¡Al rescate de las abejas! Grupos de apicultores reubican y aprovechan colmenas en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Efecto Colmena

¡Al rescate de las abejas! Grupos de apicultores reubican y aprovechan colmenas en CDMX

¿Encontraste un panal en tu casa o tu trabajo? No tengas miedo, pero sobre todo ¡no las mates! Hay grupos de apicultores dedicados a reubicar panales para preservar las abejas en CDMX.
Efecto Colmena
28 de diciembre, 2019
Comparte

Si cerca de tu casa, trabajo, escuela o donde sea que te encuentres, hay un panal, no tengas miedo. Las abejas solo te picarán si las molestas, así que evita perturbarlas, pero no las mates.

Las abejas son uno de los polinizadores más importantes para el planeta: 1 de cada 3 alimentos dependen de ellas para su producción, e indirectamente nos proveen de productos como ropa, cera, cosméticos, miel, e incluso oxígeno.

México es uno de los países con mayor diversidad de abejas en América, con alrededor de 2000 especies, aunque generalmente las asociamos con un insecto marrón con franjas oscuras en el abdomen, la especie Apis mellifera, es la más utilizada por los productores de miel.

Te puede interesar: En defensa de las abejas meliponas, una lucha de las mujeres mayas con una doble causa

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), México cuenta con 2 millones 300 mil colmenas, más de 43 mil apicultores y es el séptimo país productor de miel a nivel mundial, con 60 mil toneladas al año.

Sin embargo, desde la década de los ochenta, la llegada de las abejas africanizadas al país cambió la relación que tienen las personas con estos insectos, debido al temor que ocasiona la posibilidad de ser atacado por el panal. 

Desde entonces, en la Ciudad de México se implementó un protocolo de exterminio, y es que cada que se realiza un llamado de emergencia por la presencia de abejas, los bomberos acuden con la finalidad de deshacerse de ellas matándolas, y no reubicándolas, como sería ideal para su conservación.

Efecto Colmena trabaja para la conservación de abejas en CDMX

Por ello, grupos como Efecto Colmena buscan cambiar la forma en la que las personas se relacionan con estos insectos, y cambiar la cultura del exterminio por una de reubicación y conservación.

Jerónimo Quiroz, apicultor integrante de Efecto Colmena, explicó en entrevista con Animal Político que actualmente, en la Ciudad de México las abejas viven en riesgo debido a la cultura de exterminio, así como a los niveles de contaminación, que afecta su calidad de vida y la de la miel que producen.

Lee más: Qué hace que la miel sea eterna y no se estropee

“Las abejas son como un termómetro en el ecosistema, porque si el agua o el aire están contaminados les afecta, así como el cambio climático, porque las plantas comienzan a florear a destiempo, y ellas se deben adaptar”, señaló.

Al rescate de las abejas 

¿Qué hacer en caso de encontrar un enjambre de abejas? 

Lo primero que recomiendan los expertos es mantener la calma. No intentes tomarte selfies ni mover el panal, cualquier movimiento brusco podría molestarlas.

 Después de señalizar el perímetro en el que se ubica el panal para que otras personas no se acerquen, hay que llamar a algún experto en apicultura para reportar el hallazgo. De ser posible, enviar fotos para que puedan evaluar con más detalle el caso.

Efecto Colmena recomienda que, en caso de no tratarse de una emergencia, se evite llamar a los bomberos, pues actualmente su protocolo indica que las abejas deben exterminarse y no reubicarse.

En lugar de llamar a los bomberos, puedes acudir a grupos dedicados a la reubicación y conservación de las abejas, como Efecto Colmena o Abeja Negra SOS, en la Ciudad de México.

También hay grupos dedicados a la reubicación en otros estados, como Alas de Vida, en Coahuila, o Miel Oro, en Jalisco.

Entérate: Apicultores brasileños encuentran medio billón de abejas muertas en tres meses

De esta forma, el enjambre es rescatado y llevado con algún apicultor que cuidará de las abejas para que puedan estar tranquilas y continúen produciendo miel.

En el caso de Efecto Colmena, Jerónimo explicó que, luego de pasar por una cuarentena para verificar que las abejas se encuentran en buen estado de salud, la colmena es llevada a un apiario ubicado en Villa de Allende, en el Estado de México.

Rescate de abejas de Efecto Colmena

Sin embargo, se encuentran buscando recursos para fundar un santuario de abejas, para que puedan vivir dentro de la propia ciudad.

Cambio de cultura

Debido a la importancia de la conservación de las abejas, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmó un convenio en noviembre pasado con el Heróico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, para capacitarlos en materia de rescate y reubicación de colmenas.

En entrevista con la agencia Notimex, la doctora Adriana Correa, jefa del departamento de Medicina y Zootecnia de Abejas, Conejos y Organismos Acuáticos, explicó que por ley, actualmente los bomberos tenían que eliminar cualquier enjambre que se reportaba, por seguridad y protección civil.

Sin embargo, debido a las demandas de la ciudadanía para preservar a las abejas, realizarán capacitaciones con los bomberos, para que aprendan a distinguir los enjambres recuperables, la forma de resguardarlos y canalizarlos al Centro de Educación Ambiental Ecoguardas, perteneciente a la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema).

Te puede interesar: Exigen apicultores mayas declarar zona de emergencia en la península por mortandad de abejas y deforestación

La UNAM también capacitará a apicultores para la rehabilitación de los insectos.

Si quieres sumarte a las labores de conservación de abejas, puedes apoyar a Efecto Colmena u otras organizaciones dedicadas a la salvaguarda de esta especie.

 Otra forma de apoyar es consumiendo productos orgánicos, o bien plantando especies melíferas en tu jardín, con huertos urbanos o simplemente dejando algún espacio en el patio sin pasto, para que puedan crecer plantas y flores que ayuden a los polinizadores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: ¿todavía podemos detener el brote?

La Organización Mundial de la Salud dice que la viruela del mono se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?
13 de agosto, 2022
Comparte

La viruela del mono cogió al mundo por sorpresa. Durante mucho tiempo ha sido un elemento presente en partes de África central y occidental donde las personas viven cerca de los animales del bosque que transmiten el virus.

Pero ahora se ha vuelto global: se está extendiendo de formas que nunca antes se habían visto y en una escala sin precedentes.

Ha habido casi 27.000 casos confirmados de la enfermedad, principalmente en hombres que tienen sexo con otros hombres, en 88 países.

La Organización Mundial de la Salud dice que se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿se puede detener la viruela del mono? ¿O ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?

Hay tres cosas que debemos considerar:

• ¿Es el virus particularmente difícil de manejar?

• ¿Tenemos la capacidad de detenerlo?

• ¿Existe la voluntad de hacer frente a una enfermedad que afecta principalmente a hombres homosexuales y bisexuales?

El virus

No hay nada especial en la biología del virus de la viruela del mono. No es una fuerza imparable.

Probablemente la covid lo fue: se propaga tan fácilmente que posiblemente fue imposible contenerla incluso en los primeros días de la pandemia.

Pero la viruela del mono tiene más dificultades para pasar de una persona a otra. Necesita contacto físico cercano, como a través de la piel infectada, contacto cara a cara prolongado o superficies contaminadas como una sábana o una toalla.

Los dos virus simplemente están en ligas diferentes, y los brotes anteriores de viruela del mono simplemente se han esfumado.

Y ya hemos superado el desafío mucho mayor de vencer al primo mortal del virus, la viruela.

“La viruela del mono es más fácil ya que es menos transmisible que la viruela, por lo que estamos en una posición mucho mejor”, dice Jonathan Ball, virólogo de la Universidad de Nottingham.

Sin embargo, un problema es que algunas personas tienen síntomas leves o que pueden confundirse fácilmente con una enfermedad de transmisión sexual o varicela. Eso significa que puede transmitirse involuntariamente a otros.

En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

EPA
En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche Dore Alley cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

Las herramientas

El virus se ha metido en un grupo de personas que tienen la cantidad suficiente de sexo o de contacto íntimo con el número suficiente de parejas para superar sus propias deficiencias y propagarse.

El virus no está clasificado como una infección de transmisión sexual. Pero un estudio del New England Journal of Medicine estima que el 95% de las infecciones de viruela del mono se adquirieron a través del sexo, particularmente el sexo entre hombres.

El sexo, obviamente, está lleno del contacto íntimo piel con piel que el virus usa para propagarse.

Eso deja dos opciones para contener la enfermedad: persuadir a las personas para que tengan menos sexo o reducir el riesgo de contraer la infección cuando se exponen.

Paul Hunter, profesor de la Universidad de East Anglia afirma que “la forma más fácil de prevenirlo es cerrar todas las redes sexuales altamente activas durante un par de meses hasta que desaparezca”, pero no cree que eso suceda nunca.

Algunas personas sí han ajustado su vida sexual en respuesta a las advertencias sobre la viruela del mono y las campañas se han dirigido a las personas con mayor riesgo.

Pero Hunter argumenta que la lección de las infecciones de transmisión sexual, desde la sífilis en la Edad Media hasta ahora, es que las personas siempre tienen relaciones sexuales y “la vacunación es prácticamente la única opción”.

Afortunadamente, la vacuna contra la viruela que se utilizó para erradicar ese virus tiene una eficacia de alrededor del 85% para prevenir la viruela del mono.

Hay suministros limitados, ya que se mantienen reservas en caso de que alguien convierta la viruela en un arma, pero no para hacer frente a un brote de viruela del mono sin precedentes.

Sin embargo, no todas las personas en riesgo necesitarían vacunarse para detener el brote. La “inmunidad colectiva” significa que una vez que se protege un umbral crítico de personas, el virus ya no puede propagarse. Esto será mucho más fácil de lograr con la viruela del mono que con otras enfermedades, incluida la covid.

Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido "el peor dolor de su vida".

Getty Images
Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido “el peor dolor de su vida”.

La gente

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del mono, son los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres los que se ven afectados de manera desproporcionada en este brote.

Esto puede facilitar el control del virus ya que, en general, es un grupo que está más al tanto de la salud sexual. También permite que los recursos se dirijan a quienes los necesitan, como vacunar a los hombres que tienen sexo con hombres en lugar de a toda la población.

Sin embargo, el estigma, la discriminación y el abuso pueden hacer que las personas dejen de buscar ayuda, particularmente en países donde el sexo entre hombres es ilegal.

“Algunos países no cuentan con infraestructura y es posible que algunos no tengan la voluntad de realizar pruebas para detectar la viruela del mono, porque son los hombres los que tienen sexo con hombres”, dice Francois Balloux, profesor del University College de Londres.

Todavía hay desafíos en los países que apoyan los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero). Incluso políticas como pedirles a las personas que se aíslen, con las que estamos tan familiarizados por covid, pueden tener consecuencias no deseadas.

“Eso equivale a salir del clóset, ya sea ante una esposa o padres , por lo que existe una fuerte presión para no decir quiénes fueron tus contactos”, explica Hunter.

La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Getty Images
La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Entonces, ¿se puede contener la viruela del mono?

Algunos países ya parecen estar superando el virus. Reino Unido dice que la cantidad de infecciones parece haberse estabilizado en alrededor de 35 por día. Pero los casos continúan aumentando en otros lugares, incluido Estados Unidos, que ha declarado la emergencia sanitaria.

Pero no será suficiente que solo los países ricos se hagan cargo del virus cuando ahora está en más de 80 países que no tienen un largo historial de la enfermedad.

“No está muy claro para mí si se controlará por completo, algunos países podrán lograrlo, otros quizás no”, afirma Balloux.

La líder técnica de la Organización Mundial de la Salud para la viruela del mono, Rosamund Lewis, dice que es “posible” poner fin al brote, pero advierte que “no tenemos una bola de cristal” y no está claro si la organización podrá “apoyar lo suficiente a los países y las comunidades, suficiente para detener este brote”.

Los países endémicos de África, donde la viruela del mono siempre está presente, continuarán lidiando con el virus mientras salta continuamente de los animales silvestres a las personas.

Los estudios han demostrado que el problema está empeorando desde que finalizó el programa de erradicación de la viruela, ya que pocas personas menores de 50 años habrán sido vacunadas.

Lo único que lo detendría es una campaña de vacunación masiva, “pero hay un gran debate en África sobre si eso es apropiado o necesario”, asevera Hunter.

Protesta que busca mayor acción contra la viruela del mono.

Getty Images

¿Qué pasa si no lo contenemos?

La preocupación es que la viruela del mono podría convertirse en una presencia permanente en personas de todo el mundo y no solo en países con animales infectados.

Por el momento eso es en hombres que tienen sexo con hombres, pero cuanto más se prolongue el brote, más posibilidades tiene el virus de establecerse más ampliamente.

Ha habido casos aislados en niños y mujeres, pero estos no han desencadenado sus propios brotes en las aulas o los lugares de trabajo.

Sin embargo, los riesgos aumentan a medida que se le da tiempo al virus para infectar mejor a las personas. Hemos sido testigos de cómo evolucionó la covid y variantes como ómicron se volvieron mucho mejores para infectarnos.

“A menos que el virus cambie, personalmente dudo que se propague entre los niños o, en general, entre las personas que no tienen muchas parejas sexuales”, ilustra Balloux.

“Pero cuanto más larga sea la espera, mayor será el riesgo de que pueda cambiar”, dijo.

El otro problema es que la viruela del mono tiene la habilidad de infectar a una amplia gama de mamíferos, incluidas ardillas, ratas, lirones y monos en África.

Existe el peligro de que el virus pueda afianzarse en otros animales y comenzar a rebotar entre especies. El brote de viruela del mono de 2003 en EE.UU., que provocó 47 casos en seis estados, fue provocado por perros de las praderas como mascotas.

Abordar este brote de viruela símica es posible, pero cuanto más tiempo lo dejemos, más difícil se vuelve y mayor el riesgo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9ZIEc_MgImE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.