close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Mayoría de padres en México no sabe cómo identificar síntomas del abuso sexual en niños

Muchos niños y niñas no hablan del tema con sus padres, ni comunican que están sufriendo algún tipo de violencia, indicó la organización Guardianes.
Cuartoscuro Archivo
18 de noviembre, 2019
Comparte

En México, 6 de cada 10 padres y madres no saben cómo identificar los síntomas que alertan sobre el abuso sexual en niños y niñas, ni cómo enfrentar o reaccionar ante una situación de agresión sexual a menores. De hecho, solo una de cada 10 personas dijo conocer alguna ley para proteger la infancia. 

Estas son algunas de las principales conclusiones que expone la organización civil Guardianes en el informe ‘Violencia en la Primera Infancia’, para el que entrevistaron a 400 personas en toda la República con motivo del Día Nacional contra El Abuso Sexual Infantil, que se conmemora el 19 de noviembre. 

Entérate: De mil denuncias de violencia sexual contra niñas y niños, solo uno llega a condena en México

De acuerdo con el estudio, solo un poco más de la mitad de los padres y madres entrevistados, el 56%, supo reconocer algunos síntomas psicológicos relacionados con posibles casos de abuso sexual, como reacciones de temor en los menores a estar con ciertas personas, depresión, agresividad, o ansiedad. 

Mientras que menos de la mitad de los entrevistados, el 45%, supo reconocer algún síntoma relacionados con cambios de comportamiento o de conducta, como que los menores se aíslen, bajen su rendimiento escolar, o que experimenten cambios drásticos en su personalidad.

Sobre estos resultados, Rosario Alfaro, directora ejecutiva de Guardianes, explicó en entrevista con Animal Político que es complicado distinguir los síntomas que activen la alerta de que puede estar teniendo lugar un caso de abuso sexual a un menor, “incluso para los profesionales”. 

Por ello, consideró positivo que 40% de los encuestados sí supiera identificar algunos de los síntomas, aunque también opinó que es “muy preocupante” que más de la mitad de los entrevistados, el 60%, no conocieran esos síntomas o no supieran identificar las señales de alerta. 

“Esto también explica por qué muchos niños y niñas no hablan del tema con sus padres, ni comunican que están sufriendo algún tipo de violencia”, subrayó Alfaro, quien dijo que muchos de los casos de abuso se quedan en el desconocimiento, sin tratamiento, y con un elevado riesgo de que el círculo de silencio se repita de manera generacional. 

De hecho, según el informe, también 6 de cada 10 padres y madres dijeron haber sufrido durante su infancia algún tipo de maltrato emocional, físico, o por negligencia, que les dejó heridas emocionales que no trataron o que aún siguen trabajando en ellas. 

Los síntomas clave

En cuanto a cuáles son las principales señales de alerta en casos de abusos a menores, Rosario Alfaro hizo hincapié en que el abuso sexual no es cuestión únicamente de que exista o no una penetración, una violación. 

Y esto es algo, insistió la directora de Guardianes, que deben tener en cuenta los padres, y sobre todo las autoridades de investigación que, en múltiples casos, al no haber una penetración o una secuela física -magulladuras, golpes, etcétera- descartan el abuso y revictimizan a los menores. 

“Pueden existir muchos tipos de abuso sexual más allá de la violación por penetración. Existe abuso sin contacto, como mostrarle pornografía a un menor, masturbarse frente a él, o hacerlo que se masturbe”, planteó Alfaro. 

Uno de los síntomas clave, señaló, es el de cambios en el comportamiento de los menores. Por ejemplo, “niños que antes eran muy activos, ya dejan de serlo. O niños a los que les gustaba pasar tiempo con una persona, ahora tienen temor a quedarse solos con ésta, o presentan inseguridad, miedo, ansiedad, y pesadillas frecuentes”. 

Otro síntoma es que muchos de los menores empiezan a mostrar comportamientos súbitamente agresivos. 

“Generalmente, tenemos la idea de que una víctima de abuso sexual se va a volver alguien callado, que se esconde. Y en algunos casos así sucede, pero en muchos otros los menores empiezan a desarrollar comportamientos muy agresivos. Destruyen sus juguetes, por ejemplo. O golpean a los demás, o a sí mismos”, expuso Alfaro.

Y otro síntoma importante es que los menores abusados adquieren comportamientos “hipersexualizados” y un conocimiento sobre la sexualidad y el erotismo que no se corresponde con su edad. 

“Muchos de los menores abusados muestran esa hipersexualidad a través de sus dibujos y de juguetes, porque con ellos expresan prácticas sexuales adultas que no conocen a esas edades”, señaló la directora de Guardianes, quien matizó que durante la infancia es “normal” que los niños y niñas tengan juegos sexuales, aunque éstos no tienen una connotación erótica, sino que más bien se trata de una cuestión de curiosidad en los menores.

“Llamamos juegos sexuales a los que los menores jueguen a los papás y a las mamás, por ejemplo. Los niños se desnudan para conocer sus cuerpos, pero sin una connotación erótica. Por eso, cuando los menores juegan a situaciones sexuales explícitas hay que preguntarse en dónde las aprendieron y quién se las enseñó, porque ahí puede haber un síntoma de abuso”. 

La revictimización

El estudio ‘Violencia en la primera infancia’ también revela que existe un alto desconocimiento en materia de leyes y normatividad respecto a la protección de la infancia en México. De ahí que solo 1 de cada 10 personas entrevistadas dijo que conoce alguna ley al respecto. 

No obstante, este dato contrasta con otro que refleja el estudio: el 98% de los encuestados dijo que sí denunciaría ante las autoridades situaciones de abuso y de violencia sexual infantil, de los cuales, el 29% dijo que denunciaría para que el abusador, o los abusadores, paguen por sus acciones; y el 27% dijo que lo haría para prevenir que otros menores sean abusados. 

Sobre el desconocimiento de las leyes de protección a la infancia, Rosario Alfaro señaló la necesidad de que se homologue el Código Penal Federal en toda la República y de que se creen protocolos de actuación adecuados en casos de abusos a menores “para evitar que se revictimice a niños y niñas”. 

La directora de Guardianes explicó que en los casos de abuso sexual puede presentarse un estado de amnesia tras el abuso, por lo que la víctima hoy puede tener una versión de la historia y mañana puede tener otra, o no recordar nada. 

“Y muchas otras personas -añadió-, al sentirse muy amenazadas con preguntas e interrogatorios, prefieren decir que no sufrieron abuso, o que lo inventaron, para no recordar más ese momento tan doloroso que vivieron. Esto quiere decir que, si las autoridades hacen interrogatorios agresivos poniendo a la víctima en el banquillo de los acusados, el resultado que vamos a obtener va a ser muy desconcertante, y la víctima siempre va a tener miedo a hablar porque piensan que nadie les va a creer”. 

Aquí puedes consultar el estudio íntegro ‘Violencia en la Primera Infancia’

El ‘Chiquiclub’ contra los abusos

La organización civil Guardianes, antes conocida como Asexoría, se dedica desde el año 2001 a detectar y prevenir casos de abuso sexual infantil, y a realizar estudios en México y en otros países de América Latina, como Colombia, sobre la percepción de los abusos. 

Por ejemplo, en noviembre del año pasado publicó otro estudio en el que documentó que uno de cada 10 mexicanos admitió conocer al menos un caso de abuso sexual infantil al interior de su familia, mientras que otro 10% de los encuestados reconoció que durante su infancia o adolescencia sufrió abusos sexuales por parte de un adulto. 

Entre las iniciativas para combatir el abuso sexual infantil, la asociación Guardianes lanzó un ‘Chiquiclub’, un camión con el que viajan a múltiples ciudades de la República para entrevistar a menores de primaria y a adultos, con el fin de detectar posibles casos. 

Otra herramienta es la enseñanza del modelo educativo ‘Habilidades para la vida’, que dirige no solo a los menores, sino también a los padres y docentes, a quienes capacitan a través de talleres para la rápida detección de las señales de abuso infantil y también para la no revictimización de los niños que hayan sufrido agresiones. 

Aquí puedes consultar la web de Guardianes A.C.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué Holanda quiere que el mundo ya no le llame así (y cómo hay que decirle ahora)

Una iniciativa de las autoridades holandesas busca relanzar su nombre oficial al mundo. Aunque el país es conocido como Holanda por la región más popular, promoverá activamente el ser conocido por el nombre que agrupa las 12 provincias de su territorio europeo.
5 de octubre, 2019
Comparte

Países Bajos, no Holanda. Este es el mensaje que las autoridades del país del noroeste de Europa quieren transmitir al resto del mundo con una iniciativa para difundir cuál es el nombre oficial de su nación.

Los ministerios e instituciones deportivas y culturales, junto con las principales ciudades del país, lanzarán una campaña informativa y de mercadotecnia en la que eliminarán el uso del nombre Holanda.

Por ejemplo, su sitio web oficial de turismo dejará de llamarse Holland.com, y su equipo de fútbol será promocionado como Países Bajos, evitando el uso de “Holanda”.

La marca oficial de Holanda

Holland.com
El sitio de turismo de Países Bajos usa el nombre de Holanda, lo cual se espera que cambie próximamente.

Y en mayo del próximo año, su representación en el Festival de la Canción Eurovisión, el cual tendrá como sede la ciudad holandesa de Rotterdam, llevará el nombre de Países Bajos.

“Tres días y 180 millones de espectadores es una oportunidad fantástica para la comunicación y el marketing”, dijo Carolien Gehrels, una exconcejal de Ámsterdam de la consultora Arcadis citada por Dutch News.

Países Bajos también será el nombre que llevarán los participantes de ese país en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Un canal de Ámsterdam

Getty Images
La iniciativa también busca que haya promoción de todas las provincias del país, más allá de la ciudad de Ámsterdam.

El naranja seguirá siendo el color oficial, aunque no está claro si sobrevivirá el icónico tulipán que ha sido parte de su imagen internacional, según Dutch News.

Más detalles de la campaña de sensibilización internacional se publicarán en las próximas semanas.

¿Por qué se dice Holanda?

Países Bajos es la traducción al español de Nederland, que viene del término en neerlandés “Neder-landen”, que significa “tierras bajas”.

El país se denomina así por la ubicación orográfica de su territorio, el cual se encuentra parcialmente debajo del nivel medio del mar.

La denominación “Holanda” procede del nombre de la región del mismo nombre que se encuentra en el oeste del país y que se divide en dos provincias: Holanda del Norte y Holanda del Sur.

Map

Es por ello que hay neerlandeses que son holandeses, pero los habitantes de alguna de las otras 10 provincias no son holandeses. Tampoco lo son los habitantes de sus territorios del Caribe (Aruba, Curazao y Sint Maarten).

En el siglo XIX surgió el reino de los Países Bajos, el cual dio nombre al país actual.

La Real Academia Española, en su Diccionario Panhispánico de Dudas (2005), reconoce el nombre oficial de este país como Países Bajos.

“El nombre Holanda designa estrictamente una región occidental de los Países Bajos, dividida en dos provincias, Holanda del Norte y Holanda del Sur”, refiere.

También considera “frecuente y admisible” en el habla coloquial usar Holanda para referirse a todo el país, pero recomienda no hacerlo en textos oficiales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.