Tortura persiste como práctica común pese a creación de fiscalía y mecanismo de prevención: Artículo 19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Tortura persiste como práctica común pese a creación de fiscalía y mecanismo de prevención: Artículo 19

Un informe de Artículo 19 señala tres factores por los que la tortura continúa siendo una práctica generalizada en México.
Cuartoscuro Archivo
27 de noviembre, 2019
Comparte

A pesar de la creación de leyes especiales, como la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura, aprobada en 2017, y la creación de una fiscalía especializada y del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, el uso de la tortura en México por parte de autoridades policíacas y de investigación continúa siendo una práctica común para cerrar casos mediante la fabricación de “falsas verdades”.

Esta es una de las principales conclusiones expuestas por la organización civil Artículo 19 en su más reciente informe Fabricación de falsas verdades en el sistema de justicia penal, en el que advierte que una de las formas de tortura más graves que persisten es la tortura sexual contra las mujeres, a pesar de que, en años pasados, el Estado mexicano ya ha sido condenado internacionalmente por este tipo de violaciones. 

En consonancia con lo expuesto por organismos internacionales como la ONU, el informe subraya que la tortura no es cuestión de unos cuantos elementos que actuaron mal, sino que se trata de una práctica generalizada en México que ha contado desde décadas con el beneplácito de altas esferas gubernamentales. 

En particular, el estudio destaca tres factores por los que la tortura continúa repitiéndose en el país, independientemente del gobierno en turno, y a pesar de la aprobación de leyes y mecanismos para combatirla. 

“Así funcionan las cosas desde siempre”

El primer factor es que la tortura es una práctica común, normalizada, e institucionalizada, “que se percibe como eficiente en las corporaciones policiales”. 

Sobre este punto, Artículo 19 expuso que solicitó entrevistar a 20 elementos policiacos para conocer su opinión sobre el uso de la tortura, de los cuales solo 5 dieron respuesta. En las entrevistas, los agentes consideraron que el uso de la fuerza física excesiva es una práctica recurrente que les da resultados. 

“Así es como funcionan las cosas desde siempre, así nos enseñaron”; “se trata de una práctica ancestral”; “se nos adiestra así desde las academias, sabemos que es parte de ser policía”; “así se hace desde hace muchos años y así ha funcionado”; “es una práctica fea, no debería ser así, pero funciona”, fueron algunas de las respuestas de los elementos policiacos.  

Además, los propios agentes policiacos señalaron que el uso de la violencia física es común, incluso, al interior de las academias de instrucción, como parte del proceso de “volverse policía”; motivo que contribuye a que la tortura sea vista como algo ‘normal’ entre los elementos, y a que se genere un ambiente de propensión a la discreción y a los abusos.

Comer parado una bandeja completa de comida en solo seis minutos; correr bajo el sol durante horas; recibir duchas de agua fría amarrado a la regadera; recibir ‘palazos’ (golpes en el coxis); recibir ‘cocodrilazos’ (mordeduras hasta que se formen moretones o lesiones); o rapar a las mujeres cuando se les desata el cabello durante un entrenamiento, son algunas de las prácticas de abusos que los agentes policiacos soportan durante sus entrenamientos. 

Dar resultados a como dé lugar

El segundo factor hace referencia a que aún es insuficiente la capacitación y profesionalización en las fuerzas de seguridad en temas relacionados con derechos humanos, y a que un elevado número de policías entran a la corporación por motivos que no tienen que ver con la vocación de servir y proteger a la ciudadanía. 

Y como muestra de lo anterior sirva un dato: casi 4 de cada 10 policías a nivel nacional dijeron que ingresaron a su corporación porque perdieron su empleo original, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial del INEGI. 

El tercer factor que señala Artículo 19 es que aún existe una exigencia de cuota a los policías para detener personas y dar resultados rápidos. 

“A mí me piden resultados y yo doy resultados. Me piden que encuentre a quién hizo esto o lo otro, y yo voy a ver cómo le hago, pero lo voy a encontrar. Se nos exige que demos resultados, sea como sea”, expuso uno de los policías entrevistados para el informe. 

Gabriela Ortiz Quintero, investigadora y experta en el nuevo sistema de justicia oral, sostuvo que “existe una práctica de cuotas de consignación” que está encaminado a “obtener solo una posible vinculación a proceso y despreocuparnos por lo que ocurra con el resto de la investigación, en términos de su éxito o fracaso”. 

Esto, subrayó la investigadora, implica “un claro incentivo hacia la tortura”. 

Entre las prácticas de tortura más recurrentes, señala el informe, están las denominadas ‘paseaditas’, que consisten en que, tras la detención de una persona por elementos policiacos, éstos llevan a la persona en vehículos oficiales o paraoficiales a un destino desconocido. 

Y en ese intervalo de tiempo, antes de la puesta a disposición en el Ministerio Público de turno, la persona detenida es sometida a interrogatorios y a agresiones físicas para obtener una supuesta confesión, o una versión de los hechos que lo implique directamente en un caso. 

En casos documentados de tortura, como el del estudiante de la UNAM Enrique Guerrero Aviña, quien fue ‘levantado’ por elementos policiacos que, durante el traslado al Ministerio Público, lo golpearon, lo asfixiaron con una bolsa de plástico, y lo amenazaron con violarlo si no confesaba un supuesto delito, se utilizó este modus operandi de la ‘paseadita’. 

Según la Encuesta Nacional de Población Privada de Libertad (ENPOL) 2016, 7 de cada 10 personas arrestadas en el fuero federal dijeron haber sufrido algún tipo de tortura. La forma de tortura más utilizada es la amenaza de levantamiento de cargos falsos: 5 de cada 10 detenidos dijeron que fueron amenazados de esta forma. 

El desnudamiento (46%), y recibir patadas o puñetazos durante el arresto (45%), fueron las otras formas más comunes de tortura. 

El Mecanismo de Prevención no es agente de cambio

El informe de Artículo 19 también subraya que, a la fecha, el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura no ha sido un agente de cambio para erradicar el uso de la tortura por parte de elementos policiacos y de investigación. 

Básicamente, el Mecanismo se ha dedicado a hacer rutinas de trabajo centradas en la “inspección” de las condiciones materiales en los lugares de detención. 

“Las visitas a tales lugares efectuadas por el Mecanismo se limitan a procedimientos de observación de aplicación de un check-list de las condiciones de detención, sin cuestionar aspectos de fondo, como, por ejemplo, el hecho mismo de que las personas detenidas estén a ‘disposición’ de la misma autoridad que investiga la conducta que se les atribuye”, plantea el informe. 

“Tampoco se estudian las salvaguardas y protecciones procesales que debieran existir para evitar la tortura durante la detención, como es el caso de la obligación de informar en tiempo real el lugar de detención; la comunicación con la defensa y la intervención de representantes de organismos de la sociedad civil que funjan como observadores, especialmente en los sitios de retención del MP”, añade Artículo 19 en su investigación. 

En conclusión, para Artículo 19 el Mecanismo está subutilizando sus capacidades funcionales e, incluso, está “subestimando” el propio mandato para el que fue creado, limitándose a cuestiones meramente de inspeccionar las condiciones materiales en los lugares de detención. 

“En la actuación del Mecanismo no se aprecian acciones constantes ni contundentes encaminadas a la generación de cambios en el campo de la cultura cívica. Igualmente, se ha omitido acudir a las tecnologías de la información y los recursos de comunicación para que la negación de la presunción de inocencia y la práctica de tortura sean entendidas como legal, ética y políticamente inadmisibles”, concluyó Artículo 19.

 Lee aquí el informe completo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Volcán de La Palma: imágenes que muestran su impacto tras el aumento de explosividad

Este viernes, las autoridades advirtieron que el volcán intensificó su actividad. Estos gráficos y fotos muestran el alcance y el impacto que hasta ahora ha causado la erupción.
25 de septiembre, 2021
Comparte

La actividad del volcán Cumbre Vieja se intensificó este viernes.

El volcán, ubicado en la isla de La Palma, en el archipiélago de las Canarias, entró en erupción el domingo 19 de septiembre.

Desde entonces, la lava del volcán ha destruido cientos de edificaciones y varios kilómetros de carretera, y ha forzado la evacuación de miles de vecinos de la isla.

En la tarde del viernes, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) informó que aumentó “la explosividad” del volcán, con lo cuál también se intensificó la lluvia de material piroclástico, compuesto de cenizas y rocas de diverso tamaño.

El IGME indicó un “aumento del índice de explosividad del volcán”, que se refiere a la cantidad de material expulsado y la altura alcanzada por la columna de humo.

El servicio de bomberos de la vecina isla de Tenerife anunció en Twitter que suspenderían las actividades para evitar riesgos.

Según el IGME, este aumento de la explosividad está asocidado a la aparición de dos nuevas bocas eruptivas, lo que ha obligado la evacuación de cerca de mil vecinos que aún permanecían en tres de las zonas más amenazadas de Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo, informó la Agencia EFE.

Volcán en La Palma

Getty
El volcán ha generado una nube de cenizas.

Las autoridades temen que el cono del volcán se desmorone en medio de un episodio explosivo sin precedentes desde que comenzó la erupción.

Debido al aumento en la emisión de cenizasse cancelaron varios vuelos que operan entre el archipiélago de las Canarias, según informó EFE.

Por su parte, Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, anunció que la próxima semana declarará La Palma como “zona de catástrofe” y que emprenderá un plan especial para la reconstrucción de la isla con ayudas “inmediatas” para quienes han perdido sus casas o modos de vida a causa del volcán.

Volcán

BBC

¿Qué ocurre en La Palma?

La lava ha estado fluyendo por la montaña y a través de los pueblos, desde que el volcán Cumbre Vieja entró en erupción el 19 de septiembre, lanzando chorros de lava y cenizas al aire.

Más de 6.000 personas han sido evacuadas, incluidos 400 turistas que han sido trasladados a la vecina isla de Tenerife.

La Palma, una de las islas más occidentales y pequeñas de las Canarias, es conocida por no ser tan turística como otras islas del archipiélago.

En las imágenes de abajo se puede observar la lava -roca fundida que se torna negra al exponerse al aire- envolviendo a los poblados y rodeando algunos edificios.

Algunas personas lo han perdido todo.

Volcán en La Palma

Reuters

Una imagen del fotógrafo Alfonso Escalero capturó la que ha sido llamada la “casa milagrosa”, porque logró escapar del flujo de lava.

Volcán en La Palma

Alfonso Escalero

Los agricultores de la isla se han apresurado para salvar las cosechas de plátanos, aguacates y uvas antes de que la lava llegue a las plantaciones, de las que muchos isleños dependen para su sustento.

Agricultor en Las Palmas

Getty

¿Qué tan rápido fluye la lava?

El flujo ha pasado por los pueblos de El Paraíso y Todoque y avanza lentamente hacia el mar, en algunas partes a unos cuatro o cinco metros por hora.

Hacia el norte, el flujo de lava de 12 metros de altura, que alcanza los 1.000 °C, casi se ha detenido.

Hasta este viernes, la corriente de lava tenía 3.800 m de largo y 2.100 m de distancia desde la costa, según el Departamento de Seguridad Nacional de España (DSN).

Volcán

BBC

Aproximadamente 240 hectáreas, con un perímetro de 15,7 km, se han visto afectadas, según el DSN.

Unos 420 edificios y 15,2 km de carreteras han sido destruidos, según el servicio de mapas satelitales Copernicus EMS.

Volcán

BBC

Ahora existe la preocupación de que cuando la lava llegue al mar pueda crear nubes de gas ácido y tóxico, que puede ser peligroso si se inhala.

Las columnas de gas pueden provocar irritaciones en los ojos, los pulmones y la piel.

Se ha habilitado una área de exclusión a lo largo de la costa para evitar que los barcos lleguen a la zona.

La erupción también ha provocado una nube de ceniza de 4.500 m de altura y se arrojan al aire toneladas de dióxido de azufre.

La nube ahora se desplaza hacia el noreste hacia el Mediterráneo y el territorio continental español, informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Volcán en La Palma

Getty
Miles de personas han tenido que evacuar sus hogares.

¿Cuánto durará la erupción?

El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) estima que la erupción podría durar entre 24 y 84 días.

Raúl Pérez, del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), dijo que mientras continúe la erupción, seguirá empujando lentamente el flujo de lava.

Si la erupción continúa durante meses en lugar de semanas, en algún momento podría llegar al mar, informó la Agencia EFE.

En el período previo a la primera expulsión de lava, la actividad sísmica cerca de la superficie de la isla aumentó significativamente, como muestra el gráfico de abajo.

Volcán

BBC

Los datos del Instituto Geográfico Nacional de España muestran cómo una serie de pequeños temblores comenzaron a ocurrir el 11 de septiembre, bajo una cadena montañosa conocida como Cumbre Vieja, lo que llevó a los científicos a creer que podría haber magma empujando debajo de la superficie de la Tierra.

Esta actividad sísmica se trasladó gradualmente a la superficie y, en los dos días anteriores a la erupción, los temblores se sintieron a 100 metros bajo tierra.

Volcán en La Palma

Getty
El gobierno ha prometido ayudas para los daminificados.

Aunque la actividad sísmica ahora es baja, el volcán sigue arrojando lava y el presidente del gobierno español ha advertido que vendrán “días muy largos”.

El gobierno nacional ha prometido ayuda a quienes han perdido sus hogares, y el gobierno local está comprando viviendas vacías como parte de un plan de reasentamiento.

La última erupción del volcán Cumbre Vieja fue en 1971 y duró poco más de tres semanas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NMHZhtICoU0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.