Se revocó una suspensión, ¿qué sigue para Santa Lucía y la construcción del aeropuerto?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Se revocó una suspensión, ¿qué sigue para Santa Lucía y la construcción del aeropuerto?

El colectivo #NoMásDerroches interpuso 147 amparos contra el proyecto, tanto en el Estado de México como en la CDMX; después, solicitó la suspensión de las obras en al menos 20 juzgados.
Cuartoscuro
9 de octubre, 2019
Comparte

Este martes un juez revocó una suspensión que él mismo había dictado contra la construcción de un nuevo aeropuerto civil en la Base Aérea de Santa Lucía; pero eso no significa que las obras vayan a comenzar ya, puesto que todavía hay otras seis suspensiones vigentes.

Estas se han otorgado a partir de una ola de amparos que interpuso el colectivo #NoMásDerroches, integrado por organizaciones civiles como Impunidad Cero, México ¿Cómo Vamos?, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, y otras. A título personal, miembros del colectivo metieron un total de 147 amparos, no iguales pero muy similares, tanto en el Estado de México como en la Ciudad de México, ya que por estrategia buscaban que llegaran a múltiples juzgados y tuvieran más posibilidades de que algunos fueran otorgados, explica en entrevista Gerardo Carrasco, abogado del colectivo.

Después se solicitó la suspensión en entre 20 y 30 juzgados, según veían posibilidades de éxito, que empezaron a otorgar unas y rechazar otras, antes de que todos los recursos jurídicos sobre el tema acabaran en el mismo juzgado que ayer echó atrás una de las suspensiones.

Esta es la cronología del caso

El 30 de mayo se otorgó la primera suspensión provisional contra el aeropuerto en Santa Lucía. La dio el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito del Estado de México.

Aunque el 21 de junio fue desechada por un juez, el Cuarto de Distrito, todo ese mes se estuvieron procesando las solicitudes de amparo y de suspensión del inicio de la construcción.

Las resoluciones ordenaban detener las obras por distintos factores: hasta que el Gobierno Federal demostrara que tenía todas las autorizaciones ambientales correspondientes, hasta verificar que contaba con los estudios de seguridad exigidos por la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, cuando hubiera autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), estudios de viabilidad aeronáutica, estrategia de viabilidad social.

Para el 7 de junio se había ordenado la primera suspensión definitiva, y el 11, el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Adimnistrativa del Primer Circuito fue el primero que dio una resolución para mantener el proyecto de Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, que llevaba más del 30% de avance cuando Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia y ordenó pararlo.

Otra suspensión, del 24 de junio, no solo ordenaba mantener las obras del NAIM sino llevar a cabo acciones para su conservación, al considerar que sin mantenimiento adecuado, podrían dañarse las obras, estructuras y cimientos existentes.

Fue el 4 julio que un juez federal ordenó reunir todas las demandas vigentes, tanto en la CDMX como en Edomex, en un solo juzgado. Carrasco explica que la Ley de Amparo establece que cualquiera de las partes involucradas puede solicitar al Consejo de la Judicatura Federal que concentre las resoluciones de juicios de amparo del mismo tema, y previendo esto, fue que habían solicitado las suspensiones antes en distintos tribunales.

Pero a partir de este punto, todo está en manos del juez Juan Carlos Guzmán, del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México.

El 25 de julio, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprobó la Manifestación de Imacto Ambiental (MIA) y consideró que el proyecto es viable, lo que quitó uno de los argumentos de las suspensiones, pero éstas todavía se mantenían por requerimientos como los estudios técnicos necesarios.

Carrasco comenta que esta aprobación tan rápida ya levantó sospechas, ya que se concedió en 67 días, el mismo tiempo que se tarda Semarnat, por ejemplo, en autorizar una carretera para un pueblo.

El colectivo llegó a tener vigentes 11 suspensiones judiciales y durante julio puso otros tres amparos, por lo que suman 150, según el abogado.

