Inconsistencias en expediente apuntan a montaje de policía de Guanajuato en muerte de joven
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Inconsistencias en expediente apuntan a montaje de policía de Guanajuato en muerte de joven

Entre las anomalías se encuentra el reporte de un perito quien dijo encontrar el cuerpo dentro de una cocina, cuando la policía reportó el hallazgo en una carretera de Villagrán.
Cuartoscuro
8 de octubre, 2019
Comparte

El expediente sobre el caso de Leonardo García -el joven guanajuatense que murió en un paraje cercano a las vías del tren rodeado por 12 policías después de un supuesto enfrentamiento- tiene inconsistencias que apuntan a un posible montaje que ocultaría una ejecución extrajudicial.  

Una de las anomalías es el reporte de un perito quien señaló haber encontrado el cuerpo dentro de una cocina, cuando la propia policía reportó que los hechos ocurrieron en una carretera dentro del municipio de Villagrán, a la altura de la comunidad El Rehilete.

Lee más: Leonardo, el joven querido y tímido que fue asesinado presuntamente por policías de Guanajuato

“Localizado sobre el área del suelo de cocina por parte superior del inmueble y junto al muro poniente de la cocina. Inmueble localizado en la calle Nardo. En su miembro inferior izquierdo al realizar inspección del cadáver se observan a simple vista heridas por arma de fuego”, señala el documento.

Este caso, sucedido el 11 de julio pasado, desató el enojo de una comunidad completa en Guanajuato porque, según testigos, Leonardo fue víctima de una ejecución.

Ante esto, el criminólogo forense José Gutiérrez, director de la Red Internacional de Criminología, solicitó el expediente y se encuentra en proceso de realizar varias solicitudes para rearmar la investigación del caso.

Gutiérrez cree que lo del cadáver en la cocina pudo haberse tratado de un grave descuido en el que alguien simplemente colocó texto de otra carpeta de investigación. Es un error que no tumba la investigación pero sí muestra que no se realizó un trabajo acucioso.  

Después están los “focos rojos”, que son imprecisiones que desenmascaran una investigación que habría tenido el objetivo de inculpar al joven de 24 años que iba acompañado de otro más llamado Jesús, quien sobrevivió y está preso acusado de intento de homicidio sin haber disparado un arma, según el mismo expediente.

La policía informó que el 11 de julio realizaba un recorrido en Villagrán cuando detectó una camioneta con reporte de robo. Le marcaron el alto pero el conducto no accedió y aceleró. Más adelante había una caseta de vigilancia con más elementos que fueron alertados.

Te puede interesar: Videos y testimonios revelan montaje en presunta ejecución extrajudicial en Nuevo Laredo

Según la narrativa de 12 policías estatales, los hombres frenaron antes de caer a una zanja para tratar de huir y la patrulla chocó contra ellos. Después, dos hombres bajaron de la camioneta y dispararon contra los policías. Pero en el expediente no hay ningún peritaje que compruebe que se realizó esa maniobra, y es ahí donde lo narrado por la policía va teniendo claras inconsistencias que, de acuerdo con Gutiérrez, debe volver a investigarse en terreno.

“Cómo no hay una reconstrucción de la dinámica de los vehículos, eso deja grandes incógnitas. No hay peritajes para comprobar lo que dicen los policías, no hay peritajes para comprobar lo que dicen los testigos, sin embargo, con peritajes que se pudieran realizar aún ahora, si pudiéramos establecer quién da una versión un poco más acercada a la realidad”, refiere Gutiérrez.

Los 12 policías también dijeron que en el enfrentamiento uno de los supuestos agresores era Leonardo y murió mientras que Jesús, quien siempre se colocó detrás de Leonardo sin disparar, fue capturado cuando trataba de huir.

Jesús tenía tres heridas de bala, una de ellas en el cuello pero no llamaron a los servicios médicos sino hasta después de leerle su acta de detención y sus derechos.

Lee más: CNDH investiga a mandos de policía por presunta ejecución extrajudicial en Tamaulipas

A Leonardo se le señala de haber disparado dos veces y su cuerpo fue presentado con una pistola de seis tiros con las municiones completas, como si no hubiera realizado ningún disparo. Aún así, en un peritaje se señala que sí disparó con la mano izquierda, aunque él era diestro.

“Y el arma que supuestamente traía Leonardo, cuando la encuentran, la encuentran con seis cartuchos útiles sin detonar. Entonces, en vez de que una evidencia física que te apunte a un enfrentamiento, te apunta a que le pusieron el arma en la mano, la accionario y entonces Leonardo se llena de pólvora una sola vez.

¿Por qué? porque ellos mencionan que ellos le disparan a Leonardo y a Jesús y la camioneta en que viajaban tiene impactos, ellos mencionan que Leonardo los agredió a balazos y las patrullas no presenta ninguna ningún daño por algún proyectil”, acota el perito.

