Jacqueline pensaba recuperar a sus dos hijas tras años de violencia, pero su expareja las asesinó
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Jacqueline pensaba recuperar a sus dos hijas tras años de violencia, pero su expareja las asesinó

Jacqueline y sus dos hijas fueron asesinadas por quien era padre de las niñas y expareja de la joven, en Naucalpan, Estado de México. El hombre se suicidó.
Cuartoscuro
11 de diciembre, 2019
Comparte

Este 9 de diciembre, Jacqueline Alba y sus dos hijas, de 1 y 3 años, fueron halladas sin vida dentro de un domicilio de Naucalpan, Estado de México. Las tres fueron asesinadas por Pedro “N”, quien era padre de las niñas y expareja de la joven.

El hombre envenenó a sus hijas, luego estranguló y mutiló a Jacqueline con un esmeril, y finalmente se suicidó.

Los hechos ocurrieron en un domicilio de la colonia San José Poza Honda, donde Jacqueline y Pedro vivieron por cuatro años en los que, de acuerdo con la familia de la joven, ella fue víctima de violencia en múltiples ocasiones, y cada que se iba de la casa él la amenazaba con quitarle a sus hijas, Brenda y Sofía, motivo por el cual siempre volvía a su lado.

Desde hace más de 20 días, Pedro se había llevado a las niñas. El pasado domingo, citó a Jacky en su casa, para que pudiera verlas y ellos pudieran platicar sobre su relación, y eso fue lo último que sus familiares supieron.

Te puede interesar: Feminicidio relacionados con violencia familiar crecen en Sinaloa, Veracruz y Edomex

Sayuri, madrastra de Jacky, dijo a Animal Político que fue hasta el lunes al medio día cuando supieron de lo ocurrido, al presentarse ante el Ministerio Público de Naucalpan para reportar a la joven como desaparecida, pues la noche que acudió a ver a sus hijas dejó de contestar el celular.

“El domingo no la buscamos porque pensamos que de nuevo había vuelto con él por las niñas. El lunes, cuando fuimos a denunciar su desaparición porque no sabíamos si algo le había pasado ahí con él o en la calle, nos informaron que las había matado su pareja”, señaló.

Años de violencia

Jacqueline tenía 14 años cuando se fue a vivir con Pedro. Antes de eso, “era muy alegre, le gustaba arreglarse”.

Sin embargo, su relación con Pedro cambió su vida por completo: al poco tiempo se embarazó de su primera hija y se fue a vivir con él a casa de su familia, donde de acuerdo con Sayuri “la insultaban verbalmente, uno de sus cuñados la acosaba, le revisaban su ropa interior y a veces incluso la espiaban en el baño”.

Por ello, decidió volver a casa de su madre, e incluso había vuelto a la escuela. Fue entonces cuando Pedro sustrajo por primera vez a la única hija que tenían entonces, y bajo la amenaza de que si no volvía con él se llevaría a la niña lejos, ella regresó.

Lee más: Suman casi 3 mil mujeres asesinadas en México en 2019; solo 726 se investigan como feminicidios

Al poco tiempo, se enteró que estaba embarazada de nuevo, pero él la llevó a abortar, “porque seguro había andado con otros cuando estuvieron separados”.

Entre lágrimas, Sayuri explicó que ella y la madre de Jacky supieron de ello y planearon denunciar a Pedro por obligarla a abortar, pero no pasó mucho para que volviera a abusar de ella,  y de esa violación resultara embarazada.

Como la violencia en su contra continuó, Jacqueline decidió salirse de nuevo de la casa donde vivía con Pedro. El 30 de septiembre acudió ante el ayuntamiento de Naucalpan a levantar un acta para denunciar los maltratos.

Unas semanas después, la mamá de Pedro le pidió que le permitiera ver a las niñas y llevarlas de paseo. Ella accedió y no volvió a ver a sus hijas, porque nuevamente se las escondieron.

En el tiempo que estuvo separada, Jacqueline determinó que estaba dispuesta a salir adelante con sus hijas, y ya había encontrado trabajo, realizando limpieza en una obra.

Entérate: Omisiones y falta de registro dejan a huérfanos por feminicidio sin reparación del daño

De acuerdo con las versiones de la familia de Jacky, los cuerpos de los cuatro integrantes de la familia fueron hallados con una carta escrita por Pedro, en la que pedía que los velaran y enterraran juntos, “porque amaba a su familia”.

Acerca del caso, la Fiscalía del Estado de México informó a Animal Político que no cuentan con antecedentes de denuncia por parte de la joven, ya que solo informó de las agresiones que sufría a autoridades municipales.

Aunque las autoridades se encuentran atendiendo a la familia de Jacqueline, Sayuri denunció que, hasta ahora, no les han entregado los informes sobre cómo fue que las autoridades fueron alertadas sobre lo ocurrido, por lo que siguen a la espera de indicios que permitan encontrar justicia para la joven.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a octubre de 2019 se abrieron 95 carpetas de investigación por el delito de feminicidio en el Estado de México.

En el estado, además, se encuentran activas dos Alertas de Violencia de Género, por la violencia feminicida en la entidad, y por las desapariciones de mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Naomi Seibt.

Naomi Seibt, la "anti-Greta Thunberg" que aboga en contra del "alarmismo" medioambiental

Como Greta Thunberg, Naomi Seibt es joven, blanca, elocuente y europea, pero las similitudes se acaban ahí. Esta alemana de 19 años considera que el cambio climático es algo neutro, que no afecta al planeta: "El clima siempre está cambiando".
Naomi Seibt.
2 de marzo, 2020
Comparte

“Por muchos años fui una alarmista medioambiental. Me creí toda esta narrativa de que el cambio climático estaba destruyendo el planeta (…) pero luego de hacer un poco de investigación, decidí que ya tenía una visión propia y sólida sobre el asunto”.

Así explica Naomi Seibt la transición que la llevó a unirse a Heartland, un influyente Think Tank conservador con sede en las afueras de Chicago, Estados Unidos, partidario del capitalismo y del libre mercado.

Presentada como la “anti-Gretapor Heartland, esta adolescente alemana de 19 años se ha convertido en otra voz de los escépticos del cambio climático.

Como Thunberg, Seibt es joven, blanca, elocuente, originaria de un país rico de Europa Occidental, bastante madura para su corta edad y habla inglés perfectamente. Pero las similitudes se acaban ahí.

“Soy una libertaria. Generalmente no quiero alinearme con ningún partido”, dice Naomi Seibt a BBC Mundo, sin negar su estrecha relación con miembros de Alternative für Deutschland (AfD), un partido de extrema derecha alemán que milita en contra de la inmigración, el islam y la Unión Europea.

Su visión con respecto al medioambiente también difiere de la de Thunberg, quien fue nombrada en 2019 como la “persona del año” por la prestigiosa revista Time, por su lucha contra el cambio climático, convirtiéndose en la más joven de la historia en recibir la distinción.

“En realidad, el dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero menor”, dice Seibt, asegurando que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático alega que el efecto de calentamiento (causado por las emisiones) de CO2 es alto basándose en sus propios modelos de computación y no en datos reales.

“Creo que eso es un gran problema porque se le está diciendo a la gente que todo esto está basado en la ciencia, incluso a científicos y políticos”, agrega.

Contactado por BBC Mundo, Greenpeace España no quiso comentar sobre esta joven ni sobre sus ideas.

“Pensamos que este debate está superado (…) es nuestra política no entrar a valorar opiniones negacionistas que van en contra de la evidencia científica“, aseguró Ana Martínez, gerente de comunicaciones de la organización.

Naomi Seibt.

Naomi Seibt
Naomi Seibt recibe un “modesto sueldo” por parte de Heartland, una organización que mantiene estrechos lazos con la administración Trump.

El plan para contrarrestar los objetivos de reducción de CO2

Con un “modesto sueldo” según ella misma dice, Seibt trabaja desde diciembre para Heartland, una organización que ha sido acusada de emprender una campaña para contrarrestar los esfuerzos que realiza Alemania para regular las emisiones de dióxido de carbono en el mundo.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, Connor Gibson, investigador de Greenpeace Estados Unidos, acusó a Heartland de “canalizar dinero anónimo estadounidense (para promover) la negación climática en otros países”.

“Se apoya en medios de comunicación para fomentar estrategias de equivalencias falsas para intentar normalizar creencias radicales. La negación del clima no es un delito sin víctimas, y es hora de que los responsables rindan cuentas”, prosigue.

Según el sitio británico Desmog, dedicado a denunciar lo que considera campañas de desinformación sobre el cambio climático, dice que Heartland es “uno de los más notorios grupos que niegan la ciencia del cambio climático en Estados Unidos y ha recibido fondos de ExxonMobil y grandes fundaciones conservadoras”.

Y The Washington Post reporta que, durante La Conferencia de Madrid sobre el Cambio Climático, celebrada en diciembre, dos empleados encubiertos de CORRECTIV, una redacción alemana sin fines de lucro, contactaron a James Taylor, director del Centro Arthur B. Robinson para Política Climática y Ambiental de Heartland, haciéndose pasar por donantes de la industria automotriz.

Los periodistas encubiertos le ofrecieron a Taylor medio millón de euros (US$543.000) que él aceptó inmediatamente presentando un elaborado plan para combatir el afán de las autoridades alemanes de limitar el cambio climático.

Según dijo Taylor a The Washington Post, su respuesta habría sido la misma si hubiera conocido la verdadera identidad de los periodistas.

En esa propuesta enviada por el Centro Arthur B. Robinson describía a Naomi Seibt como “la estrella” de un “Foro de Realidad Climática” organizado por Heartland en paralelo a la cumbre de Madrid.

Contactado por BBC Mundo, Taylor describe a la joven alemana como una “estupenda mensajera de la libertad humana en el mundo”.

“Es una joven adulta muy inteligente y articulada, con una visión muy perspicaz de mejorar las condiciones (de vida) en Europa y en el resto del mundo. Creo que sería maravilloso si la gente escuchara su mensaje”, prosigue.

Pero, ¿cuál es exactamente su mensaje?

Greta Thunberg.

Getty Images
Naomi Seibt dice que le gustaría conocer a Greta Thunberg “más allá de sus opiniones sobre el cambio climático y lo que dice frente a las cámaras”.

“No creo que los humanos estén causando el cambio climático”

Naomi cree que Thunberg y otros activistas medioambientales están provocando “histeria innecesaria” exagerando la crisis climática.

“No me considero a mí misma una negadora del cambio climático, porque si me preguntas si creo en el cambio climático, por supuesto que te voy a decir que sí (…) el clima siempre ha estado cambiando durante millones y miles de millones de años”.

“Mira hacia afuera, el clima ha estado cambiando todo el tiempo durante el transcurso de este año”, agrega.

“Hemos tenido glaciaciones. Hemos tenido tiempos calurosos, tiempos fríos. Todo está relacionado con la rotación del Sol, relacionado con la forma en que el Sol afecta la temperatura del planeta”.

Cuestionada sobre si considera que el cambio climático es algo positivo, la joven se defiende: “No estoy diciendo que sea positivo o negativo. Es neutro. El clima siempre está cambiando. Es algo natural (…) Lo que no creo es que los humanos estén causando el cambio climático”, afirma.

Seibt también desmiente las acusaciones de formar parte de un plan para hacerles contrapeso a las autoridades de su país en la lucha contra el cambio climático.

“Ya no me veo como una activista puramente alemana, por así decirlo”, dice y agrega que su activismo ahora está dirigido a la comunidad internacional.

Donald Trump.

Getty Images
Heartland, la organización para la que trabaja Naomi Seibt, tendría vínculos estrechos con la administración Trump.

Nexos con Donald Trump

Fundada en 1984 y financiada principalmente por donantes anónimos, Heartland, la organización que ahora ayuda a difundir el mensaje de la “anti-Greta”, mantiene estrechos lazos con miembros de la administración Trump, según reporta The Washington Post.

De acuerdo a documentos obtenidos por el diario estadounidense, William Happer, quien se desempeñó como director del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca entre 2018 y 2019, habría solicitado la ayuda de Heartland para promover sus ideas de que las emisiones de CO2 deberían considerarse beneficiosas para la sociedad.

“Creemos que la administración Trump en general está haciendo un muy buen trabajo con respecto a la política energética, medioambiental y climática”, dice James Taylor de Heartland a BBC Mundo.

“Nos complace proporcionar información y asesoramiento siempre y cuando estén contentos en recibirla”, agrega sobre los miembros del gobierno estadounidense y confirma tener contacto con “algunos” de ellos.

Si bien Naomi Seibt no conoce todavía personalmente al presidente Donald Trump, dice que “estaría feliz de conocerlo algún día” y al mismo tiempo desestima que existan vínculos entre el mandatario y la organización para la que trabaja.

“Tal vez en términos de puntos de vista, porque él también ha sido considerado como un negador del cambio climático”.

El deseo de Seibt de conocer a Trump se puede cumplir este sábado. La “anti-Greta” participa en Conservative Political Action Conference (Conferencia de Acción Política Conservadora), cuyo discurso de cierre lo hará Donald Trump.

Manifestación de seguidores de AfD en Berlín.

Getty Images
Naomi Seibt no niega mantener una estrecha relación con miembros de Alternative für Deutschland (AfD), un partido de extrema derecha alemán.

“Estoy segura de que Greta es una chica muy agradable”

Con respecto a su “rival” Greta Thunberg, asegura no tener ningún problema con ella ni con la narrativa general de la lucha contra del cambio climático.

Pero lamenta que solo se muestre un lado del asunto.

“Lo que veo es que la mayoría de las personas en las calles, protestando y hablando sobre el cambio climático, políticos y celebridades, no tienen idea de lo que realmente está pasando. No investigan sobre la ciencia detrás de esto. Si lo hicieran, estoy feliz de discutir con ellos”.

Además, dice estar “segura” de que Greta es una chica “muy agradable” e “interesante”.

“Me gustaría conocerla más allá de sus opiniones sobre el cambio climático y lo que dice frente a las cámaras, porque ella es mucho más que eso. No es solamente propaganda (contra) el cambio climático” agrega.

Igualmente, confiesa que aunque no le gusta que se refieran a ella como la “anti-Greta”, dice que si sirve para hacerse conocer y transmitir su voz por el mundo, bienvenido sea.

“No me considero como una anti-Greta y no quiero convertirme en una especie de marioneta del lado opuesto”.

Mientras que Greta Thunberg tiene 4 millones de seguidores en Twiter, Naomi Seibt -que abrió su cuenta en febrero de 2020- tiene 11.900.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts