Destituyen de la Comisión Dictaminadora del Sistema Nacional de Investigadores a Antonio Lazcano tras críticas al Conacyt
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto tomada de Facebook Antonio Lazcano

Destituyen de la Comisión Dictaminadora del Sistema Nacional de Investigadores a Antonio Lazcano tras críticas al Conacyt

Un correo electrónico que le mandaron proveniente de la dirección del Sistema Nacional de Investigadores argumenta que la destitución es “por dejar de asistir sin causa justificada a reuniones plenarias”.
Foto tomada de Facebook Antonio Lazcano
21 de septiembre, 2019
Comparte

El científico emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Antonio Lazcano, fue destituido de la Comisión Dictaminadora del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt.

Lazcano es considerado una de las voces críticas más visibles dentro de la comunidad científica mexicana y recientemente ha denunciado las medidas tomadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología “que han causado graves daños al sistema científico mexicano”.

Lee: Investigaciones de mexicanos en el extranjero están en riesgo por fallas en la plataforma de Conacyt

El motivo de su destitución, de acuerdo con el correo electrónico que le mandaron proveniente de la dirección del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), es “por dejar de asistir sin causa justificada a reuniones plenarias”.

En el correo se argumenta que de acuerdo con el artículo 13, inciso d, que los miembros de las comisiones dictaminadoras (…) perderán su condición de dejar de asistir sin causa justificada a reuniones plenarias.

“Puedo demostrar esas faltas” 

“A mí no me preocupa porque nada de lo que están diciendo tiene sentido. Yo puedo demostrar que esas faltas que me atribuyen no corresponden a la realidad, que yo avisé con tiempo de las dos ausencias y tengo los documentos que lo prueban”, explicó en entrevista al periódico Reforma.

Para Lazcano, ambas faltas que se le achacan fueron justificadas con oportunidad y, en realidad, las confusiones se debieron a errores calendáricos de Mario de Leo, director del Sistema Nacional de Investigadores y Vocaciones Científicas del Conacyt.

Sobre la primera ausencia, justificó que el titular del SNI cambió la fecha en tres ocasiones, por lo que la última cita cayó el mismo día que un compromiso que ya tenía en Francia, y al que éste le dijo que podía asistir.

La segunda, comentó, fue también por un error de calendario del funcionario.

“Evidentemente, una persona con esa responsabilidad lo menos que tiene que hacer es checar el mes en que se vive y el día que va a haber una reunión”, señaló.

“Yo creo que es un reflejo, básicamente, de la ignorancia, de la inexperiencia, la arrogancia y la rigidez ideológica”, dijo.

“Acto autoritario y una represalia”

De acuerdo con el divulgador científico Martín Bonfil Olivera, “se trata de un evidente acto autoritario y de una represalia por parte de Álvarez-Buylla ante una crítica a su gestión”.

Lee: Conacyt otorgará extensiones de beca en el extranjero para posgrados solo en “casos de fuerza mayor”

Recientemente, Antonio Lazcano cuestionó el rumbo de la ciencia mexicana bajó la política de la Cuarta Transformación en un artículo publicado en la revista Science, y en particular el de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla.

Lazcano critica las decisiones tomadas por el gobierno hasta el momento y escribe: “Hace un año, México eligió a Andrés Manuel López Obrador como su nuevo presidente. Muchos investigadores votaron por él, atraídos por una promesa de campaña para acabar con la corrupción y la violencia y promover la ciencia y la educación. Lamentablemente, sus acciones han empeorado las cosas para la ciencia”.

Asimismo, cuestiona los ataques al Foro Consultivo de Ciencia y Tecnología y pide a Álvarez-Buylla que demuestre las acusaciones de corrupción dentro de la comunidad científica.

Después, la cuenta oficial de Conacyt compartió una carta que envió Álvarez-Buylla a Science. “En respuesta a las imprecisiones del Dr. Antonio Lazcano (Science 26/7/19) respecto a la ciencia en México”.

El pasado 24 de agosto, el investigador Lazcano Araujo también criticó a Mario de Leo, director del Sistema Nacional de Investigadores y Vocaciones Científicas del Conacyt por sostener ese cargo con limitada experiencia en investigación.

Te puede interesar: Conacyt promete que ningún centro de investigación va a colapsar; reorganizará gastos

“Como usted bien sabe, muchos hemos criticado abiertamente y sin tapujos que alguien como usted, que nunca ha dirigido tesis de posgrado, que apenas si ha participado en proyectos de investigación que posee un conocimiento superficial de los mecanismos de evaluación del trabajo académico, y que nunca ha pertenecido al SNI, sea quien dirija ahora al Sistema Nacional de Investigadores”, escribió el científico en una carta dirigida a De Leo.

El divulgador científico Martín Bonfil Olivera escribió en sus redes: “La comunidad científica no se quedará callada ante este abuso, pues los miembros de las comisiones del SNI son electos por votación y no pueden ser destituidos de manera unilateral”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Pasaron 12 semanas y aún sigo sin fuerzas": qué es el síndrome de fatiga crónica en recuperados de COVID

Como el COVID-19 es una enfermedad nueva, aún no se ha podido estudiar cuánto demora recuperarse de ella, y cuáles pueden ser sus implicaciones a largo plazo.
18 de junio, 2020
Comparte

Doce semanas después de que se tuviera los primeros síntomas de covid-19, Callum O’Dwyer, un escocés de 28 años, sigue sintiéndose mal.

En buena forma y sano, este joven no padecía ninguna condición preexistente antes de contagiarse con el virus.

Sin embargo, tras cinco semanas de luchar contra los principales síntomas, no pudo seguir valiéndose por sí mismo y tuvo que mudarse con sus padres.

La recuperación le ha tomado mucho más tiempo de lo que imaginaba y, debido a los síntomas que aún persisten, sigue sin poder vivir solo o trabajar.

Los médicos le han dicho a O’Dwyer que padece fatiga crónica (también llamada encefalomielitis miálgica, enfermedad sistémica por intolerancia al esfuerzo y en algunos casos síndrome de fatiga postviral), una consecuencia del coronavirus que está afectando a muchos sobrevivientes.

Enfermedad poco comprendida

El síndrome de fatiga crónica es una condición debilitante de largo plazo en la que la persona afectada experimenta una serie de síntomas. El más importante es un agotamiento que no mejora ni con el sueño ni con el descanso y que afecta al paciente en todos los aspectos de su vida cotidiana.

Mujer cansada

Getty Images
El cansancio que provoca el síndrome de fatiga crónica no se pasa con el descanso ni el sueño.

Otros síntomas comunes son el dolor, la falta de claridad mental y problemas con la memoria y el sueño.

Se desconocen las causas de esta poco entendida condición, pero una de las teorías apunta a que puede originarse después de una infección viral.

Según explica la página del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), el síndrome puede también afectar la salud mental y emocional, con un efecto negativo en la autoestima del paciente.

Tampoco hay un tratamiento específico: éste se centra, básicamente, en aliviar los síntomas.

“Nunca me había sentido así”

O’Dwyer empezó a sentirse enfermo unas pocas horas antes que decretaran la cuarentena en Escocia, el 23 de marzo.

Callum O'Dwyer

Callum O’Dwyer
Callum O’Dwyer comenzó a experimentar los primeros síntomas de covid-19 el 23 de marzo.

“Recogí un par de cosas para llevarme a casa y trabajar desde allí”, le cuenta el joven a la BBC.

“Me sentía muy cansando, con náuseas, y hora tras hora aparecían nuevos síntomas: empecé a tener fiebre y luego surgieron más cosas”.

“Por 10 días fue como si tuviese una gripe muy, muy fuerte. Nunca había estado así de enfermo. Desde el principio, sospeché que probablemente fuera covid”.

Otro síntoma que desarrolló fue una falta de aire persistente y, en dos ocasiones, tuvo que llamar a emergencias porque no podía respirar.

Racionamiento de energía

Dos semanas después de que desaparecieran la mayoría de los síntomas, seguía sintiendo falta de aire, fatiga y debilidad muscular.

Paciente con covid

Getty Images
Para algunos pacientes que han estado internados, la recuperación puede ser muy lenta.

Estos últimos eran severos y su médico le dijo que había entrado en la fase post-viral en su proceso de recuperación.

“Me quedaba descansando en la cama por seis u ocho horas al día y me costaba levantar cualquier cosa. Y soy un tipo de 28 años que hasta hace poco corría carreras”, dice.

“Tenía una botella de agua de un litro cerca de mí y me costaba levantarla. Así de débil estaba”.

O’Dwyer racionaba su energía para poder lavar los platos o su ropa. Cuenta que no podía hablar por teléfono sin sentir un dolor en el abdomen por el esfuerzo de hablar.

Y, mentalmente, el no poder conversar con nadie lo hacía sentir muy mal.

Como no mejoraba, aceptó que no podía valerse por sí mismo y, dado que no tenía el virus, se mudó a la casa de sus padres, a unos pocos kilómetros de la suya.

“Estaba muy deprimido. El primer día que llegué allí tenía dificultades y sentía dolor al subir la escalera”.

Después de tres meses, el estado de salud O’Dwyer ha mejorado, pero la falta de aire cada que vez que hace un esfuerzo no ha desaparecido.

“Es muy frustrante. He tenido tantas falsas esperanzas. Actualmente no puede vivir de forma independiente ni trabajar”.

“Cuando hablamos de covid, hablamos de vida y muerte, no se habla de la gente que se ve afectada mucho después”, dice.

Recuperación lenta

Como la covid-19 es una enfermedad nueva, aún no se ha podido estudiar cuánto demora recuperarse de ella, y cuáles pueden ser sus implicaciones a largo plazo.

Según Geraldine McGroarty, un cirujana escocesa que atraviesa una experiencia similar a la de O’Dwyer, “investigaciones muestran que aquellos que han tenido una forma severa de covid, sobre todo aquellos que han estado hospitalizados en cuidados intensivos, tienen a ser más susceptibles a sufrir esta condición postviral, cuyo síntoma más común es la fatiga”.

“Y si miramos estudios hechos en países que se vieron afectados antes que nosotros, podemos esperar que dure hasta unos seis meses en algunos casos, con una recuperación muy lenta”, señala McGroarty.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=L1x85oILvOU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.