close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Con gritos, insultos y algunos argumentos: así debatieron opositores y seguidores de AMLO

Los ciudadanos que marcharon en protesta por la situación del país y los simpatizantes de López Obrador debatieron en plena calle sus puntos de desacuerdo.
Manu Ureste
2 de diciembre, 2019
Comparte

-Acompáñenme al Museo de Memoria y Tolerancia. Allí nos daremos todos un abrazo. 

La invitación a “la unidad y a la tolerancia” la hizo el activista chihuahuense Julián Lebarón para poner fin al mitin que él y su hermano Adrián dieron en la explanada del monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, donde marcharon ciudadanos para protestar contra la violencia y también para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador justicia, crecimiento económico, y mejores servicios de salud. 

Pero a algunos asistentes la idea no les convenció: una cosa era protestar en el Ángel y el Monumento a la Revolución, a varios kilómetros de distancia de los miles de simpatizantes del presidente López Obrador que se reunieron en el Zócalo para dar su apoyo al nuevo Gobierno, y otra marchar hasta el Museo de Memoria y Tolerancia, a unos pocos cientos de metros del Zócalo; el territorio del presidente. 

El riesgo de colisión era alto. Aún así, un tercio de los manifestantes decidió continuar la protesta y caminó con los Lebarón en dirección a la Alameda. El resto, la mayoría, replegó banderas y pancartas, y se dispersó por entre las laberínticas calles próximas a la Plaza de la República luego de más de tres horas de protestas.

De camino al Centro Histórico, y ante el giro inesperado de la marcha, un puñado de agentes de tránsito comenzaron a hablar en clave por radio para tratar de improvisar lo más rápido posible un mínimo cinturón de seguridad ante la posibilidad de que las dos manifestaciones se encontraran en el trayecto.

De hecho, los dos bandos no tardaron en cruzarse. 

A unos metros de la Plaza de la República, a la altura del antimonumento de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, entre paseo de la Reforma y Bucareli, la marcha de oposición escuchó los primeros gritos de ‘fi-fís’, el término que el presidente utiliza para descalificar a los neoliberales y a sus adversarios políticos, y otros insultos como ‘vende patrias’. 

Como réplica, del lado opositor salieron disparadas rechiflas y gritos cambiando el clásico lema ‘Es un honor estar con Obrador’ por el de ‘Es un honor estar contra Obrador’. Todo, en una amalgama de gritos que se confundían en una masa sonora amorfa. 

Ante estos primeros intercambios de insultos, la consigna de quienes caminaban junto a los Lebarón fue insistir en “no caer en provocaciones” y evitar cualquier enfrentamiento. Incluso, Benjamín tomó un micrófono y pidió en un punto de la caminata que ya no se lanzaran consignas contra el presidente López Obrador y su Gobierno, puesto que la marcha buscaba la “unión contra la violencia”.

“Los verdaderos enemigos son los sicarios -se desgañitaba por su parte Adrián Lebarón-. Ellos no son mexicanos”. 

Sobre las 14.15 horas, la práctica totalidad del contingente ya se arremolinaba frente a las puertas de hierro que dan acceso al edificio del Museo de Memoria y Tolerancia, a unos pocos pasos del Hemiciclo a Juárez. 

Allí, la familia Lebarón colgó una enorme lona con las manos pintadas de niños que pertenecen a su comunidad en Chihuahua, en recuerdo de los seis menores que fueron asesinados el pasado 4 de noviembre, junto a tres mujeres, en el municipio de Bavispe, en los límites entre los estados de Sonora y Chihuahua. 

Durante varios minutos, en los que los activistas chihuahuenses volvieron a pedir la unión para enfrentar la violencia sin importar ideologías políticas ni colores partidistas, el ambiente se relajó. Hasta que, una vez que terminó el mitin de López Obrador en el Zócalo, muchos de sus simpatizantes regresaron caminando por la Alameda y se encontraron de frente con los integrantes de la marcha opositora. 

Al principio, las consignas y los insultos fueron tímidos. Algunas personas, ataviadas con banderas de Morena, gritaban ‘Obrador, Obrador’, y seguían rápido su camino entre risas. Otra mujer de la tercera edad se acercó a los manifestantes y les espetó un ‘wákala’, ‘fuchi’ y también continuó con su camino sin que nadie la tomara en serio.

Diálogo de sordos

Hasta que la tensión escaló. 

A unos pocos pasos del Museo de Memoria y Tolerancia, un grupo de personas comenzó a gritar con mucha más intensidad el nombre del presidente y consignas como “nunca más un gobierno rico y corrupto”, a lo que los opositores les respondieron con insultos, la acusación de ser “acarreados” y “borregos” del gobierno, y el grito de ‘¡México, México!’.

Los agentes de tránsito se miraban unos a otros con el semblante grave de los momentos tensos. 

Junto a ellos, y rodeados por una masa de camarógrafos, fotógrafos y reporteros, dos personas se escupían argumentos a favor y en contra del nuevo gobierno, en un bizarro diálogo de sordos. 

“AMLO es el mejor presidente que ha tenido México”, gritaba uno golpeándose el pecho. 

“Es un dictador y un fraude”, le respondía el otro mostrándole una pancarta en la que exigía al mandatario que “respete la democracia”. 

En el mismo lugar, a solo unos pasos, otro grupo de antagonistas hacía lo mismo: gritarse nariz con nariz y a vena en cuello, hasta el punto de que uno de los manifestantes abofeteó al otro dándole un ‘llegue’ con la manga de un jersey. 

Muy cerca, otros dos hombres septuagenarios se gritaban reclamos acerca de casos de corrupción del gobierno pasado, y sobre qué ha hecho en el gobierno actual para no dejarlos en la impunidad.

-¡Escúcheme lo que le digo! -exigía uno de los dos. ¡El Gobierno de Peña era un gobierno corrupto y de rateros! Y ahora Obrador está limpiando la casa de todo ese mugrero que dejaron tantos años de gobiernos priistas.

-¡Cállese usted de una vez y escúcheme a mí! Y dígame: ¿qué ha hecho el nuevo gobierno con La Estafa Maestra, ¿eh? ¿Y con la Casa Blanca? -preguntaba el otro golpeando con violencia el suelo con un bastón. 

Y, junto a ellos, otras dos mujeres, una con una gorra del partido en el gobierno, Morena, y otra señora con una playera de Chalecos México, una de las organizaciones civiles que organizaron la marcha para criticar el primer año de gobierno de AMLO, también se reclamaban a gritos acciones y omisiones del actual Gobierno.

-La Cuarta Transformación empieza desde mi persona hacia la sociedad, para cambiar a este país. Dígame, ¿qué ha hecho usted por el cambio? -preguntó la señora de Morena-. 

-Lo que ha hecho la 4T es dividir a la Nación -replicó de inmediato la otra con el dedo índice en alto, apuntando al cielo-. Tenemos a un presidente que ha dividido a México entre fifís y el pueblo bueno, y eso no es de ser un buen presidente. Necesitamos a un presidente que gobierno para todos los mexicanos, y no nada más para los que le lamen la bota o le aplauden. 

-Pues sepa usted que ahora tenemos al mejor presidente que México nunca ha tenido, el único que está combatiendo de verdad a la corrupción. Ahora estamos mejor que nunca -volvió a replicar la señora de Morena, que ante el griterío dio por terminado el diálogo dándole “bendiciones” de manera irónica a su oponente, a lo que ésta respondió que las aceptaba de buena gana, “porque con esta violencia, créame, todos las vamos a necesitar”. 

Todos son mexicanos

La tensión duró unos minutos más, tal vez una media hora. 

Durante todo ese tiempo, la chispa estuvo prendida, aunque el choque de posturas no terminó con el temido estallido de la violencia. No hubo intervención policial, ni granaderos, ni agresiones de ningún bando, más allá de los insultos y de las acusaciones de señalarse unos a otros como ‘fifís’, los opositores, y ‘chairos’, los que apoyan al gobierno, o son de una ideología política de ‘izquierdas’. 

De hecho, hubo hasta momentos de concordia a pesar del calor del debate, como dos manifestantes, un hombre y una mujer que portaban la bandera tricolor, que empezaron gritándose insultos y terminaron el enfrentamiento con un apretón de manos y deseando, “por el bien de México”, que el nuevo gobierno logre abatir los niveles de violencia. 

Mientras tanto, en mitad de los gritos, algunos turistas asistían en silencio y curiosos ante la escena del hombre y la mujer. 

-¿Por qué peleaban? -preguntó alarmado un turista estadounidense a su pareja, una mujer que fotografiaba el momento de tensión.  

-Son opositores del gobierno y personas a favor del gobierno, que están discutiendo -contestó la mujer, en una respuesta muy básica.

-¿Pero, entonces, por qué llevan la misma bandera? -insistió el turista.

A lo que su pareja, encogiendo los hombros, respondió: “Porque todos son mexicanos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Unboxing' en YouTube: ¿es bueno que los niños vean este tipo de videos?

Millones de niños van videos en el que otros sacan juguetes de su envoltorios y juegan con ellos. ¿Deberían los padres estar preocupados por esta tendencia?
25 de diciembre, 2019
Comparte

Es la época de Navidad o al menos de vacaciones en muchos lugares del mundo. Así que los niños están tratando de decidir qué juguetes incluir en su lista de regalos.

Algunos ojean catálogos en busca de inspiración o miran las tiendas de juguetes y anuncios de televisión.

Pero hay otros para los que las ideas surgirán viendo videos de unboxing, una tendencia cada vez más extendida.

El “unboxing” consiste en sacar productos de sus envoltorios. Normalmente son las marcas las que envían los regalos a famosos youtubers.

En el caso de los niños, les llegan juguetes y su trabajo es desempacarlos ante la cámara y probarlos.

¿Cuál es el atractivo de estos videos? ¿Son perjudiciales de alguna manera?

Para Verity, de nueve años, los videos de “unboxing” han sido una excelente manera de averiguar qué juguetes realmente quiere esta Navidad.

A Verity le gusta especialmente ver cómo se abren los juguetes de Shopkins, Lego y Harry Potter en YouTube, que es la principal plataforma para este tipo de contenido.

Verity Lewis

BBC
A Verity le gusta ver videos de “unboxing” de juguetes para reducir su lista de peticiones navideñas.

“Le dan más información que ver solo un anuncio. Es más interesante porque estos videos le brindan más detalles sobre cómo funciona algo y luego se lo muestran”, dice su madre.

También le gusta hacer sus propios videos, pero solo para sus familiares y amigos.

“No quiero que todos los vean porque podrían burlarse de ellos y hacer malos comentarios”, dice ella. “La gente puede ser mala”.

Ryan Kaji fue uno de los primeros niños en comenzar a hacer estos videos en Estados Unidos.

Estrella precoz

Fue en 2015, cuando tenía cuatro años.

Un primer clip, en el que abrió un huevo gigante con más de 100 artículos dentro, ha sido visto más de 1.000 millones de veces.

De hecho, Ryan fue la estrella de YouTube mejor pagada del año pasado, cuando ganó más de US$22 millones.

Fue gracias sobre todo a marcas de juguetes y a su propio programa de televisión.

Ryan Kaji

YouTube
Ryan Kaji, la estrella de YouTube mejor pagada del año pasado, ha tenido casi 1.000 millones de visitas en este video.

Ava, de ocho años, espera emular su éxito.

Comenzó su canal de YouTube Ava’s Toy Show cuando tenía tres años.

Un video que muestra como desempaqueta una casa de Barbie y juega con ella ha tenido más de 8,6 millones de visitas.

A su madre Lynsey Brown, de 36 años, le encanta filmar los videos.

“Ava decide con qué juguetes jugar y creemos que está aprendiendo mucho al ver a su padre editar los videos. Los niños se identifican con ella porque es muy realista”.

Ava dona todos los juguetes a organizaciones benéficas locales, incluida una escuela con alumnos con necesidades especiales.

Y es “muy consciente” de muchos de sus seguidores no son tan afortunados como ella.

“Como madre, es muy frustrante cuando gastas una fortuna en un juguete que resulta que es una basura”.

“Así que esperamos poder ayudar a las personas a decidir qué regalos valen la pena comprar esta Navidad”, dice Lynsey.

Jugar es bueno

El investigador asociado de la Universidad de Cambridge, Dave Neale, que estudia el juego en los primeros años, cree que estos videos pueden tener un impacto positivo si alientan a los niños a jugar con juguetes y a explorarlos más profundamente.

“Jugar es una parte vital del desarrollo temprano, nos enseña habilidades lingüísticas y a regular nuestras emociones”, dice.

“También nos enseña cómo compartir y a interactuar, por lo que cualquier cosa que fomente el juego es esencialmente algo bueno“.

Sin embargo, está preocupado por la falta de interacción y socialización que hay alrededor de estos videos.

Emma y sus hijos

Emma Connell-Smith
Emma Connell-Smith ha prohibido a sus hijos ver videos de “unboxing”.

“Cuando los niños juegan con juguetes, resuelven problemas y son creativos, descubren cómo funciona el juguete, o qué otras cosas pueden hacer con él y eso se convierte en una recompensa. Mirar estos videos les da la solución sin tener que explorar. Es un compromiso más superficial”.

A Emma Connell-Smith, madre de tres hijos, no le gusta el efecto que estos videos tienen en sus gemelos Oliver y Thomas, de 7 años.

“Los juguetes son muy caros y hace que los niños se sienten mal si no pueden tenerlos todos”, dice ella.

“Tampoco me gusta el hecho de que estos videos son largos y los niños parecen incapaces de dejarlos”.

Tilly, su hija de tres años, también pidió verlos, pero la señora Connell-Smith decidió no dejarla.

“Los videos de juguetes dirigidos a los niños más pequeños a menudo usan lenguaje de bebé, y el niño que lo ve repite este idioma, a menudo olvidando cómo usar las palabras reales propias de su edad”.

Video

YouTube
Un video que muestra a un niño pequeño vestido como Spiderman desenvolviendo y armando un auto de juguete ha sido visto 276 millones de veces en YouTube.

Emma Worrollo, que tiene dos hijos y escribe sobre cultura y juegos infantiles, cree que este tipo de contenido puede ser adictivo y dice que la tendencia no muestra signos de desaceleración.

“Está captando la atención de los niños de todo el mundo porque el formato de sorpresa y revelación es muy atractivo “, dice ella.

“Este contenido no tiene narrativa, ni personajes ni final, lo que significa que es difícil para un niño pequeño desconectarse o involucrarse de manera significativa”.

“La experiencia es hipnótica y muchos padres informan un impacto negativo en el comportamiento cuando los niños pequeños ven este tipo de contenido”, añade.

Emma Worrollo

Emma Worrollo
Emma Worrollo limita el tiempo que sus niños Phoenix y Indy pasan en YouTube.

En Brasil, donde la publicidad dirigida a niños es ilegal, la fiscalía ha presentado una demanda contra YouTube con respecto a estos videos.

Acusa a la empresa de “participar en prácticas publicitarias abusivas hacia niños”.

Problemas con la ley

En Estados Unidos, Ryan Kaji, que ahora tiene ocho años, fue objeto de una queja reciente presentada por un grupo de vigilancia ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés).

En este caso se alegaba que estaba manipulando a niños que eran demasiado pequeños para distinguir entre lo que es un anuncio y lo que es una un crítica o reseña sobre un producto.

Ryan Kaji

YouTube
Ryan Kaji gana millones de dólares al año haciendo “unboxing”

Google, propietario de YouTube, ha creado recientemente un nuevo sistema en el que el contenido dirigido a los niños esté claramente etiquetado y de esa manera el sitio pueda desactivar los anuncios.

La medida llega tras un acuerdo alcanzado con la FTC por violar la privacidad de los niños.

Aunque los videos de desempaquetado de juguetes continúan acumulando millones de visitas, los padres deben decidir si son una forma brillante de reducir la lista de Navidad o una herramienta para manipular a sus hijos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Pk1evajOLYg

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&t=

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.