Autoridades de la CDMX violentan y minimizan a mujeres que buscan justicia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Autoridades de la CDMX violentan y minimizan a mujeres que buscan justicia

Las autoridades encargadas de la procuración de justicia violan los derechos de las mujeres y las revictimizan con patrones y comportamientos discriminatorios, indicó un informe de la Comisión de Derechos de la CDMX.
Cuartoscuro Archivo
26 de septiembre, 2019
Comparte

Falta de medidas de protección a las mujeres que denuncian delitos, descalificaciones, culparlas del acoso o las agresiones sexuales que viven y negligencia para investigar la violencia cuando no hay golpes, son algunas de las omisiones documentadas por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) cuando se trata de procurar justicia con enfoque de género en la capital del país.

De acuerdo con la CDHCM, en la Ciudad de México las autoridades encargadas de la procuración de justicia violan los derechos de las mujeres y las revictimizan con patrones y comportamientos discriminatorios, que impiden y obstaculizan las acciones para prevenir, atender y sancionar los actos de violencia de las que son víctimas.

En el 30% de los casos de feminicidio, indicó la presidenta de la Comisión, Nashieli Ramírez, las autoridades filtran información de los casos a los medios. En cuatro de cada 10 casos, hay una total omisión en el ejercicio de la investigación, “y en el resto, en los otros seis, además hay negligencia”.

“No encontramos un solo momento en donde no haya alguna omisión”, acusó Ramírez sobre los casos analizados por la Comisión.

Revictimización

El caso de Dafne es ejemplo del mal actuar de las autoridades de justicia: a principios de 2018 conoció a un hombre de 41 años, quien, de acuerdo con su familia, ejercía violencia física y psicológica en su contra, y que la agredía cuando intentaba ponerse en contacto con su ellos.

En abril del mismo año, la madre de Dafne recibió una llamada telefónica de su entonces pareja, quien le dijo “que su niña había fallecido”, por lo que de inmediato acudió a la casa de huéspedes donde vivía su hija. Dentro de su cuarto, la encontró muerta, tirada en el suelo.

Por estos hechos, la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Cuauhtémoc inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo por arma de fuego, ya que el cuerpo de Dafne fue encontrado con una herida de bala en la cabeza y se encontró una pistola tirada entre sus piernas.

La perito en criminalística que acudió al domicilio a evaluar la escena del crimen dictaminó que las lesiones de la mujer “fueron producidas por un arma de fuego y que fueron autoinflingidas, aunque al momento de emitir el dictamen no contaba con la total de las intervenciones periciales”, documentó la CDHCM.

Además, a pesar de que el agente del Ministerio Público tuvo conocimiento sobre que Dafne podría haber sido víctima de violencia por parte de su pareja, “nadie de su personal ni del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) activó los protocolos para la investigación del delito de feminicidio, en virtud de que solo agotaron la línea de investigación del suicidio”.

Ni siquiera porque, según la Comisión, de la intervención en materia en química forense señaló que no se encontraron elementos de plomo y bario en las manos de Dafne y se reportó que encontraron sangre en su pantaleta, y en la suela de uno de sus zapatos.

Finalmente, el agente del Ministerio Público determinó que la investigación no sería enviada a la Agencia Especializada de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio Doloso en agravio de Mujeres y Personas con orientación o preferencia sexual, por identidad o expresión de género, debido a que los dictámenes en criminalística determinaron que Dafne se autoinfligió las lesiones que le causaron la muerte.

De acuerdo con la CDHCM, entre el 2013 y el 2018 se recibieron 21 mil 113 quejas por presuntas violaciones a los derechos humanos en las que las víctimas fueron mujeres.

Las alcaldías en las que las mujeres denunciaron mayor número de casos fueron Cuauhtémoc (6 mil 577), Iztapalapa (4 mil 170), Gustavo A. Madero (mil 587), Xochimilco (mil 317) y Benito Juárez (mil 158).

La mayoría de las víctimas (4 mil 100) fueron mujeres de entre 30 y 44 años, seguido de las que tenían entre 45 y 59 años (3 mil 370) y las que tenían 60 años o más (2 mil 386).

Los derechos que fueron mencionados en más ocasiones como presuntamente vulnerados fueron a la seguridad jurídica (7 mil 549), de la víctima o la persona ofendida (6 mil 677), de las personas privadas de la libertad (3 mil 629), a la salud (2 mil 430) y a la integridad personal (2 mil 424).

Otros derechos presuntamente vulnerados que mencionaron las mujeres víctimas fueron el del debido proceso y garantías judiciales (2 mil 081), de la niñez (mil 691), a condiciones de seguridad e higiene en el trabajo (mil 441), al trabajo (mil 221) y a la libertad y seguridad personales (mil 079).

