close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Bonilla toma posesión en BC aún con la incertidumbre sobre cuánto durará su gobierno

Políticos de oposición y consejeros del INE insisten en reclamar que la ampliación de su mandato de dos a cinco años es "un atropello" a la democracia.
Cuartoscuro Archivo
1 de noviembre, 2019
Comparte

Jaime Bonilla se convirtió desde la medianoche de este viernes en gobernador de Baja California, aún con la incertidumbre sobre cuánto durará su mandato, ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) todavía no resuelve los recursos contra la ley que amplió su periodo de gobierno de dos a cinco años.

Pese a esto, Bonilla Valdez rindió protesta ante el Congreso local por un periodo de cinco años.

Poco después de la 01:00 horas, el presidente del Congreso local, Catalino Zavala aclaró que Bonilla Valdez rendirá protesta como gobernador constitucional para el periodo del 1 de noviembre de 2019 al 31 de octubre del 2024.

El nuevo gobernador se comprometió a desempeñar leal y patrióticamente el cargo “de gobernador que el pueblo me ha conferido”. Agregó que gobernará “mirando en todo por el bien de nuestro estado y la prosperidad de la unión y del estado”.

El político que ganó las elecciones de la mano de Morena, partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, gobierna ahora la entidad que durante tres décadas estuvo bajo el mandato del Partido Acción Nacional (PAN).

Sin embargo, enfrenta críticas y acusaciones de políticos de oposición, e incluso de consejeros electorales del INE, por defender la ley que aprobó el Congreso local, la llamada “Ley Bonilla”, para que él gobierne durante cinco años.

Lo anterior, a pesar de que la convocatoria que se hizo a los ciudadanos para participar en las elecciones de julio en la entidad decía que su periodo sería solo de dos años, para empatar los calendarios de comicios en el país.

Entérate: Corte admite cuatro impugnaciones contra Ley Bonilla, pero no impide toma de protesta

“La toma de posesión del gobernador electo de Baja California no implica la consumación del atropello a la democracia que se pretende hacer en esa entidad. Confío en que la SCJN juegue su papel de salvaguarda de la Constitución y la democracia”, refirió el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, en sus redes sociales.

“De principio a fin, las elecciones de gobernador de Baja California se convocaron para dos años”, insistió el funcionario. En otros mensajes, Córdova hizo una cronología, sustentando sus dichos con documentos sobre el proceso electoral en la entidad del norte del país.

En contra de la llamada Ley Bonilla, diferentes fuerzas políticas presentaron recursos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que se pronuncie sobre la legalidad de la extensión de mandato.

Entre quienes acudieron a la Corte están cuatro excandidatos a la gubernatura. También cuatro partidos políticos impugnaron dicha ley: Acción Nacional, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD.

El INE, en un comunicado, informó este jueves sobre la presentación de su Acción de  Inconstitucionalidad ante la SCJN.

“La Acción de Inconstitucionalidad presentada por el Secretario Ejecutivo Edmundo Jacobo Molina, en representación del Instituto, pretende que la SCJN declare inconstitucional el Decreto número 351 aprobado por el Congreso de Baja California el pasado 11 de septiembre, mediante el cual se modifica el mandato para el cual fue electo el candidato Jaime Bonilla, pasando de dos a cinco años”, refirió el Instituto.

“El INE argumentó ante la Suprema Corte que el decreto publicado el pasado 17 de octubre de 2019 contraviene la Constitución Federal, ya que dicho ordenamiento pretende dar efecto retroactivo a una norma expedida con posterioridad a que se realizara el proceso electoral local en Baja California”, agregó.

Sobre estos recursos, Bonilla aseguró que respetará lo que decida el máximo tribunal del país, la Suprema Corte, aunque defiende que él tiene la razón, y que cuando se registró como candidato decía que el periodo de gobierno sería de cinco años.

El exsuperdelegado federal consideró que sería “catastrófico” para Baja California que se defina que su gobierno solo fuera de dos años, por el costo de hacer tan pronto nuevos comicios, en una estado que está “quebrado” financieramente.

