Secuestros, extorsiones: Solicitantes de asilo que devolvió EU son violentados en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Secuestros, extorsiones: Solicitantes de asilo que devolvió EU son violentados en México

De acuerdo con la organización Human Rights First más de 300 solicitantes de asilo que devolvió EU han sufrido violencia en México este año.
Cuartoscuro Archivo
21 de noviembre, 2019
Comparte

“Amor, ellos van a matarnos”, le dijo un migrante hondureño a su esposa cuando los tenían secuestrados en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Después ella y su hijo de tres años fueron liberados, pero su esposo quedó cautivo, y ella quedó en la incertidumbre, sin saber qué había sido de él.

Este es uno de los casos que documentó la organización Human Rights First, de migrantes en su mayoría centroamericanos (aunque también de países como Venezuela e incluso mexicanos) que han sufrido secuestros, extorsiones, tortura, violaciones y otros ataques en México, luego de que pidieron asilo a Estados Unidos y las autoridades de ese país los enviaron a territorio mexicano, a esperar una resolución de su juicio migratorio.

Lo anterior, como parte del programa que comenzó en enero, de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también conocido como “Quédate en México”.

Human Rights First indicó que de enero a octubre han documentado al menos 340 casos de migrantes que sufrieron violencia en México, luego de solicitar asilo y que se les aplicara dicho programa, MPP. Sin embargo, la organización menciona que la cifra aún se queda corta, ya que en muchos casos los migrantes no han denunciado sus casos, ni a la prensa, autoridades o a instancias de derechos humanos.

En su reporte, Human Rights First acusa a las autoridades estadounidenses de enviar a individuos vulnerables, como mujeres embarazadas, personas con enfermedades o a integrantes de la comunidad LGBT, a sitios peligrosos o con altos niveles de violencia en México como Nuevo Laredo, para esperar la resolución de su juicio migratorio.

“Los refugiados y los migrantes están varados en México con frecuencia en condiciones inhumanas y horribles. Más de mil niños, familias y adultos duermen en las calles frente al punto de entrada de Matamoros sin acceso adecuado a agua o medidas sanitarias, llenos de miedo de adentrarse a la ciudad  debido a la extrema violencia que hay allí. Una enfermera estadounidense, de visita como voluntaria, le dijo a los investigadores de Human Rights First que muchos de los niños sufren diarrea y deshidratación”, refirió la organización.

En su reporte de octubre, los investigadores de Human Rights First identificaron casos de violencia contra migrantes retornados en ciudades como Nuevo Laredo, Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa, Matamoros y Mexicali. 

A mujeres embarazadas, señaló la organización, Estados Unidos les ha aplicado el “Quédate en México”, incluso a un niño que tiene Síndrome de Down y a al menos 50 ciudadanos mexicanos, pese a que en las reglas del programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) se establece la prohibición de ejecutarlo a personas vulnerables, y a personas mexicanas, que deberían estar exentas según lo acordado.

En una comunicado fechado el 20 de noviembre, más de cien organizaciones y colectivos nacionales e internacionales de derechos humanos informaron sobre el envío de una carta al gobierno mexicano, “para solicitar información sobre las medidas que ha implementado frente a las violaciones de derechos humanos que enfrentan las personas solicitantes de asilo en la frontera norte”, casi un año después un año después de que se anunciara la implementación de los “Protocolos de Protección a Migrantes” o el “Quédate en México”.

En la carta, dirigida a Marcelo Ebrard Casaubon, Secretario de Relaciones Exteriores, y a Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, “las organizaciones de derechos humanos expresan que, hasta la fecha, más de 55,000 personas solicitantes de asilo en los Estados Unidos han sido devueltas a México para esperar sus audiencias. Asimismo, reconocen que la ‘irresponsable expansión’ de este programa ‘ha agravado la situación en las ciudades fronterizas mexicanas y expuesto a graves riesgos a miles de personas'”.

Más de 1,000 personas se encuentran durmiendo en la calle o en tiendas de campaña en Matamoros, Tamaulipas, agregaron, “donde están expuestos a la intemperie, a enfermedades producto de una falta de saneamiento básico y a la persecución por parte de grupos criminales y, en ocasiones, por las propias autoridades”.

Esta situación de riesgo, continuaron, se replica en todas las ciudades fronterizas y se agrava para personas en mayor situación de vulnerabilidad como mujeres embarazadas, miembros de la comunidad LGBTTTIQ, y personas con discapacidad.

“Estas personas están siendo devueltas a México aunque se había acordado que personas en circunstancias especiales, incluyendo a aquellas con problemas identificados de salud física y/o psicológica, así como personas que sufrirían persecución o tortura en México, no serían devueltas bajo el Protocolo ‘Quédate en México'”, apuntaron en su mensaje.

“Ante este grave contexto, las organizaciones de derechos humanos requieren que el Estado mexicano dé información, entre otros, sobre las medidas que está adoptando para atender los riesgos y vacíos de protección a los que se enfrenta la población en la frontera norte, así como las acciones adoptadas para garantizar el acceso efectivo de derechos a personas sujetas a MPP, en particular con respecto a su acceso a servicios de salud, asistencia jurídica, trabajo, vivienda y saneamiento básico”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el escándalo por la aparición de decenas de cadáveres en camiones de mudanza en Nueva York

La policía de Nueva York encontró decenas de cadáveres en camiones de mudanza en Brooklyn. Las autoridades no han confirmado si los cuerpos pertenecían a víctimas de COVID-19 pero la ciudad ha estado luchando desde marzo para gestionar la gran cantidad de muertos a causa de la pandemia.
1 de mayo, 2020
Comparte

El olor que salía de dos camiones de mudanza y el goteo que caía de su interior alarmó a los vecinos y transeúntes de la calle Utica la mañana del miércoles.

Hasta el lugar, ubicado en Brooklyn, Nueva York, llegó la policía. Lo que los agentes encontraron fue estremecedor: decenas de cadáveres almacenados en los vehículos.

La funeraria Andrew T. Cleckley había alquilado camiones y colocado unos 50 cadáveres dentro con hielo.

La policía cercó el área y luego llegó un camión refrigerado. Unos trabajadores del estado de Nueva York fueron vistos más tarde con trajes de protección moviendo los cuerpos al nuevo vehículo.

Residentes del área le dijeron a la cadena CBS que se habían estado quejando del olor desde hacía un par de semanas.

Un vecino de la funeraria le dijo al canal televisivo que el martes “tenían cuerpos por todo el piso dentro del local”.

“Estaban descargando cuerpos. Salían uno por uno, goteando sangre. Y esos tipos que estaban trabajando, estaban comiendo sin nada en las manos. Sin máscaras, sin guantes, nada, y parecía algo sospechoso debido a la cantidad de gente que estas personas recolectaban”, contó.

“Ah, y el olor, olvídate. Era abrumador”, dijo.

Funeraria desbordada

No está claro si los cadáveres pertenecían a víctimas de covid-19. Pero las autoridades y las funerarias de Nueva York han estado luchando desde marzo para hacer frente a la gran cantidad de muertos en el estado, el más afectado en Estados Unidos por la pandemia.

Andrew T. Cleckley, dueño de la funeraria, le dijo a The New York Times el jueves que se había quedado sin espacio para almacenar los cadáveres.

Policía al lado de los camiones llenos de cadáveres en Nueva York.

Reuters
La gente de los alrededores de la funeraria llamó a las autoridades para quejarse por el olor.

Las autoridades de Nueva York han enviado decenas de morgues móviles o tráileres con refrigeración a hospitales y otros puntos de la ciudad para evitar que los cadáveres se acumulen y se descompongan en lugares inapropiados, como ha ocurrido en otros países golpeados por el virus.

Sin embargo, Cleckley dijo que no había podido conseguir o comprar un camión refrigerado debido a la actual escasez de estos vehículos.

“Los cuerpos se nos salen por las orejas, le dijo al periódico.

Cleckley contó que solo en abril había recibido más llamadas de deudos pidiendo sus servicios que en todo 2019 y reconoció que había asumido “más trabajo del que podía manejar”, según The New York Times.

Hasta este jueves, más de 18.000 personas habían muerto solo en la ciudad de Nueva York a causa del covid-19, según datos de la Universidad Johns Hopkins, que monitorea el avance mundial de la enfermedad en tiempo real.

En todo el país, EE.UU. había superado para entonces el millón de casos confirmados de coronavirus, más que cualquier otro país.

“Haz algo en vez de dejar los cuerpos ahí”

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo en una conferencia este jueves que se trataba de una “situación horrible” y que era “absolutamente inaceptable”.

“Las funerarias son empresas privadas. Tienen la obligación con las personas a las que sirven de tratarlos con dignidad”, dijo.

“No tengo idea de cómo una funeraria podría permitir que esto suceda”, agregó.

“¿Por qué no alertaron al estado, que los regula, o fueron a la policía de Nueva York y pidieron ayuda? Haz algo en lugar de dejar los cuerpos allí”.

Paramédicos ingresando a una persona a una ambulancia.

Getty Images
Hasta este jueves, más de 18.000 personas habían muerto solo en la ciudad de Nueva York a causa del covid-19.

Por ley, los directores de funerarias deben mantener los cuerpos en condiciones seguras para evitar la propagación de infecciones antes de ser enterrados o cremados.

El teniente John Grimpel, portavoz de la policía de Nueva York, dijo a The Washington Post que no habían puesto cargos criminales por el incidente.

Pero el Departamento de Salud de Nueva York citó a la funeraria a causa del manejo de los cadáveres, según un funcionario citado por The New York Times.

“Si hubiera sido mi padre, mi madre, mi hermano, mi hermana, no están respetando a los muertos, estaría muy molesto”, dijo John DiPietro, un vecino de la funeraria, a CBS.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.