El mayor hallazgo de restos de mamuts en México está a 10 km de aeropuerto en Santa Lucía
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
INAH

El mayor hallazgo de restos de mamuts en México está a 10 km de aeropuerto en Santa Lucía

Los 824 huesos de estos animales encontrados en Tultepec por el INAH permitirán al sitio ingresar en la lista de ‘Megasitios de Mamut’.
INAH
6 de noviembre, 2019
Comparte

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron 824 huesos, pertenecientes a 14 mamuts, en Tultepec, Estado de México.

El hallazgo de los restos, de 15 mil años de antigüedad, es considerado como “un parteaguas”, debido a que fueron encontrados en trampas, lo que cambia las teorías científicas que señalaban que estos solo eran cazados de manera azarosa.

En conferencia de prensa, el arqueólogo Luis Córdoba Barradas, director del área de Salvamento Arqueológico del INAH, y quien estuvo a cargo del rescate de los esqueletos, detalló que en la zona de excavación, ubicada a 10 kilómetros de donde será construido el aeropuerto de Santa Lucía, fueron recuperados 8 cráneos, 5 mandíbulas y un centenar de vértebras.

Te puede interesar: Para evitar daños por lluvia ácida y el viento, INAH analiza reemplazar con réplicas a los Atlantes de Tula

También fueron halladas 179 costillas de mamut, 11 escápulas, cinco húmeros, pelvis, fémures, tibias y “otros huesos pequeños”.

Con este hallazgo, el INAH informó que Tultepec puede ingresar en la lisa de los llamados ‘Megasitios de Mamut’.

Museo del Mamut, en Tultepec.

El arqueólogo Córdoba informó que podría haber más restos en la zona, ya que se han referido tres lugares con trampas en el municipio de San Antonio Xahuento, lo que indicaría que se trata de una “línea de trampas”.

De acuerdo con el investigador, las trampas prehistóricas de Tultepec fueron excavadas en la arcilla del fondo del Lago de Xaltocan, hace aproximadamente 15 mil años, cuando sus niveles descendieron y dejaron expuestas grandes llanuras.

Restos de mamuts hallados en Tultepec.

Este fenómeno coincidió con una gran erupción del Popocatépetl, que motivó una gran movilización de animales y seres humanos hacia el norte de la Cuencia de México, donde la caída de la ceniza volcánica fue menor.

Lee más: INAH dañó un barco de hace 200 años hundido en el Caribe y expulsó del proyecto al investigador que lo denunció

Ello explica que, entre los restos de mamut, se encontraron finas capas de ceniza, así como la presencia de bentonita (arcilla del lecho lacustre).

En opinión de Salvador Pulido, director de Salvamento Arqueológico del INAH, las excavaciones realizadas en Tultepec representan “la punta del iceberg” para comprender lo acontecido en la Cuenca de México durante el Pleistoceno.

Hallan restos de mamuts en trampas de cacería en Edomex

Por eso, dijo, valdría la pena realizar prospecciones con georradar para descartar o validar la hipótesis de que se encuentren más fosas en la zona, y llevar a cabo sondeos arqueológicos en las faldas del Cerro de Tultepec, donde debieron estar los campamentos de los cazadores-recolectores.

Los materiales recuperados se exhibirán en la exposición del Museo del Mamut, ubicado en dicho municipio, y permitirán tratar temas poco abordados, como las enfermedades que aquejaban a estos animales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Deshielo en el Ártico: las imágenes de satélite que muestran la ruptura de la última gran plataforma de hielo de Groenlandia

Imágenes satelitales muestran cómo un inmenso bloque de hielo se se desprendió del mayor remante de hielo flotante del Ártico. Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.
14 de septiembre, 2020
Comparte

Un inmenso bloque se separó de la mayor plataforma de hielo flotante del Ártico, conocido como 79N o Nioghalvfjerdsfjorden, en el nordeste de Groenlandia.