Si bien se ha pronunciado en contra de la llamada Ley Bonilla y la ampliación de mandato, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confirmó que asistirá a la toma de posesión, señalando que más allá de esa polémica Bonilla ganó elecciones libres y democráticas.

“Saben mi opinión como ministra o exministra, la he dicho. Voy a la toma de protesta de un gobernador constitucionalmente electo, voy a representar al presidente (Andrés Manuel López Obrador) en esta toma de protesta”, mencionó Sánchez Cordero, según Notimex.

El presidente López Obrador, en tanto, mencionó en diferentes momentos que no intervendría respecto a la Ley Bonilla, pese a los llamados de opositores para que actuara en contra de ella.

Está previsto que a las 16:00 horas del viernes, ya como gobernador, Bonilla tome protesta a su gabinete en el Centro Cultural Tijuana (Cecut).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Conflicto México - Bolivia: quiénes son los 9 exfuncionarios del gobierno de Evo cuyo asilo tiene en crisis la relación

La tensión entre los gobiernos de México y Bolivia ha llegado a un nuevo nivel por la presencia de policías y militares en los alrededores de la embajada mexicana en La Paz. La disputa gira entorno a nueve exfuncionarios del gobierno de Evo Morales resguardados bajo asilo político en esa sede diplomática.
26 de diciembre, 2019
Comparte
Policías en el exterior de la embajada de México en Bolivia

SRE
México denuncia que hay un “asedio” en la embajada de su país en Bolivia por la presencia de policías y militares en los alrededores.

La creciente tensión diplomática entre México y Bolivia llegó a un nuevo escalón este jueves.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, anunció que llevará el caso ante la Corte Internacional de Justicia, el principal órgano judicial de Naciones Unidas.

La Cancillería mexicana denunció un “hostigamiento” e “intimidación” por la presencia de un numeroso grupo de policías y militares en los alrededores de la embajada de México en La Paz, así como una presunta revisión ilegal a un vehículo diplomático de la embajadora Teresa Mercado.

“Ni aún en los peores momentos de los golpes militares de los años 70 y 80 se puso en riesgo la integridad de las instalaciones de las embajadas de México o de sus residencias”, dijo Ebrard.

Funcionarios de la Cancillería mexicana han compartido fotografías en Twitter de los alrededores de la embajada.

En respuesta, la canciller boliviana Karen Longaric emitió un comunicado en el que señala que Bolivia ha sido “respetuoso de las inmunidades diplomáticas”, al tiempo de acusar una “injerencia de México en los asuntos internos bolivianos”.

“Han tergiversado y distorsionado la verdad respecto a las medidas de seguridad en dicha embajada, y han manifestado que temen que las fuerzas del orden ingresen a esa embajada a sacar a los asilados. Eso no puede estar más alejado de la verdad”, dice la nota.

Policías en el exterior de la embajada de México en Bolivia

Reuters
Los policías y militares están presentes para hacer cumplir órdenes de detención, según el gobierno boliviano.

La tensión en los alrededores de la embajada responde a la presencia de nueve bolivianos -entre exfuncionarios del gobierno de Evo Morales y miembros de su partido Movimiento al Socialismo- que están en la embajada de México en La Paz bajo asilo político.

El gobierno boliviano de la presidenta Janine Áñez busca la detención de varios de ellos.

¿Quiénes son los 9 exfuncionarios?

Las tensiones entre ambos países comenzaron a raíz de la renuncia del presidente Evo Morales el 10 de noviembre pasado, quien dejó el cargo luego de tres semanas de conflicto postelectoral.

Morales salió de Bolivia con ayuda del gobierno de México, mientras que otros funcionarios acudieron a la embajada mexicana en La Paz para solicitar protección diplomática.

La Fiscalía General de Bolivia emitió órdenes de detención contra dos exministros del gabinete de Morales asilados por México: Juan Ramón Quintana Taborga, exministro de la Presidencia y uno de los hombres fuertes de Morales; y Wilma Alanoca Mamani, exministra de Cultura y Turismo.

Karen Longaric

Reuters
La canciller boliviana Karen Longaric dice que hay una actitud de “injerencia” de México en los asuntos de su país.

Nicolás Laguna, exdirector de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación, también tiene orden de aprehensión por cargos relacionados con la presunta manipulación del recuento de votos del 20 de octubre.

En la embajada también se encuentra Javier Eduardo Zavaleta López, exministro de Defensa; el exgobernador de Oruro, Víctor Vásquez; así como el excongresista Héctor Enrique Arcé Zaconeta.

También está el exministro de Minería y Metalurgia, Félix César Navarro Miranda; el exviceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Pedro Dorado; y el exministro de Gobierno, José Hugo Moldiz Mercado.

“Tenemos nueve personas que solicitaron asilo, de los cuales también solicitamos los nueve salvoconductos. Ya han salido otros”, explicó el canciller Ebrard este jueves.

Marcelo Ebrard

Reuters
El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció que llevará el caso de “hostigamiento” a la Corte Internacional de Justicia de la ONU.

“Tienen orden de aprehensión, según las autoridades de facto de Bolivia, cuatro; los otros cinco no tienen, pero tampoco les da salvoconducto (…) no los dejan salir tampoco”, añadió.

Escalada de acusaciones

México señaló por primera vez que había un “asedio” a su embajada el pasado 23 de diciembre.

El canciller Ebrard explicó que normalmente hay seis policías custodiando la sede diplomática, pero ese día llegaron “90 elementos no solicitados“, entre policías y militares.

Los uniformados permanecen día y noche, algunos toman fotografías, además de que hay drones sobrevolando tanto ese edificio como la residencia de la embajadora Mercado, según el gobierno mexicano.

Policías en el exterior de la embajada de México en Bolivia

SRE
Las autoridades mexicanas dicen que han visto policías cerca de la embajada en La Paz las 24 horas del día.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay “intentos de intimidación y de vulnerar nuestro derecho diplomático a mantener el asilo en Bolivia, como en cualquier otro país del mundo”.

México asegura que fue notificado de las órdenes de detención 11 días después de que los bolivianos llegaron a pedir asilo a su embajada, mientras que el gobierno de Bolivia dice que México interfiere con la justicia.

La Cancillería aseguró que el gobierno de Áñez “jamás violará la inmunidad de un recinto diplomático ni la investidura de un diplomático sea cual fuere el país de que se trate”.

Y añadió: “El gobierno mexicano rechazó categóricamente la entrega de esas personas y ratificó la decisión de otorgarles asilo en tono de franco desafío a la jurisdicción boliviana“.

Policías en el exterior de la embajada de México en Bolivia

SRE
El jefe de la policía de La Paz dice que hay 16 efectivos en la embajada y otros 16 en la residencia de la embajadora Mercado.

El jefe de la policía de La Paz, Julio Cordero, explicó que hay “16 efectivos en cada lado” (embajada y residencia), además del “personal suficiente y necesario” de operaciones e inteligencia para hacer cumplir las órdenes de detención.

“Nosotros no nos vamos a dejar intimidar. Nosotros estamos firmes y vamos a continuar en el lugar para dar cumplimiento a las órdenes de detención”, expresó al canal boliviano Unitel al ser cuestionado sobre las denuncias de hostigamiento de México.

Mientras Ebrard dijo que llevará ante la Corte Internacional de Justicia de la ONU el caso de “hostigamiento”, el ministro de Gobierno boliviano Arturo Murillo respondió este jueves.

“Hoy nos amenazan con llevarnos a la corte (…), allá nos veremos con mucho gusto y veremos quiénes han violado el tratado“, declaró el ministro en La Paz.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=ElxR2is1_bk&t=88s

https://www.youtube.com/watch?v=WTuw_gfggKo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.