Primer Informe: Economía crece poco y aún padecemos inseguridad, reconoce AMLO; destaca ahorros y apoyos sociales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia

Primer Informe: Economía crece poco y aún padecemos inseguridad, reconoce AMLO; destaca ahorros y apoyos sociales

El presidente de México, en su primer Informe en Palacio Nacional, destacó ahorros por 145 mil millones de pesos y los programas sociales, además de una mejor redistribución de la riqueza.
Presidencia
1 de septiembre, 2019
Comparte

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este domingo en su primer Informe de gobierno que la economía está creciendo poco y que no han sido buenos los resultados en el combate a la inseguridad, aunque por otro lado destacó que hay mejor redistribución de la riqueza entre los ciudadanos, y que hay unidad con los gobiernos estatales para enfrentar al crimen, sin apostar por la “guerra de exterminio”.

En su discurso de hora y media en Palacio Nacional, López Obrador dijo que su gobierno ha trabajado para hacer a un lado, poco a poco, la “obsesión tenocrática” de medirlo todo en función del “simple crecimiento económico”.

Lo fundamental, mencionó, “no es lo cuantitativo sino la distribución equitativa de la riqueza”, ya que el fin último es conseguir la felicidad de la gente. 

Lee más: No basta con la austeridad, el crecimiento económico es la asignatura pendiente: AMLO

El crecimiento económico, insistió, no tiene sentido como objetivo en sí mismo, sino como medio para lograr un objetivo superior, el bienestar general de los mexicanos. En varias ocasiones resaltó que el el país tienen finanzas sanas, que no hay recesión, que no se ha aumentado la deuda, y que no hubo en este lapso de su administración un aumento de impuestos o nuevos gravámenes para la gente.

El titular del Ejecutivo presumió que en lo que va de su gobierno se han logrado ahorros por 145 mil millones de pesos, con diferentes medidas, como las compras públicas consolidadas, evitando la corrupción y “lujos, opulencia y dispendios” que había antes para los funcionarios públicos.

Reconoce el problema de violencia

López Obrador reconoció que, en lo que va de su gobierno, “no son buenos los resultados” en la tarea de enfrentar al crimen, por lo que es justificado el reclamo de la gente.

“Todavía padecemos de inseguridad y de violencia”, dijo el presidente, aunque también apuntó que eso es una herencia de administraciones anteriores, que apostaron por el uso de la fuerza, con un “resultado catastrófico”, de muertos, desaparecidos y una crisis de derechos humanos.

Lee más: Primer semestre de 2019 deja nuevo récord de homicidios; alza de violencia en 4 años ya rebasa el 70%

En su gobierno, aseguró, se ha implementado un cambio de estrategia, para no apostar a una “guerra de exterminio”, sino por crear mejores condiciones de vida para la gente, con empleos y educación.

“Estamos trabajando unidos los gobiernos estatales y el gobierno federal, no hay motivo para divisiones”, expresó sobre el combate a la violencia y la inseguridad, que calificó como su principal desafío, aunque también dijo estar confiado en que sí se logrará pacificar al país.

“Moralmente derrotados”

En la parte final de su discurso, López Obrador dijo que su gobierno ha contado con suerte, ya que los que considera como sus “adversarios” no han logrado conformar hasta ahora “un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos” y “están moralmente derrotados”.

Sus opositores, agregó, están “nerviosos o incluso fuera de quicio”, aunque por otro lado la mayoría de los mexicanos, aseguró, están felices y él se mantiene optimista.

Defiende cancelación del NAIM

El mandatario federal informó que ya fueron liquidados los contratos pendientes sobre el Aeropuerto de Texcoco o NAIM, cancelado por su gobierno, y defendió que fue la mejor decisión, ya que esa obra habría estado condenada a sufrir de “constantes hundimientos”.

Lee más: Gobierno pagó 71 mil mdp por cancelar contratos del Aeropuerto en Texcoco: Jiménez Espriú

Al apostar por la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el mejoramiento del aeropuerto de Toluca y del actual aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, a fin de cuentas se lograrán ahorros por 100 mil millones de pesos, refirió López Obrador, y además se logrará resolver el problema de saturación de usuarios.

Destaca el papel de empresarios

El presidente, en al menos un par de ocasiones, destacó el papel del sector empresarial, ya que según dijo están cooperando e invirtiendo, con mayor compromiso social, creando empleos y pagando las contribuciones correspondientes.

En específico, agradeció a Carlos Slim, Carlos Salazar del Consejo Coordinador Empresarial  y a Antonio del Valle, del Consejo Mexicano de Negocios, por haberle dado preferencia al interés nacional, en la polémica que hubo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por los contratos de gasoductos, y su renegociación.  Sobre este tema, también resaltó lo que consideró como una  “postura firme y propositiva de Manuel Bartlett”, director de la Comisión.

“Luego de largas y pacientes negociaciones se acordó reconocer los contratos suscritos por la pasada administración, pero se redujo la tarifa y se obtuvo un ahorro de cuatro mil 500 millones de dólares para la Comisión Federal de Electricidad”, dijo López Obrador.

“Se logró de esta manera evitar los procesos legales que estaban por iniciar en tribunales internacionales. Las empresas aceptaron el principio de que el interés nacional debe estar por encima del interés particular, por legítimo que este sea”, agregó.

Ahorros

Entre los ahorros que destacó el presidente, en lo que lleva al mando del Ejecutivo, está el terminar con lo que llamó “asignación abusiva” de oficinas y vehículos para funcionarios, suprimir “viajes sin sentido” al extranjero, y el cierre de  51 representaciones del país en diferentes países, como parte de ProMéxico.

Mencionó la cancelación de las pensiones millonarias para expresidentes, el fin de la atención médica privada para altos funcionarios, y una reducción de 50% en el gasto de publicidad del gobierno.

Otro punto que destacó es el terminar con la condonación de impuestos a grandes corporaciones, lo que era un “ofensivo privilegio”. 

Por otro lado, López Obrador dio las cifras de gente que ha sido beneficiada por los programas Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida y de tandas del bienestar, además de las becas para estudiantes. De cada 10 hogares en el país, según dijo, al menos 5 ya están recibiendo apoyos.

“En comunidades indígenas, de cada 10 hogares, están llegando apoyos a nueve hogares, y antes de que termine este año va a ser a todos los hogares de las comunidades indígenas de México”, detalló.

Llamado al Congreso

López Obrador, en su mensaje, hizo un llamado al Congreso, que inicia un nuevo periodo ordinario de sesiones, para aprobar las reformas de revocación de mandato, consulta popular y eliminación del fuero, empezando por el del presidente de la República.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La razón médica por la que el COVID-19 puede hacernos perder el olfato y el gusto

Algunos pacientes de coronavirus COVID-19 han reportado pérdida de gusto y olfato. Un experto explica por qué puede suceder esto.
Getty Images
12 de mayo, 2020
Comparte

Quien haya perdido el olfato en las ultimas semanas debe saber que es posible que haya tenido una infección oculta por el virus que produce la enfermedad COVID-19 y aún no lo sepa.

Los síntomas más populares de la COVID-19 son la fatiga, la congestión nasal y la tos, con el inconveniente de que no permiten distinguirla de un resfriado común o una gripe.

Sin embargo, la infección por el virus SARS-CoV-2 también produce en muchas personas una pérdida de olfato (anosmia) y del gusto (disgeusia), que muchas veces pasan desapercibidos para el paciente y también para muchos médicos.

Muchas personas ignoran que la anosmia suele ser unos de los síntomas iniciales y, por lo tanto, puede ayudar mucho a la identificación de personas portadoras del virus en fases iniciales de la enfermedad.

No sabe (ni huele) a nada

La anosmia, y también las alteraciones del gusto, se han descrito tanto en pacientes graves hospitalizados por COVID-19 en Italia, como en pacientes con síntomas leves que no necesitaron hospitalización en Estados Unidos.

Síntomas de coronavirus

BBC

Ahora sabemos que en torno al 70% de las personas que son infectadas por el virus presentan anosmia o disgeusia, aunque solo tengan una infección leve. Por tanto, en la situación de pandemia actual, una persona con fatiga, tos y perdida de olfato es sospechosa de tener una infección por COVID-19.

