Congreso incumple con plazos para reformas clave en seguridad y justicia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Congreso incumple con plazos para reformas clave en seguridad y justicia

Los legisladores no han expedido tres leyes en los plazos establecidos, y diversos nombramientos.
Cuartoscuro Archivo
27 de diciembre, 2019
Comparte

Pese a que el sistema de justicia penal y de justicia cotidiana está rebasado en el país y a que la inseguridad ha alcanzado niveles récord, el Congreso de la Unión transitó un periodo más sin cumplir con la expedición de normas y reformas clave relacionadas con estos temas, en los plazos que se habían establecido para ello.

Se trata de leyes secundarias y nombramientos que en algunos casos llevan ya mas de un año y medio de retraso, y que en 2020 se acumularán a nuevas iniciativas que también son clave y están por presentarse, entre ellas modificaciones a Ley Federal de Armas de fuego y Explosivos, y a la ley de la Fiscalía General de la República.

Lo que se busca con varias de estas modificaciones es fortalecer el sistema penal pero también otros como el civil, familiar y cívico, con la finalidad de disminuir los niveles de impunidad que prevalecen en México.

A continuación, Animal Político presenta algunas de estas reformas y propuestas que los diputados y los senadores tendrán en sus agendas para 2020:

Entre lo retrasado y lo incumplido

Hay casos donde las cámaras del Congreso han violado los plazos que ellos mismos aprobaron para reformas constitucionales.

Uno de ellos es la expedición de un código de procedimientos único en materia de justicia civil y familiar, que busca homologar en una sola norma la forma en que deben llevarse a cabo estos procesos judiciales, ya que actualmente cada una de las 32 entidades federativas tiene sus códigos propios.

De acuerdo con la reforma constitucional publicada el 15 de septiembre de 2017, que facultó al Congreso para expedir esta legislación unificada, la misma tendría que haberse expedido en un periodo máximo de seis meses después de publicada, plazo que venció en marzo de 2018. Un año y medio después ello sigue sin ocurrir.

Es el mismo caso de la expedición de la Ley General de Justicia Cívica, que tiene como finalidad fijar un marco de referencia para la expedición de todas las leyes o códigos cívicos de los más de 2 mil 400 municipios del país. La reforma publicada el 5 de febrero de 2017 facultó al Congreso para expedir dicha ley en un plazo de seis meses. Hasta ahora tampoco ha ocurrido.

Animal Político publicó en noviembre pasado un reportaje sobre la crisis de justicia cotidiana en el país, en el que se documenta que las fallas en los aparatos cívico, familiar y civil repercuten de forma significativa en la percepción de impunidad en México y son detonantes de situaciones mas graves que derivan en delitos.

Otra legislación incumplida por el Congreso – esta más reciente- son las adecuaciones que se requieren hacer a diversas leyes, luego de que en abril pasado se determinó ampliar el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva automática, contemplados en el artículo 19 constitucional.

De acuerdo con dicha reforma se dio un plazo de 90 días para hacer las modificaciones al Código Nacional de Procedimientos Penales y otras normas, y que exista así coherencia con el artículo constitucional reformado. Ese plazo venció desde julio pasado sin que estas modificaciones se hayan llevado a cabo.

La diputada Martha Tagle advirtió que la falta de estas adecuaciones puede generar vacíos, dificultades o excesos en la aplicación de la reforma aprobada. “Se aprueban reformas constitucionales que sin las modificaciones secundarias que se requieren quedan más como un mensaje simbólico. Como si solo importara mandar un mensaje de un cambio que en la práctica no ayuda a cumplir con el objetivo”, dijo en entrevista.

En el Congreso también se han retrasado algunos nombramientos. Entre ellos destaca el de los integrantes del Consejo Ciudadano de la Fiscalía General de la República, que es una figura clave para la supervisión y contrapeso al trabajo del fiscal general.

La responsabilidad en este caso recae en el Senado, quien desde enero pasado debió iniciar con la convocatoria para dicho procedimiento. Sin embargo, ello no ocurrió hasta abril pasado y el año cerró sin que el proceso pudiera concluirse. Estos retrasos incluso generaron que organizaciones civiles promovieran una demanda de amparo ante el incumplimiento de la cámara alta con este procedimiento.

… y lo que viene

El 2020 será un año clave en cuestión de reformas relacionadas con los sistemas de seguridad y justicia en el país. A los pendientes de años anteriores se suman nuevas iniciativas que ya comenzaron a trabajarse, u otras que están por presentarse.

Entre lo que ya llegó al Congreso de la Unión se encuentra la propuesta de reforma que da a la Secretaría de Marina el control de la marina mercante en el país. De esta ya hay un dictamen listo para ser aprobado en comisiones por los diputados, pero el tema enfrenta fuertes críticas de organizaciones que rechazan la militarización de otro sector más en México.

En el gabinete de seguridad del Gobierno Federal también se analizan nuevas iniciativas en un intento por fortalecer la acción del Estado en contra de la delincuencia común y organizada. Entre las propuestas que vienen está una iniciativa para actualizar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, y cambios a la ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Desde la Fiscalía General de la República, que ya es una institución autónoma del Ejecutivo, también se preparan algunas propuestas. Entre ellas destaca una nueva modificación a la Ley Orgánica de esta institución, lo que significaría introducir cambios en la misma a poco más de un año de que se expidió.

El titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, también trabaja en colaboración con algunas autoridades en la propuesta de un Código Penal Único que homologue – al menos – los ilícitos de alto impacto, así como sus sanciones en todas las entidades del país. Con ello se buscaría eliminar las disparidades que existen entre los códigos de diversos congresos estatales.

Como parte de esta reforma también se buscaría, en paralelo, despenalizar algunos ilícitos que se consideran de baja gravedad (como temas patrimoniales) para despresurizar el sistema de justicia penal y que los mismos sean atendidos por otras instancias como las civiles, cívicas o mercantiles.

Todo ello se suma a otros temas en la agenda legislativa, como la Ley General de Seguridad Vial cuya iniciativa deberá presentarse en el próximo periodo de sesiones, tan pronto sea ratificada la reforma constitucional que faculta al Congreso a legislar en esta materia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.