'Voy a seguir pidiendo justicia': víctima de la Guerra Sucia tras disculpa del Estado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

'Voy a seguir pidiendo justicia': víctima de la Guerra Sucia tras disculpa del Estado

Martha Alicia Camacho lamentó que no acudiera una representante del Ejército al acto de disculpa pública del Estado mexicano.
Cuartoscuro
23 de septiembre, 2019
Comparte

“Señora Martha Alicia Camacho Loaiza. Señor Miguel Alfonso Millán. A nombre del Estado mexicano les ofrezco una disculpa pública por la trasgresión a sus derechos en el marco de las violaciones graves, generalizadas y sistemáticas a derechos humanos ocurridas en un contexto de violencia política en el pasado en el periodo conocido como Guerra Sucia. Usted, señora Martha Alicia Camacho, fue detenida arbitrariamente, torturada y desaparecida de manera transitoria. Señor Miguel Alfonso Millán fue torturado y desaparecido de manera transitoria. El señor José Manuel Alzapico Lizarraga fue detenido de manera arbitraria, torturado y privado de la vida extrajudicialmente”.

Con estas palabras, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, oficializó la petición de perdón del Estado mexicano a Martha Alicia Camacho Loaiza, su hijo Miguel Alfonso y esposo José Manuel Alzapico. Se trata de la primera ocasión en la que México solicita disculpas a una víctima de la represión ocurrida durante la época conocida como Guerra Sucia, y que tuvo lugar en los años 60 y 70 del siglo pasado. 

Camacho Loaiza y su esposo José Manuel Alzapico fueron detenidos en Culiacán, Sinaloa, el 19 de agosto de 1977. Ella estaba embarazada y dio a luz durante el cautiverio. Él fue asesinado y su mujer tuvo que presenciar las torturas a las que fue sometido y su ejecución. La mujer sobrevivió porque su padre pagó un rescate. El cuerpo de su esposo jamás apareció.

Ambos fueron miembros de la Liga Comunista 23 de septiembre, un grupo político militar que operó en México entre los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado. Decenas de estos activistas fueron detenidos, torturados y desaparecidos. 

El relato de lo que le ocurrió es estremecedor. Lo explicó ella misma a través de un video proyectado por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. Cómo los militares castraron a su esposo delante suya. Cómo le lanzaron sobre su cuerpo ensangrentado. Cómo tuvo que presenciar su agonía y muerte. Cómo dio a luz a su hijo en cautiverio y, nada más nacer, le pusieron una ametralladora Thompson, haciendo bromas con que “había nacido un guerrillero”.

“Fueron hechos perpetrados por parte de la policía judicial del Estado de Sinaloa, la dirección General de Seguridad y por el Ejército mexicano. Le ofrezco una disculpa por la negación a su acceso a la justicia y a reconocer la verdad sobre los hechos, así como el paradero del cuerpo del señor José Manuel Alzapico. Ante los obstáculos y la dilación de las instituciones encargadas de impartir justicia. Les ofrezco una disculpa pública por el daño a la imagen, el honor y a la dignidad en agravio de su familia, derivada de la criminalización realizada en su contra por diversas instituciones del estado mexicano”, dijo Sánchez Cordero.

“El Estado mexicano hace un compromiso por garantizar la reparación integral de los daños producidos por las autoridades desde el 19 de agosto de 1977. Reitero el compromiso de implementar medidas para la no repetición de actos que violentaron sus derechos humanos. Que ninguna otra persona tenga que pasar por estas atrocidades”, dijo la secretaria de Gobernación. 

El acto de resarcimiento tuvo lugar en el Centro Universitario de Tlatelolco. Por parte del Estado tomaron la palabra la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Camacho, y el subsecretario de Derechos Humanos, Migraciones y Población, Alejandro Encinas. Entre el público, antiguos militantes de la Liga Comunista 23 de septiembre y familiares de desaparecidos. 

 “Sanar al país requiere verdad, justicia y memoria. Mientras los casos del pasado no se resuelvan, mientras no existan ejemplos de justicia, estas graves violaciones seguirán ocurriendo. Si este gobierno quiere cambiar tiene que empezar a traer justicia a los casos de ayer y hoy. En ello radica la posibilidad de que el cambio de régimen se convierta en un verdadero proceso de transición democrática”, dijo Camacho Loaiza durante su intervención. 

“Esto es una luz, una esperanza, un punto de partida. Que esto no quede solo en una disculpa. Es un primer logro. Hay que seguir avanzando”, dijo la superviviente, que acudió al acto con un retrato de su marido asesinado en el que podía leerse “si yo estoy viva tú nunca estarás muerto”.

“Ahora el Estado reconoce su responsabilidad. Con más ganas, con más fuerzas, voy a seguir pidiendo justicia”, dijo la mujer. Ella es la primera víctima de la denominada “guerra sucia” que recibe la petición de disculpas por parte del Estado. Sin embargo, ella es reacia a utilizar el término “guerra sucia” y considera más apropiado “crímenes de Estado”. 

“Lamento mucho que no esté la Sedena. Perdió una gran oportunidad para reconocer las atrocidades que cometieron en esa época. Reconocerlo sería muy sano hacia el fortalecimiento de esa institución. Debieran estar aquí, porque fue precisamente al interior de la IX Zona Militar de Culiacán, Sinaloa, donde se cometieron atrocidades que van más allá de la comprensión humana”, afirmó. 

Animal Político preguntó a la Sedena sobre estas declaraciones, pero al cierre de la nota no había recibido respuesta. 

“Buscar justicia no ha sido fácil”, dijo Camacho Loaiza, quien lamentó que hubo instituciones que “no estuvieron a la altura”.

Puso en valor la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de 2001, en la que se reconoció la existencia de detenciones irregulares, torturas y desapariciones. “Fue un primer impulso”, aseguró. 

Emocionada, agradeció el apoyo de sus familiares y de compañeros de búsqueda e instó al Estado a llevar este tipo de actos a otros territorios como Sinaloa. “Este país es una fosa. El Estado nos debe voltear a ver a la cara para no seguir solas. Debemos seguir avanzando”, dijo.

La intervención de Camacho Loaiza estuvo precedida de dos voces oficiales. Por un lado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Por otro, Alejandro Encimas, subsecretario de Derechos Humanos, Migraciones y Población y que, además, fue militante del Partido Comunista.

“Este es un acto de gran trascendencia. Es el reconocimiento de la responsabilidad del Estado mexicano en graves violaciones a los Derechos humanos. Un alto en el camino en una historia en la que no hemos sido capaces de crear las condiciones de encuentro de nuestro país”, dijo Encinas. 

El subsecretario puso en valor el reconocimiento “en medio de coyuntura de debate sobre uno de los episodios más oscuros en la vida de nuestro país, la Guerra Sucia. Debe obligarnos a una revisión profunda, reescribir nuestra propia historia y asumir las responsabilidades”. 

“Predominaba el principio de autoridad y la razón de Estado por encima de los derechos y libertades de las personas. El Estado tiene la obligación de juzgar a quienes cometieron ilícitos, pero esto debe hacerse siempre en el marco del respeto a los derechos de todas las personas y no en el marco de desaparición o la tortura”, dijo.

Encinas también reconoció la existencia de “una generación perseguida”. Una generación a la que pertenece Camacho Loaiza. Por ejemplo, el informe de la CNDH de 2001 reconoce la existencia de 532 desaparecidos entre los 70 y los 80. También la Fiscalía Especializada en Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, creada durante el mandato de Vicente Fox (2000-2006) reconoció la existencia de más de 2 mil torturados y desaparecidos.

“El México de los 70 vivió en represión, el Estado asumió como enemigos a los disidentes políticos. Se realizaron prácticas de contrainsurgencia, detenciones, torturas, a cientos de hombres y mujeres”, dijo Encinas. 

El subsecretario aseguró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “es un cambio frente a la impunidad, que debe quedar atrás”. No solo defendió pedir perdón, sino buscar a los responsables y comprometerse con una cultura de defensa de las libertades.

“Nuestra más sincera disculpa. Vamos a seguir trabajando por la libertad de todos los mexicanos”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son los interferones: los "soldados" con los que nuestro cuerpo combate el COVID (y qué peligros tienen)

Los humanos producimos interferones de manera natural para combatir los efectos de algún virus y científicos ahora buscan formas de potenciarlos ante la pandemia.
2 de septiembre, 2020
Comparte

Fueron nombrados como “nuestros mejores combatientes”. Así, el epidemiólogo más reconocido y líder en la lucha de Estados Unidos contra el coronavirus, Anthony Fauci, describió a los interferones.

Y de acuerdo a los expertos consultados por BBC Mundo, no exagera.

Los interferones son glucoproteínas de alta actividad antiviral producidas en nuestro cuerpo y se consideran parte esencial de la defensa del organismo contra múltiples virus, entre ellos el nuevo SARS-CoV-2.

De hecho, diferentes estudios plantean que fortalecer la presencia de estas moléculas en el cuerpo humano a tiempo puede inhibir con fuerza los efectos de la covid-19.

