Un puñado de chalecos verdes y camisas blancas marchan contra López Obrador
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Un puñado de chalecos verdes y camisas blancas marchan contra López Obrador

Cientos de personas exigieron la renuncia de Andrés Manuel López Obrador al mismo tiempo que el mandatario daba el mensaje por su Primer Informe. Criticaron los índices de criminalidad y el deterioro de los servicios de salud. Algunos dicen que México está en proceso de convertirse al “socialismo”.
Alberto Pradilla
2 de septiembre, 2019
Comparte

“Los partidos políticos deben entender que necesitamos una unión para quitar la intención de convertir a México en socialista o comunista, que Morena tiene que irse en 2021”. Alejandra Morán es vocera de Nosotros Somos Chalecos Verdes, la organización que convocó la marcha de protesta con motivo del informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Son las 13:00 horas del domingo 1 de septiembre, la mayoría de asistentes acaba de abandonar el monumento a la Revolución y Morán dice estar satisfecha. No tiene datos sobre cuántas personas secundaron la caminata, pero tampoco le preocupa. “Hubieran sido tres, cuatro o cien mil”, dice. Eso de contarse es cosa de “populistas”. 

Acaba de terminar la marcha, pero Morán ya tiene otra cita en la cabeza. El 1 de diciembre, aniversario de la llegada al poder de López Obrador, tendrá lugar una nueva protesta. “Tenemos que seguirnos movilizando para que en 2021 la gente sepa que tiene que votar”, dice. Su planteamiento es de organización civil que empuje a los partidos, al PRI, al PAN, al PRD, a Movimiento Ciudadano, a configurar una especie de alianza anti Morena. 

Para Morán, actriz reconvertida en activista, la lista de agravios es larga. Habla de respeto a las leyes, a la constitución, de fallas en salud y educación, del frustrado proyecto del aeropuerto de Texcoco. También, de un proyecto para convertir México en un país “socialista o comunista”.

Esta es una idea repetida por muchos asistentes. México comunista. México como Venezuela. México como Cuba. 

Un cartel decía: “No al comunismo en México, a los agentes KGB (Batres, en referencia al senador Martí Batres), no a los agentes cubanos”. 

marcha anti amlo

Foto: Alberto Pradilla

María Beatriz Pagés, periodista e histórica militante del PRI, también hizo referencias a Venezuela en su alocución final y consideró que el presidente Nicolás Maduro tiene ahora una “oficina” en Ciudad de México. Pagés es cercana ahora a Futuro 21, la plataforma política promovida por el PRD. El resto de convocantes eran Observatorio Ciudadano, ProNAIM, Contrapeso, Chalecos México, México 21, México Convoca, X México y Sociedad Civil. 

En realidad, lo que une a los manifestantes no es un proyecto en común, sino el rechazo a un proyecto ajeno, el de López Obrador. Exigen su renuncia, pero, porque dice Morán, parece más una estrategia pensada para llegar a las elecciones de 2021 en clave destituyente. 

La niña Mariana convertida en símbolo

La marcha estaba convocada para las 11 de la mañana en el Ángel de la Independencia, que todavía conserva las pintas de “México feminicida” realizadas hace dos semanas, durante la protesta feminista. Ahí cerca está la comisaría Floresta, reluciente por fuera pero todavía destrozada por dentro. Si uno se asoma, puede ver un enorme “Muerte al macho” en una de sus paredes. 

Para las 11 había más personas participando en un curso de zumba que manifestantes esperando marchar. Poco a poco, las camisas blancas y las mantas con lemas contra López Obrador fueron llegando. Muchos de estos carteles parecían recién sacados de la serigrafía. Estaban hechos en serie. “Exijo seguridad. No lo quiero yo, lo queremos todos”. “Exijo respeto a la constitución, las leyes, a las instituciones y a los mexicanos”. “Exigimos servicios de salud para todos”. 

Foto: Alberto Pradilla

Para entonces López Obrador ya había comenzado su discurso en Palacio Nacional, pero aquí estaban los convencidos, los que nunca votaron a Morena y no se decepcionaron porque nunca esperaron nada bueno del nuevo mandatario. 

Ricardo García Espino, de 60 años, es de los que se trajo su cartel de casa con el lema “¿Quién mató a Mariana? La 4T”, en referencia a la niña de siete años enferma de cáncer que murió la semana pasada a causa de la falta de medicamentos, según denunció su madre. La secretaría de Salud negó que el desabastecimiento provocara el deceso.

“La muy aletargada respuesta del presidente fue que, si no hay medicinas, que vaya el doctor, que vaya la enfermera, que vaya el director a comprarlas. Además, el secretario de Salud dijo que no había urgencia cuando le avisaron hace meses. La niña está muerta. Claro que hay urgencia. No se puede quedar impune la muerte de Mariana”, dice.

 

Para las 11.30 la marcha era ya más numerosa y avanzaba por Reforma. Mucha camisa blanca y carteles con las exigencias más diversas: quejas por la inseguridad y el incremento en el número de homicidios, protestas por el estado de los servicios de salud y diversos mensajes contra López Obrador, al que calificaban desde “asesino” a “psicópata”, pasando por “dictador” o “anticristiano”.  

Adriana Silva, de 67 años, cargaba una manta inmensa y una camiseta de los chalecos verdes. Dijo llegar “por convicción propia” y enumera la lista de malas obras de López Obrador. “Está llevando el país a un despeñadero. Tenemos un crecimiento nulo. Todos son puras mentiras. No ha hecho nada concreto en bien de México. Está regalando el dinero en forma absurda. Los famosos ninis son puras empresas fantasmas. Ha descuidado el sector salud. Ha dividido a los mexicanos”, afirmó.

marcha anti amlo

Foto: Alberto Pradilla

“No somos fifís ni conservadores, somos mexicanos”. Las referencias al concepto “fifí”, empleado por López Obrador como peyorativo hacia sus rivales a quienes ubica como conservadores, es una constante.

“No queremos ser una Venezuela o una Cuba. México no es para tener políticas socialistas o comunistas”, dijo la mujer.

¿López Obrador está convirtiendo el país en un sistema comunista?

“Sí”.

¿Puede poner algún ejemplo?

Pasan algunos segundos. 

“Por ejemplo… Seguir las políticas y las instrucciones del Foro de Sao Paulo. Nosotros no queremos eso”.

Lee: Primer Informe: Economía crece poco y aún padecemos inseguridad, reconoce AMLO; destaca ahorros y apoyos sociales

La marcha transcurrió sin sobresaltos. La mayor parte del tiempo el grito en común era “México, México”. Aunque también se escuchó mucho “A mano alzada queremos que se vaya” o “ni chairos ni fifís”. Cuando la imaginación escaseaba era el turno del insulto personal: “Amlo payaso eres un fracaso”. O ya, directamente, sin rima. “AMLO tonto, payaso y ratero”, gritó un señor entre las chanzas y aplausos de sus acompañantes. 

La inseguridad y el servicio de salud son las preocupaciones que más se escucharon en la marcha. Sin embargo, también había otros asuntos que marcaron la agenda durante los primeros meses de López Obrador como presidente, como la migración.

marcha_anti_amlo

Foto: Alberto Pradilla

“Los mexicanos no tenemos por qué regalar nuestro dinero a Centroamérica”, era el eslogan escogido por Andrés Reyes, de 55 años. “No estoy de acuerdo con el pacto migratorio, hay muchas cosas que hacer en México. Respeto la migración, pero con derecho primero de los mexicanos”, dijo.

Cuando faltaban algunos minutos para las 12.30 la marcha alcanzó el monumento a la Revolución. Poco antes se había corrido un extraño rumor que decía que en la zona se había concentrado un grupo de discapacitados afines a Amlo que estarían buscando una imagen de confrontación. Es decir, “opositores golpean a discapacitados”. “Ignoramos si verdaderamente están o si están inventando. No caigamos en provocaciones. Graben cualquier agresión”, decía una mujer con megáfono en la cabecera. 

Al final, era una falsa alarma y el acto final se desarrolló sin incidentes. Por la tarima desfilaron Alejandra Morán, de chalecos verdes; la periodista Beatriz Pagés; el comunicador Luis Antonio García; Iván Ruiz, de una plataforma a favor del aeropuerto en Texcoco; y Walter de la Cruz, de México Convoca.

Entérate: Titular de Gobernación entrega Informe en el Congreso; oposición lanza reclamos al gobierno

Su principal anuncio: habrá otra marcha el 1 de diciembre. Será la séptima de este movimiento desde que López Obrador asumió la presidencia. 

Mientras tanto, la vocera de chalecos verdes, que surgió inspirados en los chalecos amarillos de Francia, dice que siguen apoyando a organizaciones de la sociedad civil. También hace mención a las disputas existentes dentro del propio movimiento. “Hay gente que no entiende que esto se trata de protagonismos. No han entendido que hay liderazgos porque la gente nos ha seguido, les ha gustado el movimiento de chalecos. Hacemos mucha unión con la gente que piensa como nosotros, pero hemos intentado acercarnos a la gente que no piensa como nosotros, como la gente de izquierda. Chalecos no es ni de derecha ni de izquierda. Somos más de centro. Sin embargo, tampoco somos de ultraderecha”, afirma. 

Para el momento en el que Walter de la Cruz comenzó a cantar el himno mexicano el grupo principal ya se había dispersado. De hecho, los que aguantaban bajo el sol de mediodía no llegaban a completar la mitad de uno de los lados de la explanada. No es algo que preocupe a Morán, reacia a contarse. Asegura que la próxima marcha será una “megamarcha”. Los chalecos verdes preparan una estrategia de desgaste: piden la renuncia de López Obrador pero tienen 2021 en el horizonte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.