En 2020 habrá dos estadísticas de delitos en el país; desacuerdos impiden mejora y homologación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

En 2020 habrá dos estadísticas de delitos en el país; desacuerdos impiden mejora y homologación

Se sustentan en la misma información que según una auditoría interna presenta deficiencias y no refleja la incidencia delictiva real.
Archivo Cuartoscuro
3 de enero, 2020
Comparte

A partir de la primera mitad de 2020 habrá dos registros oficiales de delitos en México: el del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) que es el que se publica desde hace varios años, y uno nuevo que publicará la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) en coordinación con INEGI.

Ambas estadísticas se sustentarán en la misma fuente de datos: las carpetas de investigación iniciadas en las fiscalías de todo el país, que según una auditoría interna realizada este año es una información con fallas importantes que no refleja de forma confiable la situación delictiva real en el país.

Este doble registro delictivo nacional es inédito y se origina a partir de la falta de acuerdos entre el SESNSP con las fiscalías del país, de acuerdo con lo revelado a Animal Político por autoridades del gabinete de seguridad.

Originalmente se buscaba lo contrario: fortalecer un solo registro homologado de delitos para corregir vicios de años pasados y tener una información confiable sobre las denuncias que se presentan todos los días ante las agencias del Ministerio Público del país.

Sin embargo, a partir de la transformación de las procuradurías del país en fiscalías autónomas coordinadas por la Fiscalía General de la República (antes PGR), se originó un distanciamiento que las llevó a diseñar su propio mecanismo separado del que opera Centro Nacional de Información (CNI) del SESNSP.

El diferendo se hizo público en diciembre pasado con el planteamiento de algunos fiscales de incluso separarse del Sistema Nacional de Seguridad y la conveniencia de desaparecer al mismo. En un comunicado la CNPJ planteó reformas a la ley del Sistema Nacional con el objetivo de que se “respete la autonomía” de las fiscalías.

En respuesta el CNI señaló que las fiscalías están obligadas por ley a continuar aportando información al Secretariado Ejecutivo y reiteró la conveniencia de firmar un convenio para “unir esfuerzos” en la búsqueda de un solo registro oficial mas sólido. Pero la CNPJ desestimó dicha petición y confirmó que continuará adelante con su propio mecanismo.

El resultado de todo ello serán dos estadísticas oficiales que miden lo mismo, aunque con algunas diferencias que se detallan a continuación. Sumado a ello sigue pendiente el diseño de una estadística distinta refleje la verdadera dimensión de los delitos que se cometen a diario en México.

La estadística que se mantiene: SESNSP

El SESNSP publica desde hace varios años una estadística estatal y municipal de delitos denunciados. Se trata de un registro que se actualiza mensualmente los días 20 de cada mes y que al menos durante el 2020 seguirá funcionando dado que las fiscalías del país están obligadas legalmente a aportar dicha información.

Lo que presenta esta estadística es el número de carpetas de investigación iniciadas sobre distintos delitos siguiendo un acuerdo de clasificación aceptado por todos los estados. Desde hace tres años se complementa además con un conteo de víctimas registradas en las carpetas de ciertos delitos de alto impacto como homicidios dolosos, feminicidios, secuestros, entre otros.

Se trata de la única estadística oficial que en los últimos años ha permitido realizar un seguimiento de la “incidencia delictiva” mensualmente, ya que otros registros como los censos de procuración de justicia o de causas de muerte de INEGI solo se publican anualmente.

No obstante, estos datos han sido duramente criticados por organizaciones y especialistas que advierten una manipulación deliberada de las procuradurías y fiscalías para generar subregistros.  En ese contexto el CNI en colaboración con Naciones Unidas llevó a cabo una auditoría en las 32 áreas de estadística del país denominada Modelo de Revisión Estadística de Incidencia Delictiva Nacional (MORE).

Los resultados confirmaron que por deficiencias o corrupción existe al menos una decena de fallas importantes en dichos datos. El informe de resultados está listo, sin embargo, debido a la falta de consensos en el Consejo Nacional de Seguridad el mismo no se ha presentado.

De acuerdo con autoridades del gabinete de seguridad en 2020 se prevé actualizar el protocolo de registro de datos para solucionar algunas de estas fallas, aunque debido a que el llenado depende de las fiscalías no se sabe si esta actualización podrá ponerse en marcha.

La nueva estadística: SENAP

La nueva estadística que comenzará a publicarse gradualmente este año recibe el nombre de Sistema Estadístico Nacional de Procuración de Justicia (SENAP) y su elaboración y presentación estará a cargo de las fiscalías del país en colaboración con el INEGI. Su lanzamiento fue aprobado el pasado 6 de diciembre en la XLII Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ).

La fuente de información del nuevo registro es la misma que la del SESNSP: las carpetas de investigación iniciadas en las agencias del Ministerio Público. No obstante, la CNPJ y el INEGI sostuvieron en un comunicado que se han revisado los mecanismos de clasificación para generar información más homologada y de mejorar calidad.

“Su objetivo es constituirse como un instrumento de información estadística que facilite la generación, sistematización y consulta de información estratégica para que se fortalezca la planeación y evaluación de políticas públicas en procuración de justicia, respetando simultáneamente la heterogeneidad y autonomía de las Procuradurías y Fiscalías de las entidades federativas y la federación” señaló el INEGI.

Una ventaja estadística que tendría este nuevo registro, según lo informado por los fiscales, es que no solo presentará el total de carpetas abiertas sino también el estatus de estas y en particular el total de los casos que logran ser judicializados ante un juez. Ello permitirá no solo conocer la incidencia sino algún nivel de eficacia en las investigaciones.

Lo que no se ha informado hasta ahora es la fecha exacta en que se comenzará a publicar el SENAP. De acuerdo con autoridades consultadas se prevé que sea en una plataforma homologada cuya versión beta estaría próxima a lanzarse, bajo la asesoría técnica del propio INEGI.

Lo que falta: incidencia real

La estadística de delitos del SESNSP y la nueva que lanzarán la CNPJ se sustenta en carpetas de investigación que se inician cuando se presenta una denuncia. No obstante, datos de las encuestas de victimización de INEGI arrojan que más del 90 por ciento de los ilícitos que ocurren no se denuncian. Es la llamada “cifra negra”.

Lo anterior trae como consecuencia que dichos registros estén muy lejos de documentar el nivel real de la actividad criminal que se presenta en el país.

Para tratar de revertir dicha situación el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad – con el apoyo de varios especialistas independientes – trabaja en un registro criminal que se sustenta en las llamadas verificadas al número de emergencia 911 y en los informes homologados que los policías del país elaboran al atender un hecho delictivo.

En el gobierno federal indicaron que con ello se presentaría un registro de incidencia mas elevado pero mas cercano a la realidad, cerrando en alguna medica la brecha con la cifra negra.

Las autoridades consultadas indicaron que el sistema que condensa esta información ya está listo, sin embargo, hay resistencia de diversos gobiernos estatales en hacerlo público debido al disparo que significaría en la incidencia. Como resultado no existe aun un plazo para que esta información se transparente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Estados Unidos: los republicanos recuperan la Cámara (según proyecciones) poniendo un freno al gobierno de Biden

Estados Unidos elige a toda la Cámara de Representantes y a un tercio del Senado en unas elecciones legislativas que marcarán los dos próximos años y las presidenciales de 2024.
8 de noviembre, 2022
Comparte

El Partido Republicano recuperará el control de la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas de mitad de período de Estados Unidos según proyecciones.

Según la cadena estadounidense CBS, socia de BBC, los republicanos se perfilan como mayoría en la cámara baja del Congreso, a la espera de conocer qué pasa con el Senado.

Ambas cámaras han estado bajo control demócrata en los dos primeros años de mandato del presidente Joe Biden. Si finalmente hay un cambio de control partidista, eso afectará a la agenda de Biden, que podría ver bloqueadas sus iniciativas.

Normalmente las elecciones de mitad de período son un referendo a la gestión del presidente y suelen ser negativas para el partido que controla la Casa Blanca.

Biden tiene bajos niveles de aprobación (alrededor del 45%) y la alta inflación en el país, el gran tema para muchos electores, juega en contra del partido en el gobierno.

Los resultados definitivos tardarán en conocerse porque aún hay partes del país que siguen votando y el conteo de votos en varios estados puede demorarse días, sobre todo para las disputas más igualadas.

En un clima de gran polarización y de dudas sobre el funcionamiento de las elecciones, el FBI dijo que no se han denunciado problemas significativos, violencia, amenazas ni intimidación.


Incluso una pequeña mayoría republicana en el Congreso cierra la puerta a las iniciativas de Biden

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en EE.UU.

Parece probable que los republicanos, como se predijo ampliamente, tomen el control de la Cámara de Representantes cuando comience el nuevo Congreso a principios del próximo año.

Si es así, la pregunta es qué tan grande es la mayoría que podrían tener.

Casi como una gran tormenta, una verdadera ola electoral puede desalojar a algunos políticos que se suponía que iban a mantener sus escaños. Es el momento de esperar sorpresas.

Pero incluso si los republicanos terminan con solo una pequeña mayoría en la Cámara, se cerrará la puerta a la agenda legislativa de Joe Biden para los próximos dos años. Esto generará un nivel de intensa supervisión del Congreso que el presidente ha evitado hasta ahora.


Qué hay en juego

  • Los 435 puestos de la Cámara de Representantes y 35 de los 100 del Senado, además de gobernadores y otros cargos locales
  • Los republicanos sólo necesitan recuperar 5 puestos para volver a controlar la Cámara, algo que prevén las encuestas. En el Senado hay igualdad de fuerzas (50-50 y decide el voto de la vicepresidenta del país, la demócrata Kamala Harris), por lo que cualquier cambio desnivela la balanza en la Cámara Alta
  • Los resultados definitivos podrían tardar en conocerse días o incluso semanas. Eso se debe a varios factores, como, por ejemplo, lo ajustado que son algunas disputas, que haya resultados disputados y la posibilidad de recuento. Otros retrasos se pueden deber al sistema descentralizado en el que los estados tienen su propias normas
  • Si los republicanos toman el control de las dos cámaras del Congreso, hasta hoy en manos demócratas, podrán bloquear la agenda del presidente Joe Biden y llevar adelante la suya. El apoyo económico a Ucrania y una ley nacional que restrinja el aborto podrían estar sobre la mesa
  • La inflación, que es la mayor en Estados Unidos en los últimos 40 años, y la baja popularidad del presidente Biden juegan en contra de los demócratas. Las elecciones de mitad de período suelen ser negativas para el partido que está en la Casa Blanca
  • El triunfo de algunos de los candidatos republicanos respaldados por Donald Trump podría ser una validación del expresidente, que ya adelantó que la próxima semana hará un “gran anuncio”, posiblemente su intención de presentarse a las presidenciales de 2024
  • Muchos ven estas elecciones como un test a la confianza en la democracia de Estados Unidos. Algunos republicanos que buscan estar en la Cámara han manifestado dudas sobre el resultado de las elecciones de 2020. También lo han hecho candidatos a cargos locales que podrían estar a cargo de futuras elecciones

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.