close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Operativo fallido y precipitado, el 'error' que dejó libre al hijo del Chapo

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, indicó que formalmente no hubo una detención contra el hijo de Chapo y que la suspensión del operativo no involucró ninguna negociación
Cuartoscuro
18 de octubre, 2019
Comparte

El operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín el Chapo Guzmán, fue fallido, deficiente y precipitado, admitieron Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional y el titular de Seguridad, Alfonso Durazo.

“El grupo responsable de esta acción policiaca, en su afán de obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada“, con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencias de la intervención, omitiendo además obtener el consenso de sus superiores, es decir, del Gabinete de Seguridad”, aunque nada fue improvisado, aseguró Cresencio Sandoval.

“Los efectos negativos de esta acción precipitada y mal planeada tuvieron consecuencias en la población civil”, reconoció.

Lee: Ocho muertos, 49 reos fugados: el saldo oficial del fallido operativo contra el hijo del ‘Chapo’

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, indicó que formalmente no hubo una detención contra el hijo de Chapo y que la detención del operativo no involucró ninguna negociación.

“El gobierno no está dispuesto a negociar con integrantes de organizaciones criminales”, afirmó.

Durazo explicó que el personal que participó en el operativo tomó el control del inmueble en el que se encontraban cuatro personas, uno de ellos Ovidio Guzmán Loera, sin embargo, “al verse rodeados por una fuerza mayor y todo el despliegue de agresión contra la población civil, y el hecho de no haber recibido oportunamente la orden de cateo, se ordenó al personal abandonar el inmueble”.

Sostuvo que la orden de cateo del inmueble no llegó con la oportunidad que habría sido planeada con el diseño del operativo y eso llevó a modificar las decisiones finales.

Lee:El hijo del Chapo derrota a fuerzas federales: lo capturan pero tienen que liberarlo

Lee: AMLO justifica liberación de hijo del Chapo: estaba en riesgo la vida de muchos ciudadanos

Cresencio Sandoval dijo que la patrulla que iba por el hijo del Chapo estaba esperando la orden de cateo cuando fueron identificados y empezaron los disparos, cuando estaban adentro de la casa se desató la violencia.

“Fue un operativo precipitado en el que no se consideró la reacción de los delincuentes (…) iban entre 30 y 35 elementos de la Policía Federal Ministerial, División Antidrogas y personal militar”, aseguró.

Durazo sostuvo que no hay falta del Estado ni ausencia del gobierno federal en esta decisión.

Te puede interesar: Violencia en Culiacán: Fuga de reos, los puntos de bloqueos y la suspensión del futbol

“Esto tampoco nos lleva a hablar de un sistema fallido, pero sí a hablar de que todo el aparato de administración, procuración de justicia, ha sido históricamente deficiente y corrupto. Y no podemos negarlo, y frente a esa realidad nos estamos enfrentando”.

“No buscamos enlutar hogares, sino resarcir el desgarrado tejido social, no vamos a regresar al tiempo de las masacres generalizadas… Vamos a acatar el desafío de la paz, pero no convirtiendo a México en un cementerio mayor al que ha sido”, expresó Durazo.

Pidió no perder de vista el contexto, pues “han sido muchos años de violencia en el país y expresiones como la de ayer no nacieron de un día para otro”, además de que la impunidad desembocó en el empoderamiento de grupos criminales que actúan al margen de toda noción de legalidad y sin límite alguno.

Durazo aseguró que se realizará una investigación de dicho operativo para castigar a los responsables.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 de los alimentos más saludables para tu hígado

El ajo, el brócoli o la manzana son alimentos que proveen al hígado de defensas y de nutrientes que le permiten tener un funcionamiento adecuado, especialmente debido a su importancia dentro del funcionamiento del cuerpo humano.
8 de noviembre, 2019
Comparte

El hígado uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

“Mi consejo es evitar los alimentos que son hepatóxicos como las grasas saturadas, los fritos y el alcohol”, le dijo a BBC Mundo la nutricionista argentina Magdalena Boccardo.

En BBC Mundo te presentamos cuáles son cinco de los mejores alimentos que ayudan en la salud del hígado.

1. Ajo

El ajo tiene propiedades que ayudan a regular y mejorar el funcionamiento del hígado.

Ajo

Getty Images
El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

“Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a regular el trabajo del hígado”, apunta la nutricionista Grace Fjeldberg en el portal de la Clínica Mayo.

“Lo recomendable es aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades”.

El ajo, según los expertos, también es recomendado por su alto contenido de alicina, que ayuda a la limpieza del hígado.

2. Manzana

Gracias a su alto contenido en fibra, la manzana también es una gran aliada a la hora de cuidar el hígado.

Manzana verde

Getty Images
La manzana es considerado uno de los alimentos más completos.

“Las manzanas son ricas en pectina, que es una fibra que ayuda mucho a reducir y controlar el colesterol y a eliminar toxinas del organismo“, le dice a BBC Mundo a nutricionista colombiana Sandra Milena Cardona.

Otro atributo es que contiene una gran cantidad de vitamina C, que también actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.

Las verdes son mejores, apunta Cardona, y su consumo se recomienda para promover una mayor acción de la fibra.

3. Brócoli

De cocción olorosa, el brócoli puede ser uno de los alimentos más odiados por niños e incluso algunos adultos, pero no se puede negar que es una verdura con grandes propiedades nutritivas.

En el caso del hígado, ayudará a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento.

Brocoli

Getty Images
El brócoli es un alimento rico en vitamina A.

“El brócoli es rico en fitoquímicos, que son una sustancia que reducen la síntesis del colesterol, con lo que a la vez alivian la presión sanguínea y los problemas de coagulación”, dice Cardona.

Los expertos también indican que es una rica fuente de vitamina A, que previene el envejecimiento de las células.

4. Limón

Otra fruta en la que aparece la vitamina C, que es una gran colaboradora del hígado.

“El zumo del limón contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada. Un limón pequeño contiene un tercio de la cantidad recomendada al día de esta vitamina”, señala Jill Corleone, nutricionista de la Universidad de Nueva York (EE.UU.).

Y referencia el estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Salud de EE.UU. en el que se indica que el jugo extraído de un cítrico de este tipo tiene una gran cantidad de “antioxidantes que reducen la inflamación, eliminan los radicales libres y mejoran la capacidad del cuerpo para procesar la glucosa”.

“Son varios los estudios que lo confirman: el limón contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado”, agrega Corleone.

Aguacate.

Getty Images
El aguacate es un gran aliado del hígado, pero debe consumirse con moderación.

5. Aguacate

El aguacate o palta ha sido bautizado como el “oro verde” y poco a poco se está convirtiendo en uno de los alimentos de producción más rentable en el planeta.

Pero también puede ser un aliado a la hora de defender al hígado de posibles daños.

Varios estudios señalan que el aguacate es una gran fuente de grasas saludables, que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

“Esa grasa que llamamos saludable contiene elementos que, al descomponerse, cuidan al órgano de posibles daños”, relata la nutricionista Cardona.

Sin embargo, en igual medida señala que se debe tener mucho cuidado con su consumo en exceso, debido a que esta grasa saludable, que también puede encontrarse en el aceite de oliva, puede causar lo que se conoce como hígado graso.

“La recomendación es que se ingiera aguacate de forma muy moderada y evitar así que, en vez de ser un aliado, se convierta en un alimento nocivo para el hígado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.