Grave, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro que trabajaba fuera de horario y se accidentó
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Facebook

Grave, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro que trabajaba fuera de horario y se accidentó

Pedro, becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, tiene los intestinos necrosados tras sufrir un accidente mientras repartía láminas. Su familia busca opciones médicas para salvarlo.
Foto: Facebook
29 de noviembre, 2019
Comparte

Pedro Lezama, de 24 años, es becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Se estaba “capacitando” en el Ayuntamiento de San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca. El 19 de noviembre lo enviaron fuera de su área y horario estipulado de trabajo a desmontar y repartir material de construcción. Hubo un accidente y el joven quedó prensado entre cientos de láminas. Los médicos le han dicho a su familia que no hay nada que hacer.

“Se suponía que él sólo debía hacer labores de oficina. Nada relacionado a su carrera, la verdad. Lo ponían a llenar formatos y esas cosas. Su horario era de 8 de la mañana a 4 de la tarde. No entiendo qué hacía llevando láminas a las 5:30 de la tarde, hora en la que sucedió el accidente”, dice a Animal Político Alejandro Lezama, padre del joven.

Ante lo sucedido con su hijo, el señor le pide a los responsables del programa, incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador, “que volteen a ver cómo está operando esto, que lo supervisen, ellos lo diseñaron, pues que lo supervisen. Lo que estamos viviendo no se lo deseamos a nadie. Es un dolor desgarrador. La madre de Pedro está destrozada”.

Entérate: Detectan casos de irregularidades en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro; hay al menos 50 denuncias

De acuerdo al diagnóstico de los médicos, el joven tiene necrosis intestinal, la única solución para su caso sería un transplante completo de intestinos. Sin embargo, “este procedimiento no se ha hecho nunca en el mundo, eso nos dicen, que no hay nada que hacer, más que esperar el deceso, aunque los especialistas están sorprendidos porque dicen que alguien en la condición de mi hijo no vive más de 48 horas y él lleva más de una semana. Es muy fuerte, está luchando”, asegura el padre de Pedro.

Pedro es egresado de la carrera de pedagogía. A la par de cursar una maestría en administración educativa los fines de semana, se inscribió en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a los tres meses de haber terminado la universidad, en parte para tener dinero y poder costear sus estudios.

El joven quería dar clases a niños, pero se estaba preparando para hacerlo bien. Su intención era tener experiencia en el campo laboral, igual que muchos de los becarios de este programa en un país que no suele ofrecer esas oportunidades a quienes buscan un primer trabajo.

Pero a Pedro le solicitaban hacer labores administrativas y físicas que no tenían nada que ver con su perfil, como en muchos otros casos.

Animal Político lo reportó el 13 de mayo de este año en dos reportajes donde se exponen las fallas del programa y como empresas e instituciones han aprovechado para tener mano de obra gratis y sobrecalificada en actividades que nada tienen que ver con la preparación académica de los becarios ni abonan a su vida laboral.

En mayo cuando se hizo el reportaje, dos de los titulares de los centros de trabajo inscritos en Jóvenes Construyendo el Futuro admitieron que habían sido aceptados en el programa sin haber un plan de capacitación detallado.

Entérate: ¿Qué aprenden? ¿Sí les sirve el programa? La experiencia de los Jóvenes Construyendo el Futuro

Animal Político solicitó a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, dependencia encargada del programa, los planes de capacitación de una muestra de empresas, pero la dependencia se negó a entregarlos, argumentando que contenían los datos personales de los tutores, cuando esa información se puede hacer pública, protegiendo esos datos.

Más aún, uno de esos dos titulares de los centros de trabajo reveló a Animal Político que pensó que no la aceptarían en el programa puesto que los becarios tendrían que acudir a su domicilio particular a realizar sus labores de capacitación. “Aquí yo no tengo ni plan de seguridad, no tengo ni extintores, pensé que vendría un inspector o alguien a revisar donde estarían los muchachos, y no me admitirían, pero no vino nadie y así me aceptaron”, aseguró.

Este portal solicitó información sobre el accidente a la Secretaría del Trabajo, pero su área de comunicación respondió que solo proporcionarían la información difundida en un comunicado que publicaron en Twitter.

“La Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral, a cargo de Horacio Duarte, lamenta profundamente el accidente de Pedro “N” y permanece en comunicación permanente con sus familiares con la finalidad de garantizar lo necesario para su atención”.

Lee: ‘No estoy en mi área, pero es experiencia’: Las fallas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

También aseguran que el personal de la dependencia realiza una investigación exhaustiva en torno al cumplimiento por parte del Ayuntamiento de Tuxtepec de los planes de capacitación que registró en su calidad de tutor.

“Estoy luchando por mi vida” 

A Pedro, de acuerdo al relato en primera persona hecho público por su tía, la señora Ángela Hernández, el 19 de noviembre pasado lo enviaron en el Ayuntamiento a la Expoferia a cargar láminas en un vehículo para después llevarlas a repartir a diferentes colonias, como parte de un programa de vivienda.

Con la persona encargada de la actividad, dice la carta, venían otros jóvenes que también estaban apoyando (aunque no se sabe si pertenecían al programa). “Cuando terminamos de cargar –dice la carta en primera persona– nos llevan en la batea (de un camión de volteo) junto con las láminas (unas 600) y montenes”. Pero estas no venían amarradas y los muchachos no traían ninguna protección.

“Nos subimos en la batea. En el camino pasamos un tope lo que hace que yo quede prensado en medio de cientos de láminas.Esto hizo un daño grande en mi interior, a órganos vitales y arterias, páncreas y mi intestino delgado. ¡Pero sigo vivo! Inconsciente y sedado para no sentir tanto dolor. Los doctores no le dan a mis padres esperanzas, pero mi corazón, cerebro, riñones y pulmones están sanos y con muchas ganas de vivir”.

Leer: Jóvenes centran sus esperanzas en programa de AMLO; quieren ganar dinero y también experiencia

Pedro estuvo hasta el 26 de noviembre en un hospital de Oaxaca, la madrugada de ese día fue trasladado al Hospital de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, para intentar salvarle la vida, aunque los médicos de Oaxaca lo desahuciaron. El joven tiene los intestinos necropsados y el páncreas partido, además de otros órganos con severos daños.

La opción sería un transplante de intestinos, pero es un procedimiento que no se practica. Su familia ha lanzado diversos mensajes de ayuda en redes sociales buscando un médico que ofrezca una opción para Pedro, aunque sea con un procedimiento que esté en investigación.

“Soy un soñador. Me encanta dibujar, pintar y diseñar. Soy un fiel admirador de Messi. Estoy luchando por mi vida. Quiero un milagro para seguir pisando fuerte esta tierra”, cierra la carta escrita en primera persona y difundida por la familia del joven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Si ya tuve COVID-19, ¿es necesario que me vacune?

A un año de pandemia y pocos meses de vacunación, cada vez se sabe más sobre cuáles son las formas más ventajosas de inmunizar a la sociedad.
5 de marzo, 2021
Comparte

Si una persona se contagió con coronavirus hace dos meses y otra persona se vacunó hace exactamente el mismo tiempo, ¿cuál de las dos está más protegida?

La pregunta bien podría parecer un problema matemático, pero se aproxima al razonamiento del que parten expertos y autoridades médicas para definir qué tan necesario es vacunar contra la covid a aquellos que ya pasaron la infección.

Con los problemas de distribución en varias regiones, decidir quién necesita dos dosis, una o ninguna es vital para conseguir que más personas estén protegidas cuanto antes, lo que implica menos muertes y hospitalizaciones.

Un estudio reciente de la revista británica The Lancet “razona” que haberse infectado por coronavirus ofrece tanta protección como una sola dosis de una vacuna.

Esto significa que muchos pacientes solo necesitarían una de las dos dosis requeridas por varios fabricantes de vacunas. De ser así, los países podrían repartir sus dosis con más eficiencia.

España, por ejemplo, aplazó seis meses la vacunación a los menores de 55 años que ya han pasado la enfermedad.

De la misma forma, el Ministerio de Salud Pública de Ecuador anunció en diciembre que aquellos que ya pasaron la infección no recibirían la vacuna de forma inicial.

A la par que evoluciona la pandemia, también lo hacen las recomendaciones sanitarias. Por ello todas estas guías varían frecuentemente.

Pero, ahora mismo, ¿es recomendable vacunarse si ya hemos pasado la infección por covid-19?

