close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Por qué la Función Pública consideró que no hay irregularidades en el patrimonio de Bartlett?

La SFP revisó la lista de bienes de Bartlett y de sus familiares, y no encontró conflicto de interés ni ocultamiento de información.
Cuartoscuro Archivo
20 de diciembre, 2019
Comparte

Tres meses de investigación, más de 50 diligencias, y la Secretaría de la Función Pública (SFP) no encontró ninguna irregularidad en las declaraciones de bienes del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, luego de que fueron presentadas 33 denuncias sobre su caso.

Aunque comprobó que sus hijos y pareja poseen las 25 propiedades y empresas señaladas en una investigación periodística y dos más, la SFP no encontró que Bartlett tenga injerencia o se beneficie de ellas en modo alguno, ni que tuviera obligación legal de reportarlas en su declaración patrimonial.

Entérate: Función Pública exonera a Bartlett, descarta conflicto de interés e irregularidades en su declaración de bienes 

La secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros advirtió en conferencia de prensa, no obstante, que el próximo año sí tendrá que reportarlos públicamente, gracias a la modificación a los formatos de declaración de bienes de los funcionarios aprobados apenas hace una semana.

Estos son los argumentos legales por los que la SFP libró a Bartlett de cualquier responsabilidad:

¿Cuántas propiedades tiene Bartlett?

El reportaje periodístico presentado por Carlos Loret de Mola en W Radio y en su página web aseguraba que el director de la CFE solo declaró una fortuna de 51 millones de pesos, pero que en realidad es 16 veces mayor, si se consideran un total de 25 propiedades de sus dos hijos, su pareja sentimental y otro familiar de su pareja, que sumarían 800 millones.

La Función Pública comprobó que solo existen cinco inmuebles a nombre de Bartlett con valor de ocho millones de pesos: un edificio en la calle Tenesee 14, colonia Nápoles Insurgentes; un inmueble en avenida Mazatlán 101, colonia Condesa; otro en avenida Revolución 344, colonia Tacubaya; en Avenida Revolución 342, colonia Tacubaya; y en calle Obrero Mundial 718, colonia Atenor Salas. Todos ellos fueron reportados tanto en su declaración patrimonial y de intereses inicial como funcionario, del 24 de diciembre, como en la modificación presentada el 24 de mayo.

La Secretaría fue más allá de las declaraciones recientes del funcionario y examinó las que presentó cuando fue senador, de 2012 a 2018, y concluyó que la evolución de su patrimonio era congruente.

¿Y sus familiares?

Todas las propiedades de familiares de Bartlett mencionadas en el reportaje son reales y efectivamente están a nombre de esas personas, e incluso la SFP encontró otras dos que no se habían mencionado.

Se trata de bienes a nombre de sus hijos León Manuel y Alejandra Bartlett Álvarez, de su pareja Julia Elena Abdalá Lemus, del hijo de ella, Julio Antonio del Regil Abdalá, de Alfredo Puente Córdoba, Óscar Manuel González Sánchez y un inmueble a nombre de la persona moral Cawaret SA de CV.

Pero la SFP descartó que todas estas personas sirvan como prestanombres del funcionario.

“Esta Secretaría no cuenta con ningún elemento que sugiera que estos sean prestanombres del servidor público, en virtud de que no se tiene constancia de la existencia de títulos, acciones o instrumentos jurídicos con los que se ejerzan actos de dominio sobre los respectivos inmuebles”, señala el informe técnico hecho público este jueves tras la conferencia de prensa.

¿Por qué no declaró todos esos bienes?

La Función Pública confirmó que legalmente Bartlett no tiene obligación de reportar todas estas propiedades. La Ley General de Responsabilidades Administrativas señala que un funcionario debe indicar los inmuebles o bienes que estén a nombre de sus hijos cuando son menores de edad o sus dependientes económicos. La investigación, según señaló Sandoval Ballesteros, confirmó que León Manuel y Alejandra Bartlett Álvarez tienen ingresos propios y rinden cuentas al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Cuestionada sobre si se indagó en la capacidad económica de los hijos para poder tener los bienes y empresas a su nombre, el director general de Denuncias e Investigaciones de la SFP, Efraín Álvarez, reconoció que eso no fue parte de la investigación porque eso excedería las facultades de la Secretaría al ser bienes de particulares y no de funcionarios públicos, por lo que solo corroboraron que están a nombre de ellos y que no reportan beneficios a Bartlett.

¿Qué pasa con los bienes de su pareja?

La Ley también obliga a un funcionario a reportar las propiedades e ingresos a nombre de su esposa o concubina. Sandoval reconoció que Julia Elena Abdalá Lemus es pareja sentimental de Bartlett, algo reconocido públicamente, pero que no hay condiciones legales para que tenga que reportar lo que le pertenece a ella, ya que no se encontró acta de matrimonio que los una, ni hijos, ni que vivan juntos.

“Después de analizar los domicilios de ambos en los últimos cinco años, se advierte que no se encuentran en el supuesto de concubinato, pues no reúnen el requisito de vivir juntos en el mismo inmueble por más de dos años, ni se acreditó que tengan hijos en común. Esto significa que el servidor público no tenía la obligación legal de declarar los bienes propiedad de Julia Abdala Lemus. Con independencia de que conlleven una relación sentimental, no los vincula el concubinato ni el matrimonio”, señala el informe técnico de la Secretaría.

Sin embargo, en los nuevos formatos de declaración patrimonial y de intereses, esa relación afectiva será suficiente para que tenga que considerar sus bienes, a partir de 2020.

¿Qué empresas tienen?

La investigación periodística sobre Bartlett Bienes Raíces señaló que la empresa Cawaret SA de CV funciona como prestanombres del director de la CFE, ya que mediante ella se compró la casa en la que actualmente vive, y que también tiene participación en la empresa Comercial Lebasi SA de CV, sin que las haya reportado en su declaración.

La SFP confirmó que es socio de Lebasi, pero aseguró que sí fue reportado en su declaración patrimonial, como una inversión de capital por 25 millones de pesos, aunque no se mencionaba públicamente el nombre de la empresa.

De Cawaret, Bartlett fue apoderado legal hasta el 5 de noviembre de 2018, cuando le fue revocado el poder que tenía, previo a asumir el cargo de director de la CFE.

¿Ha dado contratos a las empresas de su pareja o hijos?

La respuesta de la SFP es que no.

León Manuel Bartlett Álvarez diruge Cyber Robotics, constituida en 2010 y que ya tiene contratos en el actual gobierno. La investigación encontró 35 contratos, más de los exhibidos por el reportaje periodístico, la mayoría de ellos con hospitales. Por ello, se determinó que no hay conflicto porque ninguno de los acuerdos comerciales tiene que ver con CFE ni con el sector energético.

El hijo de Bartlett también participa en Playa AAK SA de CV, Xibalba Resorts y la Agencia de Publicidad CBW y Asociados, sin que haya beneficio económico en esta administración.

Por su parte, Abdalá Lemus posee la empresa JAL Consultoría Especializada, que ofrece servicios de fibra oscura y ahorro de energía, que según el reportaje fue constituida cuando Bartlett era senador y en 2017 obtuvo contratos por 2.7 millones de pesos.

Sandoval Ballesteros explicó que actualmente aparece en el registro de proveedores de gobierno, pero desde la presente administración no se le ha dado ningún contrato, por lo que no hay conflicto de interés.

Abdalá también tiene participaciones en las empresas Digilogics, la joyería Tidure’s, Modafil y TZ’IKIN, pero no se encontró ninguna relación con el funcionario ni contrataciones que sugieran conflicto de interés.

La SFP informó que recibió en total 33 denuncias y alertas contra Bartlett, la mayoría anónimas, aunque también de políticos como Xóchitl Gálvez y Fernando Belaunzarán, entre el 6 de septiembre y el 1 de octubre. Pero todas ellas, detalló Sandoval, contenían la misma información publicada por Loret de Mola y ninguna traía datos adicionales.

La investigación inició el 9 de septiembre. Fueron realizadas más de 50 diligencias y consultas de información tanto a instancias públicas como a privados, incluyendo los familiares del director de la CFE, además de que el propio Bartlett compareció ante la SFP el pasado 2 de diciembre.

Había tres posibles faltas a investigar: enriquecimiento oculto u ocultamiento de conflicto de interés, que fueron descartados por la veracidad en las declaraciones patrimoniales del funcionario; posible actuación bajo conflicto de interés, rechazada porque no tiene control sobre las empresas involucradas ni la dependencia que dirige les ha otorgado contratos; y tráfico de influencias, que tampoco se observó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La "mancha caliente" que apareció en el Pacífico y se mueve a Sudamérica

Una zona del Pacífico cerca de Nueva Zelanda está hasta 6ºC más caliente que la mayor parte de los océanos en el resto del planeta. ¿A qué se debe?
28 de diciembre, 2019
Comparte

Es tan grande que ocuparía un poco más de la mitad de México o cinco veces la superficie de El Salvador.

Los satélites la muestran como un área gigantesca y roja en el Pacífico, cerca de Nueva Zelanda y, según las proyecciones de los científicos, se mueve hacia el este, hacia Sudamérica.

Los estudiosos lo han llamado la “mancha caliente” (hot blob, en inglés) y desde que apareció hace unos días no deja de generar desconciertos.

Su descubrimiento a través de imágenes satelitales coincidió con una ola de calor que ha dejado estragos y caos en Australia, mientras que la región norte de Norteamérica experimenta unas crudas tormentas de invierno.

En este caso se trata de una zona del océano de cerca de un millón de kilómetros cuadrados donde la temperatura ha aumentado entre 4 y 6 °C más que el promedio en esa área.

Es actualmente (sin tener en cuenta la zona de los trópicos) el área con la mayor temperatura promedio en la superficie oceánica global, según explicó en su Twitter James Renwick, jefe del departamento de geografía, medio ambiente y ciencias de la tierra en la Universidad de Victoria en Wellington.

El diario New Zealand Herald indicó que la mancha comenzó a formarse en octubre pasado, pero luego las temperaturas se mantuvieron en su promedio y no creció de manera notable.

Sin embargo, un mayor calentamiento en el último mes generó su desarrollo.

¿A qué se debe “la mancha caliente”?

De acuerdo con Renwick, varios factores han coincidido para la formación de esta “mancha caliente”, entre ellos un “anticiclón” o sistema de altas presiones que ha disminuido las corrientes de viento en esa parte del Pacífico.

“(Hemos tenido) presiones bastante altas, cielos soleados, vientos ligeros, por lo que la superficie del océano se calienta con bastante rapidez”, dijo al New Zealand Herald.

Tierra

Getty
En 2014 los satélites registraron un inusual calentamiento de océano Pacífico en la costa oeste de EE.UU.

“Si los vientos son fuertes, entonces todo se agita. Si no se agita lo suficiente, el calentamiento del sol se absorberá en la superficie del océano y se genera esta capa de agua muy cálida”, añadió.

Sin esos vientos el agua aumenta su temperatura y esa corriente caliente se mueve hacia las costas.

¿Cuán significativa es esta “mancha”?

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA por sus siglas en inglés, las temperaturas del océano no suelen variar en grandes proporciones, por lo que un grado más o menos de diferencia con el promedio puede resultar “preocupante” y tener efectos adversos sobre el clima del planeta.

En este caso, las temperaturas han subido entre 4 y 6ºC en su zona central, lo que se considera un aumento significativo.

mapa

Noaa
En este gráfico, la NOAA muestra cómo se produjeron eventos similares cerca de la costa oeste de Estados Unidos en septiembre de 2014 y de 2019.

Según Renwick, la capa de agua caliente se extiende hasta 50 metros debajo de la superficie, por lo que los científicos deberán estudiar qué impacto tendrá en la vida marina de esa zona.

Unas “manchas calientes” similares se reportaron hace cinco años entre las costas de California y Alaska y en septiembre pasado, los científicos advirtieron de un fenómeno similar, también en la costa oeste de EE.UU.

¿Qué efectos puede tener?

Según Renwick, este aumento no tendrá un impacto directo sobre el clima o la vida en Nueva Zelanda.

También, como se aleja hacia Sudamérica y se espera que se debilite antes de llegar a cualquier zona poblada, los expertos creen que sus efectos serán nulos o reducidos sobre zonas habitadas.

No obstante, sus efectos sobre la vida marina todavía están por estudiarse.

La NOAA advierte que el calentamiento de las aguas que produce este fenómeno, si persiste, hace que haya menos nutrientes en el océano, lo que al mismo tiempo altera la cadena alimenticia.

barco

Getty
Las aguas calientes también perjudican la pesca.

Así, por ejemplo, los leones marinos deben nadar más lejos para conseguir los peces y otros animales de los que se alimentan.

Un fenómeno similar registrado cerca de California en 2014 creó la mayor floración de algas tóxicas que jamás se haya registrado en la costa oeste de EE.UU.

El aumento de la temperatura también hizo que los jóvenes salmones que entrababan al océano encontraran menos alimento de calidad.

Ese agua más caliente provocó que miles de leones marinos que iban en busca de alimento aparecieran varados en las playas y que varias especies de ballenas, que también se desplazaron más cerca de las costas, quedaran atrapadas en redes de pesca o aparecieran muertas en la orilla.

¿Hay peligro para Sudamérica?

Según Renwick, la masa de agua cálida debería enfriarse antes de aproximarse a América del Sur.

De acuerdo con el experto, el propio movimiento hacia aguas más frías podría conducir a que bajen las temperaturas mucho antes de que se aproxime a tierra del otro lado del mundo.

Si esto no ocurriera, cree que la masa “puede llegar a estar razonablemente cerca” de Sudamérica, pero duda que llegue a la costa.

Sin embargo, según la revista Science, si bien ahora los satélites y otros equipos hacen relativamente fácil para los científicos rastrear estas “manchas calientes”, la magnitud de su impacto ecológico en las zonas por donde cruce será menos difícil de determinar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.