Policías que antes protegían a jueces ahora cuidarán a periodistas y activistas amenazados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Policías que antes protegían a jueces ahora cuidarán a periodistas y activistas amenazados

El Mecanismo de Protección firmará la próxima semana un convenio con el gobierno de la Ciudad de México para que periodistas y activistas que huyeron de sus estados por la violencia puedan acceder a programas de empleo, salud y educación.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste y Francisco Sandoval
3 de octubre, 2019
Comparte

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública, que antes protegían a jueces y a empresarios privados, serán ahora escoltas de periodistas y defensores de derechos humanos amenazados y agredidos por su labor en México.

Así lo dio a conocer en entrevista con Animal Político Aarón Mastache, titular del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, quien detalló que, desde el pasado miércoles y hasta el próximo mes de diciembre, harán la transición.

“Son policías que vienen de proteger a jueces, a gente del Poder Judicial, y también a empresarios privados”, explicó Mastache, quien calificó el cambio como “muy positivo”, puesto que los nuevos escoltas “están más capacitados” en labores de seguridad y tienen “mejor equipamiento” que los agentes privados.

“Este cambio va a aportar mucho al Mecanismo -subrayó el funcionario-. Los escoltas de Seguridad Pública están más entrenados y, además, en un caso de riesgo latente, tiene más posibilidad de contactar directamente a las autoridades locales, estatales o federales, para interactuar rápido y darle al beneficiario una mayor protección”.

Mastache señaló además que al interior del Mecanismo ya se está dando capacitación en respeto a los derechos humanos a los nuevos escoltas, con la colaboración de la Embajada de Suecia.

Buena medida… con condicionantes

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión, como Artículo 19, calificaron este cambio de escoltas en el Mecanismo como una buena medida, “siempre y cuando se cumplan varios condicionantes”.

Y esos condicionantes, planteó en entrevista Leopoldo Maldonado, subdirector regional de Artículo 19, son que el Servicio de Protección Federal cumpla con las promesas planteadas a la Junta de Gobierno del Mecanismo, como que va a fortalecer las medidas de admisión y las evaluaciones de control a sus escoltas, “para garantizar la confianza en quienes van a integrar este cuerpo de policía”, y el monitoreo constante de los nuevos elementos que sustituirán a los 70 escoltas privados que, entre 2012 y marzo de este año, el Mecanismo destinó para proteger a periodistas y activistas.

Maldonado planteó que los escoltas de la empresa privada que actualmente da servicios al Mecanismo de Protección, RCU Sistemas S. A. de C. V., han sido objeto de quejas por parte de algunos de los beneficiarios del programa.

Por lo que, “dada la mala experiencia”, dijo que no ven con malos ojos que el Estado mexicano asuma, “o más bien reasuma”, la función de garantizar la seguridad de los periodistas y defensores de derechos humanos.

No obstante, periodistas que son beneficiarios de medidas de protección mostraron su reticencia por el cambio de escoltas privados a agentes de seguridad pública.

“No me parece una medida acertada, sobre todo porque hay que tener en cuenta que el gobierno y las policías públicas son nuestros principales agresores”, dijo en entrevista Omar Bello, reportero guerrerense que lleva dos años en el Mecanismo y es vocero de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados.

Y las cifras de organizaciones como el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), que hizo una encuesta a 220 periodistas y defensores de derechos humanos, y publicó este informe en septiembre del año pasado, le dan la razón.

El informe del Casede señaló que los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupo del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

El 40% de los comunicadores encuestados dijo que sufrió al menos una agresión de funcionarios, principalmente de policías estatales o municipales. Les siguen, con el 37%, el crimen organizado; y el 16% la policía federal o el Ejército.

“Además, si con los escoltas privados ya nos sentíamos vigilados por el Gobierno, ahora con escoltas de Seguridad Pública pues mucho más”, añadió Omar Bello, quien dijo que el cambio de escoltas le parece una medida de austeridad del nuevo Ejecutivo federal para ahorrarse el dinero de contratar a guardias privados.

“Un nuevo proyecto de vida”

Aaron Mastache también adelantó en la entrevista con este medio que en la próxima semana firmará un convenio de colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de que el Mecanismo no solo sea una herramienta de “reacción” a las agresiones a periodistas y activistas, sino que también incluya otras medidas de atención integral; una de las demandas más insistentes de los beneficiarios y de organismos internacionales de derechos humanos, como la ONU, o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sobre este punto cabe señalar que actualmente en la Ciudad de México se refugian 50 periodistas y activistas de derechos humanos, que tuvieron que desplazarse desde diferentes puntos de la República porque fueron agredidos o amenazados.

Su situación, como expuso Animal Político en este reportaje, es complicada: sin empleo, desplazados de sus estados, y pendientes de un botón de pánico del que no se despegan. Por ello, Mastache dijo que para atender esta situación el convenio con el gobierno capitalino busca que los periodistas y activistas de derechos humanos desplazados puedan acceder a los programas sociales de la ciudad.

Los beneficiarios, por ejemplo, podrán acceder a las ofertas de trabajo que anuncia el gobierno de la ciudad; podrán tener atención médica y medicamentos gratuitos; y tendrán prioridad para inscribir a sus hijos en las escuelas cercanas a donde vivan, aunque el curso ya esté iniciado.

“Los beneficiarios del Mecanismo no tienen ahora mismo esa posibilidad: muchos de ellos salieron huyendo de sus estados porque son amenazados y cuando llegaron aquí de un día para otro pues no les dieron la oportunidad de inscribir a sus hijos en las escuelas, porque ya no había cupo con el curso empezado”, puntualizó Mastache, quien recalcó que con el nuevo convenio buscan ofrecer “un nuevo proyecto de vida” a los beneficiarios del Mecanismo de Protección.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuáles son los factores que hacen más probable que la COVID-19 se vuelva "'crónica'

Un reciente estudio indica que algunos pacientes de coronavirus desarrollan una forma crónica de la enfermedad. Entre los grupos en riesgo se encuentran las mujeres.
Getty Images
23 de octubre, 2020
Comparte

La edad avanzada y la manifestación de una amplia gama de síntomas iniciales aumentan el riesgo de padecer de “COVID de larga duración”, según los científicos.

Un estudio, al que tuvo acceso la BBC, estima que una de cada 20 personas permanece enferma durante por lo menos ocho semanas.

La investigación realizada por el King´s College de Londres también mostró que ser mujer, tener sobrepeso y sufrir de asma también aumenta el riesgo.

El propósito del estudio es poder desarrollar un sistema que advierta sobre pacientes que podrían necesitar cuidados adicionales o beneficiarse de tratamientos tempranos.

Las conclusiones se lograron tras el análisis de personas que incluyeron información sobre sus síntomas y resultados de pruebas en la aplicación Covid Sympton Study.

Los científicos estudiaron detalladamente los datos para encontrar patrones que pudieran predecir quién podría resultar afectado por la enfermedad crónica.

Los resultados, que serán publicados online, demuestran que la COVID de larga duración puede afectar a cualquiera, pero algunos factores elevan el riesgo.

¿Qué eleva el riesgo?

“El tener más de cinco síntomas diferentes durante la primera semana fue uno de los factores de riesgo clave”, comentó a la BBC la doctora Claire Steves, de King´s College.

COVID-19 es más que una simple tos y el virus que la causa puede afectar los órganos en todo el cuerpo.

Alguien que tuviera tos, fatiga, jaqueca y diarrea, y haya perdido el sentido del olfato -que son todos síntomas posibles- estaría en mayor riesgo que alguien que solo tuviera tos.

El riesgo también aumenta con la edad -especialmente por encima de los 50 años-, y en el caso de las mujeres.

“De los primeros datos hemos observado que los hombres está en mucho mayor riesgo de sufrir una enfermedad severa y tristemente morir de COVID, pero parece que las mujeres tienen mayor riesgo de tener COVID de larga duración”.

“De las condiciones médicas previas sólo el asma y la enfermedad pulmonar fueron asociadas a la COVID de larga duración”.

¿Cómo es tener COVID de larga duración?

Vicky Bourne

Vicky Bourne
Vicky Bourne todavía presenta síntomas en octubre después de enfermarse el pasado marzo.

Los síntomas específicos de COVID de larga duración varían de paciente en paciente, pero la fatiga es común.

Vicky Bourne, de 48 años, empezó con una fiebre y lo que describió como una “patética tos leve” en marzo, que acabó convirtiéndose en algo “completamente aterrorizante” con dificultades para respirar y la necesidad de que le administraran oxígeno.

No fue ingresada en un hospital, pero este octubre aún vive con COVID de larga duración.

La salud de Vicky está mejorando, pero su visión se ha visto alterada y todavía sufre de “oleadas” de enfermedades más severas. Incluso sacar al perro a caminar le cuesta tanto que no puede conversar al mismo tiempo que lo hace.

“Siento mis articulaciones raras, casi artríticas, y lo raro es que hace dos semanas perdí el sentido del gusto y olfato otra vez, se me fueron completamente”, le contó a la BBC.

“Es como se mi cuerpo tuviera una inflamación que va de aquí para allá y no puedo deshacerme de ella, así que aparece, desaparece y vuelve a salir e irse otra vez”.

Vicky Bourne

Vicky Bourne
La visión de Vicky Bourne ha quedado alterada.

Vicky no está sola. El estudio estima que:

  • Una de cada 7 personas se enferma durante al menos cuatro semanas
  • Una de cada 20 personas permanece enferma al menos ocho semanas
  • Una de cada 45 personas permanece enferma al menos 12 semanas

Los investigadores de King´s College han creado un código informático para detectar, desde el principio de una infección de coronavirus, quién está en riesgo de contraer COVID de larga duración.

No es perfecto. Identifica correctamente al 69% de las personas que desarrollan la COVID de larga duración, pero también le indica a alrededor del 25% de los pacientes que se recuperan rápido que desarrollarían la enfermedad crónica también.

“Creo que esto va a ser muy importante, porque podríamos identificar a esas personas, quizá ofrecerles estrategias preventivas y, aun más importante, hacerles seguimiento para asegurar que reciban la rehabilitación necesaria”, expresó la doctora Steves.

Tim Spector, que lidera el estudio de los síntomas de COVID consideró por su parte que no solo es importante preocuparse de las muertes por COVID-19, también de aquellos que se han visto y se verán afectados por síntomas de esta enfermedad en el largo plazo si no controlamos la pandemia “pronto”.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

El profesor Tim Spector, que dirige el Covid Sympton Study, señaló: “Es importante que, al tiempo en que nos preocupamos del exceso de muertes, también consideremos los que serán afectados por COVID de larga duración en caso de que no logremos controlar la pandemia pronto”.

Por su parte, el secretario de Salud y Bienestar, Matt Hancock, también resaltó el valor de los hallazgos del estudio. “Son crudos y deberían servir como una fuerte advertencia al público, incluyendo la juventud, que COVID-19 no discrimina y puede tener efectos a largo plazo y potencialmente devastadores“.

El gobierno británico ha lanzado un nuevo filme con miras a generar consciencia sobre los síntomas de COVID de larga duración.

El sistema de salud pública de Reino Unido anunció una inversión de casi 130 millones de dólares para la realización de consultas de COVID de larga duración en todas las áreas de Inglaterra.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kWa06mmJT4U&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.