Qué son las partículas 2.5 que provocan las contingencias y cómo dañan la salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Qué son las partículas 2.5 que provocan las contingencias y cómo dañan la salud

Estas partículas son más pequeñas que las producidas por las emisiones vehiculares y afectan más profundamente el sistema respiratorio.
Cuartoscuro
25 de diciembre, 2019
Comparte

El Valle de México está en alerta por contaminación debido a la alta concentración de partículas, más pequeñas que el grosor de un cabello. Aunque son pequeñas, respirarlas tiene efectos importantes en la salud.

¿Qué son las partículas contaminantes y cómo se clasifican?

Las partículas pueden estar en estado líquido o sólido y estar suspendidas en la atmósfera.

Se dividen en dos: primarias, que son producidas directamente por alguna fuente contaminante y secundarias, las que se forman en la atmósfera, como resultado de la interacción química entre gases y partículas primarias, señala la Norma Oficial Mexicana NOM-025-SSA1-2014.

También se clasifican según su tamaño: menores o iguales a 10 micras (PM10), en menores o iguales a 2.5 micras (PM2.5) y menores o iguales a 0.1 micras (PM0.1).

¿Qué las produce?

La materia particulada o PM (por sus siglas en inglés) 2.5 son son “una mezcla que puede incluir sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales”, explica la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Éstas provienen de los automóviles, camiones, fábricas, quema de madera y otras actividades. En el caso del Valle de México, los incendios que se han registrado en la Ciudad y Estado de México han provocado un aumento de estas partículas.

¿Cómo te afectan?

El tamaño de las partículas determina el daño que pueden causar a la salud. Las PM10 se  depositan en la región extratorácica del tracto respiratorio: nariz, boca, naso, oro y laringofarínge, señala la NOM.

Contienen principalmente materiales de la corteza terrestre pero también pueden contener material biológico como polen, esporas, virus o bacterias o provenir de la combustión incompleta de combustibles fósiles.

Las PM2.5 se depositan en la región traqueobronquial: tráquea hasta bronquiolo terminal, aunque pueden ingresar a los alvéolos.

La concentración de ambas partículas está relacionado con un incremento en las visitas a urgencias por asma, ya que afectan la función pulmonar de quien padece esta enfermedad, y con un aumento en las consultas por infecciones de vías respiratorias.

“La exposición a largo plazo a niveles altos de PM2.5 se asocia significativamente a hospitalizaciones por neumonía adquirida, mientras que la exposición a PM10 durante los meses de verano se asocia con mayores síntomas de apnea obstructiva y menor saturación durante el sueño”, explica la Norma.

Las PM2.5 también afectan la frecuencia cardiaca reduciendo el ritmo; los pacientes con hipertensión son más sensibles a los efectos.

Las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, adultos mayores y niños son más propensos a verse afectados por la exposición a la contaminación por partículas, señala la EPA. Si se está sano, puede sentir síntomas temporales si está expuesto a altos niveles de contaminación por partículas.

Algunos síntomas son:

-Irritación de los ojos, nariz y garganta; tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar.

-Función pulmonar reducida

-Latido del corazón irregular

-Ataques de asma

-Ataques al corazón

-Muerte prematura en personas con enfermedad cardíaca o pulmonar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"No soy un virus”: el racismo que enfrentan los asiáticos por el coronavirus

Las expresiones de racismo y el estigma se han multiplicado, principalmente en Europa, contra la comunidad de origen asiático. En Francia muchos han usado la etiqueta "No soy un virus" para pedir que no haya discriminación.
2 de febrero, 2020
Comparte

El brote de coronavirus originado en China ha enfermado a miles de personas, pero también ha generado otro tipo de víctimas: asiáticos que son objeto de discriminación.

En Francia, las personas de origen asiático se han manifestado en las redes sociales para repudiar las expresiones de discriminación en su contra que se han incrementado ante los temores de la propagación del coronavirus.

No pocos han dicho que en el transporte público han sido objetivo de comentarios discriminatorios, por lo que están usando la etiqueta #JeNeSuisPasUnVirus (no soy un virus) para generar una conversación sobre el tema en línea.

En ese país se han confirmado al menos cuatro casos de personas con coronavirus.

Pero también han surgido reportes de racismo contra asiáticos en Reino Unido y otros países.

“Alerta amarilla”

Las manifestaciones de rechazo contra el racismo en Francia se incrementaron luego de que un diario local, Le Courier Picard, publicara titulares como “Alerte jaune” (Alerta amarilla) y “Le péril jaune?” (¿Peligro amarillo?).

El primer encabezado fue acompañado con una imagen de una mujer china con una máscara protectora.

El periódico se disculpó poco tiempo después, alegando que no había tenido la intención de utilizar algunos de los “peores estereotipos asiáticos”.

Pero Stéphane Nivet, jefe de Licra (la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo), dijo que ningún periódico se habría atrevido a usar el titular “Alerta negra”, por lo que estaba claro que había un problema.

Lou Chengwang hizo un llamado en Twitter: ¡Soy chino, pero no soy un virus! Sé que todo el mundo le tiene miedo al virus, pero sin prejuicios, por favor”.

Shana Cheng, una parisina de 17 años de origen vietnamita y camboyano, explicó a la BBC que fue objeto de comentarios humillantes en un autobús.

“Hay una mujer china, nos va a contaminar, tiene que irse a casa”, escuchó decir a un pasajero. Aseguró que gente la miraba “asqueada” y “como si fuera el virus”.

Nadie la defendió, explicó, así que decidió ignorar los comentarios y escuchar su música. Pero tosió “para jugar con sus miedos”, agregó.

Cathy Tran dijo que no estaba sorprendida por las reacciones de la gente. Opinó que el coronavirus es una excusa para que las personas muestren el racismo.

Pero dijo que esta vez el nivel de comentarios era algo que no había experimentado: “Raramente escuchamos a los asiáticos hablar sobre el racismo, porque se sabe que sufrimos en silencio, pero aquí estamos todos en la misma canasta y es demasiado”.

Turistas chinos en París

Reuters
Los asiáticos en París han denunciado ser víctimas de discriminación en el transporte público.

A medida que se popularizó el hashtag, una mujer, Cathy Tran, aseguró haber escuchado a dos hombres en la ciudad de Colmar diciendo: “Cuidado, una niña china viene hacia nosotros”.

“De camino a casa desde el trabajo, un hombre en una moto pasó y me dijo que me pusiera una máscara”, dijo Tran a la BBC.

Francia planeaba enviar un avión a Wuhan, la ciudad china donde se originó el brote, para evacuar a unas 250 personas, incluidos ciudadanos no franceses de la Unión Europea.

Los reportes más recientes indican que el cuarto caso del virus confirmado en Francia es de un turista chino que llegó de vacaciones a París.

El estigma en Canadá

Otro país donde se han elevado los casos de estigma es en Canadá, donde la comunidad de origen chino vivió las duras consecuencias del brote del síndrome respiratorio agudo severo (Sars) en Toronto.

El Sars, que es causado por un coronavirus, mató a 774 de las 8.098 personas infectadas en un brote que comenzó en China en 2002.

Una calle del barrio chino de Toronto

Reuters
Toronto tiene una gran comunidad de origen asiática en el “barrio chino”.

Tan solo en Canadá hubo 438 casos sospechosos de Sars, la mayoría en la ciudad de Toronto, y 44 personas murieron durante la primavera y el verano de 2003. Las empresas y negocios chinos se vieron especialmente afectados, con pérdidas de ingresos de entre 40% y 80%.

“El daño fue grave”, dijo a la BBC Justin Kong, director ejecutivo del capítulo de Toronto del Consejo Nacional Chino Canadiense.

“Una pérdida de ingresos, una pérdida de empleos, personas que pierden su sustento, sus hogares. Enfrentando el estigma en la escuela, en el lugar de trabajo”, dijo.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Los concejales de la ciudad y los líderes de la comunidad china en Toronto instaron a los residentes el miércoles a no culpar ni discriminar a los residentes de ascendencia asiática por la propagación del coronavirus.

Actualmente, Canadá tiene dos casos confirmados de coronavirus, y Kong dice que la gente todavía está tratando de entender cuál podría ser el impacto.

Pero dice que hay “miedo dentro de la comunidad sobre la enfermedad y miedo al impacto de la discriminación en nuestra vida cotidiana; el impacto que tendrá en las industrias, los trabajadores y las pequeñas empresas y la comunidad en general”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RYBMPAGd6PA

https://www.youtube.com/watch?v=nKSZ-QzamhU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.