close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Guerracruz, la cartografía de un estado violento, corrupto y de fosas (capítulo de regalo)

El libro además de narrar las violencias que envuelven a Veracruz, resalta el trabajo de las madres que, fosa tras fosa, van en busca de sus desaparecidos.
5 de octubre, 2019
Comparte

“Escribir este libro fue una catarsis”, es lo que dijo Violeta Santiago, periodista y autora del libro Guerracruz, quien a sus 24 años de edad le ha tocado documentar, desde 2014, las desapariciones forzadas a manos de policías, cometidas contra decenas de personas en su estado natal Veracruz.

El libro es el resultado de una cartografía de la violencia en Veracruz, que narra los hechos  ocurridos en el norte, centro y que termina hasta la última playa del estado.

“No hay espacio que se haya salvado”, dice la autora.

En Guerracruz, Violeta dedica un capítulo a las familias de los desaparecidos para narrar quiénes y cómo eran las personas que desaparecieron, además de contraponer la versión oficial.

“Descubres que son personas que tenían sueños y aspiraciones, que tuvieron fracasos y necesidades. Hasta que descubres que se los llevan por error y que sus captores fueron policías del estado”, mencionó.

Detrás de la historia de las víctimas está una familia. Una madre que ante la falta de respuesta o información sobre su hijo o hija sale a buscarlos con la esperanza de encontrarlos, así es como nacen los colectivos de madres buscadoras.

“Los colectivos son algo conmovedor. La mayoría está compuesto y liderado por mujeres que fueron arrancadas de su entorno, como profesionistas o madres de familia y ahora se vuelven expertas en antropología forense”.

Para Violeta la forma en que las madres buscan a sus hijos se vuelve una imagen conmovedora y estremecedora por los contextos en los que averiguan sus paraderos, ejemplo de esto ocurre en la zona sur de Veracruz, donde los cuerpos los arrojan a los pozos.

“Son espacios tan angostos donde las madres se meten con equipo para ver y buscar los restos para identificar a sus hijos”.

Violeta también reporteo las fosas clandestinas. En esos tiempos, aún no entraba en vigencia el nuevo sistema penal acusatorio, así que, permitían que los reporteros estuvieran bastante cerca de los espacios.

“Si estabas en fosa, te acordonaban la zona con 4 palos y podías estar cerca de ahí y ver todo. Cuántos cuerpos sacaban, cómo se los llevaban. En Veracruz, los servicios periciales son pésimos. No tienen equipo. No tienen morgues. Son las funerarias locales las que hacen los trabajos y muchas veces, no traen ni guantes o ropa apropiada. Además, ahora a los periodistas los limitan a 100 o 200 metros de la fosa”.

Hacer periodismo en Veracruz se volvió un ejercicio difícil y peligroso, se convirtió en el estado más letal para la prensa. “Es un miedo constante que se refleja en tu salud física y emocional”, señaló la autora.

En el caso de algunos de sus compañeros, cuenta, dejaron de cubrir temas de violencia, nota roja o seguridad. Dejaron de salir de noche y realizar actividades que les causaban placer por temor a ser atacados. Otros cambiaron sus rutinas.

En ese contexto es donde Violeta desarrolla gran parte de la reportería de este libro, el cual con autorización de la autora, Editorial Aguilar y Penguin Random House, te regalamos su primer capítulo.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Los mercados están dando señales de que se avecina una nueva recesión?

Wall Street vivió este miércoles una jornada negra con una caída del 3%. Los mercados financieros muestran nerviosismo ante la aparición de una señal confiable de que otra recesión puede estar próxima: la curva de yield invertida. Pero ¿qué significa este indicador?
15 de agosto, 2019
Comparte

Los mercados financieros emitieron este miércoles una señal de alerta sobre las perspectivas económicas para Reino Unido y Estados Unidos.

Se trata del indicador que en la jerga financiera se conoce como “curva de yield invertida” o “curva de rendimientos invertida”.

Si esta curva está invertida, significa que a los gobiernos de esos países les sale más barato pedir dinero a un plazo de 10 años que a dos.

Esta dinámica es inusual y suele ocurrir antes de una recesión o, al menos, de una desaceleración significativa en el crecimiento económico.

En EE.UU. esta gráfica no se invertía desde 2007, un año antes de la gran crisis global.

