Detectan 2,280 tomas clandestinas de agua en seis años; uno de cada 2 acuíferos está contaminado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Detectan 2,280 tomas clandestinas de agua en seis años; uno de cada 2 acuíferos está contaminado

Un informe de Laboratorio Ethos alerta de que la corrupción afecta a todo el proceso de gestión del agua en México.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó 2,280 tomas clandestinas de agua en México entre 2012 y 2018. Se trata de pozos abiertos por usuarios individuales o empresas que extraen el líquido sin contar con permisos correspondientes, contribuyendo a la sobreexplotación de los acuíferos. Este es uno de los datos que se extraen del informe “Corrupción en el sector del agua: ¿quién es responsable de la crisis?”, publicado por Laboratorio Ethos, think tank o centro de análisis dedicado a las políticas públicas.

El informe, elaborado por los investigadores Rodrigo Bolaños, Dalia Toledo y Cuauhtémoc Osorno, se centra en cómo la corrupción ahonda en los problemas de escasez y contaminación del agua que sufre México.

Entérate: La sobreexplotación de mantos acuíferos tiene al país en crisis, dicen expertos universitarios

“En México, la corrupción del sector hídrico es preocupante”, dice el informe, que alerta en que esta práctica se manifiesta “de distintas formas en todas las etapas de la gestión del agua”.

Algunos datos que revela el documento:

Uno de cada dos acuíferos en México está contaminado.

Conagua otorgó al menos 77 concesiones en acuíferos secos que no deberían ser explotados.

Apenas 149 inspectores están desplegados en todo el país para detectar irregularidades relacionadas con el servicio de agua.

El presupuesto de Conagua, que es la institución que se encarga de regular el uso del líquido, se redujo un 53% durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Una cifra que llega al 55% en el caso de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Sobre los pozos clandestinos, Bolaños indica a Animal Político que los que se incluyen en el informe son aquellos registrados por Conagua, los que fueron detectados y clausurados. Es decir, que no hay forma de saber cuántos existen realmente en México. El informe señala casos como el Pénjamo-Abasolo, que en 2013 era considerado como el acuífero con mayor extracción ilegal y del que salían de forma irregular 11,721 litros de agua por segundo.

En realidad, las posibilidades de que un pozo ilegal sea detectado son exiguas, debido a la escasa labor de supervisión.

Además, en opinión del investigador, hay prácticas que incentivan la ilegalidad. Por ejemplo, los decretos que legalizan los pozos irregulares cada cierto tiempo. “¿Qué incentivo vas a tener si sabes que te van a ofrecer regularizarte?”, plantea.

El informe detecta corrupción en seis áreas: las concesiones, la regulación de las aguas de deshecho, los organismos encargados de llevar el agua a los hogares, las tomas clandestinas, las obras hidráulicas y la falta de información. Aunque este último punto es “transversal” a todos los anteriores”, según Bolaño, que denuncia los datos “son incompletos”.

Sobre las concesiones, el informe detecta 77 que licencias para acuíferos sobreexplotados.

Las regiones más afectadas son: Lerma Santiago (Aguas Calientes, Jalisco y Querétaro), con el 61% de los títulos; Río Bravo (Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), con el 26%; y el sureste de Baja California con el 13%.

“Las concesiones se entregan a pesar de que los solicitantes no cumplen con toda la documentación obligatoria”, dice el documento.

Bolaños insiste en que la ley establece que “no se deben dar concesiones cuando no hay suficiente agua”.

Resulta relevante los usos que aseguraban que se iba a dar a estas concesiones. El 57% era de carácter agrícola, el 16% “diferentes usos”, el 12% servicios, el 10% público urbano y el 5% industrial.

No obstante, existe una red de tráfico de concesiones que hace que se vendan y se compren licencias para el derecho de extracción.

La contaminación es otro de los puntos de los que alerta el informe.

“La contaminación hídrica es ocasionada, principalmente, por los distintos desechos que se vierten legal e ilegalmente a los cuerpos de agua”, dice el informe, que advierte que la mitad de los acuíferos del país está contaminado.

“En teoría los organismos operadores tratan el agua. Existen plantas de tratamiento. Pero son elefantes blancos porque, básicamente, no funcionan”, dice Bolaños. Esta ineficiencia explica que tres de cada cuatro mexicanos pongan en duda la calidad del agua que reciben en casa.

A la escasa presencia de inspectores se le suma otro factor determinante: la corrupción. Según el informe, las empresas llegan a pagar hasta el 20% del valor de la multa para diluir la muestra que los inspectores toman del agua y evitar sanciones mayores. Bolaños reconoce que probar estas irregularidades es un trabajo complejo, y que el informe lo incluye tras entrevistarse con funcionarios y empresarios conocedores del proceso.

Los organismos operadores son otro de los problemas que observa la investigación. Existen cerca de 2,688 a nivel municipal, intermunicipal y estatal. Aquí se detectan irregularidades en los nombramientos, derivados del compadrazgo; en la falta de normativas y en la ausencia de supervisión.

Las grandes obras públicas también son terreno fértil para prácticas corruptas según el documento, que observa como fenómenos los pagos a trabajos no realizados y los dobles pagos por trabajos que sí se realizan.

Como último elemento, Laboratorio Ethos apunta a la falta de información, lo que “permite esconder o justificar decisiones discrecionales de los servidores públicos, al mismo tiempo que dificulta el monitoreo ciudadano sobre la gestión del agua”.

