close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@UAM_Iztapalapa

Hallan muerto en Oaxaca a Emilio Domínguez, profesor de la UAM reportado como desaparecido

El cuerpo del catedrático ya fue trasladado a la Ciudad de México donde será entregado a sus familiares.
@UAM_Iztapalapa
3 de octubre, 2019
Comparte

La Universidad Autónoma Metropolitana informó este jueves la muerte del profesor e investigador Emilio Domínguez Salazar, quien fue reportado como desaparecido desde el pasado 30 de septiembre.  

En entrevista, la institución confirmó el deceso y detalló que el cuerpo fue encontrado en el estado de Oaxaca, desde donde fue trasladado a la Ciudad de México para ser entregado a sus familiares.

Lee más: Buscan a Emilio Domínguez, profesor de la UAM desaparecido en Iztapalapa

Por su parte, el vicefiscal en la zona de la Mixteca, en Oaxaca, Jorge Alberto Flores, detalló a Animal Político que la Fiscalía General de ese estado recibió una solicitud de la Procuraduría General de la Ciudad de México para que realizaran un operativo de búsqueda “en una determinada zona de Huajuapan de León” para dar con el paradero de Emilio.

Según el funcionario, la dependencia a su cargo buscó al profesor en hospitales y hoteles de ese municipio, hasta que lo hallaron en el Hotel México, en donde se había registrado con un nombre falso.

Flores agregó que el personal de la Fiscalía tuvo que realizar “maniobras” para entrar a la habitación debido a que la puerta estaba atorada y que no había nadie más en la habitación en el momento del hallazgo.

El cuerpo de Emilio Domínguez fue entregado formalmente a sus familiares este jueves a las 2 de la mañana.

Emilio tenía 49 años y era profesor e investigador en el campus Iztapalapa, adscrito al Departamento de Biología de la Reproducción, en la División de Ciencias Biológicas y de la Salud. Estaba casado con la doctora Beatriz Gómez quien también es catedrática en la UAM Iztapalapa y la UAM Xochimilco, y tenía cinco hijos.

La última vez que fue visto con vida Emilio se encontraba en la colonia Leyes de Reforma, primera sección, alcaldía Iztapalapa. 

En su cuenta de Twitter la UAM Iztapalapa lamentó el deceso y externó sus condolencias a los familiares. 

 

Igualmente esta mañana se guardó un minuto de silencio a manera de homenaje en la División de Ciencias Biológicas y de la Salud. 

Este miércoles la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que la búsqueda del profesor se realizaba en la alcaldía de Iztapalapa pero que “en caso de ser necesario se extendería a los estados vecinos”.

Con información de César Reveles y Rodrigo Soberanes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Por qué los perezosos se mueven tan despacio?

Los perezosos hacen todo en cámara lenta, incluso parpadear. ¿Por qué estos animales evolucionaron para vivir sus vidas a un ritmo tan lento?
Getty Images
5 de septiembre, 2019
Comparte

Los perezosos, como su nombre indica, tienen poca necesidad de apresurarse.

La mayor parte del tiempo viven en lo alto de las ramas de bosques que se extienden a través de Centroamérica y Sudámerica, y solo bajan al suelo para defecar.

Sin duda, llevan una vida en cámara lenta.

Pero ¿sabías que la razón por la que los perezosos se mueven tan despacio se debe a algunos peculiares trucos en su evolución?

Dieta baja en calorías

Los perezosos modernos (el perezoso de tres dedos y el de dos dedos) son versiones mucho más pequeñas de los que vivían en el mundo prehistórico.

Aquellos perezosos gigantes, que pesarían hasta varias toneladas, vivieron durante la última glaciación hasta hace unos 11.000 años y se alimentaban de hojas de los árboles, apoyándose sobre sus patas traseras para alcanzar el follaje.

Perezoso

Getty Images
La dieta de un perezoso a base de hojas es pobre en nutrientes y calorías.

“Lo que cambió fue su necesidad de subir a los árboles, al tener una dieta basada casi exclusivamente en hojas”, dice Camila Mazzoni, del Instituto Leibniz para el Zoológico y la Investigación de la Vida Silvestre de Berlín, Alemania.

“La dieta a base de hojas es muy pobre en nutrientes y la ingesta de calorías es muy baja. Debido a esto, deben tener una tasa metabólica muy lenta para hacer frente a esta ingesta baja en calorías”, explica.

Regulación térmica

Parte de esto se explica por el lugar donde viven las seis especies de perezosos: en los bosques tropicales.

Son ambientes cálidos y húmedos donde las ventajas normales de un sistema endotérmico (el que permite a los mamíferos regular internamente la temperatura de su cuerpo) no son realmente necesarias: el ambiente ya está tibio, por lo que los perezosos no tienen que gastar gran cantidad de energía para mantenerse calientes.

Al abandonar los rasgos endotérmicos que la evolución les ha regalado a los mamíferos, los perezosos han adoptado un estilo de vida lento que les permite ahorrar energía más similar a los animales de sangre fría como los reptiles.

“La regulación térmica que tienen que hacer la mayoría de mamíferos requiere mucha energía”, dice Mazzoni. “Pero como los perezosos no deben hacerla, necesitan mucha menos”.

Perezoso

Getty Images
Algunos comportamientos de los perezosos se parecen más a los de los reptiles que a los de los mamíferos.

“Esto significa que solo pueden vivir en los trópicos y no en las montañas, donde la temperatura disminuye bastante. Sin embargo, el perezoso de dos dedos es un poco más flexible y asciende un poco más arriba en las montañas en Costa Rica”, agrega.

La experta señala que los perezosos a menudo “suben a lo alto de la copa del árbol por la mañana para obtener algo de energía del sol y, cuando hace mucho calor, vuelven a la sombra de los árboles”.

Este comportamiento es mucho más típico de los animales de sangre fría que de los mamíferos.

El ciclo de vida arbóreo de los perezosos significa que pasan muy poco tiempo bajo la amenaza de depredadores como el jaguar. Esta es otra razón por la que las reacciones rápidas y la enorme cantidad de energía que requieren, simplemente, no les son necesarias.

Algas y hongos

Si miras de cerca a un perezoso y su pelaje notarás que tiene un tono verde a causa del musgo y algas de los árboles en los que vive.

“Su cabello está modificado para que las algas y los hongos pueden crecer”, indica Mazzoni. “Sabemos que hay algún tipo de relación simbiótica”.

Perezoso

Getty Images
Si observas de cerca a un perezoso, notarás que su pelaje tiene un tono verdoso.

¿Para qué son buenas estas algas? Muchos científicos están tratando de responder a esta pregunta. “Podrían ser buenas para el camuflaje de los perezosos”, dice Mazzoni. Las algas verdes y los hongos podrían ayudar a los perezosos a mezclarse y difuminarse con el fondo del bosque.

“También podría ser una forma para que los perezosos obtengan proteínas adicionales”, afirma, y detalla que se ha visto a algunos perezosos lamiendo las algas que crecen en su pelaje.

Los hongos también pueden ayudar a mantener baja su cantidad de parásitos. “Su pelaje es casi completamente resistente al agua e impide muchos parásitos. Los perezosos tienen menos parásitos que otros mamíferos de un tamaño similar”.

Gotas de leche

Becky Cliffe, zoóloga británica que trabaja en la Fundación para la Conservación de Perezosos de Costa Rica, dice que solo cuando ves a los perezosos en la naturaleza te das realmente cuenta de lo lentos que son.

“Sabes que se mueven lentamente, pero luego miras cada parte de su cuerpo, cuando giran la cabeza, o incluso cuando parpadean y todo lo hacen muy lentamente”, comenta.

Otra de las características de los mamíferos de la que los perezosos han prescindido es la cantidad de leche que las madres lactantes producen para sus crías.

Perezoso y su cría

Getty Images
Las madres perezosas producen leche en gotas.

“Las madres perezosas no almacenan grandes cantidades de leche, sino que les sale gota a gota”, dice Cliffe. Las crías se mantienen cerca del pezón y se alimentan a medida que la leche gotea.

Los años de Cliffe observando perezosos en la jungla costarricense le han dado mucha información sobre su comportamiento.

“No saltan ni corren. Pero tienen los brazos más fuertes. Si un humano y un perezoso tuvieran que medir fuerzas con los brazos, el perezoso ganaría sin duda“, asegura.

Pero las patas del perezoso, que nunca se ven en la obligación de alcanzar una velocidad vertiginosa ni de soportar todo el peso del animal, no tienen la misma masa muscular.

Sin embargo, la motivación de la vida del perezoso no debe confundirse con la pereza, dice Cliffe. “No son vagos. Los monos aulladores que viven en los bosques duermen hasta 18 horas al día, y los perezosos solo duermen alrededor de 10″.

Si los perezosos no hubieran terminado viviendo en un ambiente cálido y húmedo cubierto de árboles, podrían vivir a un ritmo más rápido. Pero a lo largo de innumerables generaciones han alcanzado un ritmo de vida perfectamente adecuado a su entorno.

“Muestran que no tienes que correr todo el tiempo en busca de comida”, dice Cliffe. “Han relajado todo el sistema”.

* Puedes leer el artículo original de BBC Future (en inglés) aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.