Este miércoles, los principales índices bursátiles de Wall Street se desplomaron frente a las noticias de la inversión de la curva, que avivaron las preocupaciones de los inversores sobre una posible recesión.

El Dow Jones cayó 800 puntos (un 3,05%) el S&P 500 bajó 2,93% y el Nasdaq retrocedió un 3,02%.

Mientras tanto, en Europa, el FTSE 100 de Londres cayó un 1,4%, el Dax de Alemania perdió un 2,2% y el Cac 40 francés cayó un 2,1%.

¿Qué es la curva de yield?

Esta señal de advertencia proviene del mercado de bonos, donde gobiernos y empresas piden dinero prestado a través de la venta de bonos.


Ejemplo de curva de yield


Un bono es una promesa de hacer ciertos pagos en el futuro, generalmente una gran cantidad cuando el bono vence y otros pagos más pequeños después, generalmente cada seis meses.

La cantidad que los inversores pagan por el bono determina el rendimiento (interés) que obtendrán: cuanto mayor sea el precio, menor será el rendimiento.

Un factor que afecta el rendimiento que desean los inversores es el tiempo que deben esperar para el gran pago final.

Por lo general, una espera más larga significa un mayor rendimiento -que los compensa por “atar” su dinero por más tiempo-, lo que implica un mayor riesgo de que una inflación inesperada erosione el valor de sus intereses.

¿La curva de yield invertida es una señal confiable de recesión?

Lo que es inusual es que el rendimiento de los bonos del gobierno de Reino Unido (gilts, como se les conoce) y de EE.UU. con dos años de vencimiento fue superior al rendimiento de los bonos a 10 años.

Esta situación se ve como una señal de que los inversores prefieren los retornos asegurados por tener un bono a más largo plazo y están preocupados por las perspectivas a corto plazo para la economía.

Gráfica de la bolsa de Nueva York.

AFP
Wall Street cerró a la baja este miércoles.

¿Es confiable la curva de rendimiento invertida? Según los economistas de la Reserva Federal de EE.UU., “los períodos con una curva de rendimiento invertida son seguidos de manera confiable por desaceleraciones económicas y casi siempre por una recesión”.

Sin embargo, el tiempo que pasa entre la inversión de la curva y el inicio de una recesión no es uniforme.

¿Podría ser diferente esta vez?

Dicho esto, algo de la situación actual que no se aplica a episodios anteriores es la flexibilización cuantitativa, o compra de activos a gran escala.

Se trata de la política aplicada por muchos bancos centrales después de la crisis financiera (y antes, en el caso de Japón) consistente en comprar activos financieros, principalmente bonos del gobierno.

Esto ha tenido el efecto de aumentar los precios de los bonos, lo cual equivale a reducir su rendimiento.

Un agente de bolsa en Wall Street.

AFP
Los inversores temen que la curva de yield invertida anuncie una recesión.

Por lo tanto, la flexibilización cuantitativa puede estar contribuyendo a invertir la curva de rendimiento.

Así, la inversión de la curva no nos dice nada sobre cuáles podrían ser las razones específicas de una recesión inminente.

¿Qué es lo que está poniendo tan nerviosos a los mercados?

Hay varias posibles razones. La guerra comercial global es un factor para muchas economías.

En Reino Unido, un problema específico (que puede estar contribuyendo en la inversión de su curva) son las inquietudes de muchas empresas e inversores sobre la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

Este país acaba de cerrar un trimestre de actividad económica en declive, por lo que la idea de una recesión inminente no es del todo arbitraria, aunque las cifras han sido influenciadas por la acumulación de acciones antes de las fechas planificadas del Brexit y la subsiguiente reducción de esas acciones.

En EE.UU., por su parte, se necesitaría una desaceleración significativa para producir una recesión.

Gente afuera de la Bolsa de Nueva York

Getty Images
¿Se viene una nueva gran recesión?

Alemania también ha cerrado un trimestre de desaceleración, según las cifras más recientes, por lo que también podría haber una recesión en el país.

La curva de yield del gobierno alemán no está invertida. Pero los rendimientos de los bonos del gobierno están por debajo de cero, lo que es un claro signo de una débil perspectiva económica.

En efecto, los inversores pagan al gobierno para prestarle dinero.

Y eso refleja la política de tasas de interés ultrabajas del Banco Central Europeo, pero también es un signo de una perspectiva económica débil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.