Como receta para revertir el problema, el informe plantea tres ejes: el fomento de la transparencia en el sector, la participación ciudadana y el impulso a la rendición de cuentas.

“Combatir de la corrupción en el sector agua debería ser prioritario”, advierte el documento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué es insólito que haya 5 ciclones tropicales en el Atlántico al mismo tiempo

En un hecho que no ocurría desde 1971: cinco fenómenos tropicales se formaron al mismo tiempo. Dos de ellas son huracanes que podrían poner en riesgo la vida de las personas que viven en las costas del sur de EU.
15 de septiembre, 2020
Comparte

Cada año, por esta misma época, comienza a vislumbrarse lo que será la temporada de huracanes y tormentas tropicales que afectarán principalmente a Norte América y el Caribe.

Y como si no faltara otra cosa por apuntar en este 2020, por segunda vez en la historia se detectaron cinco ciclones tropicales simultáneamente activos en el océano Atlántico.

La última vez que se presentó un fenómeno similar fue en 1971, cuando se registró el mismo número de tormentas tropicales en el Atlántico en un mismo momento.

De acuerdo al Centro de Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés) las formaciones son el huracán Paulette, el huracán Sally, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene (que se desvanecerá en las próximas horas).

https://twitter.com/philklotzbach/status/1305459589878444033

Mientras el huracán Paulette está pasando por las Bahamas, Sally está a punto de ingresar en territorio estadounidense, entre los estados de Louisiana y Mississippi.

Pero, ¿por qué se presenta este inusual fenómeno? ¿Y es un anuncio de lo que ocurrirá con la temporada de huracanes en el futuro?

Hay que tener algo claro: no hay una sola respuesta a este fenómeno. Lo que vemos aquí es la suma de muchos factores que coinciden para producir estas cinco tormentas tropicales al mismo tiempo”, le dijo a BBC Mundo el meteorólogo de British Weather Services, Jim Dale.

Dale, quien escribió el libro “Weather or Not”, señala que la causa de este incidente no es únicamente el calentamiento global.

“Este fenómeno también se presentó en 1971, cuando el calentamiento global apenas estaba siendo notado, así que hay que tener siempre en cuenta los otros elementos que hacen parte de la formación de los huracanes”, agrega.

“Igual este año ha sido tan inusual con tantas tormentas tropicales, que ya se están acabando los nombres de la lista para nombrar estas formaciones. Solo queda uno: Wilfred”, anotó.

La temporada

Según señalan los científicos, en la formación de los ciclones tropicales -que de acuerdo a su avance se van transformando en huracanes o en tormentas tropicales- juegan varios factores.

“El calentamiento del agua, las zonas de baja presión en aguas cálidas, la dirección de los vientos, la absorción de vientos cálidos y fríos que le otorgan velocidad, entre otros”, señala Dale.

Para el meteorólogo, este año se pueden encontrar dos fenómenos que pueden haber influenciado el alto número de ciclones tropicales.

“La influencia de ‘La Niña’, la corriente en el Pacífico y, por supuesto, el aumento de las temperaturas del océano, que afectó algunas zonas del océano Atlántico, especialmente en la costa Occidental de África donde se originan la mayoría de estos ciclones, pudieron incidir en este fenómeno histórico”, señala.

Dale también apunta que el factor del calentamiento global seguramente incidirá en el número de huracanes y tormentas tropicales que afectarán esta zona del planeta en el futuro.

“Por ejemplo: ahora estamos viendo cómo los incendios forestales arrasan con miles de hectáreas. Aunque los incendios de este tipo los conocemos desde hace más de 100 años, lo cierto es que ahora son mucho más agresivos por la sequía y el aumento de las temperaturas”, explica Dale.

“Con los huracanes pasa algo similar: los conocemos desde siempre, pero los efectos climáticos que la Tierra ha sufrido en los últimos años van a causar que se presenten con mayor frecuencia y en situaciones inusuales como la que estamos viendo”.

Tres direcciones

En este momento, los cinco ciclones pueden ir en diferentes direcciones tanto en EE.UU. como en algunas islas en el Caribe.

De acuerdo al NHC, el paso del huracán Paulette por Bahamas “puede poner en peligro la vida de las personas”.

Hurac[an Sally.

Getty Images
Las personas que viven en las zonas de la costa de sur de EE.UU. preparan sus casas para la llegada del hurac[an Sally.

“Las marejadas producidas por Paulette están afectando parte de las Islas de Sotavento, las Antillas Mayores, las Bahamas y Estados Unidos. Estas marejadas podrían causar olas que pongan en peligro la vida de quienes habitan estas zonas”, explicó el NHC en un comunicado.

A esta advertencia se suma el huracán Sally, que ingresaría a EE.UU. por la costa sur y que el NHC llamó a observar con cuidado no sólo en su recorrido sino sobre todo en el efecto de los vientos en las zonas por donde pase.

Sin embargo, el NHC señaló que las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene en su estado actual no representan un peligro para esta región del planeta.

“Hay que tener en cuenta que tradicionalmente las temporadas de huracanes traen tres huracanes mayores. Apenas vamos en septiembre y ya contamos al menos ocho huracanes”, señala Dale.

“Es una situación para monitorear e investigar, para así poder prevenir con mayor rigor los daños que causan estos fenómenos”, agrega el meteorólogo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.