Guerracruz, la cartografía de un estado violento, corrupto y de fosas (capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Guerracruz, la cartografía de un estado violento, corrupto y de fosas (capítulo de regalo)

El libro además de narrar las violencias que envuelven a Veracruz, resalta el trabajo de las madres que, fosa tras fosa, van en busca de sus desaparecidos.

“Escribir este libro fue una catarsis”, es lo que dijo Violeta Santiago, periodista y autora del libro Guerracruz, quien a sus 24 años de edad le ha tocado documentar, desde 2014, las desapariciones forzadas a manos de policías, cometidas contra decenas de personas en su estado natal Veracruz.

El libro es el resultado de una cartografía de la violencia en Veracruz, que narra los hechos  ocurridos en el norte, centro y que termina hasta la última playa del estado.

“No hay espacio que se haya salvado”, dice la autora.

En Guerracruz, Violeta dedica un capítulo a las familias de los desaparecidos para narrar quiénes y cómo eran las personas que desaparecieron, además de contraponer la versión oficial.

“Descubres que son personas que tenían sueños y aspiraciones, que tuvieron fracasos y necesidades. Hasta que descubres que se los llevan por error y que sus captores fueron policías del estado”, mencionó.

Detrás de la historia de las víctimas está una familia. Una madre que ante la falta de respuesta o información sobre su hijo o hija sale a buscarlos con la esperanza de encontrarlos, así es como nacen los colectivos de madres buscadoras.

“Los colectivos son algo conmovedor. La mayoría está compuesto y liderado por mujeres que fueron arrancadas de su entorno, como profesionistas o madres de familia y ahora se vuelven expertas en antropología forense”.

Para Violeta la forma en que las madres buscan a sus hijos se vuelve una imagen conmovedora y estremecedora por los contextos en los que averiguan sus paraderos, ejemplo de esto ocurre en la zona sur de Veracruz, donde los cuerpos los arrojan a los pozos.

“Son espacios tan angostos donde las madres se meten con equipo para ver y buscar los restos para identificar a sus hijos”.

Violeta también reporteo las fosas clandestinas. En esos tiempos, aún no entraba en vigencia el nuevo sistema penal acusatorio, así que, permitían que los reporteros estuvieran bastante cerca de los espacios.

“Si estabas en fosa, te acordonaban la zona con 4 palos y podías estar cerca de ahí y ver todo. Cuántos cuerpos sacaban, cómo se los llevaban. En Veracruz, los servicios periciales son pésimos. No tienen equipo. No tienen morgues. Son las funerarias locales las que hacen los trabajos y muchas veces, no traen ni guantes o ropa apropiada. Además, ahora a los periodistas los limitan a 100 o 200 metros de la fosa”.

Hacer periodismo en Veracruz se volvió un ejercicio difícil y peligroso, se convirtió en el estado más letal para la prensa. “Es un miedo constante que se refleja en tu salud física y emocional”, señaló la autora.

En el caso de algunos de sus compañeros, cuenta, dejaron de cubrir temas de violencia, nota roja o seguridad. Dejaron de salir de noche y realizar actividades que les causaban placer por temor a ser atacados. Otros cambiaron sus rutinas.

En ese contexto es donde Violeta desarrolla gran parte de la reportería de este libro, el cual con autorización de la autora, Editorial Aguilar y Penguin Random House, te regalamos su primer capítulo.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China ordena el confinamiento total de Shanghái por el aumento de casos COVID

Unos 25 millones de habitantes de Shanghái estarán bajo una cuarentena absoluta ante el gran aumento de casos de COVID-19 que busca controlar el gobierno chino.
5 de abril, 2022
Comparte

Las autoridades en China han extendido el confinamiento de Shanghái a toda la ciudad y sus 25 millones de habitantes, después de un nuevo auge en casos de covid-19.

Hasta este momento, se habían tomado medidas separadas para los sectores oriental y occidental, pero ahora la ciudad entera estará sometida a restricciones indefinidas.

Shanghái es la urbe más grande de China en estar bajo confinamiento hasta la fecha.

El importante eje financiero del país ha luchado contra una ola de nuevas infecciones de coronavirus durante más de un mes.

Las medidas se tomaron después de que los casos subieron a más de 13.000 por día, aunque esas cifras no son tan altas comparadas a otras situaciones internacionales.

Los residentes en algunas áreas de la ciudad dijeron que el estricto reglamento significa que nadie podrá salir de sus residencias, ni siquiera para recoger suministros esenciales.

Reportaron dificultades ordenando comida y agua online, con los artículos escaseando antes de que pudieran añadirlos a sus cestas de compra digital.

Desafío logístico

China ha implementado confinamientos generales antes, pero no a la escala de esta megaciudad financiera, comenta el corresponsal de la BBC en China, Stephen McDonell.

Los desafíos logísticos requeridos para confinar 25 millones de personas en sus hogares y mantenerlas alimentadas son enormes.

Según McDonell, las redes sociales allí están llenas de quejas de furiosos residentes porque el sistema de despacho de alimentos está embotellado.

Trabajadores en trajes protectores descargan provisiones en Shanghái

Getty Images
Una fila de trabajadores se asegura de mantener la ciudad aprovisionada, pero los residentes se quejan de las dificultades para ordenar alimentos y agua online.

Las instalaciones centralizadas de cuarentena -muchas con sólo catres de campaña, sin duchas ni otros servicios- están a reventar con un hacinamiento de personas infectadas.

Uno de los pocos medios confiables, Caixin, informó que los contactos cercanos de las personas infectadas serán trasladadas a provincias aledañas. Eso podría involucrar el desplazamiento de cientos de miles de residentes.

Millones de personas en otras ciudades chinas han sido sujetos a restricciones en toda su ciudad, a menudo después de una cantidad relativamente pequeña de casos de covid-19.

La política “cero covid”

El reciente aumento de casos en China, aunque pequeño en comparación con algunos países, es un desafío importante para la estrategia de “cero covid” que ha emprendido China.

El gobierno ordena confinamientos rápidos y restricciones agresivas para contener cualquier brote.

La política distingue a China de la mayoría de los demás países que están tratando de convivir con el virus.

El sistema de “cero covid”, o de eliminación completa, se ha convertido en una especie de mantra del gobierno chino, con funcionarios ridiculizando a otros países por sacrificar a sus propios pueblos ante el altar de la apertura, señala el corresponsal de la BBC.

Una división sanitaria en una calle de Shanghái

Reuters
Las medidas de confinamiento en China contrastan con la apertura en otros países.

Algunos especialistas médicos han tratado de comunicar que, para las personas vacunadas, el contagio de la variante ómicron probablemente no implicaría hospitalización y se podrían recuperar en casa.

Pero muy pocas personas en China están conscientes de eso y los funcionarios y medios estatales no se los han informado, dice McDonell.

Wu Qianyu, un funcionario de la comisión municipal de salud dijo: “Actualmente, la prevención y el control de la epidemia en Shanghái está en su etapa más difícil y crítica”.

“Debemos adherirnos a la política general de despeje dinámico sin titubeo, sin vacilación”, expresó.

Las autoridades han desplegado más de 38.000 trabajadores de la salud a Shanghái de otras ciudades, en lo que los medios estatales llaman la mayor operación médica a nivel nacional desde el confinamiento en Wuhan a comienzos de 2020.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.