Mayoría de padres en México no sabe cómo identificar síntomas del abuso sexual en niños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Mayoría de padres en México no sabe cómo identificar síntomas del abuso sexual en niños

Muchos niños y niñas no hablan del tema con sus padres, ni comunican que están sufriendo algún tipo de violencia, indicó la organización Guardianes.
Cuartoscuro Archivo
18 de noviembre, 2019
Comparte

En México, 6 de cada 10 padres y madres no saben cómo identificar los síntomas que alertan sobre el abuso sexual en niños y niñas, ni cómo enfrentar o reaccionar ante una situación de agresión sexual a menores. De hecho, solo una de cada 10 personas dijo conocer alguna ley para proteger la infancia. 

Estas son algunas de las principales conclusiones que expone la organización civil Guardianes en el informe ‘Violencia en la Primera Infancia’, para el que entrevistaron a 400 personas en toda la República con motivo del Día Nacional contra El Abuso Sexual Infantil, que se conmemora el 19 de noviembre. 

Entérate: De mil denuncias de violencia sexual contra niñas y niños, solo uno llega a condena en México

De acuerdo con el estudio, solo un poco más de la mitad de los padres y madres entrevistados, el 56%, supo reconocer algunos síntomas psicológicos relacionados con posibles casos de abuso sexual, como reacciones de temor en los menores a estar con ciertas personas, depresión, agresividad, o ansiedad. 

Mientras que menos de la mitad de los entrevistados, el 45%, supo reconocer algún síntoma relacionados con cambios de comportamiento o de conducta, como que los menores se aíslen, bajen su rendimiento escolar, o que experimenten cambios drásticos en su personalidad.

Sobre estos resultados, Rosario Alfaro, directora ejecutiva de Guardianes, explicó en entrevista con Animal Político que es complicado distinguir los síntomas que activen la alerta de que puede estar teniendo lugar un caso de abuso sexual a un menor, “incluso para los profesionales”. 

Por ello, consideró positivo que 40% de los encuestados sí supiera identificar algunos de los síntomas, aunque también opinó que es “muy preocupante” que más de la mitad de los entrevistados, el 60%, no conocieran esos síntomas o no supieran identificar las señales de alerta. 

“Esto también explica por qué muchos niños y niñas no hablan del tema con sus padres, ni comunican que están sufriendo algún tipo de violencia”, subrayó Alfaro, quien dijo que muchos de los casos de abuso se quedan en el desconocimiento, sin tratamiento, y con un elevado riesgo de que el círculo de silencio se repita de manera generacional. 

De hecho, según el informe, también 6 de cada 10 padres y madres dijeron haber sufrido durante su infancia algún tipo de maltrato emocional, físico, o por negligencia, que les dejó heridas emocionales que no trataron o que aún siguen trabajando en ellas. 

Los síntomas clave

En cuanto a cuáles son las principales señales de alerta en casos de abusos a menores, Rosario Alfaro hizo hincapié en que el abuso sexual no es cuestión únicamente de que exista o no una penetración, una violación. 

Y esto es algo, insistió la directora de Guardianes, que deben tener en cuenta los padres, y sobre todo las autoridades de investigación que, en múltiples casos, al no haber una penetración o una secuela física -magulladuras, golpes, etcétera- descartan el abuso y revictimizan a los menores. 

“Pueden existir muchos tipos de abuso sexual más allá de la violación por penetración. Existe abuso sin contacto, como mostrarle pornografía a un menor, masturbarse frente a él, o hacerlo que se masturbe”, planteó Alfaro. 

Uno de los síntomas clave, señaló, es el de cambios en el comportamiento de los menores. Por ejemplo, “niños que antes eran muy activos, ya dejan de serlo. O niños a los que les gustaba pasar tiempo con una persona, ahora tienen temor a quedarse solos con ésta, o presentan inseguridad, miedo, ansiedad, y pesadillas frecuentes”. 

Otro síntoma es que muchos de los menores empiezan a mostrar comportamientos súbitamente agresivos. 

“Generalmente, tenemos la idea de que una víctima de abuso sexual se va a volver alguien callado, que se esconde. Y en algunos casos así sucede, pero en muchos otros los menores empiezan a desarrollar comportamientos muy agresivos. Destruyen sus juguetes, por ejemplo. O golpean a los demás, o a sí mismos”, expuso Alfaro.

Y otro síntoma importante es que los menores abusados adquieren comportamientos “hipersexualizados” y un conocimiento sobre la sexualidad y el erotismo que no se corresponde con su edad. 

“Muchos de los menores abusados muestran esa hipersexualidad a través de sus dibujos y de juguetes, porque con ellos expresan prácticas sexuales adultas que no conocen a esas edades”, señaló la directora de Guardianes, quien matizó que durante la infancia es “normal” que los niños y niñas tengan juegos sexuales, aunque éstos no tienen una connotación erótica, sino que más bien se trata de una cuestión de curiosidad en los menores.

“Llamamos juegos sexuales a los que los menores jueguen a los papás y a las mamás, por ejemplo. Los niños se desnudan para conocer sus cuerpos, pero sin una connotación erótica. Por eso, cuando los menores juegan a situaciones sexuales explícitas hay que preguntarse en dónde las aprendieron y quién se las enseñó, porque ahí puede haber un síntoma de abuso”. 

La revictimización

El estudio ‘Violencia en la primera infancia’ también revela que existe un alto desconocimiento en materia de leyes y normatividad respecto a la protección de la infancia en México. De ahí que solo 1 de cada 10 personas entrevistadas dijo que conoce alguna ley al respecto. 

No obstante, este dato contrasta con otro que refleja el estudio: el 98% de los encuestados dijo que sí denunciaría ante las autoridades situaciones de abuso y de violencia sexual infantil, de los cuales, el 29% dijo que denunciaría para que el abusador, o los abusadores, paguen por sus acciones; y el 27% dijo que lo haría para prevenir que otros menores sean abusados. 

Sobre el desconocimiento de las leyes de protección a la infancia, Rosario Alfaro señaló la necesidad de que se homologue el Código Penal Federal en toda la República y de que se creen protocolos de actuación adecuados en casos de abusos a menores “para evitar que se revictimice a niños y niñas”. 

La directora de Guardianes explicó que en los casos de abuso sexual puede presentarse un estado de amnesia tras el abuso, por lo que la víctima hoy puede tener una versión de la historia y mañana puede tener otra, o no recordar nada. 

“Y muchas otras personas -añadió-, al sentirse muy amenazadas con preguntas e interrogatorios, prefieren decir que no sufrieron abuso, o que lo inventaron, para no recordar más ese momento tan doloroso que vivieron. Esto quiere decir que, si las autoridades hacen interrogatorios agresivos poniendo a la víctima en el banquillo de los acusados, el resultado que vamos a obtener va a ser muy desconcertante, y la víctima siempre va a tener miedo a hablar porque piensan que nadie les va a creer”. 

Aquí puedes consultar el estudio íntegro ‘Violencia en la Primera Infancia’

El ‘Chiquiclub’ contra los abusos

La organización civil Guardianes, antes conocida como Asexoría, se dedica desde el año 2001 a detectar y prevenir casos de abuso sexual infantil, y a realizar estudios en México y en otros países de América Latina, como Colombia, sobre la percepción de los abusos. 

Por ejemplo, en noviembre del año pasado publicó otro estudio en el que documentó que uno de cada 10 mexicanos admitió conocer al menos un caso de abuso sexual infantil al interior de su familia, mientras que otro 10% de los encuestados reconoció que durante su infancia o adolescencia sufrió abusos sexuales por parte de un adulto. 

Entre las iniciativas para combatir el abuso sexual infantil, la asociación Guardianes lanzó un ‘Chiquiclub’, un camión con el que viajan a múltiples ciudades de la República para entrevistar a menores de primaria y a adultos, con el fin de detectar posibles casos. 

Otra herramienta es la enseñanza del modelo educativo ‘Habilidades para la vida’, que dirige no solo a los menores, sino también a los padres y docentes, a quienes capacitan a través de talleres para la rápida detección de las señales de abuso infantil y también para la no revictimización de los niños que hayan sufrido agresiones. 

Aquí puedes consultar la web de Guardianes A.C.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Coronavirus: ¿qué tanto debemos preocuparnos por la gripe estacional?

Los expertos de salud piden no desatender la gripe estacional. El principal temor es que coincidan una mala temporada de influenza con una segunda ola de COVID.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

A medida que el otoño se acerca en el hemisferio norte, aumentan las preocupaciones sobre cómo será una temporada de gripe estacional coincidente con la pandemia de covid-19.

El gran temor es que coincida una temporada de gripe realmente mala y una segunda ola de coronavirus, y cuál será el impacto de ello en los sistemas de salud.

Y es que qué tan malo será el invierno no solo depende del coronavirus, sino de lo que suceda con todos los demás virus invernales, y también del comportamiento propio y del éxito o fracaso de las políticas gubernamentales.

Gran parte de los esfuerzos están centrados ahora en contener los contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en lugares como Estados Unidos (con el mayor número de casos del mundo), México, y varios países europeos que están enfrentando un resurgimiento de contagios (como España, Francia, Alemania o Reino Unido).

El pasado mes de junio, cuando era el hemisferio sur el que entraba de lleno en la temporada de gripe estacional, la OMS advirtió que el coronavirus había provocado una “drástica” desatención a esta enfermedad.

¿Qué tan mala es la gripe?

La gripe, o influenza, es una enfermedad muy común y altamente infecciosa, causada por un virus.

Mujer con gripe.

Getty Images
Cada año se registran en el mundo 1.000 millones de casos de gripe estacional, según la OMS.

Puede ser mortal, especialmente para adultos mayores, niños muy pequeños y personas con problemas de salud subyacentes.

Según cálculos de la OMS, cada año se registran en el mundo 1.000 millones de casos (de 7.800 millones de personas en el mundo), de los cuales entre tres y cinco millones son graves, y entre 290.000 y 650.000 personas fallecen por causas respiratorias relacionadas con la gripe.

¿Tengo gripe o coronavirus?

Muchos de los síntomas son similares para ambos virus:

  • Fiebre
  • Tos
  • Fatiga

Algunas personas también pueden experimentar dolores musculares, dolor de cabeza y posiblemente diarrea o vómitos.

Y si se suman otros virus comunes durante el invierno, puede ser difícil estar seguro de qué es lo que está enfermando a alguien.

Recuerda, tanto la gripe como el coronavirus también pueden transmitirse antes de que las personas presenten algún síntoma, o incluso por aquellos que son asintomáticos.

¿Quién debería tener más cuidado y por qué?

La preocupación es que ciertos grupos (ancianos, mujeres embarazadas y personas con problemas de salud a largo plazo) corren un alto riesgo de enfermarse gravemente tanto por el coronavirus como por la gripe.

Y aunque muchas personas sanas pueden combatir la gripe, puede haber complicaciones, por lo general una infección bacteriana en el pecho, que puede convertirse en neumonía.

Otras complicaciones potencialmente mortales incluyen meningitis y choque séptico.

¿Se pueden contraer la gripe y el coronavirus al mismo tiempo?

Teóricamente sí, es posible.

Existe alguna evidencia de que una doble infección, de covid-19 y gripe juntas, podría ser más mortal que contraer un solo virus.

Pero también hay una corriente científica que dice que tener un virus puede ayudar a evitar que un segundo ingrese al cuerpo al mismo tiempo, aunque esto aún no se ha demostrado para el caso del coronavirus y la gripe.

Una explicación es que la respuesta inmunitaria general a una infección evita que entre la siguiente.

Virus

Getty Images
Hay estudios que sugieren que una infección viral puede bloquear otra.

“Un virus infecta, desencadena una respuesta inmune innata e inflamación y esta respuesta inicial protegerá contra ciertos virus, durante un período de tiempo variable”, le dijo a la BBC Pablo Murcia, del Centro de investigación de virus de la Universidad de Glasgow.

Lo que está claro es que una gran temporada de gripe combinada con la covid-19 podría saturar los hospitales, especialmente si gran parte del personal sanitario o de las residencias de ancianos está enfermo por la gripe.

Pero, ¿pueden ser los niveles de gripe menores este año?

Algunos países del hemisferio sur, como Chile, Argentina y Sudáfrica, que se están acercando al final de sus temporadas de influenza, han reportado niveles de la enfermedad más bajos de lo esperado.

Australia está teniendo una temporada de gripe casi inexistente o está llegando inusualmente tarde.

Esto podría deberse en parte a que las medidas para contener el coronavirus (distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos adicional) también han ayudado a reducir la propagación de la gripe.

Gente con distancia social en la entrada de una tienda.

Getty Images
Las medidas de distancia social pueden estar ayudanto también a reducir la propagación de la gripe estacional.

Pero los médicos advierten que no hay garantía de que la temporada de gripe en otros países siga la misma tendencia en todos, especialmente a medida que se alivian las medidas de cuarentena.

Por ello, instan a las personas a vacunarse.

“Es posible que (las medidas de) distanciamiento social hayan disminuido la cantidad de gripe que existe y eso sería genial, pero no creo que podamos confiar en eso”, le dijo la profesora del Imperial College London Wendy Barclay, a la BBC.

Además, la OMS también advierte que hay que interpretar las tendencias con precaución.

En algunos países, por ejemplo, la reducción o reasignación de personal durante la pandemia puede significar que los casos de gripe no se registren de la misma manera que antes, y eso significa una “pérdida de capacidad para detectar e informar de nuevos virus” y de las cepas de la gripe que circulan, alertó la organización.

Conocer las cepas es fundamental para planificar las campañas de inmunización.

“Tenemos que asegurarnos de que tenemos ese riesgo bajo control y estamos preparados no solo para el coronavirus”, dijo Wenqing Zhang, directora del programa gripe mundial de la OMS.

¿Funcionará la vacuna contra la gripe?

La vacuna es una de las mejores defensas contra la gripe estacional, según coinciden los expertos. Mayores niveles de inmunización, además, pueden ayudar a mantener a miles de niños y adultos fuera del hospital.

Mujer recibiendo una vacuna.

Getty Images
Los expertos están instando a la gente a vacunarse contra la gripe estacional.

La vacuna está especialmente recomendada para los grupos de riesgo:

  • Embarazadas
  • Niños y niñas de 6 a 24 meses
  • Personas con enfermedades crónicas, como obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, VIH, entre otros
  • Adultos mayores de 65 años
  • Personal sanitario

Cada año, la OMS analiza las cepas de gripe que circulan actualmente antes de recomendar qué debe contener el próximo conjunto de vacunas.

Pero debido a que las vacunas a menudo deben prepararse con seis meses de anticipación, solo pueden ser una predicción.

Los expertos consideran que es mejor vacunarse contra algunas cepas de gripe que contra ninguna, especialmente durante una pandemia.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.