close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

16 diputados de Morena quieren contender por cargos en el partido sin renunciar a su curul

El Tribunal recibió los oficios de impugnación entre el 27 de octubre y el 1 de septiembre; quien aparece como representante de todos los demandantes es el diputado Sergio Gutiérrez Luna, suplente de Horacio Duarte.
Cuartoscuro Archivo
3 de octubre, 2019
Comparte

Después de que la Comisión de Honestidad de Morena instruyó a sus agremiados a renunciar a sus cargos públicos para poder contender por posiciones en la dirigencia del partido, 16 diputados federales y un síndico impugnaron está decisión ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El Tribunal recibió los oficios de impugnación entre el 27 de octubre y el 1 de septiembre, y quien aparece como representante de todos los demandantes es el diputado Sergio Gutiérrez Luna, suplente de Horacio Duarte.

Entre los inconformes está el síndico de Ecatepec, Daniel Sibaja González, exparticular del actual diputado Mario Delgado, exasesor y analista legislativo,  uno de los contendientes por la presidencia del partido Morena. Se trata de un juicio para la protección de sus derechos político electorales, y fue recibido por el Tribunal el 1 de octubre, según se observa en el expediente número SUP-JDC-1297/2019.

Los diputados que impugnaron son Dolores Padierna, Moisés Mier Velazco; Miguel Jarero Valázquéz; Manuel Rodríguez González, Jorge Luis Montes Nieves, Estela Núñez Álvarez, Francisco Javier Borrego Adame, Bonifacio Aguilar Linda, Carmen Mora García, Beatriz Silvia Robles Gutiérrez, Carlos Enrique Martínez Aké, María Alvarado Moreno, Armando Contreras Castillo, Miguel Prado de los Santos y Erasmo González Robledo.

El pasado 23 de septiembre, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena emitió el oficio CNHJ-384-2019 en el que expide los Lineamientos sobre la instrumentación de la convocatoria al III Congreso Nacional Ordinario del Partido, en el que se renovará la dirigencia.

En él se informa a los agremiados que “no podrán ocupar cargo ejecutivo quienes desempeñen un cargo de elección popular o sean ministros, magistrados o jueces federales o locales o servidores públicos de la administración de los tres órdenes de gobierno federal, estatal o municipal, por la cual dispongan de recursos humanos, materiales y económicos, salvo que soliciten su separación del cargo, mediante licencia o renuncia”.

Mario Delgado, por ejemplo, busca la presidencia del partido, y es el coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, pero aseguró que dichos lineamientos sólo aplican en caso de ganar algún cargo de dirección en el partido, y no por contender.

“No tengo por qué pedir renuncia o licencia a mi cargo de diputado porque el estatuto de Morena no prevé que se tenga que renunciar. No puedes ocupar dos cargos, diputado o funcionario de gobierno y ser parte de la dirigencia. En el caso que saliera electo, ahí sí tendría que pedir licencia, pero eso no va a ocurrir hasta noviembre”, según declaró el 24 de septiembre.

Tres días después de esta declaración, el diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna promovió la impugnación ante el Tribunal “en su carácter de autorizado por un grupo de legisladores federales Protagonistas del Cambio Verdadero de Morena”, de acuerdo con el expediente SUP-CA -166, recibido en la Oficialía de Partes.

Entre el 29 de septiembre y uno de octubre, cada diputado interpuso la impugnación también, alegando su derecho a la protección de derechos electorales, es decir, a no tener que renunciar a sus cargos para contender por posiciones de dirigencia en el partido.

Los recursos deberán ser presentados en el pleno del Tribunal para su discusión, luego de que el magistrado al que se le asigne el caso presente el proyecto.

De resolver a favor de los promoventes, cualquier funcionario que busque contender por un puesto de dirección de Morena no estaría obligado a renunciar a su cargo en la administración pública.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Septicemia, la enfermedad que mata anualmente a más personas que el cáncer en el mundo

11 millones de personas mueren a causa de la septicemia en el mundo, según un reciente estudio de la Universidad de Washington. Esta cifra representa el doble de las estimaciones realizadas anteriormente.
21 de enero, 2020
Comparte

Una de cada cinco muertes en el mundo es causada por septicemia, también conocida como el “envenenamiento de la sangre”.

Según un estudio de la Universidad de Washington basado en registros médicos de 195 naciones, 11 millones de personas mueren al año a causa de esta enfermedad, más de las que mueren por cáncer.

Los investigadores detrás del estudio afirmaron que las cifras son “alarmantes” pues doblan las estimaciones anteriores.

La mayoría de los casos ocurren en países de ingresos medios y pobres, pero incluso las naciones más ricas lidian a diario con la fatal enfermedad.

Pero, ¿qué es la septicemia?

“Asesino silencioso”

La septicemia es también conocida como el “asesino silencioso” porque puede ser muy difícil de detectar.

sangre

Getty Images
En palabras simples, la septicemia es el “envenenamiento de la sangre”.

Es causada cuando el sistema inmune entra en colapso porque, además de combatir una infección, también comienza a atacar otras partes del propio cuerpo.

Quienes sobreviven pueden quedar con daños a largo plazo y discapacidad pues la septicemia provoca fallos en los órganos.

Los principales desencadenantes de esta condición son las bacterias y los virus que causan infecciones diarreicas o enfermedades pulmonares.

¿Por qué aumentaron los casos?

Las estimaciones globales anteriores, que arrojaban una cifra de 19 millones de casos y 5 millones de muertes, se basaron en un puñado de países occidentales.

El análisis de la Universidad de Washington -publicado en la revista de medicina británica The Lancet- asegura que hay 49 millones de casos al año, de los que mueren unos 11 millones de personas.

pierna infectada

Getty Images
Quienes sobreviven a una septicemia pueden quedar con daños a largo plazo y discapacidad pues provoca fallas en los órganos.

Esto significa que una de cada cinco personas en el mundo muere a causa de esta enfermedad.

“Trabajé en las zonas rurales de Uganda, y la septicemia se ve todos los días”, afirmó una de las investigadoras, Kristina Rudd.

“Mis colegas que tratan pacientes en terreno en países de ingresos medios y bajos han estado advirtiendo esto durante años, que la septicemia es un problema importante. Por eso, no estaba tan sorprendida pero no esperaba que fuera el doble de la estimación anterior”, agrega.

¿A quién afecta?

La gran mayoría de los casos (85%) se encuentran en países de ingresos medios y bajos.

Pero incluso en países como Reino Unido, la septicemia es todo un desafío. La tasa de mortalidad – 48 mil al año – es más alta que en países como España, Francia o Canadá.

Los niños son quienes tienen el mayor riesgo, con cuatro de cada 10 casos en niños menores de cinco años.

Ahora, ¿cómo se puede hacer frente a esta peligrosa enfermedad? Una posible solución tiene que ver con reducir la cantidad de infecciones. Esto significa contar con un buen sistema sanitario, acceso a agua limpia y a vacunas.

hombre trabaja en un lugar rural

Getty Images
Quienes están en contacto con infecciones tienen más posibilidad de contraer una septicemia.

El otro desafío es mejorar el sistema de identificación de pacientes con septicemia para tratarlos antes de que sea demasiado tarde.

El tratamiento temprano con antibióticos o antivirales para eliminar una infección puede marcar una gran diferencia.

El académico de la Universidad de Washington, Mohsen Naghavi, indicó que están “alarmados” tras descubrir que las muertes por septicemia son mucho más altas de lo estimado previamente, “especialmente porque la condición es prevenible y tratable”.

“Necesitamos un enfoque renovado en la prevención de la septicemia entre los recién nacidos y en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos, un factor importante de la enfermedad”, agregó.

virus

Getty Images
Los principales desencadenantes de la septicemia son las bacterias y los virus que causan infecciones diarreicas o enfermedades pulmonares.

¿Cuáles son los síntomas de la septicemia?

En adultos, hay varios síntomas que pueden ayudar a descifrar si se sufre o no se septicemia.

Entre ellas, tras una infección severa, el paciente puede sufrir temblores extremos o dolor muscular, disnea severa, frecuencia cardíaca y temperatura corporal altas, piel manchada y no orinar en un día, así como lentitud en el habla.

En niños, en tanto, una apariencia manchada, azulada o pálida, el estar muy letárgico (o difícil de despertar), la respiración rápida y convulsiones pueden ser algunos indicios de que esté sufriendo una septicemia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=8d_Bfnkb4tw

https://www.youtube.com/watch?v=K5Yw1fdnWXc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.