close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Adiós al Seguro Popular: el Senado aprueba crear en su lugar el Instituto de Salud para el Bienestar

El Senado aprobó cambios a la Ley General de Salud y la Ley de los Institutos Nacionales de Salud con 67 votos a favor y 22 en contra.
Cuartoscuro Archivo
14 de noviembre, 2019
Comparte

La mayoría de Morena en el Senado aprobó en lo general la creación este jueves del Instituto de Salud para el Bienestar, que sustituye al Seguro Popular. Antes el dictamen ya había sido aprobado en la Cámara de Diputados.

Hasta las 20:00 horas, seguía la discusión de reservas.

Entérate: Así funcionará el nuevo Instituto de Salud para el Bienestar que sustituye al Seguro Popular

Las reformas a la Ley General de Salud y la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, en materia de acceso universal y gratuito a servicios de salud, avanzaron en lo general con 67 votos a favor, 22 en contra y 14 abstenciones.

“Las enfermedades graves ya no tendrán financiamiento, el #INSABI es una mentira que desprotege a los más vulnerables. Si la salud fuera prioridad para este Gobierno Federal, se vería reflejado en el presupuesto”, acusó en la discusión la senadora panista Guadalupe Murguía. 

Con la desaparición del Seguro Popular, “se pone en riesgo el derecho a la salud de más de 50 millones de mexicanos”, mencionó otro senador panista, Ismael Cabeza de Vaca.

Morena, por medio del senador Américo Villarreal, criticó que el Seguro Popular no garantizó el acceso a la salud de todos los mexicanos.

“Ahora en el 2019, con una política centrada en el humanismo, el desarrollo social y la reorganización o reingeniería, nos enfocamos en la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), para atender a los más de 64 millones de mexicanos sin seguridad social y a quienes se les brindará considerando a la salud como un derecho humano y no como una prestación laboral”, expresó el legislador en el pleno.

“Este gobierno quiere dar un gran impulso a la salud, otorgando una mayor cobertura en la oportunidad de los padecimientos y buscando la universalización de los servicios, con una visión desde la promoción, prevención, diagnóstico temprano, tratamiento oportuno y suficiente a estas nuevas enfermedades del siglo XXI. El nuevo modelo permitirá tener la suficiencia financiera. No es una utopía ni un proyecto fuera de la realidad”, agregó.

La senadora priista, Sylvana Beltrones, también puso en duda que el presupuesto contemplado para el INSABI resulte suficiente.

“Desde ahorita les decimos, esto no va a alcanzar para ejecutar el proyecto que pretenden”, dijo Beltrones.

“Entendemos que urge que la presente ley sea aprobada para que entre en el PEF 2020, pero, en este presupuesto la propuesta que se da, se queda corta, muy corta, ya que tiene contemplando 128 mil 589 millones de pesos al sector salud. Todavía si a esto le agregamos, como ustedes dicen, los 40 mil millones que van a tomar del Fondo que les dejamos, más si se le agrega la totalidad de los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, el monto sería insuficiente para una propuesta tan ambiciosa como la que aquí se presenta”, agregó.

Movimiento Ciudadano se manifestó en contra de la creación del Insabi, sustituto del Seguro Popular, de acuerdo con un comunicado del Senado, al considerar que  “se trata de una ocurrencia sin un estudio financiero sobre el costo de la seguridad social universal”.

El senador Samuel García aseguró que se necesitan 2.5 billones en recaudación para lograr los alcances que pretende la iniciativa del bloque mayoritario de Morena.

“Para que México pueda otorgar salud universal como viene en el dictamen, se requieren 2.5 billones de pesos, eso quiere decir, que nuestra recaudación fiscal que hoy va en 13% del PIB tiene que subir a 34, es decir, nuestro Presupuesto que hoy es de 6 billones tiene que llegar a 9”, mencionó García. 

“No hay otra manera presupuestal de garantizarle a todos los mexicanos salud universal como viene en este dictamen. No contiene un solo impacto económico de cuánto cuesta la seguridad social, pero la prometen y la dicen como el gran proyecto de este sexenio”, agregó. 

La creación del Insabi, acusó, significará que el Gobierno Federal “exprima a los estados, dando una estocada final al Federalismo, constituyéndose en su lugar un centralismo a ultranza”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la 'guerra de las ediciones' entre China y Taiwán evidencia la lucha política por controlar Wikipedia

Cualquiera puede escribir o editar entradas en Wikipedia. Pero ¿qué pasa cuando algunos gobiernos o grupos la usan como medio para impulsar una agenda política?
6 de octubre, 2019
Comparte

Pregúntale a Google o a Siri: “¿qué es Taiwán?”

“Un estado en el este de Asia”, responderán.

Pero a principios de septiembre, la respuesta habría sido: “una provincia en la República Popular China”.

Para las preguntas relacionadas con hechos, muchos motores de búsqueda, asistentes digitales y teléfonos apuntan a un solo lugar: Wikipedia.

Y Wikipedia había cambiado de repente su información sobre este tema.

La edición fue revertida, pero pronto cambió nuevamente. Y otra vez. Se convirtió en un tira y afloja editorial que hizo que el estado de Taiwán entrara y desapareciera del territorio chino constantemente, en el transcurso de un solo día.

“Este año es un año muy loco”, suspira Jamie Lin, miembro de la junta de Wikimedia Taiwán. Wikimedia es una fundación global cuyo proyecto principal es Wikipedia, la creadora de la llamada enciclopedia libre.

“Una gran cantidad de taiwaneses que trabajan para Wikipedia han sido atacados”, agrega.

La “guerra de las ediciones”

Wikipedia es un movimiento tanto como un sitio web.

Cualquiera puede escribir o editar entradas en su página online y, en casi todos los países del mundo, existen comunidades de “Wikipedianos” para contribuir con ella y protegerla.

Wikipedia, la mayor colección de conocimiento humano jamás acumulada, disponible para todos en línea de forma gratuita, es posiblemente el mayor logro de la era digital. Pero a los ojos de Lin y sus colegas, la enciclopedia digital ahora está bajo ataque.

Jamie Lin

BBC
Jamie Lin (izquierda) es uno de los muchos “Wikipedianos” taiwaneses preocupados por las ediciones que se hacen a la enciclopedia en línea.

La guerra de las ediciones de contenido sobre Taiwán fue solo uno de los numerosos casos que han estallado en la vasta extensión de entradas multilingües de Wikipedia.

La página que habla de las recientes protestas en Hong Kong, por ejemplo, había experimentado 65 cambios en el espacio de un día, en gran parte por cuestiones de lenguaje. Los hongkoneses que protestaban contra China, ¿eran manifestantes? ¿O alborotadores?

La entrada en inglés para las islas Senkaku decía que eran “islas en el este de Asia”, pero a principios de este año la página equivalente en mandarín había sido cambiada para agregar la descripción: “territorio inherente de China”.

Las protestas de la Plaza Tiananmen de 1989 fueron editadas en mandarín para describirlas como “el incidente del 4 de junio” para “sofocar los disturbios contrarrevolucionarios”.

En la versión en inglés, el Dalai Lama es un refugiado tibetano. En mandarín, es un exiliado chino.

Las fuertes diferencias de opinión tienen lugar todo el tiempo en Wikipedia. Pero para Lin el caso de China y Taiwán es diferente.

“Se trata del control por parte del gobierno chino”, dice. “Eso es muy terrible”.

“Ideales socialistas”

Una investigación de BBC Click encontró casi 1,600 ediciones tendenciosas en 22 artículos políticamente sensibles. No podemos verificar quién realizó cada una de ellas, por qué o si reflejan una práctica más generalizada.

Sin embargo, existen indicios de que no todos son necesariamente orgánicos, ni aleatorios.

Tanto un funcionario como académicos de China han comenzado a pedir que su gobierno y sus ciudadanos corrijan sistemáticamente lo que argumentan que son prejuicios serios contra los chinos en Wikipedia.

Taiwán

Getty Images
Las protestas contra China en Taiwán son habituales.

La enciclopedia alberga un artículo llamado “Oportunidades y desafíos de la comunicación exterior de China”, que fue publicado en el Journal of Social Sciences este año.

En él, los académicos Li-hao Gan y Bin-Ting Weng argumentan que “debido a la influencia de los medios extranjeros, las entradas de Wikipedia tienen una gran cantidad de palabras prejuiciosas contra el gobierno chino”.

También dice: “Debemos desarrollar una estrategia de comunicación externa dirigida, que incluya no solo reconstruir un conjunto de sistemas de discurso de comunicación externa, sino también cultivar editores influyentes en la plataforma wiki”.

Y terminan con un llamado a la acción.

“China necesita con urgencia alentar y capacitar a los internautas chinos para convertirse en líderes y administradores de opinión de la plataforma Wikipedia, quienes pueden adherirse a los ideales socialistas y formar equipos editoriales”.

Vandalismo en la “enciclopedia libre”

“‘Contar la historia de China’ es un concepto que ha ganado gran fuerza en los últimos años”, explica a BBC Click Lokman Tsui, profesor asistente de la Universidad China de Hong Kong.

“Piensan que muchas de las percepciones que la gente tiene de China en el extranjero son en verdad confusiones”.

Protestas en Hong Kong

Getty Images
Las protestas de Hong Kong son un tópico por el que también ha habido un “tira y afloja” con la información que se registra en Wikipedia.

Para Tsui, ahora está ocurriendo un cambio importante a medida que China moviliza su sistema de control interno en la web para extenderse más allá de sus fronteras y enfrentar lo que ellos perciben como conceptos erróneos que existen sobre el país.

Wikipedia ha enfrentado el problema del vandalismo desde su inicio. Y este se puede revertir en un segundo: las páginas se pueden bloquear y el sitio es patrullado por una combinación de bots y editores.

Sin embargo, gran parte de la actividad que describió Lin no es del todo vandalismo. En algunos casos, como con la soberanía de Taiwán, se trata de hacer valer un reclamo sobre otros, cuando hay un tema en disputa .

Otros casos, aún más sutiles, se tratan de una poda del lenguaje para dejar clara una opinión política, especialmente en las publicaciones en mandarín.

¿Deberían considerarse las protestas de Hong Kong “contra” China? ¿Se debería llamar a una comunidad “pueblo taiwanés de ascendencia Han”, o “subgrupo de chinos Han, nativos de Taiwán?”

Sobre este tipo de territorio lingüístico se libran muchas de las batallas más feroces.

¿Estrategia coordinada?

Los ataques a menudo no son al contenido de Wikipedia, sino a la comunidad de quienes la hacen.

Según Lin, en Taiwán ha habido amenazas de muerte dirigidas contra estas personas. Una de estas amenazas, lanzada en el canal Wikimedia Telegram Channel, dice: “los policías disfrutarán del informe forense de tu madre”.

Dalái lama

BBC
En la página en inglés de Wikipedia, el Dalai Lama es un refugiado tibetano. En mandarín, es un exiliado chino.

A menudo es imposible atribuir la actividad en línea a una fuente, y tampoco existe un vínculo directo y comprobado entre ninguna de estas ediciones y el gobierno chino.

“Es absolutamente concebible”, dice Tsui, “que la gente de la diáspora, los chinos patriotas, estén editando estas entradas de Wikipedia. Pero decir eso es ignorar la estrategia coordinada estructural más amplia que el gobierno tiene para manipular estas plataformas”.

Si bien estas ediciones no tienen autor, ocurren en el contexto en que varios estados, incluido China, han intensificado sus intentos de manipular sistemáticamente las plataformas en línea.

Lo han hecho en Twitter y Facebook, y los investigadores de todo el mundo han advertido sobre la propaganda en línea respaldada por el estado. En comparación con casi cualquier otra plataforma en línea, Wikipedia es un objetivo tentador, incluso obvio.

“No me sorprende en absoluto”, dice Heather Ford, profesora titular de culturas digitales de la Universidad de Nueva Gales del Sur, quien ha investigado ampliamente sobre la edición política en Wikipedia.

“Me sorprende que haya tardado tanto. Wikipedia es una fuente prioritaria de hechos y conocimiento sobre el mundo”, agrega.

Entrada en Wikipedia

BBC
Algunos arguyen que pequeñas alteraciones a las entradas en Wikipedia pueden cambiar las percepciones de los lectores.

Por supuesto, cada estado se preocupa por su reputación.

“China es la segunda economía más grande del mundo y está haciendo lo que cualquier otro país en su posición haría”, dice Shirley Ze Yu, una investigadora sénior de la Escuela de Economía de Londres.

“Hoy China le debe al mundo una historia contada por sí misma y desde su propia perspectiva. Creo que no es solo un privilegio chino, es realmente una responsabilidad”.

Entonces, ¿la “guerra de las ediciones” entre Taiwán y China solo significa que este último intenta contar su propia historia? ¿O que está usando la enciclopedia libre para hacer propaganda en línea?

Al menos en el caso de Wikipedia, la respuesta depende de cuál de estos dos usos es el que crees que debe tener internet.

Una cosa es segura: está creciendo el poder digital de los estados cuyas luchas geopolíticas para definir la verdad ahora se extienden a lugares como Wikipedia.

Y espacios como este se han vuelto demasiado grandes, demasiado importantes, para que puedan ser ignorados.

El equipo de BBC Click contactó a la Embajada de China para obtener un comentario, pero no obtuvo respuesta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.