close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

Hacienda busca aumentar impuesto a bebidas saborizadas y evitar ‘trampa’ en energetizantes

El gobierno propuso en la Ley de Ingresos un pago de 1.27 pesos por cada litro de estas bebidas, polvos y jarabes, para desincentivar su consumo y reducir la obesidad.
Pixabay
9 de septiembre, 2019
Comparte

Para aumentar la recaudación, y de paso, combatir la obesidad, el gobierno federal busca aumentar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas.

Con esto busca hacerse de 1,994.6 millones de pesos más el próximo año, según la iniciativa de Ley de Ingresos 2020. 

La propuesta, presentada al Congreso este domingo, señala que esta medida fortalece “la atención de la problemática de sobrepeso y obesidad” y busca que a partir del 1 de enero de 2020 la cuota aplicable sea de 1.27 por litro.

Lee: Hacienda va por impuestos a aplicaciones como Uber, Netflix, Airbnb, música y juegos en línea

Actualmente el impuesto por litro es de 1.17 pesos, la cual se actualizó por última vez en enero de 2018, cuando era de 1.00 peso. 

La Ley del IEPS establece un impuesto aplicable a las bebidas saborizadas, así como a los concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas dulces; y jarabes o concentrados para preparar bebidas saborizadas importadas o enajenadas.

La iniciativa también busca que la mecánica de actualización sea cada año, como sucede con las demás cuotas que se establecen en la Ley del IEPS. 

Actualmente el impuesto se actualiza solo cuando “el incremento porcentual acumulado del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), desde el mes en que se actualizó por última vez o desde el mes de noviembre previo a la entrada en vigor del impuesto, exceda de 10 puntos porcentuales”, según el artículo 17-A del Código Fiscal de la Federación.

Lee: Presupuesto 2020 eleva recursos para seguridad y programas sociales; a Pemex, apoyos por 86 mil mdp

Esta forma de actualización “no permite mantener en términos reales la carga tributaria de estos bienes, situación que limita el cumplimiento del objetivo extrafiscal de inducir un menor consumo de este tipo de bebidas y que sean sustituidas por productos que no tengan efectos adversos sobre la salud”, señala le iniciativa.

En 2014, el Congreso aprobó gravar con el IEPS las bebidas con azúcares añadidos con el fin de desalentar el consumo de productos que causan obesidad y sobrepeso.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT 2018), padece obesidad y sobrepeso el 32.1% de los menores de 5 a 11 años y el 73% de los adultos de 20 años en adelante.

Buscan evitar ‘trampa’ en bebidas energizantes

En la Ley de Ingresos, el gobierno federal propone también modificar la definición de bebidas energetizantes pues ésta ha impactado en la cantidad de impuestos recaudados.

Entérate: Hacienda prevé un crecimiento de 2.0% y el dólar a 20 pesos para 2020

Hacienda explica que actualmente el artículo 3 de la Ley del IEPS define como bebida energetizante a aquellas “no alcohólicas adicionadas con la mezcla de cafeína en cantidades superiores a 20 miligramos por cada cien mililitros de producto y taurina o glucoronolactona o tiamina y/o cualquier otra sustancia que produzca efectos estimulantes similares”.

Sin embargo, desde que fue aprobado el gravamen en 2011, las empresas reformularon su contenido a menos de 20 miligramos de cafeína, para evitar el pago del impuesto.

Hacienda señala que por esto la recaudación se ha reducido considerablemente al pasar de 109.5 millones de pesos en 2011 a 8.02 millones de pesos en 2018.

La modificación con la que el gobierno busca combatir esta ‘trampa’ es eliminando la referencia a la cantidad de miligramos de cafeína por cada cien mililitros de producto y que se considere como bebida energetizante a todas las que “contengan una mezcla de cafeína y taurina o glucoronolactona o tiamina y/o cualquier otra sustancia que produzca efectos estimulantes similares.

El Congreso aprobó el IEPS en 2011 para desincentivar el consumo de estas bebidas por tener efectos dañinos para la salud como son:  intoxicación, dolor de cabeza, agitación psicomotora, hipertensión arterial, taquicardias, hiperactividad, nerviosismo y vómito, entre otras.

Cuando estas bebidas se mezclan con alcohol se afecta directamente al sistema cardiovascular y nervioso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
David Levenson/Getty Images

Nobel de Literatura: quiénes son Olga Tokarczuk y Peter Handke, los ganadores del premio de 2018 y 2019

El premio fue anunciado este jueves por el vocero de la Real Academia de las Ciencias de Suecia, organismo que otorga el galardón cada año. Olga Tokarczuk es polaca y Peter Handke austríaco. Ambos tienen una larga trayectoria.
David Levenson/Getty Images
10 de octubre, 2019
Comparte

La Real Academia de las Ciencias de Suecia anunció este jueves 10 de octubre a la escritora polaca Olga Tokarczuk y al austríaco Peter Handke como los ganadores de los premios Nobel de Literatura de 2018 y 2019.

De la novelista y cuentista Olga Tokarczuk, ganadora de la edición del 2018, la academia dijo que se lo otorgaban por su “imaginación narrativa que, con pasión enciclopédica, representa el cruce de fronteras como forma de vida“.

En cuanto al ganador de 2019, Peter Handke, la academia sueca indicó que se lo ganó por “un trabajo influyente que con ingenio lingüístico ha explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana“.

Olga Tokarczuk

Comprometida políticamente con la izquierda ecologista, Olga Tokarczukha sido descrita como una de las escritoras vivas más importantes de las que nunca se ha oído hablar, al menos fuera de Polonia.

Tokarczuk nació en Sulechów, un pueblo polaco, en 1962 y actualmente vive en Breslavia, al oeste del país. Sus progenitores eran profesores y el padre también trabajaba en la biblioteca de la escuela.

En esa biblioteca la futura escritora leyó tanto como pudo. Fue allí donde desarrolló su apetito literario, se lee en el sitio web de la Fundación Nobel.

Olga Tokarcxuk en el Hay Festival de Gales, 2018.

David Levenson/Getty Images
Olga Tokarczuk en el Hay Festival de Gales, 2018. La Academia dijo que premió su “imaginación narrativa”.

La Academia elogia ampliamente su “impresionante” novela “Casa diurna, casa nocturna”, 1998, “una rica mezcla de bellas e impactantes imágenes” en donde “se encuentra la intención de representar una región entera con muchas culturas, destinos y perspectivas individuales en conflicto“.

También destaca la colección de historias cortas “Concierto de varios tambores”, de 2001, y la novela “Los corredores”, de 2007, que habla sobre el cruce de fronteras, y “Los libros de Jacob”, una novela histórica.

“Tokarczuk nunca ve la realidad como algo estable o eterno; ella construye sus novelas en una tensión entre opuestos culturales”, explican desde la Fundación Nobel.

Peter Handke

Handke es autor de teatro, novela, poesía y ensayo. También es guionista y director de cine y una de las plumas más reconocidas de la literatura alemana.

Su primera novela es de 1966, “Los avispones” y es autor de guiones de cine (como el Cielo sobre Berlín, de Wim Wenders), y ganador del Premio del Cine Alemán a Mejor Guión.

Peter Handke recogiendo un premio en 2014

FREDRIK VARFJELL/Getty Images
El novelista austríaco Peter Handke ganó un Premio Internacional Ibsen en 2014, pero en Noruega hubo controversia por su visión sobre la Guerra de los Balcanes y rechazó la dotación económica.

“Después de haber producido una gran cantidad de obras en diferentes géneros, se ha establecido como uno de los escritores más influyentes en Europa después de la Segunda Guerra Mundial”, dice la Academia sueca.

“El peculiar arte de Handke es la extraordinaria atención a los paisajes y la presencia material del mundo, lo que ha hecho del cine y la pintura dos de sus mayores fuentes de inspiración”, agregó la institución.

Un año, dos premios

Hace más de 40 años que no había un Nobel de Literatura compartido. La última fue en 1974 a Harry Martinson y Eyvind Johnson.

Además, el año pasado y por primera vez desde 1943, la Academia Sueca no entregó el Nobel de Literatura por un escándalo de abusos sexuales y otras denuncias que provocaron la renuncia de siete de los 18 miembros del jurado.

La institución explicó en un comunicado que el premio de 2018 se concedería en 2019, junto con el correspondiente a ese año.

Aparte de seis años durante las guerras mundiales, solo ha habido un año en que no se otorgó el premio, en 1935, cuando el galardón se declaró desierto, una potestad de los organizadores si consideran que no hay candidatos a la altura de las expectativas del galardón.

Hasta la fecha, se han entregado 112 premios Nobel de Literatura (a 116 premiados), 11 de los cuales fueron para escritores hispanohablantes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.