close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Lilly Téllez acusa que radicales pro-dictadura de Venezuela quieren echarla de la bancada de Morena

La senadora Lilly Téllez acusó a Héctor Díaz-Polanco y al historiador Pedro Salmerón de formar un grupo radical que quiere echarla de Morena, como parte de una “simulación, venganza, autoritarismo y ambición de poder”.
Cuartoscuro
18 de diciembre, 2019
Comparte

La senadora Lilly Téllez calificó al intento de expulsarla de la bancada de Morena en el Senado como una “simulación, venganza, autoritarismo y ambición de poder”.

A través de redes sociales, la senadora por Sonora acusó a Héctor Díaz-Polanco, integrante de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena (CNHJ), así como al historiador Pedro Salmerón Sanginés, de formar un “grupo radical que pretende imponer la ideología pro-dictadura de Venezuela” en México.

“El grupito radical de Morena de Díaz-Polanco y sus fans, Pedro Salmerón, Abraham Mendieta y Katu Arkonada, saben que su guillotina no se puede aplicar en el Senado. Aún así, ordenan mi expulsión de la bancada”, señaló.

Te puede interesar: Senadora de Morena anuncia que presentará iniciativa contra el aborto a nivel federal

De acuerdo con la senadora, la propuesta de expulsión “es un acto de simulación para provocar linchamiento mediático en mi contra”.

Respecto a la petición de expulsión, el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, expresó que en el partido “hay diferentes opiniones e ideas”, y que defenderán siempre el derecho a expresarlas, porque “en eso se basa la democracia”.

“Por ello, expresamos nuestra solidaridad a Lilly Téllez. El requerimiento de la CNHJ va en contra de los principios del grupo y del movimiento”, sentenció.

Por ello, Monreal anunció que Morena acudirán ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que se resuelva el caso de la solicitud de Téllez de la bancada del partido en el Senado.

Lee más: Senadora de Morena contradice a AMLO; Robles no es chivo expiatorio, dice

Y esta no ha sido la única muestra de apoyo que ha recibido Lilly Téllez: la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández, escribió a través de su cuenta de Twitter que ha sido un honor trabajar con su compañera, y comentó que “un ente externo carece de competencia para involucrarse en asuntos parlamentarios”.

También Citlali Hernández, su compañera de bancada, le expresó su apoyo, pues dijo que aunque ideológicamente Lilly Téllez y otros senadores no cumplen ciento por ciento la agenda de los principios de Morena, ese no es problema de ellos, sino del partido que “con falta de cuadros convocó a todos a compartir su proyecto de nación”.

En su opinión, las posiciones conservadoras que consideró la CNHJ de Morena para realizar la solicitud, “no son culpa de Lilly Téllez, sino de nosotros que le abrimos la puerta, hay distintas personas que necesariamente no son de izquierda”.

Lilly Téllez, de profesión periodista, fue electa por mayoría relativa como senadora por el estado de Sonora, y anteriormente ha manifestado que no es de izquierda y tiene posiciones encontradas con el grupo parlamentario de Morena en temas como aborto y matrimonio entre personas del mismo sexo.

También ha votado contra diversas propuestas de Morena, como la ley para protección del maíz nativo, las reformas del Fondo de Cultura Económica y el pronunciamiento sobre el asilo político a Evo Morales.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Paro nacional en Colombia: decretan toque de queda en Bogotá tras nuevas protestas y saqueos

El alcalde informó, además, que unos 20.000 policías y 4.000 miembros del Ejército serán desplegados para reforzar la seguridad en la capital.
AFP
22 de noviembre, 2019
Comparte

Las autoridades de Bogotá decretaron este viernes toque de queda en tres zonas de la capital de Colombia por los “saqueos” y “actos vandálicos” registrados en una nueva jornada de protestas este viernes tras el paro nacional del jueves.

“Esta no es una marcha democrática. Aquí lo que tenemos es una minoría de delincuentes que destruye los bienes”, afirmó en conferencia de prensa el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa.

El funcionario indicó que la medida abarcará las zonas de Bosa, Kennedía y Ciudad Bolívar, desde las 20:00 de este viernes (01:00 UTC del sábado) hasta las 5:00 del sábado.

El alcalde informó, demás, que unos 20.000 policías y 4.000 miembros del Ejército serán desplegados para reforzarán la seguridad en la capital.

De acuerdo con las autoridades de Bogotá, este viernes se reportaron algunos actos vandálicos en algunos sectores de la capital, como resultados de los cuales se vieron afectadas 76 estaciones y 79 autobuses del servicio de transporte conocido como Transmilenio, así como varios supermercados.

Las autoridades locales habían decretado en la mañana una ley seca en toda la ciudad que se extenderá hasta el mediodía del sábado 23 de noviembre.

El gran paro del jueves

Las protestas de este viernes en Colombia estuvieron precedidas por una jornada de manifestaciones el jueves, considerada entre las mayores en los últimos tiempos, que se saldó con al menos tres muertos y más de 250 heridos, según cifras del Departamento de Defensa.

Las marchas fueron convocadas como una iniciativa de los sindicatos para prevenir que el gobierno del presidente Iván Duque ejecute una reforma laboral y de las pensiones que consideran lesiva a los intereses de los trabajadores.

También reclaman más inversión en educación y medidas de protección efectivas para indígenas y líderes sociales, blanco de una ola de asesinatos que se ha cobrado la vida de decenas de ellos desde que Duque llegó al poder, hace 15 meses.

Las organizaciones sociales también exigen al gobierno un mayor compromiso con la implementación del acuerdo de paz con las FARC alcanzado en 2016.

Bogotá

AFP
Bogotá volvió a sentir el sonido de los cacerolazos.

A la convocatoria se sumaron numerosos sectores sociales -estudiantes, docentes, indígenas, campesinos, mujeres, grupos opositores, así como defensores de los acuerdos de paz suscritos con la exguerrilla de la FARC.

En la capital, donde la jornada terminó el jueves con un inédito cacerolazo, durante el día se registraron al igual que este viernes, algunos disturbios tanto en zonas del centro como en el noroeste.

Otros se produjeron en Cali, donde el alcalde, Maurice Armitage, decretó el toque de queda en la noche del jueves tras los actos vandálicos registrados en varios puntos de la ciudad.

Antes del paro del jueves, el gobierno implementó de forma previa una serie de medidas que incluyeron el cierre de los pasos fronterizos de Colombia con Venezuela, Brasil, Ecuador y Perú y el acuartelamiento en primer grado (máxima alerta) de las fuerzas militares.

Las protestas tienen lugar poco después una encuesta de la empresa Gallup correspondiente a octubre de 2019 ubicó el nivel de desaprobación de Duque en 69%, mientras que su aprobación era de apenas 26%.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZxEkMGziyDU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.