INAH paga a medias estímulos para la investigación a académicos y docentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

INAH paga a medias estímulos para la investigación a académicos y docentes

Académicos y docentes del INAH acusan que les han reducido los pagos de los Programas de Estímulos al Desempeño por su trabajo en investigación.
Cuartoscuro
10 de septiembre, 2019
Comparte

171 académicos y 33 docentes del Instituto Nacional de Antropología e Historia llevan ocho meses sin recibir el pago completo y a tiempo por los Programas de Estímulos al Desempeño a la Investigación y de Estímulos a la Docencia que, de acuerdo con los especialistas, es una prestación que compensa los bajos salarios en la institución desde 1996.

Este lunes, en conferencia de prensa, los docentes y académicos detallaron que desde que inició la última promoción de los Programas, en abril de 2018, se retrasó el pago de los estímulos; luego, para diciembre del mismo año el INAH solventó una parte del adeudo, aunque hubo una “disminución considerable de los montos correspondientes a cada investigador”.

De acuerdo con los académicos, el Instituto señaló que la disminución de los pagos se debe a la “aplicación del impuesto al salario, cuyo fundamento se nos ha dicho es la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos… lo cual es obviamente inconstitucional e ilegal”.

Te puede interesar: Restauración y conservación del patrimonio cultural, en riesgo por recorte de presupuesto

También indicaron que el INAH ha argumentado “que es la Secretaría de Hacienda la que, al noveno mes del año, aún no hace entrega al Instituto de los Recursos Autogenerados o que no cuentan con una partida para los Programas de Estímulos”.

La doctora Rosa María Garza Marcué, investigadora del área de Etnología y Antropología Social, explicó que para pertenecer a los Programas de Estímulos es necesario concursar en la convocatoria que el INAH lanza cada año, para lo cual deben demostrar que tienen uno o varios proyectos de investigación activos, o que ejercen la docencia.

“Todos demostramos una actividad incluso más allá de la rutinaria o normal, damos conferencias, presentamos ponencias, publicamos en revistas especializadas, tenemos libros, es decir, tenemos una actividad destacada en la institución”, dijo.

Lee más: Mil 500 trabajadores del INAH perderían su trabajo por recortes presupuestales de AMLO

Algunas de las áreas de investigación de los académicos y de docencia en las que se especializan los quejosos son la antropología física y social, la arqueología, la lingüística, la etnografía, la historia, entre otros.

Por su parte, el historiador Bolfy Cottom destacó que la intención de los investigadores y docentes que exigen el pago de los estímulos “no formamos parte de una elite de privilegiados, no somos parte de lo que podría considerarse mafia de investigación académica sino trabajadores que hemos luchado por esta institución y por preservar el patrimonio cultural de nuestro país”.

“Estamos defendiendo un derecho que nos asiste, es un derecho adquirido y justo por eso necesitamos emplear distintas formas para defenderlo”, declaró.

Entérate: INAH reclutará a becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro para cuidar y rescatar zonas arqueológicas

Cottom anunció que, en el marco de la exigencia del pago de los adeudos, el próximo jueves 12 de septiembre acudirán a la Secretaría de Cultura -a la que se encuentran adscrita el INAH- para entregar una carta con sus demandas.

Dependiendo de la respuesta, dijo, evaluarán el presentar una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, “porque consideramos que hay violación a una garantía constitucional que tiene que ver con la certeza jurídica, algo que ha sido jurídicamente firmado con esta institución”.

“Estamos también haciendo una valoración para ver si derivado de la respuesta podamos acudir ante el Poder Judicial para interponer una demanda de amparo, pero consideramos que no llegaremos a tal, confiamos que la Secretaría de Cultura, la de Hacienda y el INAH resolverán nuestras demandas”, expresó.

Asimismo, buscarán dialogar con el INAH para que se garantice que exista una partida específica dentro del presupuesto del Instituto para 2020 que esté destinada al pago de los Programas de Estímulos.

Animal Político consultó al INAH, así como a las Secretarías de Hacienda y de Cultura acerca de las irregularidades denunciadas por los investigadores, sin embargo, hasta el momento de esta publicación no obtuvo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.