Estados Unidos.

Pero en Rusia, Serbia y Bielorrusia se celebra el 9 de mayo.

El Día de la Victoria puso fin a una larga y sangrienta guerra en la que muchísimas familias de la Unión Soviética perdieron a algún ser querido.

Herramienta ideológica en Rusia

Pero no fue hasta mucho tiempo después que la fecha empezó alejarse de su propósito de conmemoración y se convirtió en una herramienta ideológica clave para el estado.

Durante casi dos décadas después del final de la guerra, el 9 de mayo no fue un feriado nacional en la Unión Soviética y solo se celebraba en las grandes ciudades con fuegos artificiales y eventos festivos locales.

Leonid Brezhnev

Getty Images
Fue bajo el líder soviético Leonid Brezhnev cuando el Día de la Victoria empezó a cobrar una importancia cada vez mayor.

En 1963, el entonces líder de la URSS, Leonid Brezhnev, inició una política para crear un culto a la victoria en la guerra contra la Alemania nazi, posiblemente para fortalecer la menguante base ideológica del país y el sentimiento patriótico.

Esto significó eventos pannacionales, un desfile militar en la Plaza Roja y un día feriado el 9 de mayo.

A principios del siglo XXI, el presidente ruso, Vladimir Putin, hizo aún más para impulsar el significado del Día de la Victoria, intentando convertirlo en una parte inseparable de ser ruso.

Las celebraciones del Día de la Victoria crecieron en escala, pero cada año quedaban menos veteranos de guerra y testigos oculares vivos y capaces de participar en las festividades.

La narrativa del papel clave de Rusia en la derrota del nazismo también se instaló en las enmiendas a la Constitución rusa en 2020.

Entre otros cambios, que enfatizaron los valores conservadores y el nacionalismo, se prohibió a los ciudadanos rusos cuestionar la narrativa histórica oficial sobre la victoria.

Vladimir Putin

Getty Images
Vladimir Putin ha jugado un papel clave en la construcción del Día de la Victoria como un espectáculo.

“El culto a la victoria se regeneró en Rusia en la década de 2000 con un estilo aún mayor que en la época soviética. Es por eso que el triunfalismo sigue prevaleciendo tanto en los medios como en la conciencia de las masas”, le dijo a la BBC Oleg Budnitsky, director del Centro Internacional para la Historia y sociología de la Segunda Guerra Mundial en la Escuela Superior de Economía de Moscú.

“Esto tuvo consecuencias positivas: por ejemplo, un mayor enfoque en el estudio de la historia de la guerra. Se hicieron públicos y digitalizaron millones de documentos. Pero, por otro lado, vemos un aumento en la militarización de las masas“, agrega el experto refiriéndose a los lemas “Podríamos hacerlo de nuevo” que comenzaron a aparecer en las celebraciones del Día de la Victoria de Rusia en la última década, muy probablemente insinuando que el ejército ruso podría apoderarse de la mitad de Europa como en 1945.

Las celebraciones patrióticas masivas no trajeron mayor conocimiento fáctico.

Los historiadores señalan que la narrativa de la Segunda Guerra Mundial, o la Gran Guerra Patriótica, como se la conoce en Rusia, a menudo minimiza elementos clave, como las grandes pérdidas humanas que sufrió la Unión Soviética para detener la invasión alemana.

La tumba de un hombre ruso

BBC
No se sabe exactamente cuántos ciudadanos soviéticos murieron en la Segunda Guerra Mundial, pero las estimaciones oscilan hasta los 28 millones.

Según una encuesta estatal de 2020, la mayoría de los rusos sabía muy poco sobre cómo y dónde pasaron la guerra sus familiares.

Menos de un tercio de los jóvenes de 18 a 24 años sabían cuándo comenzó la Gran Guerra Patria (cuando la Alemania nazi atacó a la Unión Soviética en junio de 1941).

Desde 2014 y el inicio de las tensiones en el este de Ucrania, los medios estatales han incrementado su énfasis en el componente patriótico de la lucha contra los nazis.

Cuando las autoridades rusas afirmaron falsamente que la extrema derecha había llegado al poder en Ucrania, enfatizaron el papel histórico de Rusia en la derrota del fascismo.

Foto de una familia rusa

BBC
Muchos rusos no saben lo que pasó con sus familias durante la guerra.

Apropiación

Algunas iniciativas cívicas de conmemoración de los caídos en la guerra fueron asumidas por el Estado.

Por ejemplo, en 2011, un grupo de periodistas independientes en la ciudad siberiana de Tomsk inició una iniciativa local para conmemorar a los caídos en la guerra y la denominó “Regimiento Inmortal”.

La idea era que la gente marchara el Día de la Victoria con fotografías de los caídos en la guerra, creando así un “regimiento” conmemorativo.

La iniciativa se extendió rápidamente a otras partes de Rusia convirtiéndose en un fenómeno nacional.

En 2015 se creó una organización estatal con el mismo nombre, pero no se incluyó a los fundadores del movimiento original.

El “Regimiento Inmortal” se convirtió en una iniciativa gubernamental en la que se involucraron trabajadores del sector estatal, escolares y medios de comunicación estatales, a veces de manera obligatoria.

De esta forma, las autoridades rusas parecían querer indicar que solo la celebración del Día de la Victoria patrocinada por el Estado era la correcta.

Los misiles balísticos intercontinentales rusos Yars RS-24 equipados con ojivas MIRV termonucleares.

Getty Images

En 2020, la celebración del 75 aniversario de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial tuvo que trasladarse de mayo a finales de junio debido a la pandemia de covid-19, pero aun así se convirtió en una de las más lujosas que se hayan visto Rusia.

Más de 20.000 personas, cientos de aviones y vehículos blindados participaron en el desfile militar masivo, mostrando el equipo militar más nuevo, con el objetivo de impresionar al mundo con el poderío de Rusia.

Menos de dos años después, el país está involucrado en una invasión a gran escala de la vecina Ucrania usando de forma violenta gran parte de ese equipo.

Los objetivos de Rusia, expresados por el presidente Putin, eran “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania.

Jets rusos sobre el Kremlin en la Plaza Roja el 9 de mayo de 2021.

Getty Images

Como la campaña militar no logró resultados rápidos (la captura de Kiev o el derrocamiento del gobierno ucraniano, por ejemplo), se cree que los comandantes rusos están presionando para que el 9 de mayo sea otra vez una fecha clave.

Si para ese día Rusia ha logrado obtener ganancias territoriales significativas, entonces Moscú podrá reinventar una vez más el Día de la Victoria con fines propagandísticos.

Es probable que las celebraciones del Día de la Victoria se conviertan en una oportunidad para que las autoridades reafirmen que la “operación especial” de Rusia en Ucrania no es una agresión de guerra sino una lucha para erradicar el nazismo.

Una afirmación que los acontecimientos diarios sobre el terreno no confirman.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dVR9HB4arCs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.