La esperanza es que, junto a otros tratamientos, se pueda acelerar la recuperación y prevenir daños a largo plazo en la salud.

Pero se señala que también existen peligros cuando la enfermedad ya está avanzada por los intensos efectos secundarios que se pueden provocar.

Pese a ello, tratamientos con interferones ya son usados con males como la hepatitis C y la esclerosis múltiple.

Descripción

“Son nuestros soldados de primera línea. Cuando te infectas con un virus, las células realizan un trabajo fundamental. Podemos decir que lo primero que hacen es un llamado para aumentar las defensas del cuerpo. Esa acción es mediada por estas proteínas llamadas interferones“, explica a BBC Mundo Benjamin tenOever, director del Centro de Ingeniería de Virus para Terapia e Investigación, con sede en Nueva York.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero se desarrollaron tratamientos para fortalecer el sistema inmune de las personas.

El médico describe, por ejemplo, que los interferones actúan cuando tienes síntomas de un resfrío o gripe como la fiebre y dolor corporal.

“Combaten los efectos que producen los virus. Intentan reducir lo que generan”, señala.

Por su parte, un ensayo publicado por científicos alemanes, publicado en julio por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, indica que los interferones “reaccionan rápidamente durante el proceso de una infección viral.

“Forman una parte esencial de un mecanismo de defensa muy temprano”.

Frente al coronavirus

De acuerdo al equipo de médicos alemanes, un indicador de la importancia de los interferones es el hallazgo de que en cultivos celulares y experimentos con animales se detectó que pueden inhibir fuertemente los efectos del coronavirus.

Es por ello que diferentes estudios en el mundo apuntan a potenciar su capacidad en el cuerpo humano, lo que significaría que el sistema inmune de las personas tenga mayores opciones de que la covid-19 no produzca efectos graves o fatales.

Hasta este 1 de septiembre, 850.545 personas fallecieron por el contagio del nuevo virus y se registraron más de 25 millones de infecciones en el mundo.

Estados Unidos, Brasil, India y México son los países con mayor cantidad de fallecimientos por la pandemia.

Personas con mascarilla en Guatemala

Getty Images
Hasta finales de agosto, la pandemia llegó a provocar más de 850.000 muertes.

Benjamin tenOever explica que no es una sorpresa que dotar de interferones es una forma efectiva de combatir infecciones como el coronavirus, pero también añade que existen problemas.

Los peligros

“Pueden existir casos en los que si se proporciona esta proteína como un medicamento puedes experimentar la peor gripe de tu vida. Una dosis puede ser mucho más grande de lo que tu organismo puede producir de forma natural y te sentirás terrible incluso en el caso de que te pueda ayudar con una infección de algún virus”, explica.

El experto sostiene que esa es una de las razones por las que todavía se debate si esta posibilidad se debe usar de manera más generalizada con aquellos contagiados con el nuevo coronavirus.

Y es una posibilidad de que el momento en el que se aplica este procedimiento el que defina los posibles efectos.

Una dosis en una etapa temprana del coronavirus puede ser más efectiva que cuando el paciente ya se encuentra hospitalizado, “pero es algo que todavía se analiza”, dice tenOever.

“Todavía no está claro. Es algo que aún no sabemos y, además, actúa de manera diferente en cada caso”, señala.

Y por ello científicos alrededor del mundo estudian cómo se puede lograr que los interferones logren ser incluso mejores soldados de lo que son ahora en la lucha contra el coronavirus.

A la par que diferentes laboratorios del mundo intentan desarrollar una vacuna para la covid-19 que sea segura y efectiva.

Prueba de coronavirus en Cuba

Getty Images
Cuba desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El tiempo para actuar parece ser vital, de acuerdo a las investigaciones de un grupo de científicos franceses liderados por Jérôme Hadjadj.

En su artículo, publicado en la revista Science, explican que la producción de células inmunes desciende en los casos ya avanzados de la enfermedad en un artículo publicado en la revista estadounidense Science.

“Descubrimos que cuanto más graves estaban los pacientes, menos interferón tipo 1 producían”, señalan el artículo “Deterioro de la actividad del interferón tipo I y respuestas inflamatorias en pacientes con COVID-19 grave”.

TenOever, por su parte, añade que en casos avanzados el virus “reprime de forma muy activa tanto la producción como la acción de los interferones”.

A pesar de que estos tratamientos para la el virus no los avala la Organización Mundial de Salud, ya son usados en países como Cuba, que desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El Ministerio de Salud Pública de la isla resalta que la inclusión de este medicamento en sus protocolos de tratamiento trajo resultados positivos.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.