La nueva estrategia del Gobierno

El 16 de agosto la detención de las obras escaló un paso más, ya que el Juez Quinto concedió una suspensión definitiva hasta que se resolvieran los juicios de amparo. Los jueces anteriores sólo habían condicionado la obra a que se cumpliera con estudios y permisos, pero detenerla hasta resolver el amparo podría llevar meses.

Las suspensiones son medidas cautelares en lo que se analizan a fondo los amparos, pero mientras estos sigan pendientes, nada es definitivo en cuanto a la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Una semana después, el 20 de agosto, el abogado Gerardo Carrasco consiguió en el amparo a su nombre la suspensión contra todos los efectos y consecuencias del proyecto de Santa Lucía.

Entonces, el Gobierno ideó una nueva estrategia para revertir las suspensiones, anunciada por el propio López Obrador en su conferencia matutina días después, que fue decretar que todos los espacios de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encargada del nuevo proyecto, son de “interés nacional”.

La Sedena solicitó en un juicio que ante esta declaratoria, se revocara la suspensión, argumentando que Santa Lucía y el plan de convertir la base militar en un aeropuerto civil sean considerados dentro de esa categroría de instalación estratégica. Por ahora sólo pidió revocar dos de las suspensiones pero se prevé que lo solicite con el resto de recursos.

Así se llegó a que el Juez retomara este argumento y este 8 de octubre revocara la suspensión otorgada a Carrasco.

El abogado reconoce que la decisión del juez sienta un mal precedente de lo que puede suceder con el resto de amparos y suspensiones, ya que puso el argumento del gobierno de que es una cuestión de seguridad por encima de todas las que habían sido razonamientos previos de que se tenía que contar con los estudios y documentos necesarios para una obra así.

“El juez, de facto, autorizó que se construya un aeropuerto sin permisos ni estudios, únicamente porque dijo la Sedena que es de seguridad nacional”, lamenta.

Esta decisión todavía se puede impugnar en otra instancia. Y ayer mismo, el colectivo dio a conocer que había solicitado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) intervenir. La Corte no resuelve juicios de amparo, pero solicitaron que atraiga cuatro recursos de revisión impuestos por las autoridades contra suspensiones definitivas. En máximo un mes, calcula Carrasco, se tendrá respuesta a si los atrae o no.

Aunque este caso de amparo ha sido el más conocido, hay otros amparos interpuestos por propietarios de tierras que fueron abarcadas por el proyecto de aeropuerto, que están en otros juzgados y siguiendo procesos distintos.

Así que por lo pronto, las obras del aeropuerto de Santa Lucía no empezarán todavía.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: qué tan rápido se está extendiendo por América Latina (y cómo se compara con otras regiones)

En estos momentos América Latina registra menos del 0,1% de los casi 110.000 casos de covid-19 diagnosticados a nivel global. ¿Cómo se explica esa situación? ¿Y qué tan probable es que los números sigan manteniéndose bajos en comparación con los registrados en otras partes?
10 de marzo, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla en el Canal de Panamá

EPA
Con la llegada del nuevo coronavirus a Panamá ya son 11 los países de América Latina que han registrados casos de covid-19.

Panamá se convirtió a inicios de esta semana en el decimoprimer país de América Latina en confirmar la presencia del nuevo coronavirus en su territorio.

La nación centroamericana se sumó así a Brasil, México, Ecuador, República Dominicana, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Costa Rica y Paraguay, donde también se han registrado casos de covid-19.

Juntos suman 106, en una región de 626 millones de habitantes.

Eso equivale a menos del 0,1% de los casi 110.000 casos contabilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a las 09:00 GMT del lunes 9 de marzo.

Y también significa que las cifras latinoamericanas todavía están muy por detrás de las de Asia, Europa e incluso Estados Unidos, donde a inicios de este martes el número de infectados con el coronavirus ya sumaba 726.

El virus, sin embargo, llegó a la región el pasado 26 de febrero, lo que también implica que en menos de dos semanas el número de casos ha aumentado en un 10.500%.

Y aunque todos los primeros contagios se produjeron en el extranjero, según la OMS en al menos cinco países latinoamericanos ya se han registrado ejemplos de transmisión local.

Mujer con mascarilla en el aeropuerto argentino de Ezeiza

EPA
La primera muerte por el nuevo coronavirus en América Latina se registró en Argentina.

¿Cómo se compara entonces la situación latinoamericana con lo que ha estado ocurriendo en otras partes del mundo?

¿Y qué tan probable es que los números en América Latina se mantengan muy por detrás de los registrados en otras regiones?

Lejos del epicentro

Los expertos consultados por BBC Mundo advierten sobre la dificultad de predecir el comportamiento de una epidemia, especialmente en casos de nuevos virus como el del covid-19.

Pero el profesor Paul Hunter, un experto de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, identifica al menos cuatro factores que influyen en su posible propagación: la suerte, la capacidad de los sistemas de salud, el clima y la densidad poblacional.

El coronavirus en América Latina (09/08/2020)
País Casos confirmados Fecha 1er caso
Brasil 30 26 de febrero
Argentina 17 3 de marzo
Ecuador 15 29 de febrero
Chile 13 3 de marzo
Costa Rica 9 6 de marzo
Perú 7 6 de marzo
México 7 28 de febrero
República Dominicana 5 1 de marzo
Colombia 3 6 de marzo
Paraguay 1 7 de marzo
Panamá 1 9 de marzo
Fuente: Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, Ministerios de Salud.

“La forma en la que un virus se propaga tiene mucho que ver con la suerte: por ejemplo si hay una persona que en su momento más infeccioso viaja a un lugar especialmente propicio”, explica Hunter.

“Y cuando se vieron los primeros contagios (de covid-19) fuera de China, estos se dieron en lugares con frecuentes conexiones aéreas a ese país“, le dice a BBC Mundo.

Así las cosas, la lejanía con el epicentro de la epidemia —la provincia china de Wuhan— protegió a América Latina de la explosión inicial.

Y lo mismo puede decirse en relación a los principales focos secundarios: Italia, Irán y Corea del Sur.

“Las distancias juegan un papel importante”, explica Marcos Espinal, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Y esos tres países, además de China, son los que han contribuido a que en Europa, Asia y otras regiones la diseminación sea más rápida”, le dice a BBC Mundo.

Aumento del covid-19 en América Latina

BBC

De hecho, para Espinal no es coincidencia que la mayoría de los casos registrados en América Latina —incluyendo el primero— estuvieran vinculados a Italia.

Pero las estrechas relaciones que algunos países de la región mantienen con la nación europea no se comparan con las de sus vecinos inmediatos, lo que ayuda a entender la diferencia en el número de casos.

“La gran mayoría de los primeros casos registrados en varios países europeos pueden conectarse con Italia“, recuerda Hunter.

Y el experto de la Universidad de East Anglia cree que en la medida en que empiezan a registrarse casos de transmisiones comunitarias en países mucho más cercanos, el número de infectados en la región latinoamericana también podría multiplicarse.

“Creo que las cosas van a empeorar rápidamente en Estados Unidos”, vaticina Hunter.

“Y sospecho que lo que va a pasar en las próximas semanas es que muchos de los casos en Latinoamérica van a estar vinculados con EE.UU.“, le dice a BBC Mundo.

Origen de los primeros casos de coronavirus en América Latina
Italia Brasil, México, República Dominicana, Argentina, Colombia
España Ecuador, Perú, Panamá
Asia Chile
Estados Unidos Costa Rica
Ecuador Paraguay

De hecho, EE.UU. ya fue el origen de la infección de los primeros casos registrados en Costa Rica.

Mientras, el primer caso registrado en Paraguay fue el de un hombre de 32 años que había viajado a Ecuador.

Números oficiales vs realidad

La capacidad de detección temprana de los sistemas de salud también resulta clave para ralentizar la propagación.

Pero, si es deficiente, también puede ofrecer una idea equivocada de la dimensión del problema.

Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

Reuters
Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

“Es sencillo: si no se hacen las pruebas, no se puede saber cuántos casos se tienen”, explica Hunter.

“Hay varios países que no reportan casos, pero la pregunta es si le han hecho el examen a alguien“, le dice a BBC Mundo.

Y esa no es la única razón por la que él y Espinales coinciden en que hay que ser consciente de que las cifras reportadas tanto a nivel global como regional no ofrecen una fotografía completa.

“Hay que recordar que el virus en el 80% de los casos es leve“, recuerda Espinales.

“Y mucha gente no va al médico pensando que es una gripe leve, así que puede haber muchos casos no detectados”, dice el experto de la OPS.

“Tampoco hay que olvidar que la cifras oficiales forzosamente están desactualizadas en al menos una semana“, agrega Hunter.

“Es así porque pueden pasar cinco días antes de que una persona infectada empiece a sentirse enferma, porque una vez enfermas las personas no siempre van al doctor inmediatamente, y porque luego hay que esperar un tiempo a tener los resultados de las pruebas”, explica el experto británico.

Eso significa que el número de afectados podría subir rápidamente en países como México, donde si bien hasta el momento solamente se han registrado siete enfermos el número de casos sospechosos es de 35.

Aunque el país con más casos sospechosos de covid-19 es, de lejos, Brasil, con 930.

Viajeros llegando a Brasil

AFP
El número de casos sospechosos de covid-19 en Brasil ya suma 930.

Por lo demás, los 30 casos registrados en Braasil menos de dos semanas después de la identificación del paciente cero sugieren un ritmo de contagio inicial superior incluso al de Italia, que tardó tres semanas en llegar a 20 positivos.

Y, si se comparan únicamente las primeras dos semanas, Argentina, Ecuador y Chile también presentan un ritmo de contagio superior al de España, que para esa fecha registraba únicamente tres casos y tres semanas y media después ya suma 1.245 enfermos de coronavirus.

Esto, sin embargo, no significa necesariamente que estos países superarán a sus similares europeos en número de casos.

Pero la capacidad del sistema de salud para manejar a los afectados tendrá mucho que decir en el resultado final, como demuestra por ejemplo la situación de Irán.

Ayudados por el clima

Por lo demás, de los cuatro factores identificados por el profesor de la Universidad de East Anglia, la densidad poblacional no parece jugar a favor de América Latina.

Hombre con mascarilla en un autobús de CDMX

Reuters
La cercanía de millones de personas en gigantescas urbes como Ciudad de México puede ayudar a la propagación del virus.

Pero el factor climático probablemente sí ha ayudado a una más lenta propagación del coronavirus, especialmente en un hemisferio sur que apenas empieza a despedirse del verano.

“Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en época de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar”, explica Espinales.

Y Hunter está de acuerdo, aunque puntualiza que el principal impacto del clima es indirecto.

“En países más cálidos, dónde no llueve tanto, la gente suele pasar menos tiempo en espacios cerrados y más tiempo afuera. Y no se necesita mucho de eso para cambiar el comportamiento de una infección“, explica.

Y aunque ninguno de los dos expertos quiere utilizar la palabra “inevitable” a la hora de predecir un posible empeoramiento de la situación con la llegada del invierno austral, los dos coinciden en que América Latina todavía no ha visto el pico de casos de nuevo coronavirus.

“Es bastante probable (que las cifras aumenten significativamente)”, le dice a BBC Mundo Espinales.

“Creo que van a subir. Lo más probable es que se vean más casos en la medida que se acerca el invierno“, coincide Hunter.

La historia del coronavirus en América Latina todavía no se ha dejado de escribir.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts