Proyectan dar el próximo año 169 mmdp a 61 programas opacos o con pobre desempeño
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Proyectan dar el próximo año 169 mmdp a 61 programas opacos o con pobre desempeño

Entre los programas con desempeño deficiente está IMSS Bienestar, y aún así su presupuesto aumentará 10.86% en 2020 con respecto a este año. 
Cuartoscuro Archivo
5 de noviembre, 2019
Comparte

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020 están considerados 61 programas públicos que se han implementado en condiciones de opacidad o que han tenido un pobre desempeño al menos desde 2016. Estos programas engloban un total de 169 mil 704 millones de pesos (mdp).

Así se documenta en el  Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales (Indep) 2019, dado a conocer por la organización Gesoc, dedicada a evaluar la política pública. Presentó el documento este 5 de noviembre en un foro en la Cámara de Diputados, en donde estuvieron presentes legisladoras como Martha Tagle, Tatiana Clouthier y Dulce María Sauri.

Entérate: Programas sociales del gobierno de AMLO seguirán sin reglas de operación en 2020

El problema actual, explicó Alfredo Elizondo, coordinador de Programas de Gesoc, es que “no se ha hecho una reestructuración profunda de la política de desarrollo social (con la llegada de la nueva administración), se hizo una reducción de programas, pero no en función de su desempeño, y hay muchos que siguen teniendo las mismas deficiencias en términos de calidad de diseño o de cobertura, y cumplimento de metas”. 

El Indep, que se publica desde 2009, evalúa los programas de la política social y les asigna una calificación de 0 a 100, de acuerdo a su nivel de desempeño. Esa calificación también sirve para ubicarlos en una de las cinco categorías de este índice, que van desde desempeño óptimo a escaso, y a las de dispersión y caja negra del gasto social federal. 

En la edición 2019 que Gesoc acaba de presentar lo que se evalúa es el desempeño de 117 programas sociales durante el último año de la gestión de Enrique Peña Nieto, 2018, pero también hace un seguimiento para determinar cuáles siguen, cuánto presupuesto tuvieron en 2019 y cuánto tendrían en 2020, si la Cámara de Diputados aprueba así el paquete que recibió, para su análisis y discusión, por parte de la Secretaría de Hacienda. 

Derivado de la publicación anual de este índice, Gesoc identificó que durante la administración federal precedente sólo 16.81% de los programas evaluados por el Indep, entre el ejercicio fiscal 2012 y 2018, mostraron un desempeño destacado (óptimo y alto potencial); mientras que 64.33 % tuvieron un bajo desempeño en ese periodo (ND, mejorable, escaso y dispersión).

El  81.98% (100 de los 122) de los programas sociales de la administración pasada, que representan el 55.76% (473 mil 762 mdp) del total del presupuesto aprobado en 2019 (849 mil 704 mdp) para el Desarrollo Social,  no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen debido a que se ubicaron ya sea en caja negra (porque no hay la suficiente información siquiera para evaluarlos), dispersión de la política social o desempeño mejorable o escaso. 

Entre los 61 programas con desempeño deficiente que seguirán obteniendo recursos se encuentra, por ejemplo, IMSS Bienestar, que tuvo un nivel de desempeño escaso, pero pese a eso su presupuesto aumentará 10.86% en 2020 con respecto al de 2019, para quedar en 13 mil 185 millones 700 mil pesos. 

También el de Prevención y Control contra las Adicciones, que ha tenido un nivel de desempeño escaso, pero ha mantenido presupuesto con la nueva administración y tendrá un aumento, aunque marginal, de 2.23% para el siguiente año. 

Mientras que entre los programas de Educación están: el Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa, el Programa Nacional de Inglés, Fortalecimiento de la Calidad Educativa, las Becas Elisa Acuña, Educación Inicial y Básica Comunitaria y Servicios de Educación Superior y Posgrado, entre otros.

Una de las secretarías con mayor número de programas señalados con mal desempeño es la de Agricultura y Desarrollo Rural, que tiene en las categorías de dispersión y desempeño escaso a: el de Apoyo a Pequeños Productores, el de Aseguramiento Agropecuario, el de Apoyos a la Comercialización, el de Fomento a la Agricultura y el de Fomento Ganadero, todos siguen considerados en el presupuesto, aunque con ajustes en su población objetivo y tipo de subsidios. 

En salud están, además de IMSS Bienestar y prevención de adiciones, los programas de Atención a Personas con Discapacidad, Calidad en la Atención Médica, Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, el de Salud y Bienestar Comunitario y el de Servicios de Asistencia Social Integral. 

Los programas insignia 

Gesoc aprovechó también el Indep 2019 para hacer una valoración de cinco programas prioritarios de la administración federal actual:  Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF), Sembrando Vida, Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez y Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente. 