En algunas imágenes que circularon en medios de comunicación, su cuerpo apareció esposado, con lo cual, la Fiscalía de Guanajuato, para respaldar la versión de la policía, debería comprobar que Leonardo disparó así: esposado. De lo contrario, quedaría demostrado que los elementos del orden le colocaron las esposas cuando ya estaba muerto. Es decir, se trataría de un montaje.

Otro “foco rojo” está en una reconstrucción de los hechos realizada por las autoridades y difundida en medios de comunicación donde se muestra la camioneta con reporte de robo en movimiento al momento de recibir los disparos, es decir, no habría ocurrido el choque antes del inicio de los disparos, como señalaron los policías.

Uno más está en el estado del cadáver de Leonardo, que en la autopsia presentaba golpes en la cabeza y quemaduras en el tórax. “Tiene golpes con instrumento contundente, en las fotos se puede ver los golpes que quedan en el peritaje, que no se mencionan en la narrativa de los policías”.

La muerte de Leonardo ocurrió alrededor de las 11:30 de la mañana y su cuerpo fue llevado a la morgue a las 2:47 de la tarde, con lo cual pasó expuesto más de tres horas al sol.

Ese es un argumento que fue utilizado por el médico legista para explicar por qué el cadáver presentaba graves quemaduras.

Te puede interesar: Asesinan a balazos a Francisco García, regidor en Apaseo el Alto, Guanajuato

“Desfaselación epidérmica en región anterior de tórax y antebrazo derecho por tiempo de exposición postmortem al sol”, dice el expediente, es decir, “Leonardo presenta heridas en parte del pecho y antebrazo derecho y el médico legista dice que corresponden a exposición al sol por las tres horas que estuvo expuesto al sol”, señaló Gutiérrez.

Además de los peritajes que serían pertinentes, según la defensa de Leonardo, falta integrar la versión de testigos presenciales, cuyas versiones, de acuerdo con el especialista, señalan abiertamente que Leonardo fue víctima de una ejecución después de haber sufrido torturas, que incluyeron la aplicación de un líquido que le habría causado las quemaduras.

Su madre, Rebeca Aguilar, fue a reconocer el cuerpo de su hijo y sólo puso verlo del tórax hacia arriba. Ella quiere que le expliquen de dónde salieron esas quemaduras y por qué los peritajes de balística no se corresponden con las versiones de los policías ni con los de los testigos.

Leonardo Aguilar era panadero y mecánico, tenía dos hijos. De acuerdo con su madre, en su pueblo se cree que se muerte es producto del estigma con el que viven ahí los pobladores a causa de la presencia del cartel Santa Rosa de Lima, que tuvo un crecimiento exponencial gracias al robo de combustible.

Animal Político pidió versiones sobre este tema a la Fiscalía de Guanajuato y al equipo de trabajo de Comisionada de Seguridad, Sophía Huett López. Ninguna de las dos instancias respondió hasta el momento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: documentan detenciones y secuestros de civiles ucranianos en las zonas controladas por los rusos

La ONU ha identificado 36 casos de políticos, periodistas y activistas que han sido "secuestrados" en territorio ucraniano.
25 de marzo, 2022
Comparte

Los ucranianos están siendo detenidos arbitrariamente y sometidos a desapariciones forzadas en áreas controladas por Rusia, le dijo la ONU a la BBC.

La ONU verificó al menos 36 casos de detenciones de civiles, y en varios casos a las familias se les negó cualquier información sobre el destino de los detenidos.

Los ucranianos dicen que temen una creciente campaña de secuestros e intimidación, mientras que Rusia lucha por afirmar el control sobre las ciudades que captura.

Viktoriia Roshchyna, periodista, estaba trabajando en áreas ocupadas en el este del país cuando unos hombres no identificados se la llevaron el 15 de marzo.

El medio para el que trabaja, Hromadske Media, dijo que “probablemente fue detenida por el FSB”, el servicio de inteligencia interno de Rusia, según los relatos de testigos de su secuestro en la ciudad de Berdiansk.

Fue liberada seis días después cuando un video estilo rehén, aparentemente grabado bajo coacción, comenzó a circular en los medios prorrusos de Telegram. En él, Roshchyna dijo que Rusia no la había tomado cautiva y agradeció a las fuerzas de Moscú por “salvarle la vida”.

Periodistas y representantes locales

Svetlana Zalizetskaya, una periodista de la ciudad ocupada de Melitópol, acusó a las fuerzas rusas de tomar como rehén a su padre de 75 años como castigo por negarse a cooperar con la nueva administración.

Zalizetskaya, directora de la agencia de noticias local RIA Melitópol, escribió en Facebook que su padre había sido detenido después de su reunión con el líder de la ciudad instalado por Rusia. En la publicación se negó a dejar de criticar la invasión.

Dijo que recibió una llamada telefónica de sus captores, en la que su padre le informó que estaba retenido “en algún sótano” y dijo que “no sabía qué querían de él”.

Sus captores exigieron que Zalizetskaya, quien se comprometió a “contarle al mundo las atrocidades” cometidas por las fuerzas de Moscú en Melitópol, se entregase.

