Investigan por presuntos sobornos a funcionarios del gobierno de Jaime Bonilla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Investigan por presuntos sobornos a funcionarios del gobierno de Jaime Bonilla

De acuerdo con las investigaciones, una vez que tuvieron la certeza de que serían parte del gabinete de Jaime Bonilla, los secretarios comenzaron a negociar con los proveedores del gobierno los futuros contratos, convenios y licitaciones.
30 de noviembre, 2019
Comparte

Un equipo de funcionarios del gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, presuntamente cobró sobornos por adelantado, antes de su toma de protesta, con la promesa de entregar convenios y contratos de proveeduría, según documenta una investigación que se realiza actualmente en la Secretaría de Honestidad y Función Pública de Baja California.

La investigación por posibles actos de corrupción, sobornos y extorsiones por parte de funcionarios, se calculan ascienden a entre 24 y 28 millones de pesos solo en la Secretaría de Bienestar, encabezada por Cynthia Gissel García Soberanes, según una investigación del Semanario Zeta.

La tarde del 27 de septiembre de 2019, 36 días antes de que la nueva administración tomara posesión, una camioneta con matricula G/FJ276 fue detenida para revisión en un retén militar en la Laguna Salada, a la salida de Mexicali. El chofer dijo a los soldados que llevaba 100 mil pesos en efectivo. Inmediatamente los elementos del Ejército lo aseguraron para una inspección a detalle y encontraron más.

Lee: Bonilla denuncia al exgobernador Kiko Vega y excolaboradores por presunta estafa de 1,200 mdp

Dentro de un maletín había 2 millones de pesos y 600 mil dólares en un lugar oculto de la camioneta, de acuerdo con el medio.

Quien viajaba ahí era un joven quien se identificó como Einar André Hernández Garza, secretario particular de Cynthia Gissel García Soberanes, quien ya se había anunciado, sería la Secretaria de Integración y Bienestar Social en el gobierno de Jaime Bonilla.

El dinero, aseguraron, eran propiedad del Gobierno del Estado y los policías después de hacer varias llamadas dejaron a ir a Hernández con la camioneta registrada a nombre de García Soberanes.

El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad y en la bitácora de los elementos del Ejército.

Presuntamente este dinero fue obtenido por acuerdos con empresas antes de que arrancara la administración de Bonilla.

Las investigaciones realizadas por la Función Pública del estado, las cuales el Semanario Zeta tuvo acceso, indican que han participado presuntamente tres integrantes del primer nivel del gabinete de Bonilla: Cynthia Gissel García Soberanes, el oficial mayor Jesús Núñez y el secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

Además, una fuente dijo a la dependencia que el actual gobernador los obligó a regresar el dinero obtenido como sobornos por la entrega de convenios, contratos y licitaciones.

Lee:Bonilla toma posesión en BC aún con la incertidumbre sobre cuánto durará su gobierno

Negociaron contratos

Los colaboradores de Bonilla empezaron a tener contacto con proveedores y empresarios cuando les solicitaban donaciones para el voluntariado de Bonilla que, durante la etapa de transición, entregó dádivas a una parte de la sociedad, particularmente a niños y estudiantes. Ese acercamiento para solicitar dinero y donar artículos a través del Voluntariado de Bonilla, fue el primer paso para la solicitud de los sobornos.

De acuerdo con las investigaciones, una vez que tuvieron la certeza de que serían parte del gabinete de Jaime Bonilla, los secretarios comenzaron a negociar con los proveedores del gobierno los futuros contratos, convenios y licitaciones.

En dos casos específicos relatados a la secretaria de Honestidad y Función Pública, Vicenta Espinoza, se refieren a uno establecido con el empresario Humberto Valadez García, a quien apodan “El Huevero” y habría entregado 20 millones de pesos a cambio de contratos millonarios como proveedor de alimentos a penales de Baja California y a los desayunos escolares, una vez que tomara posesión Jaime Bonilla.

Según la investigación del medio, el otro caso documentado es el de un empresario identificado como Carlos Patiño, quien entregó 100 mil dólares ante la promesa de obtener contratos en el sector de vivienda a partir del 1 de noviembre de 2019.

En ambos casos, el dinero fue entregado por un intermediario de la Secretaría de Bienestar al oficial mayor, Jesús Núñez, quien lo habría repartido en partes iguales, entre él y los tres secretarios involucrados.

El día del retén, el dinero transportado que fue de 4 millones 700 mil pesos era parte de los sobornos que correspondía. Antes, por la misma carretera había transportado lo correspondiente al resto de los implicados, detalla la investigación del Semanario Zeta.  

Secretaria implicada, en coma

El secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, informó que la secretaria de Bienestar Social del estado, Cynthia Gissel García, está en estado de coma. El hecho también fue confirmado por la hija de la funcionaria, quien informó que el estado de salud de su madre es delicado.

Esto, luego de que circularon audios y capturas que la involucran en presuntos actos de corrupción.

En las conversaciones filtradas participa su subsecretario Rosendo Colorado, quien en un video dio detalles de las operaciones y ofreció nombres de los empresarios que contribuyeron a los sobornos millonarios.

Tras ser cuestionada por el Semanario Zeta de las implicaciones que se le hacían dijo estar tranquila y que se hacía una investigación.

“Soy una mujer que se ha dedicado a trabajar, que ha pasado por cosas muy difíciles, y créeme que en la vida he aprendido mucho, y dentro de mis valores y principios está todo, menos robar y mentir, ni tengo necesidad. Tengo una familia, una hija y estoy muy tranquila por ese lado. Que investiguen y hagan la investigación, que se abra el proceso”.

Respecto a los audios que se difundieron en varios medios de comunicación dijo que sí era su voz.

“Ah sí, es mi voz, pero no es lo que ella (Vicenta Espinosa, secretaria de Honestidad y Función Pública) está haciendo entender o dando a entender, no es eso. Nosotros traemos ahorita un expediente armado con todos los apoyos que se dieron. Ella piensa que yo pedí dinero, algún tipo de recurso, y pues no. Nosotros empezamos a trabajar cinco meses antes de que entráramos al gobierno, armando un voluntariado con el afán de recorrer todo el Estado, dónde estaban las zonas más difíciles, dónde tendríamos qué entrar con cuáles programas”, declaró.

Entérate:Solo 1.9% de electores en Baja California participaron en consulta sobre mandato de Bonilla

El testigo

A Rosendo Colorado la secretaria de Bienestar le había prometido una subsecretaría, pero previo a la entrada de la nueva administración lo mantuvo como operador en intermediario con los proveedores del gobierno del estado para “de manera adelantada cobrar ‘moches’ por la entrega de contratos de proveeduría”, refiere el Semanario Zeta.

“De inicio, la verdad se me hacían apoyos muy coherentes o congruentes porque traíamos un esquema que ella (Soberanes) propuso con el tema de voluntariado de Bonilla, donde estábamos regalando mochilas y regalando útiles escolares y apoyos sociales. Y pues el compromiso, pues yo me he dedicado a la política durante mucho tiempo, lo entendía el intercambio, ¿no? ‘Me echas la mano ahorita, en lo que estamos de la transición y ya veremos cómo como proveedor te ayudamos’, ¿no?

Y cuando ya empezó a salirse un poquito de control, fue cuando ella me dice tener amarrado el tema de las comidas dentro de los Ceresos, que supuestamente ya estaba pactado que era un contrato de más-menos 336 millones de pesos, más aparte los 106 millones o 108 de lo que eran las tienditas. Te ofrecían en paquete el contrato por 20 millones de pesos por anticipado. Me piden que consiga esa cantidad de dinero, recuerdo que fue en su casa”, contó al medio de comunicación.

Colorado fue quien contactó tanto a Humberto Valadez como a Carlos Patiño, y quien cobró los “moches” para entregarlos al oficial mayor, siempre monitoreado por Cynthia García Soberanes, y en una ocasión ante la presencia de Amador Rodríguez Lozano, secretario de Gobierno.

En su página de Facebook, Rodríguez Lozano dijo que se trataba de intrigas, a pesar de que está en curso una investigación, y desestimó las declaraciones del operador de García Soberanes, argumentando que se trata de ataques hacia ellos porque están investigando la corrupción en el anterior gobierno.

El oficial implicado

Uno de los investigados es el todavía oficial mayor, Jesús Demián Núñez Camacho, quien el sexenio pasado se desempeñó como proveedor del gobierno de Francisco Vega de Lamadrid y del Poder Judicial del estado.

Respecto a la grabación que ha circulado en redes sociales y medios de comunicación, en la que el Rosendo Colorado habla de presuntos sobornos que él solicitó a nombre de la Secretaría de Bienestar Social y que le fueron entregados a Núñez respondió:

“No, ahí sí yo no tengo nada que ver, y de hecho, inclusive en lo que es la Secretaría de Bienestar no se ha licitado nada hasta el día de hoy”.

El líder estatal del Partido Acción Nacional (PAN), José Luis Ovando Patrón, presentó una denuncia contra la titular de la Secretaría de Integración y Bienestar Social de Baja California, Cynthia Gissel García Soberanes, y otros funcionarios del gobierno del estado, por el delito de cohecho y los que resulten.

Con información del Semanario Zeta 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las críticas a la vicepresidenta de EU tras su visita a Guatemala y México

La visita a Guatemala y México de Kamala Harris generó reclamos de sus aliados demócratas por sus dichos sobre la migración y presión republicana para que visite la frontera sur de EU.
Getty Images
9 de junio, 2021
Comparte
Kamala Harris

Getty Images
Kamala Harris realizó en Guatemala y México su primer viaje al extranjero como vicepresidenta de EE.UU.

Al cerrar su gira por Guatemala y México este martes, Kamala Harris lanzó un repentino autobalance de su primera salida al exterior como vicepresidenta de Estados Unidos: “¿Declaro que este viaje fue un éxito? Sí”, sostuvo.

Como ejemplo del “progreso” logrado, Harris citó desde la creación de un grupo de trabajo del gobierno de EE.UU. para ayudar a Guatemala a combatir la corrupción, hasta la firma de un memorando de entendimiento con México para mejorar las condiciones de vida en Centroamérica.

El objetivo de esos y otros anuncios de Harris es abordar las causas de la migración desde la región hacia EE.UU. para reducirla, una tarea que le encomendó el presidente Joe Biden.

No obstante, el viaje de Harris ha concluido sin grandes novedades en la política de EE.UU. hacia sus vecinos del sur.

De hecho, la creación de una fuerza anticorrupción en Centroamérica había sido anunciada en abril por funcionarios de menor rango de EE.UU. y el memorando con México es un anuncio de buena voluntad para cooperar como socios.

“Desde el principio las expectativas (con el viaje de Harris a Guatemala y México) han sido bastante modestas. Y ha cumplido las expectativas”, dice Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington, a BBC Mundo.

A su juicio, la gira de Harris respondió a la presión que puso sobre su gobierno el fuerte aumento del flujo de migrantes hacia la frontera de México con EE.UU., y tiene el mérito de haber pasado a la región un mensaje de inquietud por temas como la corrupción o los derechos humanos.

Sin embargo, es probable que este viaje también sea recordado por las críticas y polémicas que generó.

“No vengan”

Desde antes de partir a Guatemala el domingo, Harris había sido criticada por opositores republicanos que le reclaman que también visite la frontera entre EE.UU. y México.

Si bien miembros del equipo de la vicepresidenta había dicho inicialmente que la frontera estaba incluida en las tareas que le encomendó Biden, luego trataron de distanciarla de un tema tan vidrioso en la política doméstica de EE.UU.

Migrantes de Guatemala.

AFP
La migración desde Centroamérica hacia EE.UU. se ha vuelto un tema sensible para el gobierno de Biden.

Interrogada el lunes en una conferencia de prensa junto al presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, sobre qué responde a los republicanos que dicen que no se toma en serio la situación de la frontera, Harris defendió su estrategia.

“Vine aquí para estar en el terreno, para hablar con el líder de esta nación sobre lo que podemos hacer de una manera significativa, tangible y con resultados reales. Y seguiré centrada en ese tipo de trabajo en lugar de grandes gestos”, sostuvo.

No obstante, al día siguiente Harris indicó en México que pronto visitará la frontera, aunque insistió en la necesidad de atender las causas por las que los migrantes llegan allí.

Durante su conferencia con Giammattei, la vicepresidenta también lanzó una advertencia directa a los indocumentados que piensan emprender el “peligroso” viaje a la frontera: “No vengan. No vengan”, dijo.

“EE.UU. seguirá haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestras fronteras”, agregó. “Si vienes a nuestra frontera, te harán regresar”.

Kamala Harris y Alejandro Giammattei.

Getty Images
En Guatemala, Harris fue recibida por el presidente Alejandro Giammattei.

Ese comentario, a su vez, desató críticas de defensores de inmigrantes e incluso del ala izquierdista del Partido Demócrata de Harris, otra señal del difícil equilibrio que requiere el manejo del tema migratorio en EE.UU.

Es decepcionante ver esto“, tuiteó la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, en referencia a las palabras de Harris. “En primer lugar, buscar asilo en cualquier frontera de EE.UU. es un método de llegada 100% legal”.

“En segundo lugar, EE.UU. pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y la desestabilización en América Latina. “No podemos incendiar la casa de alguien y luego culparlos por huir”.

Otra representante demócrata, Ilhan Omar, señaló que “el derecho a buscar asilo no solo está protegido legalmente” sino que “es un derecho humano universal fundamental”.

“Llama la atención”

Biden ha prometido destinar US$4.000 millones en cuatro años a atacar problemas que a su entender causan la emigración de Guatemala, El Salvador y Honduras, como la corrupción, la violencia o la falta de oportunidades económicas.

Como un “primer paso” en esa dirección el presidente pidió al Congreso US$861 millones en ayuda a la región.

Andrés Manuel López Obrador y Kamala Harris

Getty Images
Harris mantuvo en México una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reunirse con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con activistas laborales, Harris anunció que EE.UU. destinará US$130 millones a la reforma laboral en ese país para mejorar las protecciones a obreros.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también consideró “exitoso” el encuentro entre ambos gobiernos, donde analizaron la cooperación en temas de migración, comercio y seguridad.

La vicepresidenta destacó como otro resultado de su viaje a Guatemala un acuerdo para destinar US$48 millones en apoyo a viviendas asequibles, la agroindustria y emprendedores de ese país.

También anunció la creación de un grupo de trabajo con el apoyo de EE.UU. para prevenir el tráfico de migrantes y la trata de personas en la región.

Kamala Harris

Getty Images
Harris realizó un balance positivo de su viaje a Guatemala y México, pese a las críticas que generó.

Sobre la creación de una fuerza de trabajo anticorrupción, Harris dijo en Guatemala que los departamentos de Justicia, Tesoro y Estado de EE.UU. “trabajarán juntos para realizar investigaciones y capacitar a las autoridades locales para que realicen las suyas propias”.

Juan Jiménez Mayor, un exministro peruano de Justicia que encabezó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), considera “interesante” esa iniciativa pero advierte que faltan detalles sobre cómo funcionará.

“Me llama la atención que todavía no está el resto de la región conectada con esta idea“, dice Jiménez Mayor a BBC Mundo.

De hecho, cuando el gobierno de Biden comenzó a plantear la creación del grupo anticorrupción indicó que asistiría a distintos gobiernos centroamericanos.

Pero EE.UU. no parece haber convencido aún al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a quien el Departamento de Justicia investiga por presuntos vínculos con el narcotráfico, ni al salvadoreño Nayib Bukele, a quien Washington cuestionó por la destitución de miembros de la máxima corte de justicia y del fiscal general en mayo.

Algunos notan que incluso Guatemala ha sido criticada en años recientes por su manejo de la lucha contra la corrupción y el desmantelamiento de la CICIG, una misión de las Naciones Unidas que contribuyó a procesar a varios políticos y poderosos.

“El hecho de que la vicepresidenta fue a Guatemala porque supuestamente es el mejor socio entre los tres, comparado con El Salvador y Honduras, en sí dice mucho porque Guatemala es muy problemático”, señala Shifter. “Si es el mejor, imagínese como son los otros dos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDjl22gcR6Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.