En 2019, detenciones de menores migrantes y de niños no acompañados batieron todos los récords en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

En 2019, detenciones de menores migrantes y de niños no acompañados batieron todos los récords en México

De acuerdo con datos oficiales, en el primer año de AMLO también hubo un aumento del 48% en las detenciones de migrantes indocumentados mayores de edad.
Archivo Cuartoscuro
31 de diciembre, 2019
Comparte

En 2019, las detenciones de menores migrantes indocumentados y de niños no acompañados batieron todos los récords en México. 

De acuerdo con la Unidad de Política Migratoria, el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que, entre enero y noviembre de este año, que es el último corte actualizado, se ingresó en estaciones migratorias a un total de 50 mil 621 menores migrantes por transitar sin documentación por nuestro país, de los cuales, el 67% ya fueron “retornados” a sus países de origen, principalmente a Honduras y Guatemala. 

No hay una cifra superior, ni igual, desde que el INM comenzó a publicar hace 17 años, en 2002, las estadísticas oficiales de detenciones y deportaciones de personas extranjeras sin documentos.  

Para encontrar un dato similar hay que remontarse a 2016, año en que se produjo un ‘boom’ de detenciones tras la puesta en marcha en 2015 del llamado Plan Frontera Sur durante la administración del entonces presidente Enrique Peña Nieto, con 31 mil 991 capturas de menores migrantes. Aún así, esta cifra es 52% menor a la de este año.  

Lee más: ONG ayudan a niñas migrantes que llegan a México y sufrieron violencia, abusos, pobreza

Ni siquiera en 2014, cuando se desató en Estados Unidos la llamada ‘Crisis de los Niños Migrantes’, y a partir de la cual México lanzó el Plan Frontera Sur para contener el flujo de migrantes, se registraron tantas detenciones de menores: 21 mil 514; un 135% menos que este primer año del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

En comparación con 2018, las detenciones de menores indocumentados aumentaron 82%: se pasó de 27 mil 739 eventos entre enero y noviembre del año pasado, a los 50 mil 621 de este año.

Mientras que, si la comparación es con el mismo periodo de 2017, la diferencia es todavía mayor: 209% al alza este año. 

Además, en la estadística de este año hay otros dos datos relevantes: uno, que también se dispararon las detenciones de niños migrantes menores de 11 años que viajaban solos por México: 3 mil 131, un 188% más que el año pasado; y hasta 561% más que en 2017. 

Y dos, que aumentó el número de niños migrantes menores de 11 años que en total, es decir, acompañados y no acompañados, fueron detenidos en suelo mexicano: 30 mil 226. 

Esta cifra supone que, del total de menores migrantes que fueron detenidos este 2019, el 60% tiene menos de 11 años. Esto contrasta con el dato de 2018, cuando la proporción era del 48%; mientras que, en 2017 y 2016, era del 40%; y en 2015, apenas del 37%.

Sobre el término detenciones cabe señalar que, si bien el INM asegura que no realiza “detenciones” como tal, sino “presentaciones ante la autoridad migratoria”, múltiples organizaciones civiles han expuesto que esas “presentaciones”, en términos reales, significan que el migrante está detenido en una estación hasta que concluya su proceso legal que, en la mayoría de los casos, termina con una deportación de México. 

Lee: En fotos: cómo lidian con el frío los migrantes que acampan en la frontera entre México y EU

Human Rights Watch, Fundar, o Sin Fronteras, han denunciado reiteradamente que la detención de menores en estaciones migratorias va contra la Ley de Migración mexicana y contra la Ley General de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que establecen que los menores deben permanecer en centros del DIF, o en albergues de la sociedad civil, hasta que se resuelva su situación legal. 

Sobre esta exigencia, que viene realizándose desde el sexenio pasado, el DIF, con el acompañamiento de la Cancillería de la República y Unicef, presentó en agosto pasado el ‘Modelo de cuidados alternativos para niñas, niños y adolescentes migrantes’, que busca evitar la detención de menores y canalizarlos a albergues o, incluso, con familias mexicanas que les den acogida temporal. 

Sin embargo, en el Presupuesto de Egresos aprobado para este 2020 no consta que se etiquetaran recursos para implementar ese modelo específico. 

También al alza, detención de migrantes mayores de edad

Por otra parte, en cuanto a la estadística de detenciones de migrantes mayores de edad, en su mayoría de origen centroamericano, ésta también registró un aumento en comparación con el último año de Peña Nieto. 

Entre enero y noviembre de este 2019, el INM registró 179 mil 335 eventos de migrantes indocumentados presentados en estaciones migratorias. 

Esa cifra es 43% mayor a los 125 mil 167 casos de 2018, y hasta 105% superior a la de 2017, también con Peña Nieto. Sin embargo, es ligeramente inferior a la de 2015 (-3.7%), año que aún ostenta el récord de capturas de la última década. 

Al margen de los migrantes centroamericanos, que representan el 84% del total de los casos, destaca también el aumento de las detenciones de migrantes cubanos, haitianos, y africanos. 

En el caso de Cuba, en 2019 las cifras indican un aumento de 1 mil 300%: se pasó de 416 detenciones entre enero y noviembre de 2018, a 7 mil 180 este año. 

En el caso de Haití, el aumento es de 1 mil 225%. 

Y, en el de África, el repunte es de 178%. 

Dentro del caso africano destaca Camerún, país cuyos migrantes puestos a disposición en estaciones migratorias representa el 45% del total de detenciones a personas africanas en México.

Junio, récord histórico 

El 2019, además, dejó otro dato para tener en cuenta: junio, con 31 mil 416 detenciones de migrantes indocumentados, fue el mes con más detenciones en la historia desde que México lleva un conteo oficial desde 2002. Ese mes las autoridades mexicanas llegaron a detener a 1 mil 047 migrantes por día. En junio del 2018, el dato era de 308 al día. 

Este boom histórico tuvo lugar, precisamente, luego de que el presidente estadounidense Donald Trump amenazara en junio pasado con imponer 5% de aranceles si el gobierno del presidente López Obrador no frenaba la migración indocumentada que buscar cruzar a su país. 

Además, el aumento de detenciones y de deportaciones de migrantes en México tiene lugar luego de que el 7 de junio pasado los gobiernos mexicano y estadounidense firmaran un acuerdo en Washington, en el que, entre otros puntos, el ejecutivo mexicano se comprometió a enviar a 6 mil elementos de la Guardia Nacional a contener el flujo migratorio en la frontera sur con Guatemala. 

Estos acuerdos binacionales, y las estadísticas más recientes, reflejan un giro en la política migratoria mexicana que, si bien al inicio del gobierno prometía un enfoque de derechos humanos y de no criminalización de la migración indocumentada, acabó por recuperar la política de contención y de uso de fuerzas policiacas de todos los niveles para taponar la frontera sur. 

Por su parte, el presidente López Obrador ha insistido en numerosas ocasiones en que la política de protección de derechos humanos de los migrantes continúa siendo la prioridad de su Ejecutivo, y ha destacado que México invertirá 100 millones de dólares en Centroamérica en un plan de desarrollo para disminuir la migración indocumentada hacia Estados Unidos.

Mientras que el canciller Marcelo Ebrard dijo apenas el pasado 26 de diciembre, que la política de contención migratoria ya está dando resultados: el número de “aprehensiones” de migrantes indocumentados por parte de las autoridades norteamericanas en su territorio cayó un 70% entre mayo y noviembre de este año.

“Es la reducción más importante en estos flujos (migratorios) de las últimas décadas”, presumió la cancillería mexicana en un comunicado, en el que, además, también señaló que la Guardia Nacional rescató a 59 mil 843 personas migrantes entre mayo y diciembre, y detuvo a 103 presuntos traficantes de personas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué las noches se están calentando más rápido que los días

Los científicos están entendiendo cómo la variación de las temperaturas nocturnas y diurnas puede afectar no sólo al ambiente, sino también nuestro entendimiento sobre el clima.
31 de julio, 2021
Comparte

Las temperaturas nocturnas están aumentando de forma más acelerada que las diurnas, con impactos significativos en el clima y el medio ambiente.

Es un patrón que científicos y expertos del clima han observado en los últimos años en todo el planeta, con una posible relación con eventos climáticos extremos, como la ola de calor que está afectando al noroeste de Estados Unidos y parte de Canadá.

Esto ocurre porque el incremento de las temperaturas mínimas, normalmente las que ocurren durante las horas en las que no hay sol, se están acelerando en comparación con las temperaturas máximas, usualmente diurnas.

Es decir, noches más cálidas. Lo que contrasta con la idea de que las noches son generalmente más frescas.

Es lo que algunos científicos llaman “asimetría de calentamiento”, y pasa porque el efecto del incremento de las temperaturas no es uniforme en todo el planeta todo el tiempo.

Con temperaturas máximas récord, el foco de atención se ha centrado este año en el domo de calor en Norteamérica, un evento del tipo “solo uno en 1.000 años” y “virtualmente imposible” si no fuese por el efecto de la acción humana sobre el ambiente, según dijo la red World Weather Attribution.

Pero no todo se trata de medir cuánto suben las temperaturas máximas. Los científicos le están poniendo un ojo a las variaciones en las temperaturas mínimas, un detalle que sería crucial para entender el cambio climático.

Un hombre se refresca en Vancouver durante la ola de calor en Canadá

Reuters
En Norteamérica, la gente aprovechaba cualquier opción con tal de refrescarse de las extremadamente altas temperaturas

Máximas y mínimas

El pasado junio ha sido, desde que se llevan registros, el junio más caluroso en EE.UU. y Canadá, con cientos de muertos y afectados por el calor extremo.

El calor se intensificó entre finales de junio y principios de julio en forma de domo de calor, el cual elevó las temperaturas en ambos países como nunca antes.

En Columbia Británica, Canadá, se registró una máxima histórica de 49,6ºC, más de cuatro puntos por encima del récord nacional de 45ºC.

En Portland, Oregón, un estado conocido por su clima lluvioso, también se registraron máximos históricos durante tres días seguidos: 46,1ºC, 44,4ºC y 42ºC respectivamente. Los incendios forestales en este estado han quemado casi 150 mil hectáreas, provocando miles de evacuaciones.

Pero aunque las temperaturas máximas sorprendieron (y preocuparon) a los expertos, en el rango de las temperaturas mínimas también hubo cambios.

Según los datos de la Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica, solo en la última semana de junio se rompieron los récords de temperatura máxima unas 1.328 veces en todo EE.UU.

Esta cifra obedece a las medidas diarias que registra cada una de las estaciones de medición desplegadas a lo largo y ancho de ese país.

Pero en contraste, en lo que respecta a las temperaturas mínimas, se rompieron los récords máximos unas 1.602 veces.

Gráfico de cambios en temperaturas máximas

BBC
Gráfico de cambios en temperaturas mínimas

BBC

“Hay una tendencia global a que las temperaturas nocturnas aumenten a un ritmo más rápido que las diurnas”, dicen científicos del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente de la Universidad de Exeter en Inglaterra.

Era lo mismo que había advertido el Informe Especial de Ciencia del Clima en 2018 al asegurar que las temperaturas mínimas promedio estaban aumentando “a un ritmo ligeramente más alto que las temperaturas máximas promedio”, un patrón que estaba siendo observado en distintos puntos del planeta.

De hecho, las temperaturas mínimas inusualmente más cálidas se están volviendo cada vez más comunes en EE.UU., según más datos de la NOAA.

¿Por qué aumentan las temperaturas por las noches?

Daniel Cox, del Instituto de Sustentabilidad y Ambiente, explica por qué las temperaturas nocturnas cambian a un ritmo distinto que las diurnas.

Él y un equipo de científicos estudiaron las temperaturas máximas y mínimas por día y hora entre 1983 y 2017 a partir de los datos otorgados por la NOAA.

“La exploración de la variación en las temperaturas se ha centrado principalmente en las medias diarias, mensuales o anuales. Sorprendentemente se le ha prestado poca atención a la variación en las tasas a lo largo del ciclo diario”, reza el estudio, publicado en la revista Global Change Biology.

Después de analizar los datos, los científicos encontraron que 54% de la superficie terrestre había experimentado una asimetría de calentamiento mayor a 0,25ºC entre el día y la noche.

“Los aumentos de CO2 en la atmósfera y otros gases de efecto invernadero están aumentando las temperaturas máximas y mínimas con mayor tendencia por las noches. Pero las direcciones en las que se producen estos cambios varía dependiendo del lugar y el momento del día”.

Gráfico emisión de CO2 en toneladas

BBC

No solo eso. También hallaron que un mayor aumento en las temperaturas nocturnas estaba relacionado con la humedad y la generación de nubes.

“Encontramos que en aquellas regiones donde había un incremento de nubes, la temperatura nocturna aumentaba más rápido que la diurna. Mientras que un aumento de las temperaturas diurna estaba relacionado con regiones más secas”, explica Cox.

Esto ocurre porque las nubes actúan como “una manta”, empujando el calor hacia abajo y atrapándolo en la superficie terrestre. A más calor en la superficie, más vapor de agua en el aire, que a su vez atrapa más calor.

En zonas sin nubes, en cambio, el clima se vuelve más seco y caliente durante los días, pero la temperatura disminuye por las noches al “liberarse” el calor.

¿Se relaciona esto con eventos climáticos extremos como las olas de calor?

Para Cox, olas de calor tan extremas como las vistas en Norteamérica son eventos muy específicos que hay que estudiar con mayor detalle, mientras que él y su equipo analizaron los datos correspondientes a 35 años.

Sin embargo, Cox dice que su estudio es una primera aproximación y que quedan muchas preguntas por responder para entender cómo incluso los pequeños cambios que ocurren en el planeta tienen grandes implicaciones.

“A medida que aumenten los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera, los eventos extremos serán cada vez más comunes. Pero las temperaturas no aumentan de forma lineal”.

Que las temperaturas sean más altas por las noches puede tener implicaciones directas sobre el medio ambiente como, por ejemplo, la fotosíntesis y la respiración de las plantas, según Cox.

Pero también tendrá efectos negativos entre las personas. Mayores temperaturas nocturnas significa que la tierra no tiene suficiente tiempo para enfriarse. Esto significa también que nuestros cuerpos no pueden refrescarse, especialmente durante picos de calor extremo.

Si el cuerpo no se aclimata a la temperatura, pueden producirse mareos, náuseas, desmayos y sudoración. Y en casos extremos puede producirse un golpe de calor, lo que requiere ayuda médica.

Gráfico variación temperaturas anuales

BBC

Entender el cambio climático

El planeta se ha calentado aproximadamente unos 1,2ºC desde que comenzó la era industrial. Y 2020 ha sido el segundo año más caluroso de la historia desde que se tienen registros, superado solo por 2016.

De continuar con las proyecciones de calentamiento, tal como aumentan las temperaturas, el planeta podría superar el umbral de 1,5ºCentre 2030 y 2052, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

Los científicos han estado tratando de predecir cómo el cambio climático puede afectar al planeta.

Inundaciones en Europa, 2021

EPA
La ciencia no ha podido predecir las inundaciones en Alemania y Bélgica

Pero eventos tan extremos como el domo de calor y las inesperadas inundaciones en Alemania y Bélgica están haciendo pensar a los expertos que las proyecciones se están quedando cortas y que las consecuencias del cambio climático estén haciéndose sentir antes de lo esperado.

Sin embargo, Cox cree que hay un lado positivo en todo esto y que analizar las variaciones de temperaturas por horas puede ser de utilidad.

“Al considerar el cambio climático de forma temporal durante el ciclo diario, podemos evaluar con mayor precisión el cambio climático y la amenaza que representa”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gkjLnmiDu20

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.