Violencia familiar contra las mujeres subió 900% en México entre 2003 y 2018
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Violencia familiar contra las mujeres subió 900% en México entre 2003 y 2018

Querétaro y Guerrero fueron las entidades con mayor violencia familiar en contra de mujeres, mientras que Chiapas y Oaxaca las que menos casos registraron.
Cuartoscuro
Por Hallazgos Índice GLAC
26 de noviembre, 2019
Comparte

A nivel internacional, la violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja, constituye un grave problema de salud pública. Estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual de pareja, o por terceros, en algún momento de su vida.

En 2016, el 77.4% de los países que forman parte de la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas (UNODC por sus siglas inglés) no reportaron sus cifras de feminicidio. Entre estos se encuentran Estados Unidos, Suecia y Noruega.

De los 34 países que sí reportaron (equivalentes al 22.6%), México ocupó la posición 33, donde 1 es peor y 34 mejor. Granada, Guyana y República Dominicana fueron los que registraron las cifras más altas de homicidios de mujeres perpetrados por sus parejas, exparejas o terceros.

A pesar de México ocupó los últimos lugares en el ranking de feminicidios entre los países que reportaron datos y que en los dos últimos años se ha registrado una disminución de este delito, entre 2003 y 2018, la violencia familiar en contra de las mujeres aumentó casi 751%. 

Entre 2013 y 2018 los casos de violencia familiar en contra de mujeres se incrementaron 751%.

En 2003, se registraron 15 casos de violencia familiar por cada 100 mil mujeres. En 2010 se observó un crecimiento de 421% al pasar a 70 casos y en 2018 la tendencia continuó con 122 casos por cada 100 mil mujeres. 

Lee: Suman casi 3 mil mujeres asesinadas en México en 2019; solo 726 se investigan como feminicidios

Entre enero y octubre de 2019 se registraron 102 casos por cada 100 mil mujeres, tendencia que de continuar cerrará en valores cercanos a 2018 y 2017.

En este mismo lapso Querétaro y Guerrero fueron las entidades con mayor violencia familiar en contra de mujeres, mientras que Chiapas y Oaxaca las que menos casos registraron.

Durante la tercera semana de noviembre 2019, la Seguridad con Bienestar del país se vio impactada negativamente por los casos de violencia contra la mujer.

Destacaron las llamadas de emergencia al 911 por incidentes de violencia familiar, siendo la Ciudad de México y Nuevo León, las entidades más afectadas (SNSP). 

Entre enero y septiembre del 2019 una de cada 10 llamadas ocurrió en la capital del país o en la entidad norteña, mientras que en conjunto, las 32 entidades federativas acumularon 546,799 auxilios relacionadas con incidentes de violencia familiar.

Te puede interesar: Marcha del #25N: Mujeres protestan contra violencia machista y feminicidios

El 14 de noviembre de 2019 destacó el inicio del programa “Puertas Violetas” en el Estado de México, cuyo objetivo es brindar hospedaje, alimentación, servicios educativos, médicos y legales a las mujeres agredidas mediante tres líneas de acción: resguardar y restituir los derechos de las mujeres en riesgo y sus hijos, así como complementar el trabajo de la Policía de Género del estado y los municipios por medio de la atención especializada y efectiva de llamadas de rescate y auxilio. La Secretaría de Gobernación analiza replicar aspectos de la iniciativa a nivel federal.

El 15 de ese mes, el Gobierno de Oaxaca presentó el “Botón de Auxilio” como una medida para atender a las mujeres que son víctimas de violencia, el cual, consiste en un pequeño dispositivo que al ser presionado contacta en forma directa a las autoridades del C4 para atender la emergencia correspondiente.

El 21 de noviembre, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, decretó la Alerta por Violencia en contra de las mujeres de la Ciudad de México con el fin de “hacer más visible el problema”.

Anunció también que a finales de noviembre enviará una iniciativa al Congreso de la Ciudad de México, para crear el Registro Público de Agresores Sexuales e  hizo un llamado a aprobar la Ley Olimpia, la cual sanciona el acoso y la violencia digital. 

Científicos descubren por qué el estrés te hace tener canas

Un descubrimiento casual durante una investigación con ratones abre la opción a desarrollar un medicamento que retrase la aparición de las canas.
23 de enero, 2020
Comparte

Pasan los años y el cuerpo cambia. Es inevitable: tarde o temprano todos los seres humanos terminaremos con la piel más arrugada y, probablemente, con la pérdida parcial de uno u otro sentido.

Pero quizás uno de los signos más evidentes (y simbólicos) de la vejez, está en el cabello: esos pelos blancos que, sin previo aviso, comienzan a aparecer.

Sin embargo, un nuevo experimento llevado a cabo por investigadores estadounidenses y brasileños confirma que no solo la vejez es la culpable de un pelo canoso sino también el estrés.

El estudio -publicado en la revista Nature– explica por qué esta condición mental afecta el color del cabello y rebela una potencial solución para frenar la temida aparición de las canas.

¿Cómo hicieron el experimento?

Fue un hallazgo casual. Científicos de las universidades de Sao Paulo y Harvard estaban experimentando con ratones cuando notaron que, tras un intenso estrés, las células madre que controlan el color de la piel y el cabello, se habían dañado.

En cuestión de semanas, los ratones de pelaje oscuro se volvieron completamente blancos.

Ratón con pelo blanco

William A Goncalves
En cuestión de semanas, los ratones de pelaje oscuro comenzaron a mostrar pelos blancos.

La explicación detrás de esto, es más o menos así: el dolor en los ratones provocó la liberación de adrenalina y cortisol, haciendo que sus corazones latieran más rápido y la presión arterial aumentara, afectando el sistema nervioso y causando un estrés agudo.

Este proceso aceleró el agotamiento de las células madre que producían melanina en los folículos capilares. Y, así, el pelo se les puso blanco.

“Ahora sabemos con certeza que el estrés es responsable de este cambio específico en la piel y cabello, y cómo funciona”, explicó a BBC el profesor Ya-Cieh Hsu, autor de la investigación de la Universidad de Harvard.

El académico aseguró que el impacto perjudicial del estrés fue “más allá de lo que imaginaba”.

“Esperaba que el estrés fuera malo para el cuerpo”, dijo. “Pero después de unos pocos días, se perdieron todas las células madre regeneradoras de pigmento”, agregó.

El académico afirmó que, una vez que se pierden estas células madre, ya no se puede volver atrás. “El daño es permanente”, dijo.

¿Se puede retrasar la aparición de canas?

El hallazgo fue sorpresivo para los investigadores pues no tenían claro cómo el estrés podía afectar realmente los pelos de nuestras cabezas.

Mujer con canas

Getty Images
La investigación abre la opción a crear una fórmula para retrasar la aparición de canas.

Tras la investigación, aseguran que vale la pena explorar más sobre esta materia para desarrollar un medicamento que evite la pérdida de color del cabello debido al envejecimiento.

Las canas en hombres y mujeres pueden aparecer en cualquier momento a partir de los 30 años. El envejecimiento y los genes han sido los dos factores que, hasta ahora, se conocían que afectaban su posible aceleramiento.

En otro experimento, los investigadores descubrieron que podían bloquear los cambios dándoles a los ratones un antihipertensivo, que reduce la presión arterial alta.

Y al comparar los genes de los ratones que sintieron dolor con los de otros ratones, identificaron la proteína involucrada en causar daño a las células madre por el estrés.

Cuando se suprimió esta proteína -llamada Quinasa Dependiente de Ciclina (CDK, por sus siglas en inglés)-, el tratamiento evitó un cambio en el color de su pelaje.

Esto deja la puerta abierta para que los científicos ayuden a retrasar la aparición de canas atacando a la proteína CDK con un medicamento.

“Nuestro descubrimiento, realizado en ratones, es solo el comienzo de un largo viaje para encontrar una intervención para las personas”, afirmó Ya-Cieh Hsu.

“También nos da una idea de cómo el estrés podría afectar muchas otras partes del cuerpo”, concluyó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=mQckRZL-Gho

https://www.youtube.com/watch?v=RYBMPAGd6PA

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts