close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Auditoría presenta su cifra más baja de denuncias por mal manejo de recursos en los últimos 9 años

Según la Auditoría Superior cambió de estrategia para presentar denuncias más sólidas y con mayor probabilidad de éxito.
Cuartoscuro Archivo
29 de noviembre, 2019
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha presentado en 2019 un total de nueve denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR), por malos manejos de recursos federales. Se trata de la cifra más baja de denuncias de los últimos nueve años y una caída de más del 80% en comparación con las que se habían presentado el año pasado.

Datos oficiales de la propia institución muestran que las denuncias presentadas este año se han concentrado solo en dependencias federales sin que se haya promovido, a diferencia de años anteriores, ninguna acción contra gobiernos estatales o municipales. La última denuncia, que data de julio pasado, estuvo relacionada con la adquisición de plantas de fertilizantes en Pemex.

La reducción de las denuncias coincide con el avance de la nueva administración del auditor David Rogelio Colmenares Páramo, quien según funcionarios de la dependencia ha preferido implementar una política que privilegie la recuperación de recursos antes de acciones penales, y que en su caso – de ser necesario- se dé paso a acciones legales más sólidas.

El descenso en las acciones promovidas ante la FGR por parte de la ASF en 2019 es significativo. La información oficial muestra que tan solo de enero a octubre de 2018, la Auditoría había promovido ya 55 denuncias penales, seis veces más que las que van este año.

En el mismo lapso de 2017 las denuncias presentadas ascendían a 78 en total, mientras que en 2016 sumaban 58. Y en los tres años anteriores el contraste es todavía mayor: en los primeros nueve meses de 2015 sumaban 121 las denuncias presentadas, mientras que en 2014 ascendían a 136, y en 2013 a 114 en ese mismo lapso.

Para encontrar un año con menos denuncias penales hay que remontarse hasta 2010 cuando en todo ese año se presentaron únicamente siete denuncias penales en contra de diversas dependencias.

La estadística oficial revela que la ASF acumula 981 denuncias penales presentadas desde el año 2000 a la fecha. Veracruz es el gobierno que registra la mayor cantidad de denuncias por malos manejos, principalmente en la gestión de Javier Duarte. 

A nivel federal la Sagarpa, Sedatu y la desaparecida Sedesol se ubican entre las dependencias más denunciadas, entre otras cosas por el mecanismo de corrupción conocido como “La Estafa Maestra”.

¿Por qué hay menos denuncias?

Funcionarios de la ASF informaron oficialmente a Animal Político desde hace algunos meses que este año habría una reducción en el número de denuncias penales presentadas, como resultado de una nueva política implementada por el auditor Colmenares Páramo. De hecho, hasta mayo pasado no se había presentado ni una denuncia este año.

El objetivo de la estrategia, según lo explicado, es llevar ante el Ministerio Público denuncias sustentadas en dictámenes de auditoría mas completos y profundos, que den paso a investigaciones más solidas y con mayor probabilidad de éxito. Es decir, privilegiar la calidad de los casos en vez de la cantidad.

Lo anterior parte de la pobre eficacia que han tenido históricamente las denuncias de la ASF. Más del 90% de las querellas promovidas no han llegado a alguna sentencia en contra de funcionarios involucrados. De hecho, fue apenas este año cuando las denuncias promovidas desde 2014 en contra del gobierno de Veracruz dieron paso al arranque de juicios penales.

Con motivo de la presentación del segundo informe de auditorías de la Cuenta Pública 2018, el pasado 31 de octubre, el auditor Colmenares hizo hincapié en que la presentación de denuncias penales tomaría mas tiempo, pues era necesario agotar primero otras vías para esclarecer los montos observados de recursos posiblemente mal manejados.

“Estamos en un proceso de notificación para el efecto de que los entes auditados realicen las aclaraciones correspondientes y posteriormente se realice el proceso de seguimiento para el efecto de determinar si las observaciones se solventan o no. Esto evidentemente trae como consecuencia el que las denuncias penales se presenten principalmente una vez que se agoten estas etapas”, dijo Colmenares ante el Congreso.

En la ASF explicaron que la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, en su artículo 89 fracción XXIII, señala que la presentación de denuncias penales debe realizarse “preferentemente” una vez que concluya el proceso administrativo, es decir, la oportunidad de solventar las anomalías registradas.

¿Qué sí se ha denunciado?

Entre las nueve denuncias penales que la ASF registra este año destaca la última presentada en julio pasado y relacionada con la compra de la planta de fertilizantes de Agro Nitrogenados, que habría dejado pérdidas a Pemex por más de 460 millones de dólares. En la denuncia se agrupan los resultados de cinco auditorías correspondientes a las cuentas públicas 2015 a 2018.

Cabe señalar que la adquisición de dicha planta es investigada por la FGR desde hace más de dos años por sospechas de sobornos, lo que ya derivó en una orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya. Ello significa que si la denuncia de la ASF prospera, podría derivar en un segundo juicio relacionado con esta operación en la empresa petrolera.

Otras denuncias importantes este año fueron cuatro presentadas en contra de Sedesol, Sagarpa, Conagua, y Sedatu por convenios firmados con diversas universidades públicas a cambio de servicios que se realizaron de forma incompleta, o que de plano se simularon. Se trata de un esquema similar al de La Estafa Maestra.

Las denuncias restantes están relacionadas con tres auditorías practicadas a Sagarpa correspondientes a la Cuenta Pública 2017, y una más a Diconsa también de la Cuenta Pública 2017.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El tratamiento médico que podría eliminar el uso de la quimioterapia en los cánceres de mama agresivos

Un estudio pionero llevado a cabo por investigadores españoles evaluó la efectividad de fármacos biológicos en combinación con hormonales en ciertos tipos de cáncer de mama con alto riesgo de metástasis y descubrió que eran igual de efectivos que la quimioterapia.
Getty Images
13 de diciembre, 2019
Comparte

Un estudio pionero llevado a cabo por científicos españoles encontró que, en ciertos tipos de cáncer de mama, la quimioterapia puede ser reemplazada por un tratamiento biológico.

Este tratamiento podría beneficiar a pacientes que tienen un tumor hormonosensible (que representa el 70% de los cánceres de mama) con alto riesgo de metástasis, señalan los autores del estudio publicado en la revista The Lancet Oncology.

Actualmente, estos fármacos biológicos se utilizan para retrasar el uso de la quimioterapia.

Pero lo que el equipo español se planteó como hipótesis fue: si estos fármacos ya demostraron su efectividad en pacientes con metástasis después de la quimioterapia, ¿por qué no ver si sirven también para reemplazar a la quimioterapia en casos de cáncer de mama precoz?

“El estudio comparó la quimio con el tratamiento biológico en combinación con el tratamiento hormonal en pacientes de alto riesgo de metástasis (que son 30-40% de los tumores hormonosensibles) y vimos que la eficacia es similar“, le explica a BBC Mundo Alelix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona, presidente de SOLTI y coautor principal de la investigación.

Ni vómitos ni diarrea ni pérdida del cabello

Para los pacientes, las ventajas de eliminar la quimioterapia son innumerables.

“Es (un tratamiento) mucho menos tóxico a corto y a largo plazo, muy bien tolerado y las toxicidades graves son tremendamente bajas”, asegura Prat.

“No es agua, es un fármaco, y tiene sus cosas. Pero cuando lo comparas con la quimio, hay un abismo entre las dos estrategias en cuanto a seguridad y tolerancia”.

Quimioterapia
Getty Images

La quimioterapia tiene una toxicidad elevada y supone efectos a corto y largo plazo.

No se cae el pelo, no hay náuseas, no hay vómitos, no hay diarreas. Como mucho puede haber un poco de cansancio y hay que seguir las analíticas porque a veces las defensas se pueden alterar un poco”.

El tratamiento, que se administra por vía oral, consiste en tomar dos pastillas por seis meses que incluyen unas semanas de descanso: una es el fármaco biológico (el estudio utilizó ribociblib) y el otro es letrozol, un fármaco hormonal.

Esto significa, además, que “no hace falta ir al hospital ni ponerse una vía intravenosa”, dice Prat.

“Son fármacos biológicos que van directamente a la célula cancerosa y, atacando a una proteína muy específica de la célula tumoral, impiden que se pueda reproducir”.

“Al no poder dividirse, la célula entra en un colapso y muere”, explica.

En términos de costo, al ser más nuevos, estos fármacos tienen un valor más elevado.

Aleix Prat (izq.) y Joaquín Gavilá,

SOLTI
Aleix Prat (izq.) y Joaquín Gavilá, investigadores principales del estudio que se presentó esta semana en el congreso mundial de cáncer de mama en San Antonio, EE.UU.

“Depende de los países, pero la quimio hoy es muy barata. Son fármacos genéricos que pueden costar entre US$56 y US$112”, explica Prat, y acota que aún no se ha hecho un análisis en este sentido.

“Pero si se tiene en cuenta ya no solo el coste del fármaco, sino el hecho de que la paciente puede seguir trabajando (algo que muchas veces no ocurre durante la quimioterapia por las complicaciones físicas que acarrea) probablemente estos fármacos sean rentables”.

Futuro cercano

Otros aspectos novedosos de la investigación son la forma en que se seleccionaron a los pacientes y cómo se evaluaron los resultados.

Mujer sin pelo

Getty Images
A diferencia de la quimio, el tratamiento biológico no causa vómitos, diarrea o caída del cabello.

Para elegirlos, “utilizamos lagenómica. Hemos hecho análisis moleculares para asegurarnos de que las pacientes tuviesen efectivamente tumores muy agresivos”, le dice Prat a BBC Mundo.

“Y la forma de medir la eficacia de ambos tratamientos -quimio versus biológico- no se hizo solo mirando si el tamaño del tumor era más pequeño, sino mirando qué biología tenía ese tumor”.

En otras palabras, evaluaron el grado de agresividad del cáncer.

Pero ¿cuánto tiempo tendrá que pasar para que este tratamiento esté disponible al público?

Prat se aventura a decir que los próximos 3 o 4 años.

“Hay estudios en marcha que están evaluando la eficacia de los fármacos biológicos después de dar quimio. Probablemente tengamos los resultados a finales de 2020. Si los resultados dan bien, se van a aprobar para cáncer de mama hormonosensible precoz”.

“Y que estén aprobados en este contexto, puede ayudar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5pk11p8vZEY

https://www.youtube.com/watch?v=mQckRZL-Gho

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.