Primer Informe: AMLO fue interrumpido 40 veces para aplausos; destaca su alianza con empresarios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Primer Informe: AMLO fue interrumpido 40 veces para aplausos; destaca su alianza con empresarios

Emilio Azcárraga y Carlos Slim estuvieron entre los invitados del presidente para su Primer Informe de Gobierno; López Obrador dijo que "ya es un hecho" la separación del poder político del poder económico.
AFP
2 de septiembre, 2019
Comparte

El Primer Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, según mandata la Constitución, fue en realidad el tercer acto con formato de “informe” que ha organizado en sus nueve meses de gobierno, y así lo anunciaba sin disimulo la mampara que sirvió de fondo al mensaje, con el rótulo “Tercer Informe de Gobierno al Pueblo de México”.

Este fue el primero en el que apareció totalmente solo en el templete. A las 11 en punto llegó y se sentó en la única silla disponible mientras el maestro de ceremonias lo presentaba, y después ante el micrófono en un atril, desde el cual habló una hora con 35 minutos. Es el mensaje más largo de los tres que ha dado, y fue interrumpido por aplausos en 40 ocasiones.

Todos estos aplausos, sin contar el de bienvenida y despedida, abarcaron en total cinco minutos y medio del evento.

El primer “informe” de López Obrador había sido a los 100 días de su gobierno, también en Palacio Nacional, en el Patio Central, pero duró una hora y cuarto y estuvo acompañado en el templete por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar; y los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres.

El segundo fue el 1 de julio, al cumplirse un año de las elecciones, con un festival musical que duró más de tres horas en la plancha del Zócalo, en la que habló ante 80 mil asistentes durante una hora con 25 minutos, respaldado en el escenario por su esposa, Beatriz Gutiérrez; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y Muñoz Ledo.

Entérate: Economía crece poco y aún padecemos inseguridad, reconoce AMLO; destaca ahorros y apoyos sociales

En cambio, esta vez, tanto familiares como representantes de los otros Poderes de la Unión o gobernadores permanecieron abajo del templete, solo como público. 600 invitados en total, incluyendo empresarios, que presenciaron el informe en el Patio de Honor de Palacio.

En la primera fila de asientos estaba la esposa del presidente y sus tres hijos mayores: José Ramón, Andrés y Gonzalo López Beltrán. En la misma línea, el ministro Zaldívar, Muñoz Ledo, y la escritora Elena Poniatowska.

Detrás de Beatriz Gutiérrez, el empresario más rico de México, Carlos Slim, que fue de los primeros en llegar al acto y se llevó una mención especial del presidente. Detrás de los hijos estaba el dueño de Televisa, Emilio Azcárraga. Y más atrás, la mujer más rica, María Asunción Aramburuzabala, y Germán Larrea, dueño de la minera Grupo México.

Aun con la presencia de varios empresarios, el presidente insistió con una idea que ha planteado desde el principio de su gobierno: “Ya es un hecho, por ejemplo, la separación entre el poder económico del poder político”.

A la extrema izquierda de López Obrador quedaron los gobernadores, acomodados en casi estricto orden alfabético del estado al que representan. Solo faltó Cuauhtémoc Blanco, de Morelos, porque estaba en la instalación del segundo periodo de sesiones del Congreso Local.

Mientras que quienes llegaron juntos fueron los mandatarios del PAN, que apenas el viernes anunciaron la creación de una asociación civil para organizarse como contrapeso al gobierno federal.

En el extremo opuesto, a la izquierda del presidente, estaban los titulares de otros organismos autónomos, como Luis Raúl González, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); Lorenzo Córdova, del Instituto Nacional Electoral (INE); así como el padre Alejandro Solalinde, defensor de los derechos de los migrantes; y el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero. Y detrás, la presidenta de Morena, partido que llevó a la presidencia a López Obrador, Yeidckol Polevnsky, única líder partidista que acudió al acto.

“El Poder Ejecutivo ya no interviene, como era costumbre, en las determinaciones del Poder Legislativo ni del Judicial; respeta las atribuciones y jurisdicciones de las instancias estatales y municipales; no se entromete en las decisiones de órganos autónomos como la Fiscalía General de la República, el Banco de México, las autoridades electorales y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y se abstiene de interferir en la vida interna de sindicatos y partidos políticos”, fueron las palabras dedicadas a otras instituciones del país.

Entérate: Discurso completo de AMLO por su Primer Informe de Gobierno, en Palacio Nacional

Y exactamente de frente a donde López Obrador pronunció su discurso, estuvieron los miembros de su gabinete, repartidos en dos filas.

En la de adelante, quedaron el de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval; de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero; de Hacienda (SHCP), Arturo Herrera; de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval; de Marina (Semar), José Rafael Ojeda; de Energía (Sener), Rocío Nahle; de Salud, Jorge Alcocer; el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo; el secretario de Relaciones Exteriores (SER), Marcelo Ebrard; y la de Bienestar, María Luisa Albores.

En segunda fila, la secretaria del Trabajo (STPS), Luisa María Alcalde; de Educación (SEP), Esteban Moctezuma; la de Economía (SE), Graciela Márquez; el de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer; de Cultura, Alejandra Frausto; de Turismo (Sectur), Miguel Torruco; de Seguridad Ciudadana y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; y de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jiménez Espriú.

Entre discurso presidencial y aplausos de los invitados, logró colarse al Patio de Honor de Palacio Nacional el sonido de un megáfono. A las 11:40 de la mañana y durante unos 15 minutos, los invitados alcanzaron a escucharlo, aunque no era una protesta por el informe, sino una carpa con manifestantes provenientes de Chiapas que desde el 29 de julio están instalados frente al edificio exigiendo la liberación de presos políticos de ese estado.

En cambio, en la puerta del otro extremo de Palacio, junto a la Catedral, un grupo de gente de no más de 50 personas manifestaba su apoyo al gobierno de López Obrador y esperaba que saliera a saludar, aunque esta vez no hubo ninguna actividad que incluyera a la población, como hace dos meses en la plancha del Zócalo.

Al terminar el acto, una de las pocas críticas provino de uno de los gobernadores panistas, el guanajuatense Diego Sinhué Rodríguez, que dijo que no toda la población está “feliz, feliz, feliz”, una frase que el presidente dijo hace unos días y volvió a repetir este domingo.

Como en los otros informes, López Obrador terminó su discurso gritando “viva México” tres veces, y fue despedido con medio minuto de aplausos y el Himno Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Guerra en Ucrania: Zelensky formaliza la solicitud de ingreso en la OTAN

El mandatario ucraniano expresó su deseo de que la solicitud de ingreso sea procesada por un mecanismo acelerado como el usado por Suecia y Finlandia, que lograron ser admitidos en cuestión de meses.
30 de septiembre, 2022
Comparte

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, anunció este viernes que su país está solicitando formalmente el ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), empleando un mecanismo de adhesión acelerada.

La petición fue realizada el mismo día en que el gobierno de Vladimir Putin anunció la anexión en la Federación Rusa de cuatro regiones de Ucrania que las tropas rusas han conquistado desde el inicio de la guerra en febrero de este año.

“Estamos tomando nuestro paso decisivo al firmar la solicitud de Ucrania para un ingreso acelerado en la OTAN”, señaló Zelensky en un comunicado en el que destacó que su país ya había adelantado en su camino hacia la integración en esa organización al haber demostrado la compatibilidad con los estándares de la alianza atlántica.

“Son reales para Ucrania, reales en el campo de batalla y en todos los aspectos de nuestra interacción. Nos tenemos confianza mutua, nos protegemos mutuamente. Esta es una alianza, de facto. Hoy, Ucrania está solicitando para hacerlo de jure“, señaló.

El mecanismo de ingreso acelerado es un procedimiento que permite a un país unirse a la OTAN sin necesidad de contar previamente con un plan de acción para la membresía (MAP, por sus siglas en inglés), que es un programa mediante el cual esa organización presta apoyo y consejo individualizado a cada país para orientarle en el proceso de adaptación a los estándares de la alianza.

Aunque ese es el procedimiento regular para ingresar, Zelensky señaló que recientemente Finlandia y Suecia usaron un mecanismo de ingreso acelerado y que era justo que Ucrania pudiera hacer lo mismo.

Finlandia y Suecia lograron adherirse a la OTAN apenas unos meses después de que ambos países, impulsados por la invasión rusa a Ucrania, tomaran la decisión de solicitar su ingreso en la alianza.

De la resignación a la petición

Aunque el ingreso en la OTAN ha sido una aspiración de Ucrania desde hace varios años y está inscrita en la Constitución del país desde 2019, Putin se ha opuesto a esa posibilidad de forma feroz, señalando que representa una amenaza existencial para Rusia.

Vladimir Putin

Reuters
Vladimir Putin dijo que la anexión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia “no es negociable”.

De hecho, antes de invadir Ucrania en febrero de este año, Moscú exigía garantías legales de que Kyiv nunca sería admitido en esa alianza militar liderada por Estados Unidos.

Posteriormente muchos analistas han considerado esa exigencia como uno de varios pretextos usados por Rusia para invadir Ucrania.

Tras el inicio de esa agresión armada ordenada por Putin, Zelensky pareció renunciar a la posibilidad de entrar en la OTAN y señaló que su país debía aceptar que quizá nunca podrían integrarse en esa alianza.

En aquel momento, algunos analistas consideraron que se trataba de un gesto de apaciguamiento para abrir la puerta a un posible acuerdo de paz con Moscú.

Sin embargo, la decisión de Rusia de anexarse este viernes el territorio ucraniano que sus tropas han conquistado en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia -luego de realizar unos referendos considerados como fraudulentos por la comunidad internacional-, parece haber impulsado a Zelensky a cambiar de posición.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rVTadf5UTPY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.