¿Qué hicieron mal las autoridades de CDMX?

En el informe, la CDHCM señala que los patrones más comunes de omisiones por parte de las autoridades de investigación sobre violencia hacia mujeres y niñas fueron:

-Inactividad total de medidas de protección ante la denuncia.

-Inactividad total de medidas de protección ante la petición directa de la víctima.

-Inactividad total de medidas de protección pese al evidente riesgo real e inmediato.

-La descalificación y culpabilización de las víctimas de acoso o agresión sexual.

-Justificación de la actividad debido a que no hubieron golpes, amenazas o denuncias previas, la solicitud de medidas de protección sin resultado y la solicitud del Código de Atención Ciudadana sin efecto.

-Dilación excesiva en la solicitud de medidas.

-Solicitud de medidas hasta la intervención de la Comisión de Derechos Humanos.

La CDHCM también encontró que los motivos por los que los agentes del Ministerio Público en la Ciudad de México no iniciaron investigaciones por las violencias contra mujeres fueron que la víctima no presentó lesiones graves, que no aportó pruebas para acreditar su dicho, que minimizaron la denuncia o que la persona que se denunciaba era servidora pública.

A ello se agregan las conductas de malos tratos para evitar el inicio de la carpeta de investigación, o el inicio de la carpeta como mero trámite.

Según la Comisión, las víctimas además tienen que someterse a interrogatorios que las revictimizan y las culpabilizan, el uso de prejuicios o estereotipos en su contra, demoras en la investigación y la pérdida de indicios o evidencia por un manejo deficiente o negligente por parte de las autoridades de investigación.

Por esta situación, la CDHCM pidió a las autoridades capitalinas la incorporación del análisis de contexto, así como el análisis de riesgo de víctimas, testigos o denunciantes, así como la intervención pericial oportuna y de calidad para la aportación de elementos objetivos en el esclarecimiento de los hechos.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) deberá incorporar un enfoque diferenciado y con perspectiva de derechos humanos para los casos de tortura con un componente sexual.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana local (SSC) deberá establecer un mecanismo de supervisión, evaluación y monitoreo de su personal policial.

También, las autoridades deberán implementar medidas integrales para atender con la debida diligencia los casos de violencia contra las mujeres, incluyendo mecanismos para que las víctimas no desistan ni tengan afectaciones psicoemocionales derivadas del temor constante de ser nuevamente atacadas.

Alerta de Género en CDMX

En entrevista con Animal Político, la titular de la CDHCM, Nashieli Ramírez, comentó que el organismo considera que antes del próximo 30 de septiembre se declarará la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad de México (AVG), lo que obligará a las autoridades capitalinas a establecer un presupuesto puntual para atender a víctimas de feminicidio.

“Ahora podría haber uno, contemplar la indemnización por violencia feminicida, y también lo que va a traer es que deberá haber estrictamente un presupuesto asignado para las acciones contra la violencia de género, sumado a que la misma mecánica de la AVG permitirá mayor participación en el tema de organizaciones de la sociedad civil”, dijo.

También, dijo, continuarán las acciones anunciadas por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, para reforzar la seguridad en el transporte público, se actualizará la aplicación del Gobierno de la Ciudad de México con botón de pánico y habrá mayor instalación de luminarias en las calles.

“La parte que veo más difícil a corto plazo, es el sistema de justicia y el propio sistema de procuración de seguridad. ¿Qué sí se puede hacer? Ha habido demanda desde hace años de que los lugares donde se acude a denunciar y hay filtros de valoraciones médicas en espacios no dignos y que no arropan las víctimas, pero ahora se plantea una remodelación de ellas”, agregó.

“Todo lo que se haga va a abonar mientras se haga. Nosotros decíamos, en términos de violencia contra las mujeres en Ciudad de México tenemos lagunas legales, pero se pueden ir solventando, sobre todo de la violencia cibernética o con armas, que no está bien documentada, la parte que nos falla de que no tenemos categorizada la violencia familiar como violencia de género, pero son cosas que se pueden avanzar rápido”, explicó.

Sin embargo, reconoció que eso no ha determinado que no se erradique la violencia contra las mujeres en la capital y enfatizó que, con las leyes actuales, podría avanzarse, por lo que, consideró, debe hacerse más trabajo en el trabajo de la implementación de las mismas.

“El problema es básicamente de instrumentación de lo que ya tenemos. En materia institucional lo que hay que hacer es dejar de normalizar desde las dependencias públicas la violencia y proteger a las mujeres”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Encuentran restos de 215 niños en una fosa común dentro de una escuela en Canadá

La fosa común fue hallada durante una inspección de una antigua escuela residencial para jóvenes indígenas.
29 de mayo, 2021
Comparte

Una fosa común con los restos de 215 niños fue hallada en un internado creado para integrar a miembros de la comunidad indígena de Canadá.

Se trata de antiguos estudiantes de la Kamloops Indian Residential School en Columbia Británica, en el oeste de Canadá, que cerró en 1978.

El hallazgo fue anunciado por la jefa de la comunidad aborigen Tk’emlups te Secwepemc.

El primer ministro Justin Trudeau calificó el hallazgo como un “doloroso recordatorio” de un “capítulo vergonzoso de la historia de nuestro país”.

Los dirigentes de la comunidad se encuentran trabajando con especialistas en museos y la oficina forense para establecer las causas y el momento exacto de las muertes, que actualmente se desconocen.

Rosanne Casimir, jefa de la comunidad en la ciudad de Kamloops en Columbia Británica, afirmó que el hallazgo preliminar ponía en evidencia una pérdida impensable que nunca fue documentada por los administradores de la escuela.

Estas escuelas de Canadá funcionaban como internados obligatorios administrados por el gobierno y las autoridades religiosas durante los siglos XIX y XX con el objetivo de integrar por la fuerza a los jóvenes indígenas.

Justin Trudeau

Getty Images
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, lamentó el hallazgo en el antiguo internado.

El internado Kamloops era el más grande de todo este sistema, que se conoció con el nombre de Sistema Escolar de Residencias Indígenas.

Inaugurado bajo la administración católica en 1890, llegó a contar con hasta 500 estudiantes cuando alcanzó su punto máximo en la década de 1950.

El gobierno central asumió la administración de la escuela en 1969, utilizándola como residencia para estudiantes locales hasta 1978, cuando fue cerrada.

¿Qué se sabe de los restos?

Según los voceros de Tk’emlups te Secwepemc, los restos fueron encontrados con la ayuda de un georradar durante una inspección de la escuela.

“Hasta donde sabemos, las muertes de estos niños nunca fueron documentadas”, aseguró Casimir. “Algunos de ellos tenían apenas 3 años”.

“Buscamos una manera de confirmar los hechos con el más profundo respeto y amor por esos niños perdidos y sus familias, entendiendo que Tk’emlups te Secwepemc es el lugar de descanso final para estos menores”.

Kamloops Indian Residential School, British Columbia

Reuters
El análisis de los restos aún continúa.

También señalaron que se habían acercado a las comunidades cuyos niños habían asistido a esta escuela.

Y afirmaron que esperan obtener resultados preliminares a mediados de junio.

La directora forense de la Columbia Británica, Lisa Lapointe, le explicó a la emisora ​​canadiense CBC que se encuentran “en las primeras etapas del proceso de recopilación de información”.

Reacciones

Las reacciones han sido de conmoción, dolor y arrepentimiento.

“Las noticias sobre los restos que se encontraron en la antigua escuela residencial de Kamloops me rompen el corazón“, escribió Trudeau en un tuit.

https://twitter.com/JustinTrudeau/status/1398325696431263745

La ministra de Relaciones Indígenas de Canadá, Carolyn Bennett, dijo que las escuelas residenciales eran parte de una política colonial “vergonzosa” y que el gobierno estaba comprometido a “conmemorar a esas almas inocentes perdidas”.

Por su parte, Terry Teegee, el jefe regional de la Asamblea de Naciones Originarias, calificó el hallazgo de esos cuerpos como un “trabajo urgente” que “refresca el dolor y la pérdida” de las comunidades de la región.

Esos puntos de vista fueron compartidos por otros grupos indígenas, incluida la Autoridad de Salud de las Naciones Originarias (FNHA, por sus siglas en inglés).

“Lamentablemente, esta situación no es una sorpresa e ilustra los impactos dañinos y duraderos que el sistema escolar residencial continúa teniendo en las personas de las naciones originarias, sus familias y comunidades”, señaló su director ejecutivo, Richard Jock, en un comunicado.

¿Qué eran las escuelas residenciales?

Desde aproximadamente 1863 hasta 1998, más de 150.000 niños indígenas fueron separados de sus familias e inscritos en estas escuelas.

A menudo, a los niños no se les permitía hablar su idioma ni practicar su cultura, y muchos eran maltratados y abusados.

Una comisión lanzada en 2008 para documentar los impactos de este sistema arrojó que un gran número de niños indígenas nunca regresó a sus comunidades de origen.

El histórico informe Verdad y Reconciliación, publicado en 2015, determinó que la política equivalía a un “genocidio cultural”.

En 2008, el gobierno canadiense se disculpó formalmente por el sistema.

El Proyecto Niños Desaparecidos documenta las muertes y los lugares de entierro de los niños que murieron mientras asistían a estas escuelas. Hasta la fecha, se han identificado más de 4.100 menores, según explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8N04-KXiNCw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.