La Estafa Maestra: SFP exoneró a exoficial de Robles en 2015 y hoy Fiscalía lo señala por el mismo caso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La Estafa Maestra: SFP exoneró a exoficial de Robles en 2015 y hoy Fiscalía lo señala por el mismo caso

En octubre de 2015 el titular del área de quejas del Órgano Interno de Control de la Sedesol determinó el cierre de la investigación sobre presuntos desvíos “por falta de elementos”.
Cuartoscuro Archivo
20 de agosto, 2019
Comparte

Desde 2015, la Secretaría de la Función Pública investigó las irregularidades señaladas por la Auditoría Superior de la Federación sobre los convenios que la Sedesol hacía con universidades públicas, y que terminaron en presuntos desvíos.

Sin embargo, archivó el caso al considerar que todo había sido legal, y con ello exoneró a Emilio Zebadúa, entonces Oficial Mayor de la dependencia y encargado de la administración de recursos, mano derecha de Rosario Robles.

Ahora, la Fiscalía tiene abiertas más de una decena de carpetas de investigación donde incluye a Zebadúa y sus subalternos por la simulación de servicios y la “dispersión” de recursos públicos, entregados a través de convenios realizados entre la Sedesol y la Sedatu con universidades públicas, entre 2013 y 2018, incluidos los que investigó y descartó Función Pública en 2015.

De hecho, después se comprobó la mala actuación del funcionario público que realizó la investigación, Mauricio Razo, y fue inhabilitado del servicio público en 2018 por la Secretaría de la Función Pública, al considerar que no tuvo elementos legales para archivar el expediente en la Sedesol.

La investigación de Mauricio Razo, incluso, ha sido ocupada por la defensa de Rosario Robles en el proceso penal que enfrenta por el delito de ejercicio indebido de la función pública, como un elemento probatorio de su inocencia, y de que no existieron irregularidades en su gestión en la Sedesol.

Zebadúa, en la mira de la Fiscalía

La Fiscalía General de la República mantiene más de una decena de carpetas de investigación en las cuales señala a Emilio Zebadúa, exoficial Mayor de la Sedat y Sedesol, y su subalterno, Francisco Báez, exdirector general de Programación y Presupuesto, como los funcionarios encargados de liberar los recursos de las dependencias.

En la primera audiencia que enfrentó Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, el pasado 8 de agosto, la Fiscalía enumeró los 25 convenios que investiga por posibles irregularidades, y en al menos 11 de ellos, además de mencionar a los funcionarios que firmaron, también aluden a Zebadúa y Báez.

Los convenios significaron el mecanismo para “simular servicios”, y por los cuales proveedores “irregulares” recibieron recursos públicos que posteriormente “dispersaron”, para “distraerlos a usos ajenos” a lo que estaban previstos, explicaron los fiscales.

La Fiscalía acusó a Zebadúa y otros funcionarios de trabajar “unidos por el único fin de simulación de actos”. Entre los implicados también están Ramón Sosamontes, exjefe de Rosario Robles. Los subalternos de Zebadúa: René Islas, exdirector de Recursos Materiales, y Claudia Mornes, subalterna de éste, como directora de área, y Enrique Prado Ordoñez, director de Adquisiciones. También Marcos Salvador Ibarra, director general que dependía de la Coordinación de Delegaciones.

José Antolino Orozco, exdirector de Geoestadística y Padrones; Enrique González Tiburcio, exsubsecretario de Ordenamiento Territorial en la Sedatu, y Armando Saldaña, exdirector general de Ordenamiento Territorial, quienes han denunciado penalmente la falsificación de sus firmas en los convenios fraudulentos.

La exoneración

En 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló en sus informes sobre cómo se gastaron los recursos de la Sedesol presuntas irregularidades en los convenios que la dependencia había hecho con las Universidades Autónomas del Estado de Morelos y del Estado de México, para hacer supuestos servicios que en realidad se simularon y, por tanto, hubo un presunto desvío de recursos públicos.

Por ello, pidió al Órgano Interno de Control de la Sedesol (el área que vigila la correcta actuación de los funcionarios públicos y depende de la Secretaría de la Función Pública), que investigara los procedimientos para deslindar responsabilidades.

El encargado de hacerlo fue Mauricio Razo, extitular del área de quejas del Órgano Interno de Control de la Sedesol. La investigación se concentró en Emilio Zebadúa, Humberto René Islas, Sonia Angélica Zaragoza y Enrique Prado Ordoñez, que firmaron los convenios y que, según la Auditoría, significaron el presunto desvío de 865 millones de pesos.

Sin embargo, poco más de un mes después de iniciar la investigación, el 1 de octubre de 2015, Mauricio Razo determinó el cierre de la misma “por falta de elementos”. Aseguró que los funcionarios cumplieron con sus funciones y los exoneró de cualquier responsabilidad. Tan solo quince días después, el 16 de octubre, Razo pasó con el mismo cargo a la Sedatu, donde ya era titular Rosario Robles.

En 2017, Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción publicaron La Estafa Maestra, una investigación periodística que reveló que las empresas contratadas para hacer los supuestos servicios eran irregulares o fantasma y, por lo tanto, los recursos públicos desaparecieron.

Incluso, antes de publicar, Rosario Robles entregó el expediente de la investigación de Mauricio Razo como prueba de que todo se había hecho bien.

Sin embargo, en octubre de 2018, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Mauricio Razo por dos años del servicio público por la exoneración de los funcionarios, al considerar que no tuvo elementos jurídicos para cerrar la investigación. La sanción llegó un año después de que dejara su encargo en Sedesol, en 2017, pero aún podría recurrir ante un tribunal federal para tratar de revocar, o para que se decida si el castigo queda firme.

El criterio de la Función Pública también coincidió con el expuesto por especialistas de Fundar y México Evalúa, a quien Animal Político entregó el expediente para que evaluaran los argumentos legales expuestos por Razo. Concluyeron que se trató de una investigación “imparcial”, “limitada”, “sin sustento” y “carente de certeza jurídica”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Deshielo en el Ártico: las imágenes de satélite que muestran la ruptura de la última gran plataforma de hielo de Groenlandia

Imágenes satelitales muestran cómo un inmenso bloque de hielo se se desprendió del mayor remante de hielo flotante del Ártico. Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.
14 de septiembre, 2020
Comparte

Un inmenso bloque se separó de la mayor plataforma de hielo flotante del Ártico, conocido como 79N o Nioghalvfjerdsfjorden, en el nordeste de Groenlandia.

La sección que se desprendió tiene una superficie de cerca de 110 km2. Las imágenes satelitales muestran cómo se rompió en pequeños pedazos.

Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.

“La atmósfera en esta región se ha calentado alrededor de 3 grados desde 1980. Y en 2019 y 2020, se registraron temperaturas de verano récord”, le dijo a la BBC News Jenny Turton, investigadora polar de la Universidad Friedrich-Alexander en Alemania.

Nioghalvfjerdsfjorden mide aproximadamente 80 km de largo por 20 km de ancho y es el extremo delantero flotante de la Corriente de Hielo del Nordeste de Groenlandia, que fluye desde la tierra hacia el océano para volverse flotante.

En su sección final, el glaciar 79N se divide en dos, con una rama más pequeña que vira hacia el norte. Es esta parte, llamada glaciar Spalte, la que se desintegró.

Flotilla de icebergs

La plataforma de hielo ya se había fracturado en 2019, y el calor de este último verano fue la estocada final. El glaciar Spalte se ha convertido ahora en una flotilla de icebergs.

Si miras de cerca las imágenes satelitales, las temperaturas del aire más altas registradas en la región son obvias por la gran cantidad de charcos de deshielo que se ven sobre la plataforma de hielo.

Glacier 79N

BBC

La presencia de este agua líquida suele ser problemática para las plataformas de hielo. Si se mete en las cavidades, pueden ayudar a que se abran. El agua puede empujar las fisuras hacia abajo, hasta alcanzar la base de la plataforma, un proceso que se conoce como hidrofracturación.

Esto debilitará a la banquisa de hielo.

Reducción de su grosor

Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

“El 79N se convirtió en la ‘plataforma de hielo ártico más grande que queda’ sólo recientemente, después de que el glaciar Petermann en el noroeste de Groenlandia perdiera una gran cantidad de área en 2010 y 2012”, explicó Jason Box, profesor del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia (GEUS, por sus siglas en inglés).

“Lo que hace que 79N sea tan importante es la forma en que está adherido a la capa de hielo interior, y eso significa que algún día, si el clima se calienta como esperamos, esta región probablemente se convierta en uno de los principales centros de acción de la desglaciación de Groenlandia”, añadió.

La corriente de hielo del nordeste de Groenlandia drena aproximadamente el 15% de la capa de hielo interior. La corriente canaliza su hielo por el N79 o más al sur, por el glaciar Zachariae Isstrom, que ya ha perdido la mayor parte de su área de banquisa de hielo flotante.

Según Box, el glaciar N79 pudo resistir más porque su extremo final está contenido por algunas islas. Esto le da cierto grado de estabilidad.

Pero, añade, la plataforma continúa volviéndose más delgada en ciertas zonas.

“Esto llevará a que probablemente el N79 se desintegre desde la mitad, lo cual es algo único. Supongo, no obstante, que esto no pasará por los próximos 10 o 20 años. ¿Quién sabe?”, le dijo Box a la BBC.

Nivel del mar

En julio, otra gran plataforma de hielo en el Ártico perdió un área significativa: la plataforma de hielo de Milne, en el margen norte de la isla de Ellesmere en Canadá.

Iceberg

Getty Images
Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

80 kilómetros cuadrados se separaron de Milne, dejando un segmento aún seguro de solo 106 km2 de tamaño. Milne fue el remanente intacto más grande de una plataforma más amplia que cubría 8.600 km2 a principios del siglo XX.

La rápida velocidad del deshielo en Groenlandia fue puesta en evidencia en un estudio el mes pasado que analizó datos de los satélites germano-estadounidenses Grace-FQ. Estas sondas pueden registrar cambios en la masa de hielos al percibir los cambios en la tracción de la gravedad local.

Básicamente, pesan la plataforma de hielo.

La misión Grace encontró que 2019 fue un año en que se rompieron récords. La plataforma de hielo perdió cerca de 530,000 millones de toneladas. Esto es una cantidad de agua suficiente como para elevar globalmente el nivel del mar en 1.5 milímetros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.