La sección que se desprendió tiene una superficie de cerca de 110 km2. Las imágenes satelitales muestran cómo se rompió en pequeños pedazos.

Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.

“La atmósfera en esta región se ha calentado alrededor de 3 grados desde 1980. Y en 2019 y 2020, se registraron temperaturas de verano récord”, le dijo a la BBC News Jenny Turton, investigadora polar de la Universidad Friedrich-Alexander en Alemania.

Nioghalvfjerdsfjorden mide aproximadamente 80 km de largo por 20 km de ancho y es el extremo delantero flotante de la Corriente de Hielo del Nordeste de Groenlandia, que fluye desde la tierra hacia el océano para volverse flotante.

En su sección final, el glaciar 79N se divide en dos, con una rama más pequeña que vira hacia el norte. Es esta parte, llamada glaciar Spalte, la que se desintegró.

Flotilla de icebergs

La plataforma de hielo ya se había fracturado en 2019, y el calor de este último verano fue la estocada final. El glaciar Spalte se ha convertido ahora en una flotilla de icebergs.

Si miras de cerca las imágenes satelitales, las temperaturas del aire más altas registradas en la región son obvias por la gran cantidad de charcos de deshielo que se ven sobre la plataforma de hielo.

Glacier 79N

BBC

La presencia de este agua líquida suele ser problemática para las plataformas de hielo. Si se mete en las cavidades, pueden ayudar a que se abran. El agua puede empujar las fisuras hacia abajo, hasta alcanzar la base de la plataforma, un proceso que se conoce como hidrofracturación.

Esto debilitará a la banquisa de hielo.

Reducción de su grosor

Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

“El 79N se convirtió en la ‘plataforma de hielo ártico más grande que queda’ sólo recientemente, después de que el glaciar Petermann en el noroeste de Groenlandia perdiera una gran cantidad de área en 2010 y 2012”, explicó Jason Box, profesor del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia (GEUS, por sus siglas en inglés).

“Lo que hace que 79N sea tan importante es la forma en que está adherido a la capa de hielo interior, y eso significa que algún día, si el clima se calienta como esperamos, esta región probablemente se convierta en uno de los principales centros de acción de la desglaciación de Groenlandia”, añadió.

La corriente de hielo del nordeste de Groenlandia drena aproximadamente el 15% de la capa de hielo interior. La corriente canaliza su hielo por el N79 o más al sur, por el glaciar Zachariae Isstrom, que ya ha perdido la mayor parte de su área de banquisa de hielo flotante.

Según Box, el glaciar N79 pudo resistir más porque su extremo final está contenido por algunas islas. Esto le da cierto grado de estabilidad.

Pero, añade, la plataforma continúa volviéndose más delgada en ciertas zonas.

“Esto llevará a que probablemente el N79 se desintegre desde la mitad, lo cual es algo único. Supongo, no obstante, que esto no pasará por los próximos 10 o 20 años. ¿Quién sabe?”, le dijo Box a la BBC.

Nivel del mar

En julio, otra gran plataforma de hielo en el Ártico perdió un área significativa: la plataforma de hielo de Milne, en el margen norte de la isla de Ellesmere en Canadá.

Iceberg

Getty Images
Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

80 kilómetros cuadrados se separaron de Milne, dejando un segmento aún seguro de solo 106 km2 de tamaño. Milne fue el remanente intacto más grande de una plataforma más amplia que cubría 8.600 km2 a principios del siglo XX.

La rápida velocidad del deshielo en Groenlandia fue puesta en evidencia en un estudio el mes pasado que analizó datos de los satélites germano-estadounidenses Grace-FQ. Estas sondas pueden registrar cambios en la masa de hielos al percibir los cambios en la tracción de la gravedad local.

Básicamente, pesan la plataforma de hielo.

La misión Grace encontró que 2019 fue un año en que se rompieron récords. La plataforma de hielo perdió cerca de 530,000 millones de toneladas. Esto es una cantidad de agua suficiente como para elevar globalmente el nivel del mar en 1.5 milímetros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.