Grave, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro que trabajaba fuera de horario y se accidentó
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Facebook

Grave, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro que trabajaba fuera de horario y se accidentó

Pedro, becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, tiene los intestinos necrosados tras sufrir un accidente mientras repartía láminas. Su familia busca opciones médicas para salvarlo.
Foto: Facebook
29 de noviembre, 2019
Comparte

Pedro Lezama, de 24 años, es becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Se estaba “capacitando” en el Ayuntamiento de San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca. El 19 de noviembre lo enviaron fuera de su área y horario estipulado de trabajo a desmontar y repartir material de construcción. Hubo un accidente y el joven quedó prensado entre cientos de láminas. Los médicos le han dicho a su familia que no hay nada que hacer.

“Se suponía que él sólo debía hacer labores de oficina. Nada relacionado a su carrera, la verdad. Lo ponían a llenar formatos y esas cosas. Su horario era de 8 de la mañana a 4 de la tarde. No entiendo qué hacía llevando láminas a las 5:30 de la tarde, hora en la que sucedió el accidente”, dice a Animal Político Alejandro Lezama, padre del joven.

Ante lo sucedido con su hijo, el señor le pide a los responsables del programa, incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador, “que volteen a ver cómo está operando esto, que lo supervisen, ellos lo diseñaron, pues que lo supervisen. Lo que estamos viviendo no se lo deseamos a nadie. Es un dolor desgarrador. La madre de Pedro está destrozada”.

Entérate: Detectan casos de irregularidades en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro; hay al menos 50 denuncias

De acuerdo al diagnóstico de los médicos, el joven tiene necrosis intestinal, la única solución para su caso sería un transplante completo de intestinos. Sin embargo, “este procedimiento no se ha hecho nunca en el mundo, eso nos dicen, que no hay nada que hacer, más que esperar el deceso, aunque los especialistas están sorprendidos porque dicen que alguien en la condición de mi hijo no vive más de 48 horas y él lleva más de una semana. Es muy fuerte, está luchando”, asegura el padre de Pedro.

Pedro es egresado de la carrera de pedagogía. A la par de cursar una maestría en administración educativa los fines de semana, se inscribió en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a los tres meses de haber terminado la universidad, en parte para tener dinero y poder costear sus estudios.

El joven quería dar clases a niños, pero se estaba preparando para hacerlo bien. Su intención era tener experiencia en el campo laboral, igual que muchos de los becarios de este programa en un país que no suele ofrecer esas oportunidades a quienes buscan un primer trabajo.

Pero a Pedro le solicitaban hacer labores administrativas y físicas que no tenían nada que ver con su perfil, como en muchos otros casos.

Animal Político lo reportó el 13 de mayo de este año en dos reportajes donde se exponen las fallas del programa y como empresas e instituciones han aprovechado para tener mano de obra gratis y sobrecalificada en actividades que nada tienen que ver con la preparación académica de los becarios ni abonan a su vida laboral.

En mayo cuando se hizo el reportaje, dos de los titulares de los centros de trabajo inscritos en Jóvenes Construyendo el Futuro admitieron que habían sido aceptados en el programa sin haber un plan de capacitación detallado.

Entérate: ¿Qué aprenden? ¿Sí les sirve el programa? La experiencia de los Jóvenes Construyendo el Futuro

Animal Político solicitó a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, dependencia encargada del programa, los planes de capacitación de una muestra de empresas, pero la dependencia se negó a entregarlos, argumentando que contenían los datos personales de los tutores, cuando esa información se puede hacer pública, protegiendo esos datos.

Más aún, uno de esos dos titulares de los centros de trabajo reveló a Animal Político que pensó que no la aceptarían en el programa puesto que los becarios tendrían que acudir a su domicilio particular a realizar sus labores de capacitación. “Aquí yo no tengo ni plan de seguridad, no tengo ni extintores, pensé que vendría un inspector o alguien a revisar donde estarían los muchachos, y no me admitirían, pero no vino nadie y así me aceptaron”, aseguró.

Este portal solicitó información sobre el accidente a la Secretaría del Trabajo, pero su área de comunicación respondió que solo proporcionarían la información difundida en un comunicado que publicaron en Twitter.

“La Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral, a cargo de Horacio Duarte, lamenta profundamente el accidente de Pedro “N” y permanece en comunicación permanente con sus familiares con la finalidad de garantizar lo necesario para su atención”.

Lee: ‘No estoy en mi área, pero es experiencia’: Las fallas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

También aseguran que el personal de la dependencia realiza una investigación exhaustiva en torno al cumplimiento por parte del Ayuntamiento de Tuxtepec de los planes de capacitación que registró en su calidad de tutor.

“Estoy luchando por mi vida” 

A Pedro, de acuerdo al relato en primera persona hecho público por su tía, la señora Ángela Hernández, el 19 de noviembre pasado lo enviaron en el Ayuntamiento a la Expoferia a cargar láminas en un vehículo para después llevarlas a repartir a diferentes colonias, como parte de un programa de vivienda.

Con la persona encargada de la actividad, dice la carta, venían otros jóvenes que también estaban apoyando (aunque no se sabe si pertenecían al programa). “Cuando terminamos de cargar –dice la carta en primera persona– nos llevan en la batea (de un camión de volteo) junto con las láminas (unas 600) y montenes”. Pero estas no venían amarradas y los muchachos no traían ninguna protección.

“Nos subimos en la batea. En el camino pasamos un tope lo que hace que yo quede prensado en medio de cientos de láminas.Esto hizo un daño grande en mi interior, a órganos vitales y arterias, páncreas y mi intestino delgado. ¡Pero sigo vivo! Inconsciente y sedado para no sentir tanto dolor. Los doctores no le dan a mis padres esperanzas, pero mi corazón, cerebro, riñones y pulmones están sanos y con muchas ganas de vivir”.

Leer: Jóvenes centran sus esperanzas en programa de AMLO; quieren ganar dinero y también experiencia

Pedro estuvo hasta el 26 de noviembre en un hospital de Oaxaca, la madrugada de ese día fue trasladado al Hospital de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, para intentar salvarle la vida, aunque los médicos de Oaxaca lo desahuciaron. El joven tiene los intestinos necropsados y el páncreas partido, además de otros órganos con severos daños.

La opción sería un transplante de intestinos, pero es un procedimiento que no se practica. Su familia ha lanzado diversos mensajes de ayuda en redes sociales buscando un médico que ofrezca una opción para Pedro, aunque sea con un procedimiento que esté en investigación.

“Soy un soñador. Me encanta dibujar, pintar y diseñar. Soy un fiel admirador de Messi. Estoy luchando por mi vida. Quiero un milagro para seguir pisando fuerte esta tierra”, cierra la carta escrita en primera persona y difundida por la familia del joven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 claves sobre el 'preocupante repunte de contagios' de coronavirus en EU

Sin haber superado aún la primera ola de contagios, Estados Unidos hace frente a un aumento de los casos de coronavirus. ¿A qué se debe?
28 de junio, 2020
Comparte
Jóvenes con mascarilla en Nueva York

Alexi Rosenfeld/Getty Images
Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

¿Un nuevo cierre?

Cuando las esperanzas de millones de ciudadanos están puestas en la reapertura de la economía en Estados Unidos, afectada por la pandemia del coronavirus, en muchas partes del país lo que se está planteando es un nuevo cierre.

Casi cinco meses después de que el gobierno del presidente Donald Trump empezara a tomar medidas contra la pandemia, Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

El país registró este viernes un récord diario de contagios con 45,330.

Desde abril no se veían números similares de nuevas infecciones en el país.

“Esto es algo por lo que realmente estoy preocupado”, había advertido ya el martes sobre esta tendencia el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., en una comparecencia ante el Congreso.

“Bajamos de 30,000 (nuevos casos al día) a 25,000 a 20,000 y, entonces, nos quedamos allí, pero ahora estamos subiendo. Eso es muy preocupante para mí”, agregó.

Anthony Faucci.

Getty Images
El doctor Anthony Faucci considera “preocupante” el aumento de contagios confirmados.

La situación está generando gran presión en varios estados, al punto de llevarlos a suspender los planes de reactivación de la economía.

La pandemia ha evolucionado y los focos de preocupación se han trasladado a otros estados después de que Washington, California y Nueva York centraran la atención en abril y mayo.

Luego de que Texas registró este jueves un récord de 5,996 casos nuevos, el gobernador Greg Abbott anunció que se mantendrían en pausa los planes para pasar a las etapas siguientes de la reapertura de actividades.

Este viernes, Abbot fue un paso más allá y ordenó el cierre de todos los bares.

En Arizona, otro de los estados más golpeados ahora, el gobernador Doug Ducey, tras haberle dado “luz verde” a los negocios, señaló el jueves que ahora la luz es “amarilla”, y agregó que los ciudadanos se encuentran “más seguros en casa”.

Mientras hay 30 estados que están registrando un claro aumento de casos, hay una decena de estados en los que la situación no parece haber variado mucho en las últimas dos semanas y otra decena en la que el número de casos sigue descendiendo.

Cuadros sobre evolución del número de casos y de muertes por covid-19 en EE.UU.

BBC

BBC Mundo te explica tres claves sobre el estado actual de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos.

1. ¿Más casos porque hay más exámenes de diagnóstico?

Aunque el aumento del número de casos confirmados es un hecho claro, lo que no siempre está claro es qué significa.

El presidente Trump, por ejemplo, ha sugerido que el incremento de casos obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.

En general, los especialistas suelen coincidir en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que también hay otros factores.

Jóvenes sin mascarillas en una playa en Estados Unidos.

Getty Images
Los jóvenes representan un alto porcentaje de los contagiados.

“Es muy difícil entender lo que significa el número de casos porque depende tanto de la actividad epidémica como del número de exámenes que se están haciendo”, dice John Ioannidis, profesor de Medicina y Epidemiología de la Universidad de Stanford.

El experto explica que, aunque Estados Unidos estuvo muy retrasado inicialmente en la realización de pruebas diagnóstico, ahora está haciendo muchas más por lo que detectará más casos que antes.

“Otra métrica a la que uno podría referirse es a la proporción de exámenes que se están haciendo que dan positivo, lo que en este momento no es tan malo como el número total de casos, incluso en los estados que han visto cierto agravamiento”, señala a BBC Mundo.

La OMS recomienda que los países pasen 14 días con una tasa de casos positivos de 5% o menos antes de comenzar a levantar las medidas de confinamiento; en EE.UU. el promedio nacional se encuentra en 6% pero hay 21 estados con un registro superior, comenzando por Arizona, que tiene una tasa por encima del 23%.

Estados de EE.UU. donde hay una mayor tasa de casos positivos en las pruebas de covid-19.

BBC

“Mucha gente está cansada de estar en sus casas, pero el virus no se ha cansado de infectarnos. Estamos viendo áreas del país que reabrieron antes de estar listas y eso es como atravesarse en la trayectoria de un puñetazo: vas a resultar golpeado”, dice a BBC Mundo Tom Frieden, quien fue director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Lo que estamos viendo, lamentablemente, era muy predecible“, agrega Frieden, quien en la actualidad es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, una ONG dedicada a temas de salud pública.

Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, considera que aunque hay algo de cierto en que si haces más test vas a encontrar más casos, no se puede menospreciar lo que ocurre.

“Es un argumento loco. Es equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama. Muchos de estos casos son gente que está enferma y que terminará en los hospitales. Entonces, verás morir a gente real”, dice Woolf a BBC Mundo.

2. Menos muertes, ¿por ahora?

Otra característica de la fase actual del coronavirus por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes.

Con más de 120,000 muertos hasta este 26 de junio, Estados Unidos es, con diferencia, el país del mundo más golpeado por la pandemia.

Kayleigh McEnany

Getty Images
Kayleigh McEnany, la portavoz de la Casa Blanca, destacó el descenso de las muertes.

“Vamos en la dirección correcta”, dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, al referirse a esta tendencia y destacar que, por primera vez en mucho tiempo, habían ocurrido menos de 300 fallecimientos en un día por covid-19.

La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6,409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Ioannidis señala que parece haber una especie de disociación entre el número de muertes y el número de casos confirmados.

“El número de muertes parece estar descendiendo de forma estable”, señala.

Otros expertos, como Woolf, no son optimistas.

“Hay que tomar en cuenta que el número de personas que dan positivo en los exámenes de diagnóstico es un indicador de lo que vendrá”, señala.

“Entre 7 y 10 días de un repunte en la cifra de casos verás un incremento en las hospitalizaciones porque se requiere cierto tiempo tras el contagio para que la gente se enferme. Y, luego, hace falta más tiempo para que tengan problemas respiratorios y requieran ser internados en la unidad de cuidados intensivos y, finalmente, fallezcan”, explica.

“Puedes ver este fenómeno en lugares donde está ocurriendo el repunte, como Arizona, cuyos hospitales ya empiezan a sentir la presión que sufrieron los centros médicos en Nueva York y Nueva Jersey en marzo y abril”, añade.

Para este miércoles, ya estaban ocupadas 88% de las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos en Arizona. A mediados de mayo, esa cifra era de 68%.

Tom Frieden coincide en que hay una brecha temporal de varias semanas entre los contagios y las muertes, por lo que los efectos de las nuevas infecciones no pueden verse aún.

Sin embargo, destaca que parte de la cifra de muertes obedece a mejoras en la atención sanitaria.

Personas en un bar en Texas.

Getty Images
El repunte de los contagios llevó a que se ordenara el cierre de los bares en Texas.

“Ha habido algunas mejoras en los cuidados de salud que incluyen una mayor capacidad para atender a los pacientes sin que los centros médicos se vean rebasados”, apunta Frieden, quien también es analista en Salud Pública del Council on Foreign Relations.

3. Más jóvenes que mayores

Otra particularidad de la situación actual de la pandemia en Estados Unidos que, además, puede ayudar a explicar el aparente desacople entre el aumento de los casos y el descenso de las muertes es el hecho de que una proporción importante de los nuevos casos son gente joven.

Este jueves, el director de los CDC, Robert Redfield, señaló que los jóvenes han ayudado a impulsar el aumento de casos confirmados al decir que en meses pasados muchos de esos casos no habrían sido diagnosticados.

En Florida, uno de los estados más afectados ahora, la edad media de los contagiados cayó de marzo a junio de 65 a 35 años de edad, mientras que en Arizona casi la mitad de todos los casos corresponden a personas entre 20 y 44 años.

“Hay un cambio en los grupos etarios, quizá debido a que la gente mayor ha aprendido a protegerse mejor y la tasa de mortalidad está muy relacionada con la edad”, dice Frieden a BBC Mundo.

John Ioannidis considera fundamental que se siga protegiendo a las personas mayores.

“Los ancianatos vivieron desastres y probablemente casi el 50% de las muertes ocurrió allí. Si logramos proteger este tipo de centros de alto riesgo, probablemente logremos evitar bastante el impacto del coronavirus, incluso si sigue habiendo muchos casos”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.