¿Por qué se pierde el olfato si nos infectamos por el SARS-CoV-2?

Para entenderlo hace falta conocer la forma en que el virus se cuela en nuestras células, y también cuales son sus puertas de entrada favoritas en el cuerpo humano.

El virus SARS-CoV-2 utiliza básicamente dos proteínas de la superficie de las células para entrar en ellas: ACE2 (Angiotensin converting enzyme II) y TMPRSS2 (transmembrane serine protease 2).

La proteína ACE2 es el receptor para una hormona llamada Angiotensina 2, que entre otras cosas regula la presión arterial.

Mujer en supermercado con mascarilla.

Getty Images
No está entre los síntomas más comunes, pero muchas personas experimentan una pérdida de gusto y olfato cuando se contagian por coronavirus.

Por su parte, el virus cuenta con una proteína clave en su superficie llamada proteína S (spike). Funciona como una llave que puede unirse a la proteína ACE2, el receptor o “cerradura”.

En ese momento entra en acción la proteasa TMPRSS2, una enzima que corta la proteína S en dos fragmentos, S1 y S2, lo que permite la incursión del virus mediante un proceso conocido como endocitosis.

Una vez que el virus entra en las células forma una cubierta con la membrana celular como si fuese un escudo que la sujeta, “agarrándose” a los receptores ACE2. Y así tiene vía libre para invadirnos.

¿Por qué infecta el epitelio olfatorio?

El techo de las fosas nasales está tapizado de epitelio olfatorio, un tejido formado por 3 tipos de células: células basales, neuronas sensitivas olfatorias (que sobreviven entre 30 y 60 días) y células de soporte. Lo que ocurre con SARS-CoV-2 es que tiene una especial facilidad para meterse en las entrañas de estas células.

Analizando la expresión de los genes de estas células, los científicos han descubierto que las células de soporte presentan una elevada expresión de los genes ACE2 y TMPRSS2, según adelanta un estudio reciente que se encuentra en revisión.

Niño comiendo sandía.

Getty Images
El sentido del gusto puede ser una de las víctimas de la infección por coronavirus.

Aunque es necesario validar estos resultados para confirmar la localización de estas proteínas en la membrana de las células de soporte, cabe sospechar que el SARS-CoV-2 infecta las células de soporte del epitelio olfatorio utilizando las proteínas ACE2 y TMPRSS2 como puerta de entrada.

De esta forma, produce un daño en las células de soporte que, posteriormente, afectaría a las neuronas sensitivas olfatorias.

El sentido del gusto es otra víctima. La sensación que nos permite distinguir los sabores al comer se encuentra en unas estructuras de la lengua, las papilas linguales.

Estas papilas tienen unos receptores denominados yemas gustativas formadas por 3 tipos de células: células receptoras gustativas, células de soporte y células precursoras o basales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Aunque no se conoce aún el nivel expresión de las proteínas ACE2 y TMPRSS2 en las papilas linguales, es probable que el virus infecte en las yemas gustativas de la misma forma que lo hace en la nariz.

Una pérdida reversible

La buena noticia es que es posible recuperar tanto el sentido del olfato como el sentido del gusto. De que así sea se ocupan en la nariz las células basales, que son las encargadas de volver a formar las neuronas sensitivas olfatorias.

En este proceso se tardarían unos 60 días, por lo que, una vez superada la enfermedad, la mayoría de los pacientes deberían de recuperar el olfato en un plazo máximo de 2 meses.

En cuanto a las células receptoras gustativas, se regeneran a partir de las células precursoras cada 10-14 días. Por tanto es previsible que el gusto se recupere antes que el olfato.

Lo que está claro es que, en la situación epidemiológica actual, la anosmia y la disgeusia de reciente comienzo deben ser considerados como síntomas de alerta temprana, incluso en ausencia de otros síntomas respiratorios, para identificar nuevos casos de infección por SARS-CoV-2.


*José Antonio López Escamez es profesor contratado y doctor en otorrinolaringologia del Departamento de Cirugía y sus Especialidades, Universidad de Granada.

*La versión original de este artículo fue publicada en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts