close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Policías que antes protegían a jueces ahora cuidarán a periodistas y activistas amenazados

El Mecanismo de Protección firmará la próxima semana un convenio con el gobierno de la Ciudad de México para que periodistas y activistas que huyeron de sus estados por la violencia puedan acceder a programas de empleo, salud y educación.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste y Francisco Sandoval
3 de octubre, 2019
Comparte

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública, que antes protegían a jueces y a empresarios privados, serán ahora escoltas de periodistas y defensores de derechos humanos amenazados y agredidos por su labor en México.

Así lo dio a conocer en entrevista con Animal Político Aarón Mastache, titular del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, quien detalló que, desde el pasado miércoles y hasta el próximo mes de diciembre, harán la transición.

“Son policías que vienen de proteger a jueces, a gente del Poder Judicial, y también a empresarios privados”, explicó Mastache, quien calificó el cambio como “muy positivo”, puesto que los nuevos escoltas “están más capacitados” en labores de seguridad y tienen “mejor equipamiento” que los agentes privados.

“Este cambio va a aportar mucho al Mecanismo -subrayó el funcionario-. Los escoltas de Seguridad Pública están más entrenados y, además, en un caso de riesgo latente, tiene más posibilidad de contactar directamente a las autoridades locales, estatales o federales, para interactuar rápido y darle al beneficiario una mayor protección”.

Mastache señaló además que al interior del Mecanismo ya se está dando capacitación en respeto a los derechos humanos a los nuevos escoltas, con la colaboración de la Embajada de Suecia.

Buena medida… con condicionantes

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión, como Artículo 19, calificaron este cambio de escoltas en el Mecanismo como una buena medida, “siempre y cuando se cumplan varios condicionantes”.

Y esos condicionantes, planteó en entrevista Leopoldo Maldonado, subdirector regional de Artículo 19, son que el Servicio de Protección Federal cumpla con las promesas planteadas a la Junta de Gobierno del Mecanismo, como que va a fortalecer las medidas de admisión y las evaluaciones de control a sus escoltas, “para garantizar la confianza en quienes van a integrar este cuerpo de policía”, y el monitoreo constante de los nuevos elementos que sustituirán a los 70 escoltas privados que, entre 2012 y marzo de este año, el Mecanismo destinó para proteger a periodistas y activistas.

Maldonado planteó que los escoltas de la empresa privada que actualmente da servicios al Mecanismo de Protección, RCU Sistemas S. A. de C. V., han sido objeto de quejas por parte de algunos de los beneficiarios del programa.

Por lo que, “dada la mala experiencia”, dijo que no ven con malos ojos que el Estado mexicano asuma, “o más bien reasuma”, la función de garantizar la seguridad de los periodistas y defensores de derechos humanos.

No obstante, periodistas que son beneficiarios de medidas de protección mostraron su reticencia por el cambio de escoltas privados a agentes de seguridad pública.

“No me parece una medida acertada, sobre todo porque hay que tener en cuenta que el gobierno y las policías públicas son nuestros principales agresores”, dijo en entrevista Omar Bello, reportero guerrerense que lleva dos años en el Mecanismo y es vocero de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados.

Y las cifras de organizaciones como el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), que hizo una encuesta a 220 periodistas y defensores de derechos humanos, y publicó este informe en septiembre del año pasado, le dan la razón.

El informe del Casede señaló que los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupo del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

El 40% de los comunicadores encuestados dijo que sufrió al menos una agresión de funcionarios, principalmente de policías estatales o municipales. Les siguen, con el 37%, el crimen organizado; y el 16% la policía federal o el Ejército.

“Además, si con los escoltas privados ya nos sentíamos vigilados por el Gobierno, ahora con escoltas de Seguridad Pública pues mucho más”, añadió Omar Bello, quien dijo que el cambio de escoltas le parece una medida de austeridad del nuevo Ejecutivo federal para ahorrarse el dinero de contratar a guardias privados.

“Un nuevo proyecto de vida”

Aaron Mastache también adelantó en la entrevista con este medio que en la próxima semana firmará un convenio de colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de que el Mecanismo no solo sea una herramienta de “reacción” a las agresiones a periodistas y activistas, sino que también incluya otras medidas de atención integral; una de las demandas más insistentes de los beneficiarios y de organismos internacionales de derechos humanos, como la ONU, o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sobre este punto cabe señalar que actualmente en la Ciudad de México se refugian 50 periodistas y activistas de derechos humanos, que tuvieron que desplazarse desde diferentes puntos de la República porque fueron agredidos o amenazados.

Su situación, como expuso Animal Político en este reportaje, es complicada: sin empleo, desplazados de sus estados, y pendientes de un botón de pánico del que no se despegan. Por ello, Mastache dijo que para atender esta situación el convenio con el gobierno capitalino busca que los periodistas y activistas de derechos humanos desplazados puedan acceder a los programas sociales de la ciudad.

Los beneficiarios, por ejemplo, podrán acceder a las ofertas de trabajo que anuncia el gobierno de la ciudad; podrán tener atención médica y medicamentos gratuitos; y tendrán prioridad para inscribir a sus hijos en las escuelas cercanas a donde vivan, aunque el curso ya esté iniciado.

“Los beneficiarios del Mecanismo no tienen ahora mismo esa posibilidad: muchos de ellos salieron huyendo de sus estados porque son amenazados y cuando llegaron aquí de un día para otro pues no les dieron la oportunidad de inscribir a sus hijos en las escuelas, porque ya no había cupo con el curso empezado”, puntualizó Mastache, quien recalcó que con el nuevo convenio buscan ofrecer “un nuevo proyecto de vida” a los beneficiarios del Mecanismo de Protección.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COP25: 3 claves del polémico nuevo acuerdo por el clima (y por qué dicen que fracasó)

La presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, aseguró que no están "satisfechos" con el resultado de la cumbre e instó a dar "una respuesta más solida, urgente y ambiciosa" para enfrentar la crisis climática.
15 de diciembre, 2019
Comparte
cumbre de las naciones unidas

Getty Images
Con dos días de retraso finalizó la COP25 presidida por la ministra chilena Carolina Schmidt (primera a la izquierda).

Fue la cumbre sobre el cambio climático de las Naciones Unidas más larga de la historia.

La versión 25 de la Conferencia de las Partes (COP) terminó con dos días de retraso y dejó con un sabor amargo a varias de las autoridades, científicos y organizaciones activistas que miraban de cerca esta reunión de casi 200 países realizada en Madrid.

Tras una jornada de maratónicas negociaciones -e incluso luego de la exclusión de un primer borrador calificado de “insuficiente”-, la madrugada de este domingo se llegó finalmente a un acuerdo, denominado “Chile-Madrid. Tiempo de Actuar”.

En él, se pide aumentar la “ambición climática” en 2020 y cumplir el Acuerdo de París para evitar que el aumento la temperatura supere 1,5 grados este siglo.

Sin embargo, sus críticos aseguran que es un consenso “débil” pues, entre otras cosas, no se incluyó el apartado sobre la regulación de los mercados de carbono, debido a que los países no lograron sellar un compromiso común al respecto.

Pero, más allá de los cuestionamientos, ¿de qué se trata realmente el documento?

¿Qué se acordó?

El primer gran acuerdo tiene que ver con un compromiso al año 2020 para que los países presenten planes de reducción de emisiones de carbono “más ambiciosos” con el fin de responder de mejor manera a la emergencia climática.

La presentación de este compromiso debe hacerse en la versión número 26 de la COP, que se realizará el próximo año en la ciudad de Glasgow, Escocia.

Las partes deberán abordar la brecha entre la recomendación de la ciencia para evitar el peligro del cambio climático y el estado actual de sus propias emisiones.

El problema, no obstante, es que no todos los países se plegaron a este compromiso. Entre ellos, Estados Unidos, China e India, grandes emisores de gases de efecto invernadero.

manifestantes afuera de la COP

Getty Images
Mientras se realizaba la cumbre en Madrid, diversos manifestantes presionaron por alcanzar acuerdos más sólidos respecto a la crisis climática.

El segundo punto importante del documento está relacionado con el rol de la ciencia. El acuerdo reconoce que cualquier política climática debe ser permanentemente actualizada en base a los avances de la ciencia.

Así, se habla de que el conocimiento científico será el “eje principal” para focalizar las decisiones climáticas de los países.

El océano y el uso del suelo fue un tercer punto clave de este consenso, reconociendo la importancia de mantener su equilibro para el buen funcionamiento del sistema climático.

Este tema fue uno de los más debatidos durante la cumbre y no estuvo exento de polémicas: Brasil, de hecho, estuvo a punto de no sumarse al acuerdo pues tenía diferencias con dos de los párrafos relativos a este tópico.

“No estamos satisfechos”

En el cierre de la COP25, la presidenta de la cumbre y ministra del medio ambiente de Chile, Carolina Schmidt, reconoció que está con “sensaciones encontradas” respecto al resultado de la conferencia.

Si bien aseguró que los acuerdos alcanzados son importantes, también afirmó que no son “suficientes”. “El mundo nos está mirando y espera soluciones concretas más ambiciosas. Por lo tanto, no estamos satisfechos”, dijo.

Schmidt advirtió que las nuevas generaciones esperan “más de nosotros”, respuestas “sólidas, urgentes y ambiciosas”.

La ministra también abordó la falta de acuerdo respecto a la regulación de los futuros mercados de emisiones de carbono, discusión que se postergó para el próximo año.

“Queríamos cerrar el Artículo 6 para implementar un mercado de carbono robusto con integridad ambiental, enfocado en generar recursos para transitar hacia un desarrollo sustentable, basado en bajas emisiones y resiliente al clima. Es triste no haber podido llegar al acuerdo final, estuvimos tan cerca”, dijo.

Greta Thunberg en la COP25.

Getty Images
Greta Thunberg aseguró que la ciencia “está siendo ignorada”.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, afirmó que está “decepcionado con los resultados”.

“La comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante de mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y finanzas para afrontar la crisis climática”, dijo.

En la misma línea, Laurence Tubiana, de la Fundación Europea del Clima y arquitecto del acuerdo de París, señaló a la BBC que el resultado de este COP “está muy lejos de lo que la ciencia nos dice que se necesita”.

“Los principales actores no cumplieron con las expectativas, pero gracias a una alianza progresiva de pequeños estados insulares, países europeos, africanos y latinoamericanos, obtuvimos el mejor resultado posible contra la voluntad de los grandes contaminadores”, agregó.

La joven Greta Thunberg, en tanto, indicó que “la ciencia está siendo ignorada” y que parecía que la COP25 se estaba “desmoronando”. “Pase lo que pase, nunca nos rendiremos. Sólo acabamos de empezar”, agregó en su cuenta de Twitter.


https://www.youtube.com/watch?v=gN-LCGigRIQ&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.