Sobre JCF, Alfredo Elizondo aseguró que son evidentes sus problemas de cobertura respecto de la población objetivo y de subejercicio en este 2019. “Habrá que seguir de cerca cómo avanza este programa, sobre todo ahora que es el único de los cinco insignia que tiene una reducción de presupuesto (42%), lo que seguramente limitará más la cobertura y se reflejará en las metas y alcances que se reporten el próximo año”. 

Con las Becas Benito Juárez, agregó, “habrá que estar atentos para ver cómo se va a atender a la población que tenía la cobertura de salud y alimentación del programa Prospera (que se desmanteló para dejarlo justo en este de solo apoyos para educación)”.

Sobre Sembrando Vida y Pensión para Personas Adultas Mayores, subrayó que habrá que ver si realmente se justifican los incrementos de presupuesto que tienen para el próximo año, dado el subejercicio de recursos que tienen al tercer trimestre de 2019.

En el caso de Pensión para el Bienestar de las Personas con discapacidad, Elizondo señaló que este es un ejemplo representativo de lo que puede ser la nueva política social federal. 

“Por una parte, la Pensión para las Personas con Discapacidad Permanente tiene un aumento de presupuesto, de 8 mil 500 mdp pasa a casi 12 mmdp en 2020. Pero un programa complementario como el de atención a la salud de las personas con discapacidad tiene recorte, de por sí ya tenía poco y de 43 millones pasa a 25, parece que el mensaje es vamos a dar transferencias monetarias en lugar de fortalecer los servicios del Estado”. 

Frente a todo esto, Gesoc pidió al gobierno federal, pero sobre todo a los diputados que evaluarán el presupuesto, pugnar porque los programa sociales tengan reglas de operación, que los padrones de beneficiarios sean públicos, que se revise si se está dejando a beneficiarios sin cobertura y, sobre todo, que antes de asignar presupuesto se haga un análisis integral de cada programa o se revisen las ya hechas, para tomar decisiones con base en evidencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Puede Japón evitar que Juegos Olímpicos se conviertan en un evento de supercontagio?

Una medallista olímpica y experta en salud pública explica cómo es competir en los Juegos y cómo Tokio será diferente para combatir la propagación de covid-19.
23 de julio, 2021
Comparte

La covid-19, pese a las muchas precauciones tomadas, es el gran temor de estos Juegos Olímpicos.

En los últimos días, las noticias del número de contagios de covid-19 entre atletas y personas que hacen parte de la organización van en aumento.

Y las estadísticas acrecientan los temores de que las justas terminen siendo afectadas de manera definitiva con una alta concentración de infecciones en un grupo o, lo que es peor, que los Juegos terminen siendo un evento “supercontagiador”.

Si hay alguien que entiende el riesgo de recibir los Juegos Olímpicos durante una pandemia es la doctora Tara Kirk Sell.

Su carrera como nadadora de elite llegó a su cúspide cuando ganó la medalla de plata para EE.UU. en Atenas 2004. Después se dedicó a la investigación médica.

Ahora hace parte del equipo de seguridad en salud pública del Instituto Johns Hopkins.

Y le cuenta a la BBC, desde su experiencia como atleta y como experta en salud, lo que las autoridades de Japón están planeando para mantener seguros a los atletas.

Tara Kirk Sell saludando en un extremo de una piscina

Getty Images
Tara Kirk Sell ganó una medalla de plata como parte del equipo de relevos combinados de 4×100 metros femenino del equipo de EE.UU. en Atenas 2004.

Potencial de contagio

A los Juegos viajan más de 11.000 deportistas de 205 países, de todos los rincones del planeta. Eso lleva a los científicos a pensar que Tokyo 2020 podría permitir el contagio de las distintas variantes de covid-19 de manera muy efectiva.

“Cuando los atletas llegan al país, están siendo examinados”, anota la científica.

Este examen se suma al que tienen que hacerse todos los participantes por obligación antes incluso de subirse al avión que los lleva a Japón.

La mala noticia es que varios de los atletas que llegaron a la Japón ya han dado positivo en los exámenes de control del virus.

Creo que los procedimientos de testeo prácticamente garantizan que continuaremos viendo casos positivos a medida que lleguen más atletas”, anticipa Sell.

Una vez alojados en la villa olímpica, los aspirantes a medallas necesitan transportarse hacia sus lugares de entrenamiento y competencia, una labor logística que ha sido ambiciosa y caótica en el pasado.

Sell recuerda que una vez le tocó ir sentada en un bus repleto de atletas cuando estaba compitiendo en Atenas para poder llegar a tiempo a una de sus competencias.

Ahora, los desplazamientos por Tokio serán muy distintos a los de otras justas, como parte de las medidas de protección.

El transporte tendrá “más camionetas privadas pequeñas que grandes buses donde la gente vaya mezclada”, explica la académica.

Vida en la Villa Olímpica

Cercas y cola de gente fuera de la Villa Olímpica

Reuters
Hay estrictas medidas de seguridad en la Villa Olímpica.

Otra gran diferencia será la experiencia dentro de la villa olímpica.

“Estar en la villa olímpica es bastante impresionante. Tienes la oportunidad de ver a personas de todo el mundo y conocer a personas que no son como tú”, señala la nadadora.

“Estar cerca de otros atletas que viven en el mismo lugar, comer juntos, es una experiencia en la que aprendes sobre otras personas”.

Esto es totalmente lo opuesto de lo que las autoridades quieren que pase durante una pandemia.

“La mayoría de esas oportunidades para conocer a otros, para aprender de las culturas de los demás, se reducirá. Se supone que la mayoría de los atletas debe comer en sus dormitorios”, anota.

Aquellos que se aventuren al comedor encontrarán pantallas de plástico entre los asientos y toallitas con alcohol para limpiar la mesa después de que hayan terminado de comer.

Las restricciones de Covid son estrictas en todos los sitios olímpicos

BBC
Covid restrictions are tight across all the Olympic sites

Tampoco se venderá alcohol y las medidas de distanciamiento social afectarán sin duda cualquier posible romance entre los atletas.

Estarán allí para competir y representar a su país, eso es algo que no debemos olvidar”, señala la investigadora.

“Porque para mí, como atleta, esa fue sin duda la principal razón por la que estaba en los Juegos Olímpicos: no era para festejar, era para competir y hacer que el entrenamiento de los últimos cuatro años valiera la pena”, añade.

Y una vez que los atletas ingresen a la villa olímpica, competir será la única razón por la que se les permitirá salir hasta que vuelvan a casa.

“Los lugares de interés son parte del atractivo de los Juegos Olímpicos para la ciudad anfitriona: que la gente venga y puedas demostrar lo gran anfitrión que eres”, concluye Sell.

“Así que es una pena que Tokio no pueda hacer eso este año”.

Competencias

Tara Kirk Sell nadando haciendo braza

Getty Images
Además de ser medallista de los Juegos Olímpicos, Sell también rompió el récord mundial de carrera corta de 100 metros en 2004.

“Otro gran momento es cuando llegas al estadio y te reciben decenas de hinchas gritando tu nombre o el de tu país”, recuerda Sell.

Ese es tal vez el gran momento para cada deportista. Poder competir por tu país en unas olimpiadas es un gran honor y creo que nunca lo voy a olvidar”, anota.

Y una ciudad que aloja los Juegos Olímpicos y Paralímpicos normalmente recibe miles de turistas durante las competencias.

Estos Juegos serán diferentes porque no se permiten fanáticos. Los atletas estarán allí, el personal estará allí, habrá algo de prensa”, señala la médica. Pero no habrá aficionados.

Las autoridades organizadoras primero prohibieron la llegada de espectadores del extranjero y después la asistencia del público local a los escenarios, en un intento por evitar la propagación del virus.

Y la ciudad además fue declarada en estado de emergencia debido a que las tasas de infección habían aumentado.

El único apoyo va a venir de tus compañeros de equipo. Se va a sentir la ausencia de público”, señala Sell.

“Creo que podría estar bien para algunos atletas que ya están acostumbrados a lidiar con eso, pero otros que generalmente se alimentan de la multitud pueden no ser capaces de lograr los mismos resultados”, señaló.

¿Un evento supercontagiador?

Conos dispuestos para las líneas de prueba en un sitio olímpico

EPA
Habrá una gran cantidad de pruebas de Covid en los Juegos.

A pesar de todos los riesgos que traerá a Japón la celebración de un evento masivo como los Juegos Olímpicos, la doctora Sell sigue siendo optimista de que puede evitarse un escenario de supercontagio.

Tenemos que ver qué tan bien se implementa sobre el terreno, para ver qué tan exitoso es“, alerta.

“Ciertamente, si están examinando a todos, todos los días, hay una alta población de atletas vacunados y están poniendo a las personas en cuarentena rápidamente si presentan un caso positivo, creo que las recetas están allí para que sean capaces de controlar los casos cuando se los identifica”, agrega.

Aunque varios atletas hayan dado positivo, señala la analista, esto no significa que el sistema no esté funcionando.

“Es una buena cosa, el sistema está diseñado para detectar casos y eso es lo que está haciendo. Pero por otro lado, cada caso es una oportunidad para que las cosas salgan mal y se genere una transmisión adicional”, dice.

“La clave es: ¿se van a controlar estos casos? Yo creo que los japoneses tienen un buen plan para eso y tenemos que ver ahora si la implementación de sus medidas va a funcionar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.