Realización de prueba PCR a una paciente.

Getty Images
Varias investigaciones analizan la posibilidad de solo dar una dosis a las personas que ya han pasado la enfermedad.

“La protección más completa posible”

La respuesta más directa a la pregunta anterior es sí. ¿Por qué?

“Porque lo ideal es tener la protección más completa posible”, dice a BBC Mundo José Manuel Bautista, catedrático del departamento de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid en España.

“Las vacunas han demostrado funcionar muy bien, con porcentajes de protección superiores al 90% y son un indicador más fiable. Las infecciones de la enfermedad son muy heterógeneas”, añade el académico.

Esto quiere decir que en dos personas sanas de la misma edad, la infección por coronavirus puede dejar niveles de protección distintos.

Vacunación en una residencia de ancianos en Mallorca, España.

Getty Images
Sacar conclusiones universales sobre qué funciona y qué no con las vacunas no es recomendable, dado que la respuesta puede ser distinta según el grupo de edad.

Por no hablar de las diferencias entre pacientes sanos y aquellos más vulnerables como ancianos o con dolencias crónicas. Es por ello que sacar conclusiones universales ahora mismo es prematuro y los expertos recomiendan más seguimiento.

Por lo tanto, Bautista estima conveniente que los infectados también se vacunen, para que “se estabilice la respuesta inmunitaria y sea protectora”.

En este sentido, el experto también considera que pensar en alternativas como dar una sola dosis a los que ya pasaron la enfermedad ayudaría a contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que acusan regiones del mundo como la Unión Europea y América Latina, por ejemplo.

¿Y si se le da una sola dosis a los infectados?

Una vez aclarado que a pesar de superar la infección sigue siendo conveniente vacunarse, algunos científicos y gobiernos debaten sobre la posibilidad de retrasar la inoculación o solo ofrecer una dosis a esos pacientes.

Las autoridades se basan en que, según estudios recientes, una persona que recibe las dos dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, adquiere una protección similar que otra que, tras pasar la infección, recibe una dosis única del mismo fabricante.

Jeringuillas apiladas.

Getty Images
Definir la mejor estrategia de vacunación puede contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que sufren varios países.

Esto es porque en las vacunas bidosis, la primera funciona para crear la protección y la segunda para reforzarla y hacerla más duradera.

“Una sola dosis de vacuna puede cumplir la función de reforzar la protección si el individuo ya tiene inmunidad natural por haberse infectado”, explica a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

Esto, agrega el experto, “puede ser útil pero no necesariamente requerido”.

“Dependerá de cuánto refuerzo natural también hayas desarrollado por exponerte al virus en tu comunidad”, complementa Tang.

Entonces, ¿quién está más protegido? ¿Vacunados o infectados?

Como suele ser habitual en las ciencias médicas, no hay respuestas absolutas.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, asegura a BBC Mundo que ambos casos estarían protegidos.

Otro asunto es saber cuánto duraría esa protección. En este caso influye mucho cuánto durará la protección natural por coronavirus y cuánto la ofrecida por las vacunas.

No ha habido mucho tiempo para analizar esto, dado que apenas llevamos un año de pandemia y pocos meses de vacunación.

El doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, confía en que la protección de las vacunas “dure años”.

Tang, por otra parte, asegura que “habitualmente una infección produce una respuesta inmune más amplia y duradera que una sola dosis de una vacuna. Por ello es necesario complementar la inoculación con una segunda”.

Claro que, al infectarse, uno también se arriesga a ser hospitalizado o enfermar de gravedad, por lo que lo ideal, por supuesto, es protegerse a través de la vacuna.

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&feature=emb_title

Otra cuestión a considerar es cuán eficaz será la protección si aparecen nuevas variantes del patógeno que mermen la eficacia de los inmunizadores.

Bautista considera que por mucho que mute una variante, al menos próximamente no debería afectar la protección contra formas graves de la enfermedad, aunque se requieren más estudios para aclararlo.

Mientras, García Rojas opina que “el único escenario que debe plantearse ahora mismo es vacunar lo más que se pueda. Y ser conscientes de que en un futuro pueda ser necesario revacunarnos en la medida que los fabricantes modifiquen sus inmunizadores contra nuevas variantes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.