'Tuvimos que armarnos': Pobladores del sur de Veracruz se suman a grupos de autodefensa contra el crimen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Iván Sanchez

'Tuvimos que armarnos': Pobladores del sur de Veracruz se suman a grupos de autodefensa contra el crimen

Habitantes de Santiago Sochiapan decidieron sumarse a los grupos que ya se habían organizado en otras regiones para defender sus tierras y sus vidas.
Iván Sanchez
Por Ana Alicia Osorio
18 de diciembre, 2019
Comparte

Las personas que viven en al menos siete comunidades de Santiago Sochiapan, Veracruz, no pueden salir al médico, a la escuela o a hacer sus compras por temor a ser víctimas de algún delito. Por eso han constituido policías comunitarias armadas para intentar protegerse.

Eduardo Santiago Romero, a sus más de 80 años, observa cómo la herida en su pie aumenta y no puede ir al médico. El miedo a convertirse en una víctima más de la inseguridad en la zona le impide a él, y a todos sus vecinos, salir al poblado más cercano para atenderse.

“Tenemos miedo porque nos amenazan… no podemos salir a ningún lado. Mire cómo anda mi pie, me salió una llaga por no atenderme de una herida”, contó.

Entérate: Tijuana, Juárez y Acapulco, los municipios con más homicidios en 2019, juntos suman más de 3 mil casos

Santiago Sochiapan es solo uno de los lugares de la región sur del estado de Veracruz, en los límites con Oaxaca, donde han surgido grupos de autodefensa ante la situación de inseguridad que se vive y que tiene a los pobladores encerrados en sus viviendas.

Pero aun cuando los grupos de autodefensas o policías comunitarias protegen los poblados, para las personas que allí viven sigue siendo imposible salir a cubrir sus necesidades básicas. Como ir al médico, visitar a familiares, acudir a sus trabajos o ir a la escuela.

Mónica, a quien se le cambió el nombre por seguridad, sacó a sus dos hijos de la escuela. Lo mismo hicieron muchos de sus vecinos en la comunidad de Benito Juárez.

En esa comunidad no tienen bachillerato y para cursarlo deben acudir a la localidad más cercana (María Lombardo del Caso, Oaxaca), lo que implica avanzar 30 minutos en una carretera que se ha vuelto imposible de transitar. Por eso quienes cursaban ese nivel de estudios dejaron de hacerlo.

En esa carretera los lugareños han tenido noticias de desapariciones. Anteriormente era transitada frecuentemente por personas que hoy viven amenazadas de muerte, o a quienes se les pide una cuota para dejarles seguir con sus vidas.

Mónica se fue a vivir a otra ciudad hace seis meses, pero cuando supo que se crearon las policías comunitarias decidió regresar a su casa y dejar de pagar renta; ahora solo espera que la situación cambie para las casi 2 mil 500, que de acuerdo con el INEGI, viven en las comunidades de Santiago Sochiapan.

“Hay jovencitas y jovencitos que ya no van a la escuela, perdieron sus clases, lo que pediría es que traigan un maestro que les venga a enseñar aquí (…) Aquí tengo familia y nos dijeron vamos a apoyar al pueblo porque no vamos a dejar que nos quiten más a nuestros hijos, a nuestros jóvenes”, narró.

Foto: Iván Sanchez

Foto: Iván Sanchez

Armarse para afrontar al crimen

El 30 de julio pasado, en Playa Vicente, dos jóvenes fueron a la tienda a comprar algunos alimentos pero ya no regresaron. “Ese día íbamos a ir al río todos y los muchachos fueron a la tienda pero ya no regresaron (…) cuando los secuestraron nos dijeron que no hiciéremos bulla, que no dijéramos que los habían levantado”, dijo Matilde González, madre y suegra de los dos jóvenes. Ella y su familia no presentaron denuncia por temor.

“A mi hijo lo metieron a una camioneta y yo no tuve tiempo de nada; si mi hijo hubiera hablado o gritado a lo mejor yo hubiera hecho algo, pero no tuve tiempo de nada”, contó Reyes Brito Sotelo, padre de un joven secuestrado por un grupo criminal. El señor Reyes acudió a la Fiscalía de Veracruz para presentar denuncia, pero “me dijeron que regresara después y ya no regrese”.  

Los dos son historias que se escuchan al por mayor en esta zona del sur de Veracruz y todas tienen algo en común: las víctimas no presentaron denuncias por la desconfianza hacia las autoridades.

El Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública informó sobre una baja actividad delictiva en Santiago Sochiapan. Habló de una investigación por homicidio, una por despojo y 9 por amenazas en  2019; mientras que en el municipio vecino, Playa Vicente, lo más relevante son 5 homicidios en este año. Pero la realidad que cuentan las personas de la zona es muy distinta.

El 18 de julio, Pedro y Alejandro Viveros, importantes ganaderos de la región, desaparecieron de Playa Vicente y tan solo unas horas después la casa de uno de sus familiares fue atacada a balazos.  Él se defendió y varios del pueblo llegaron a ayudarlo.

“Vi los gritos y vi que eran delincuentes, yo estaba con mi familia, tenía un bebé de tres meses y otra niña de tres años (…) había patrullas de Playa Vicente y de (Santiago) Sochiapan cuidándoles (…) el pueblo salió con sus armas y sus escopetas y me ayudaron”, dijo el familiar de los ganaderos, quien solicitó anonimato por temor a nuevas represalias.

Ese día fue decisivo para el pueblo de Santiago Sochiapan. Entonces decidieron sumarse a los grupos que ya se habían organizado en otras regiones para defender sus tierras y sus vidas al unirse a los Pueblos Unidos Contra la Delincuencia.

“Estamos levantados en armas más de 12 o 13 pueblos, estamos unidos con los municipios de Las Choapas, Jesús Carranza, San Juan Evangelista, somos más de mil gentes unidos contra la delincuencia”, aseguró el familiar.

Así se han unido los ganaderos, los obreros, campesinos, amas de casa y todo el pueblo. Hacen patrullajes, instalan retenes y cierran los poblados durante las noches.

“Mi negocio es la compra y venta de ganado, pero llevo seis meses sin poder trabajar porque la delincuencia organizada ya no me lo permite, me mandó a pedir una cuota que no puedo pagar, me mandó a pedir medio millón de pesos de entrada y 50  mil pesos al mes (…) estoy como secuestrado prácticamente, los que salen allá se quedan”, afirmó otra de las personas que se unió a la policía comunitaria mientras empuña un arma larga  (R15) que asegura le quitó a uno de los delincuentes en un enfrentamiento que tuvieron.

La delincuencia en la región

A unos cuantos kilómetros de Santiago Sochiapan, en el municipio vecino de San Juan Lalana en Oaxaca, hubo un importante enfrentamiento el 1 de diciembre entre militares y un grupo delincuencial que transportaba un convoy de 10 vehículos de ganado robado.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca informó que cuatro personas murieron y cuatro más fueron detenidos.

Tras ese hecho se han presentado diversos enfrentamientos en la zona, que mantiene alertas a los grupos de autodefensas.

A otros cuantos kilómetros pero del lado de Veracruz, fue detenido el 9 de diciembre el Abraham N , apodado el “doble cero” y quien operaba en la zona de San Juan Evangelista, Sayula de Alemán, Acayucan y Oteapan.

El secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, declaró ante medios de comunicación que se encuentran preparados para un posible recrudecimiento de la violencia por “reacomodos” del grupo delincuencial.

“Nosotros prácticamente estamos secuestrados en estos municipios, tanto Santiago Sochiapan como Playa Vicente, yo funjo el cargo de subagente y desgraciadamente la delincuencia nos tiene rebasados, le pedimos ayuda a los gobiernos (…) tuvimos que armarnos, nosotros éramos gente pacífica, estamos sufriendo los atropellos de la delincuencia y nuestros hijos están perdiendo clases”, sentenció un subagente municipal de Santiago Sochiapan, quien no dio su nombre por temor.

En medio de los “reacomodos”, la población que ha padecido los delitos de este grupo delincuencial pide que un convoy del Ejército coloque un retén y sean ellos los que hagan los rondines en la zona, pues no confían en las policías municipales.

“No nos vamos a dejar, así nos vayamos a morir aquí, no nos vamos a dejar”, afirmó una mujer, mientras se aferra a su comunidad, el único lugar donde puede sentirse un poco segura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Reino Unido es el primer país del mundo en aprobar la vacuna de Pfizer contra COVID-19

La vacuna de Pfizer/BioNTech, que ofrece un 95% de protección contra el SARS-CoV-2, fue aprobada, según informó el ministerio de Salud británico.
2 de diciembre, 2020
Comparte

Reino Unido se convirtió este miércoles en el primer país del mundo en aprobar la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech, allanando el camino para la vacunación masiva.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés), dice que la vacuna —que ofrece un 95% de protección contra el covid-19— es segura.

Las primeras 800,000 dosis estarán disponibles en dicho país a partir de la próxima semana, informó el ministro de Salud británico, Matt Hancock, y se dará prioridad a las personas mayores, a aquellos en residencias de ancianos y al personal sanitario.

Se trata de la vacuna que más rápido ha pasado de ser un concepto a una realidad: su desarrollo se produjo en tan solo 10 meses, siguiendo los mismos pasos que normalmente toman 10 años.

La vacuna —que está siendo producida en Bélgica— se suministra en dos dosis, con 21 días de diferencia entre la primera y la segunda (que es un refuerzo).

Se estima que la inmunidad demora en generarse unas pocas semanas.

Nuevo tipo de vacuna

La vacuna de Pfizer/BioNTech fue la primera en publicar resultados positivos tempranos de las etapas finales de pruebas.

Gráfico sobre la vacuna.

BBC

Es un nuevo tipo de vacuna llamada ARN, que utiliza un fragmento pequeño del código genético del virus para enseñarle al cuerpo cómo combatir al covid-19 y generar inmunidad.

Nunca antes se había aprobado una vacuna de este tipo para su uso en humanos, aunque alguna gente ya había recibido esta clase de vacunas en ensayos clínicos.

Dado que la vacuna debe ser almacenada a una temperatura de -70º C, debe ser transportada en cajas especiales, cubiertas por hielo seco.

Una vez que son entregadas, pueden conservarse en una nevera por hasta cinco días.

Entretanto, se espera que pronto se aprueben otras prometedoras vacunas desarrolladas por otros laboratorios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.