close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Violencia familiar contra las mujeres subió 900% en México entre 2003 y 2018

Querétaro y Guerrero fueron las entidades con mayor violencia familiar en contra de mujeres, mientras que Chiapas y Oaxaca las que menos casos registraron.
Cuartoscuro
Por Hallazgos Índice GLAC
26 de noviembre, 2019
Comparte

A nivel internacional, la violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja, constituye un grave problema de salud pública. Estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual de pareja, o por terceros, en algún momento de su vida.

En 2016, el 77.4% de los países que forman parte de la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas (UNODC por sus siglas inglés) no reportaron sus cifras de feminicidio. Entre estos se encuentran Estados Unidos, Suecia y Noruega.

De los 34 países que sí reportaron (equivalentes al 22.6%), México ocupó la posición 33, donde 1 es peor y 34 mejor. Granada, Guyana y República Dominicana fueron los que registraron las cifras más altas de homicidios de mujeres perpetrados por sus parejas, exparejas o terceros.

A pesar de México ocupó los últimos lugares en el ranking de feminicidios entre los países que reportaron datos y que en los dos últimos años se ha registrado una disminución de este delito, entre 2003 y 2018, la violencia familiar en contra de las mujeres aumentó casi 751%. 

Entre 2013 y 2018 los casos de violencia familiar en contra de mujeres se incrementaron 751%.

En 2003, se registraron 15 casos de violencia familiar por cada 100 mil mujeres. En 2010 se observó un crecimiento de 421% al pasar a 70 casos y en 2018 la tendencia continuó con 122 casos por cada 100 mil mujeres. 

Lee: Suman casi 3 mil mujeres asesinadas en México en 2019; solo 726 se investigan como feminicidios

Entre enero y octubre de 2019 se registraron 102 casos por cada 100 mil mujeres, tendencia que de continuar cerrará en valores cercanos a 2018 y 2017.

En este mismo lapso Querétaro y Guerrero fueron las entidades con mayor violencia familiar en contra de mujeres, mientras que Chiapas y Oaxaca las que menos casos registraron.

Durante la tercera semana de noviembre 2019, la Seguridad con Bienestar del país se vio impactada negativamente por los casos de violencia contra la mujer.

Destacaron las llamadas de emergencia al 911 por incidentes de violencia familiar, siendo la Ciudad de México y Nuevo León, las entidades más afectadas (SNSP). 

Entre enero y septiembre del 2019 una de cada 10 llamadas ocurrió en la capital del país o en la entidad norteña, mientras que en conjunto, las 32 entidades federativas acumularon 546,799 auxilios relacionadas con incidentes de violencia familiar.

Te puede interesar: Marcha del #25N: Mujeres protestan contra violencia machista y feminicidios

El 14 de noviembre de 2019 destacó el inicio del programa “Puertas Violetas” en el Estado de México, cuyo objetivo es brindar hospedaje, alimentación, servicios educativos, médicos y legales a las mujeres agredidas mediante tres líneas de acción: resguardar y restituir los derechos de las mujeres en riesgo y sus hijos, así como complementar el trabajo de la Policía de Género del estado y los municipios por medio de la atención especializada y efectiva de llamadas de rescate y auxilio. La Secretaría de Gobernación analiza replicar aspectos de la iniciativa a nivel federal.

El 15 de ese mes, el Gobierno de Oaxaca presentó el “Botón de Auxilio” como una medida para atender a las mujeres que son víctimas de violencia, el cual, consiste en un pequeño dispositivo que al ser presionado contacta en forma directa a las autoridades del C4 para atender la emergencia correspondiente.

El 21 de noviembre, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, decretó la Alerta por Violencia en contra de las mujeres de la Ciudad de México con el fin de “hacer más visible el problema”.

Anunció también que a finales de noviembre enviará una iniciativa al Congreso de la Ciudad de México, para crear el Registro Público de Agresores Sexuales e  hizo un llamado a aprobar la Ley Olimpia, la cual sanciona el acoso y la violencia digital. 

Los alimentos que ayudan al cerebro a funcionar mejor

Desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes, pero la clave siempre está en llevar a cabo una dieta equilibrada, coinciden expertos.
30 de octubre, 2019
Comparte

Una buena alimentación es clave para para nuestra salud en general, y para la de nuestro cerebro en particular.

“La alimentación es uno de los pocos factores de riesgo de enfermedades neurológicas que está en nuestra mano modificar y controlar”, le dijo a BBC Mundo el doctor Gurutz Linazasoro, portavoz de la Sociedad Española de Neurología.

Los expertos señalan que no hay alimentos mágicos, sino que lo importante es llevar un patrón dietético equilibrado.

“El patrón dietético que más se ha estudiado es la dieta mediterránea”, explica Linazasoro.

“Se sabe que disminuye el riesgo de padecer alzheimer y parkinson, también disminuye el de sufrir enfermedades cardiovasculares y disminuye el riesgo de obesidad, que indirectamente también incide sobre la salud cardiovascular”.

Una dieta mediterránea típica incluye muchos vegetales, frutas, legumbres, cereales y productos ricos en carbohidratos como el pan integral, la pasta y el arroz integral.

También contiene cantidades moderadas de pescado, carne blanca y algunos productos lácteos. Y además utiliza para cocinar y aderezar sobre todo aceite de oliva.

“Las claves son comer sano, equilibrado y con moderación“, insiste el experto.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, desde el punto de vista del funcionamiento del cerebro hay diversos nutrientes y alimentos muy importantes. Veamos algunos de ellos.

Pescado azul

El sistema nervioso y concretamente el cerebro son tejidos muy ricos en agua pero que también tienen un componente lipídico (graso) muy importante, le explicó a BBC Mundo el dietista-nutricionista y doctor en Biología Funcional y Molecular Ramón de Cangas.

De hecho, explica el también miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, más de un 60% de su peso seco está constituido por lípidos, por lo que ciertos ácidos grasos cobran especial relevancia.

Pescado azul.

Getty Images
Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3, un nutriente relacionado con un menor deterioro cognitivo.

Los pescados azules son ricos en el ácido graso omega-3 docosahexaenoico (DHA).

Una dieta rica en este nutriente “ha demostrado suponer una serie de beneficios, entre ellos un menor deterioro cognitivo y menor riesgo de enfermedades como el alzheimer”.

Cítricos y verduras

Son alimentos ricos en vitamina C, que según varios estudios se asocia con un mejor desempeño cognitivo.

“Quizás se debe a su función antioxidante y a que participa en la producción de los neurotransmisores —las biomoléculas que se encargan de transmitir la información de una neurona a otra—”, explica el nutricionista.

Ocurre lo mismo con los plátanos, ricos en piridoxina, una forma de vitamina B6 que participa en el metabolismo de los neurotransmisores.

Cacao puro y canela

Son alimentos ricos en polifenoles, que “han mostrado resultados interesantes en prevención del deterioro cognitivo por su efecto antioxidante que protege a las neuronas”, dice Ramón de Cangas.

Aguacates

Getty Images
Los aguacates poseen un tipo de ácidos grasos saludables para nuestro cerebro.

Aguacates

Los aguacates, junto con el aceite de oliva y otras fuentes de grasa monoinsaturadas (un tipo de grasa saludable) “son interesantes en la prevención del deterioro cognitivo justamente por su riqueza en este tipo de ácidos grasos y también en ciertos fitoquímicos (nutrientes de origen vegetal)”, dice el dietista-nutricionista.

Nueces

Las nueces son excelentes fuentes de proteínas y grasas saludables.

Son ricas en un tipo de ácido graso omega-3 llamado ácido alfalinolénico (ALA), que ayuda a bajar la presión arterial y protege las arterias. Esto es bueno tanto para el corazón como para el cerebro, según la Escuela de Medicina de Harvard.

Nueces

Getty Images
Los frutos secos son fuentes de proteínas y grasas saludables.

Los tres enemigos del cerebro

Linazasoro insiste en que la clave de todo esto es la variedad, pero también la moderación.

“De nada sirve comer todos los días dos kilos de nueces o todos los días dos aguacates”.

“No existen alimentos milagrosos ni dietas milagrosas, pero sí hay los que son enemigos para el cerebro, como la sal, el azúcar y las grasas trans (las que se encuentran en los alimentos procesados)”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KJDp1Nt_ySw

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI&t=33s

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.