A un año del gobierno de AMLO, aún hay 99% de impunidad en casos de tortura: informe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

A un año del gobierno de AMLO, aún hay 99% de impunidad en casos de tortura: informe

A un año de la llegada al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Colectivo Contra la Tortura pide medidas para la reparación de las víctimas y la investigación sobre los responsables.
Cuartoscuro
Por Alberto Pradilla
16 de diciembre, 2019
Comparte

“A un año de nuevo gobierno sigue 99% de impunidad, no hay reparación, la delincuencia organizada uniformada, ejército y policías, están total y absolutamente impunes”. Fernando Valadez, integrante del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, denunció que, a un año de la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quedan muchas tareas pendientes en el ámbito de la justicia y la rendición de cuentas en casos de tortura. 

En 2019, el colectivo, que cumple 15 años de actividad, acompañó cerca de 30 denuncias de tortura en estados como Ciudad de México, Veracruz, Hidalgo y Oaxaca. En la mayoría de los casos los perpetradores fueron policías estatales o integrantes de la Secretaría de la Defensa (Sedena). Según Valadez, no se han recibido denuncias de malos tratos contra agentes de la Guardia Nacional, que comenzó sus actividades durante el ejercicio que ahora cierra. 

Lee: Tortura persiste como práctica común pese a creación de fiscalía y mecanismo de prevención: Artículo 19

“Que no haya información sobre un caso no quiere decir que exista o no la tortura”, puntualizó la psicóloga Mariana Castilla Calderón.

“La tortura ha sido utilizada como medio de contención social, en aspectos de militarización, para la contención de los migrantes”, dijo Cristian Urbalejo Luna, coordinador del colectivo. En sus 15 años de historia, esta organización acompañó a cerca de 500 casos de tortura. 

El coordinador recordó que México aceptó las recomendaciones formuladas en abril por el Comité de la ONU contra la Tortura. Ahora, aseguró, lo que corresponde es hacerlas efectivas para no quedarse en una declaración de “buenas intenciones”. Entre las propuestas: planes de reparación integral, programas de capacitación o dar un espacio a la sociedad civil para el monitoreo y la aplicación de las medidas. 

Uno de los temas pendientes es la creación de un registro de casos de tortura, dijo Urbalejo Luna. La falta de información es uno de los problemas con los que se encuentran víctimas y asociaciones, aseguró. 

Entérate: Desde tortura sexual, hasta psicológica: CDHDF revela casos cometidos por Procuraduría y Policía en CDMX

Entre 2005 y 2017 la Procuraduría General de la República, actual Fiscalía General de la República, inció 9 mil 539 averiguaciones previas sobre casos de tortura. Sin embargo, apenas una veintena terminó en consignaciones.

“No hay cifra real para dimensionar el tema de la tortura”, dijo Castilla Calderón.

Por su parte, Urbalejo Luna anunció que han enviado cartas a la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Ejecutiva de Atención a las Víctimas para solicitar una reunión en enero. Ambas instituciones cambiaron recientemente sus titulares, por lo que el colectivo espera poder mantener encuentros con Rosario Piedra Ibarra y Mara Pérez Gómez. 

En su informe de mayo, la ONU consideró que la tortura es una práctica “generalizada” en México. Por eso, Mariana Castilla Calderón consideró que “deben implementarse acciones. Nos preocupa que sea aceptación general pero que impunidad siga”.

Como aspecto positivo, la psicóloga apuntó la aprobación de la ley de prevención de la tortura de 2017. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El pedazo de hielo del tamaño de Londres que se desprendió de la Antártida

El enorme témpano se separó de la plataforma de hielo Brunt, ubicada en el mar de Weddell, al sur del océano Atlántico.
27 de febrero, 2021
Comparte

Un gran iceberg de unos 1.270 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Londres, se desprendió de la Antártida.

Este viernes, los instrumentos de detección en la superficie de la plataforma de hielo Brunt confirmaron la separación.

No muy lejos, el British Antarctic Survey (BAS), una institución de Reino Unido dedicada a la investigación de la Antártida, opera la estación Halley. Desde 2017 lo ha hecho con una capacidad reducida debido a la perspectiva inminente de un desprendimiento.

Actualmente no hay nadie en la base, por lo que no hay riesgo para la vida humana.

BAS tiene una variedad de dispositivos GPS en la plataforma Brunt que transmiten información sobre los movimientos del hielo a la sede de la agencia en Cambridge.

Los expertos inspeccionarán las imágenes satelitales de lo ocurrido cuando estén disponibles.

Querrán verificar que no aparezcan inestabilidades inesperadas en la plataforma de hielo restante donde está ubicada la estación Halley.

“Aunque la ruptura de grandes pedazos de las plataformas de hielo de la Antártida es algo completamente normal de su funcionamiento, los grandes desprendimientos como el detectado en la plataforma de hielo de Brunt el viernes siguen siendo bastante raros y emocionantes”, dijo el profesor Adrian Luckman, quien ha estado rastreando imágenes de satélite del Brunt durante las últimas semanas y predijo la ruptura.

“Con tres largas fisuras que se han estado desarrollando activamente en el sistema de la plataforma Brunt durante los últimos cinco años, todos hemos estado anticipando que algo espectacular iba a ocurrir”, dijo a la BBC.

“El tiempo dirá si este desprendimiento provocará que en los próximos días y semanas se rompan más pedazos. En la Universidad de Swansea estudiamos el desarrollo de las grietas en la plataforma de hielo porque mientras algunas conducen a grandes desprendimientos, otras no; y las razones de esto pueden explicar por qué existen las grandes plataformas de hielo “, agregó.

Borde del iceberg A68

Mario Tama/Getty Images
Aunque el nuevo iceberg es enorme, no es tan grande como el A68 (fotografiado en esta imagen) cuyo tamaña equivale a cuatro veces el de Londres.

¿Dónde exactamente se produjo la ruptura?

El desprendimiento detectado este viernes está en la plataforma de hielo Brunt, que es la protuberancia flotante de glaciares que han fluido de la tierra hacia el mar de Weddell.

En un mapa, el mar de Weddell es ese sector de la Antártida directamente al sur del océano Atlántico. El Brunt está en el lado este del mar.

Como ocurre con todas las plataformas de hielo, periódicamente de ella se desprenden icebergs. El último gran trozo que se desprendió en esta área lo hizo a principios de la década de 1970.

¿Cuán grande es el nuevo iceberg?

Se estima que mide unos 1.270 kilómetros cuadrados. Eso es grande desde cualquier punto de vista, aunque no tan grande como el iceberg A68 que se desprendió en julio de 2017 de la plataforma de hielo Larsen C, en el lado occidental del mar de Weddell.

Pero incluso con una cuarta parte del tamaño de A68 será necesario rastrear este bloque del Brunt debido al riesgo futuro que podría representar para la navegación.

El Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos le dará al nuevo desprendimiento un nombre a su debido tiempo. Dado que está en el mismo cuadrante antártico (0-90W) en el que se originó el A68, también llevará la letra “A” en su nombre. Es probable que se llame A74.

¿Es esto consecuencia del cambio climático?

No. El desprendimiento de témpanos en el borde delantero de una plataforma de hielo es un comportamiento muy natural.

La plataforma tiende a mantener el equilibrio y la expulsión de témpanos es una forma de equilibrar la acumulación de masas derivada de las nevadas y la entrada de más hielo procedente de los glaciares que se alimentan en tierra.

A diferencia de la península Antártica, al otro lado del mar de Weddell, los científicos no han detectado cambios climáticos en la región de Brunt que alterarían significativamente el proceso natural descrito anteriormente.

Además, las estimaciones sugieren que el Brunt había logrado su mayor extensión en los últimos 100 años cuando se produjo este desprendimiento. Esta ruptura hace tiempo de debía ocurrir.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=20s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.