El Sindicato Nacional de Periodistas de Ucrania dijo que cuatro periodistas también habían sido detenidos y luego liberados en Melitópol.

El jefe del sindicato, Sergiy Tomilenko, dijo que las detenciones eran parte de “una ola de limpieza de información” que tenía como objetivo la “intimidación de periodistas y figuras públicas”.

Un portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos (ACNUDH), cuya misión de monitoreo en Ucrania ha estado documentando los secuestros, le dijo a la BBC que los objetivos “son en su mayoría representantes de las comunidades locales, periodistas y personas que hablaron sobre sus posiciones proucranianas“.

Pero dijeron que no pudieron evaluar si los detenidos forman parte de “listas específicas supuestamente elaboradas por funcionarios de seguridad rusos”.

En febrero, funcionarios estadounidenses enviaron una carta a la ONU advirtiendo que Rusia había elaborado una “lista de muerte” de ucranianos para ser atacados o detenidos tras la invasión del país.

Algunas fuentes han sugerido que un hackeo de una aplicación de servicios digitales de Ucrania en enero pudo haber ayudado a Rusia a identificar objetivos; mientras que el Royal United Services Institute ha especulado con que un hackeo del registro nacional de seguros de automóviles de Ucrania pudo haber permitido que los servicios de seguridad identificaran las ubicaciones de los objetivos.

Las fuerzas rusas han detenido a varios funcionarios en las partes ocupadas de Ucrania en las últimas semanas. En la ciudad sureña de Melitópol, el alcalde Iván Fedorov fue secuestrado por las tropas rusas a principios de este mes.

Al hablar sobre su detención con los medios locales, Fedorov alegó que otros detenidos en el centro al que fue llevado estaban siendo torturados.

“No me tocaron físicamente, pero créeme, siete hombres armados eran suficientes para dejar clara su posición”, dice Fedorov. “En la celda de al lado alguien estaba siendo torturado, había gritos que generaban mucha presión psicológica”.

“Tratan de acusarlos de sabotaje y apretar los dedos en la puerta para que digan de qué ejército son, pero son solo residentes locales”.

Se han producido presuntos secuestros en varias otras ciudades, incluida Nova Kajovka en el norte, donde desapareció el secretario del ayuntamiento; y en Bucha, donde el ayuntamiento local le dijo a la BBC que seis empleados fueron detenidos y luego liberados después de una redada rusa.

Advertencias a los parlamentarios

La parlamentaria ucraniana Alyona Shkrum dijo que creía que las detenciones probablemente aumentarían a medida que Rusia enfrenta una falta de cooperación y una mayor resistencia en las regiones ocupadas.

“Estoy segura de que Putin pensó que sería como en Crimea: vienen, se apoderan de los edificios administrativos y el alcalde dice ‘cooperamos, ahora seré su alcalde, ¿qué mas da?'”, le dijo a la BBC.

“No sucedió en absoluto aquí… Nadie, ni siquiera de partidos prorrusos, accedió a hacer lo que los soldados rusos querían que hicieran”.

Shkrum, una parlamentaria prooccidental, le dijo a la BBC que los servicios de seguridad ucranianos le advirtieron que probablemente estaba en una lista negra rusa y que evitara su apartamento en Kiev.

“Prácticamente hay dos listas”, dijo. “Una lista de personas para ser asesinadas, como miembros del parlamento, que en su mayoría son personas con las que (Rusia) siente que no puede cooperar. Y una lista de personas para ser tomadas como rehenes y llevadas a Moscú y obligadas a votar sobre algo”.

“También tengo sanciones en mi contra en Rusia, así que supongo que estoy en la lista para ser asesinada o capturada”, agregó Shkrum.

Vecinos temen campañas de detenciones

Los secuestros no se han limitado a figuras públicas. También se ha detenido a algunos civiles y exmiembros de las fuerzas armadas.

Mattia Nelles, un analista político ucraniano, le dijo a la BBC que su tío, exmédico del ejército ucraniano que luchó en Donbás entre 2016 y 2018, había sido atacado por soldados rusos en la ciudad oriental de Svatove”.

“Las fuerzas de seguridad de la Federación Rusa llegaron a su casa y lo buscaron”, dijo Nelles. “Por suerte, no estaba en su casa, pero los vecinos confirmaron que lo buscan”.

Nelles dijo que no estaba claro qué elementos de las fuerzas rusas estaban detrás de la ola de detenciones, pero en el caso de su tío dijo que las tropas eran una mezcla de personal del ejército y algunas otras fuerzas de seguridad. Solo podemos especular si es FSB, no llevaban insignias”.

Teme que la campaña de arrestos se itensifique en los próximos días. Observó que en las áreas del sur, como Jersón, hasta ahora “la cantidad de arrestos parece relativamente baja” y algunas de las listas parecen estar “elaboradas sobre la marcha” a medida que las fuerzas rusas identifican a los que se resisten a la ocupación.

“Los vecinos temen que estamos viendo el comienzo de una campaña sostenida”, advirtió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QGHRocnufPY&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.