Fraudes en subsidios al campo: ASF presenta 20 denuncias penales por desvío de 790 millones con EPN
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Fraudes en subsidios al campo: ASF presenta 20 denuncias penales por desvío de 790 millones con EPN

Los auditores detectaron desde simulación bancarias hasta la utilización de empresas presuntamente fantasma para justificar el supuesto ejercicio del dinero. Hay proyectos que nunca se terminaron o con avance de 0%.
Cuartoscuro
16 de diciembre, 2019
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó 20 denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el posible desvío y mal manejo de 789 millones 986 mil pesos correspondientes a fondos y subsidios que la SAGARPA (hoy SADER) destina para el apoyo de actividades y proyectos agrícolas.

Las denuncias presentadas son en contra de los funcionarios o exfuncionarios que resulten responsables de estas anomalías en el ejercicio de recursos que corresponden al presupuesto de 2017, pero que habrían continuado por lo menos hasta el año pasado, es decir, en la gestión de José Calzada Rovirosa.

La ASF registró y documentó los malos manejos gracias a tres auditorías de las denominadas forenses. Se trata de auditorias mucho más minuciosas que las convencionales y que se practican luego de que la institución detecta malos manejos reiterados año con año en un determinado fondo o dependencia.

Lee: Pequeños productores, la prioridad del gobierno en la nueva estrategia de apoyo al campo

“Con motivo de la fiscalización superior practicada a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), actualmente Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), en los últimos ocho años, se han observado conductas irregulares en la aplicación de los recursos destinados a los diferentes programas, por lo que es necesario profundizar en las revisiones” indicaron los auditores.

Las anomalías descubiertas en las auditorías forenses van desde recursos no ejercidos y tampoco devueltos, hasta simulaciones de estados de cuenta bancarios, obras inconclusas o de plano inexistentes, pagos a empresas irregulares o presuntamente fantasma, entre otros.

En las denuncias penales presentadas, la Auditoría Superior entregó dictámenes técnicos en los que se detalla la cadena de servidores públicos a los que correspondía la dispersión o supervisión de los recursos de estos fondos y que, por ende, podrían tener algún tipo de responsabilidad.

Cabe señalar que a partir de este año las denuncias penales presentadas por la ASF ante el Ministerio Público federal son turnadas a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción para la integración de las carpetas de investigación que correspondan y reunir los elementos que, de ser el caso, permitan formular las imputaciones ante un juez federal.

El mecanismo del fraude

Las anomalías detectadas se concentran en tres fondos. Dos de ellos corresponden al denominado Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria, Componente Activos Productivos y Agrologística, mientras que el tercero corresponde al Programa de Fomento a la Agricultura, Componente Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico Agrícola.

Entérate: Gobierno promete apoyar al campo, pero hay dudas sobre la estrategia para hacerlo

Con sus matices, la finalidad de estos subsidios en general es la misma: apoyar a personas o empresas que desarrollan actividades agrícolas para que puedan fortalecer su infraestructura (con equipos, maquinaria, instalaciones, etc) y con ello impulsar el desarrollo de un sector históricamente desfavorecido en el país.

En la práctica el dinero se entrega luego de un procedimiento que inicia cuando una persona física o moral presenta a SAGARPA su solicitud para acceder a los apoyos. Luego, tras una serie de trámites entre los que se encuentra probar que quien solicita el apoyo tiene la solvencia para realizar el proyecto, se entrega el dinero.

Ya con dicho recurso la empresa debe llevar a cabo en un tiempo establecido la adquisición de los bienes o la construcción de las obras para las cuales solicitó el dinero, y finalmente comprobar que así se hizo y el impacto positivo que se haya generado.

Lo que las auditorías arrojan es que, por negligencia, incompetencia o complicidad, la SAGARPA carece de los controles necesarios para supervisar que todo lo anterior ocurra, lo que abre la puerta a múltiples anomalías y abusos que terminan por representar un fraude y daño patrimonial al erario.

Las revisiones de los auditores detectaron fallas en todas las cadenas del procedimiento; desde empresas que reciben el dinero sin contar con la solvencia para los proyectos que supuestamente quieren impulsar gracias a documentos bancarios apócrifos u operaciones simuladas, hasta subejercicios de recursos que tampoco son devueltos.

De igual forma se descubrió que algunos beneficiarios de los programas intentaron comprobar el ejercicio del dinero con pagos a otras personas o compañías por servicios no se realizaron o se simularon. Algunas de esas empresas subcontratadas no fueron localizadas o carecen de la capacidad de realizar los servicios, por lo que se presume que son fantasma.

Leer más: Reasignación de presupuesto beneficia a programas de Bienestar y relega a Salud y Educación

Esto explica que, por ejemplo, de 48 proyectos revisados en la auditoría 2017-0311, solo 18 estaban realmente terminados en el plazo establecido para ello. Los otros 30 están inconclusos, algunos con avances hasta de cero por ciento

“Lo anterior, en general ha traído como consecuencia que los proyectos en su mayoría no se encuentren en operación, sin cumplir la esencia para la que se destinaron los recursos (…) la reincidencia en las irregularidades antes descritas genera un rezago económico y

tecnológico en uno de los sectores actualmente más desfavorecidos en el país, que es el campo”, indicaron los auditores.

Ejemplos del caos

En el informe de resultados de la auditoría 2017-0311 se detectó, entre otras cosas, que 13 beneficiarios que recibieron recursos de SAGARPA por un importe de 38 millones 115 mil pesos “utilizaron un presunto esquema de simulación de operaciones bancarias a efecto de demostrar que contaban con la solvencia económica suficiente para cubrir con su contraparte, acreditar su aportación y/o comprobar la correcta aplicación del recurso”.

Esto se probó luego de que los auditores solicitaron a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores datos sobre las cuentas de las empresas investigadas, lo que permitió detectar desde transferencias realizadas exprofeso a una cuenta nueva para solventar el requisito del trámite de solvencia, que luego fue retirado, hasta estados de cuenta bancarios literalmente falsos o fabricados. 

Te puede interesar: Secretaría de Agricultura tiene ‘en pausa’ los apoyos para ganaderos

Todo ello sin que los funcionarios públicos de SAGARPA lo advirtieran y por ende evitaran pese a ser una práctica reiterada.

En esa misma auditoría se detectó otro posible fraude al erario en el orden de los 102 millones 957 mil pesos por apoyos a 26 beneficiarios que no comprobaron sólidamente que hayan aplicado los recursos que se les entregaron o que hayan transferido el dinero a terceros que sí lo hayan hecho.

Por otro lado, en el informe de resultados de la auditoría 2017-0310 se detectó un posible fraude del orden de los 74 millones 308 mil pesos por distintas irregularidades relacionadas con apoyos entregados a ocho beneficiarios que también incurrieron en posibles simulaciones bancarias y entregaron documentación “inconsistente”.

Lee: Agricultura promete emitir reglas de operación para nuevos programas de ayuda al campo

Este caso es particularmente alarmante pues se detectó el uso de empresas presuntamente fachada o fantasma.

Por ejemplo, los auditores detectaron 12 empresas subcontratas por los beneficiarios del programa que emitieron facturas digitales por servicios que en realidad no se realizaron. Dichas empresas tampoco presentaron su declaración anual de impuestos en 2017.

Se identificaron otras dos compañías con razón social RENTAMID, S. de R.L. de C.V. y Constructora NKB, S. de R.L. de C.V., que no fueron localizadas en sus domicilios fiscales por los auditores, y que emitieron facturas por la supuesta venta de equipos que en realidad ya habían sido adquiridos por los beneficiarios antes de que se les diera el subsidio. Es decir, se presume que son compañías fantasma usadas ex profeso para justificar el supuesto ejercicio correcto del fondo.

A ello se suma la empresa Valles Centrales, S.A. de C.V., que emitió facturas por servicios de los que no hay ninguna evidencia de que ocurrieran y que no fue encontrada en su domicilio fiscal, al igual que las compañías Cimientos Moriah, S.A de C.V. y Comercializadora Daguira, S. de R.L. de C.V., que también habrían simulado los servicios reportados.

Cabe señalar que la ASF, además de presentar las denuncias correspondientes, notificó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que lleve a cabo las investigaciones fiscales necesarias a las compañías cuestionadas ya que podrían haber incurrido en posibles delitos fiscales que actualmente ya son considerados graves.

Finalmente, en la auditoría forense 2017_1594 se detectaron al menos 12 anomalías graves cada una de las cuales representa un potencial desvío de recursos. Los mecanismos sin similares a los ya descritos anteriormente.

En esta auditoría destaca además que se realizaron visitas domiciliarias a 28 beneficiarios en cinco estados, y se descubrió que 26 de ellos incumplieron con las reglas establecidas en los convenios con SAGARPA y sus proyectos no están concluidos ni cumplen con los objetivos que se habían prometido.

Impunidad, la regla en los fraudes al campo

De acuerdo con los informes de los auditores, durante los últimos ocho años se han detectado de forma reiterada múltiples anomalías a los fondos, subsidios y apoyos que la SAGARPA (hoy SADER) destina para actividades agrícolas, sin que haya habido correcciones ni consecuencias.

En sus informes los auditores destacan que, si bien en varios casos los funcionarios señalan que no tienen facultades para comprobar anomalías en estados de cuenta bancarios, lo cierto es que tampoco han empleado medidas o modificaciones para prevenirlo y simplemente se permite que siga ocurriendo.

Lo cierto es que la SAGARPA es la secretaría del gobierno federal que concentra la mayor cantidad de denuncias penales de los auditores. De las 1 mil 3 denuncias que acumula la ASF ante el Ministerio Público, 219 corresponden específicamente a esta dependencia, en promedio 1 de cada 5 casos. Hasta ahora, las denuncias no han derivado en una condena o sentencia para algún funcionario implicado.

Además, la SAGARPA es una de las 11 dependencias del gobierno federal implicadas en el esquema fraudulento denominado La Estafa Maestra, por el cual también se han presentado diversas denuncias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 consejos (muy) simples para lidiar con la fatiga que nos generan las pantallas

Para muchos, este último año la casa se transformó en el lugar de trabajo. Y la vista es uno de los sentidos perjudicados por tanto consumo de pantallas digitales. Te compartimos consejos fáciles que puedes aplicar para aliviar la fatiga ocular.
17 de abril, 2021
Comparte

Agenda para hoy:

7:00 a 9:00 – revisar las noticias y los correos (dispositivo: teléfono celular).

10:00 – reunión por Zoom (dispositivo: tableta)

10:30 a 18:30 – trabajar (dispositivo: computadora portátil)

20:00 – serie (dispositivo: televisor)

Tal vez esta agenda del día puede aplicarse a muchas personas que durante la pandemia por la covid-19 tuvieron que adaptarse al teletrabajo.

Y la consecuencia evidente tras estas actividades es que nuestros ojos estén cansados por estar mirando constantemente dispositivos electrónicos.

Según un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Ophthalmology, el exceso de exposición a las pantallas digitales y las actividades al aire libre limitadas están asociadas a la aparición y la progresión de la miopía y podrían agravarse durante y posteriormente al período de la pandemia.

En un lente se refleja una pantalla electrónica.

Getty Images

Incluso algunos oftalmólogos advierten que “la fatiga visual digital en la pandemia de la covid-19 es una amenaza emergente para la salud pública”, según publica el Indian Journal of Ophthalmology.

Los niños tampoco están exentos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) sostiene que mirar las pantallas durante horas y horas puede provocar fatiga visual, visión borrosa y ojos secos también en los menores.

Pero a no desesperarse.

Aquí te compartimos 4 consejos simples que puedes aplicar en el teletrabajo y en tus horas de ocio electrónicas para aliviar la fatiga que genera la prolongada exposición a las pantallas digitales.

1. Alarma para la 20-20-20

Ya te contamos sobre los beneficios de la regla 20-20-20 en la que tanto insisten los especialistas en ojos. 👉 La regla 20-20-20

Igual, te la refrescamos.

Reloj que marca 20 segundos.

Getty Images
La regla 20-20-20 es una manera de ayudar a descansar los ojos.

La técnica 20-20-20 sirve para relajar los músculos de dentro y alrededor de los ojos que son los que hacen que puedas mirar detenidamente en una misma dirección.

Consiste en que cada 20 minutos, debes mirar algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos.

Pero seamos sinceros. ¿Recuerdas descansar los ojos cada 20 minutos?

Una solución práctica para cumplir con la regla es programar una alarma en el teléfono.

Si tu teléfono no cuenta con esa función, existen varias aplicaciones gratuitas que puedes descargar como Repeat Alarm o Interval Timer y que cada 20 minutos tengas un ayuda de memoria electrónico.

2. Lámparas LED y ubicación

Si la luz artificial de tu casa te provoca dolores de cabeza, una recomendación es cambiar las bombillas.

Intenta usar lámparas LED o una luz más suave que no cause destellos o haga zumbido.

Otro consejo es que coloques la pantalla de la computadora evitando el reflejo sobre todo de la iluminación que provenga del techo o de las ventanas.

Un hombre a oscuras mira una pantalla.

Getty Images
Puedes mejorar la luz y tu posición frente a la pantalla para aliviar la fatiga ocular.

Por último, según la Asociación Estadounidense de Optometristas (AOA, por sus siglas en inglés), a la mayoría de las personas les resulta más cómodo ver una pantalla cuando los ojos miran hacia abajo.

La pantalla debe estar entre unos 15 a 20 grados por debajo del nivel de los ojos medido desde el centro de la pantalla (entre unos 10 y 12 cm) y entre 50 a 70 cm de distancia de los ojos.

3. Letra más grande y color

Adaptar la letra de la computadora puede ayudarte a que el ojo no se esfuerce más de lo que ya lo hace diariamente frente la pantalla.

No hay un tamaño ideal que se adapte a todas las personas así que debes encontrar cuál te sienta mejor, opinan los especialistas.

Una mujer frunce el ceño intentando leer la pantalla del teléfono celular.

Getty Images
Recuerda que puedes ajustar el tamaño de la letra en sus aparatos electrónicos para no forzar tu vista.

Ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde te encuentres es otra forma de ayudar a evitar la fatiga ocular.

Y algunos expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro.

4. Presente en Zoom

¿Estás cansado de las reuniones de Zoom?

De ellas tal vez no puedas escaparte pero si te fatiga ver tu propio rostro en la pantalla puedes ocultarlo sin que afecte la comunicación.

Puedes hacerlo con la función “Hide self view” en el menú que se despliega en los tres puntos a la derecha del cuadro donde aparece tu cara.

Boris Miranda y Analía Llorente en una llamada de Zoom.

BBC
Puedes ocultar tu rostro en una llamada de Zoom si estás cansado de verte a ti mismo.

Puedes volver a habilitarlo si cambiaste de opinión.

Y tú que llevas trabajando o estudiando en casa hace más de un año por la pandemia del covid-19, ¿tienes algunos consejos simples para evitar la fatiga que te provocan las pantallas de los aparatos electrónicos?

Cuéntanos en este post de Facebook.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.