Organización exige que se investiguen a fondo presuntos acuerdos de Duarte con EPN
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Organización exige que se investiguen a fondo presuntos acuerdos de Duarte con EPN

El próximo jueves 9 de enero un Tribunal federal resolverá de forma definitiva si la organización TOJIL puede participar en calidad de víctima en la indagatoria de las presuntas anomalías en el caso de Javier Duarte.
Cuartoscuro Archivo
7 de enero, 2020
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) y el actual gobierno federal deben investigar a fondo los presuntos acuerdos que Javier Duarte habría establecido con la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, para que dejara el gobierno de Veracruz y saliera del país en octubre de 2016, antes de que pudiera ser detenido.

Así lo exigió la organización civil TOJIL: Estrategia contra la Impunidad, que desde octubre de 2018 presentó una denuncia penal que dio pie a la apertura de una carpeta de investigación en la FGR, por las posibles irregularidades en el proceso contra Duarte que derivaron en una sentencia reducida.

Te puede interesar: En 2012 Duarte entregó millonarios recursos a los mismos empresarios que financiaron ilegalmente al PRI

La organización presentó ayer a la Unidad de Asuntos Internos de la FGR un escrito formal para que se solicite e incluya como prueba, dentro de la referida carpeta, el video de la audiencia judicial realizada el sábado pasado, donde el exgobernador reveló cada uno de los supuestos pactos con el gobierno pasado.

Estefanía Medina, cofundadora de la organización, advirtió que estos presuntos arreglos y acuerdos de corte político contribuyen a perpetuar la impunidad y favorecen la corrupción.

“Desde que se dio esa extraña negociación entre la PGR (hoy FGR) y la defensa del exgobernador, en TOJIL advertimos que esa forma de atender uno de los escándalos más grandes de corrupción que se han destapado en la opinión pública no podía tener lugar más que por devenir de un pacto-acuerdo de corrupción, por lo cual en octubre de 2018 denunciamos ese acto y pedimos ser víctimas para colaborar en la investigación del caso”, dijo Medina.

La FGR se ha negado a reconocer dicha calidad de víctimas a la organización, lo que ha obligado a los denunciantes a buscar un amparo.

El próximo jueves 9 de enero un Tribunal federal resolverá de forma definitiva si la organización puede participar en la indagatoria de las presuntas anomalías en el caso de Javier Duarte.

Por otro lado, Animal Político buscó un posicionamiento del senador del PRI y exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien según los dichos de Duarte habría sido el operador de los pactos para que dejara su cargo y saliera del país. La respuesta del área de comunicación del legislador es que no habría comentarios

Los cuatro pactos

En la declaración que dio el sábado pasado ante el juez al responder preguntas de sus abogados y de los fiscales, Javier Duarte habló de una serie de arreglos, peticiones y pactos que – según su versión – propiciaron los acontecimientos ocurridos desde su renuncia al cargo de gobernador a semanas de terminar su gestión, hasta la condena que él mismo aceptó de nueve años de prisión.

Se trata de acuerdos que, según el exgobernador, tenían una lógica política encaminada a no afectar más al gobierno de Peña Nieto ni a su partido, el PRI. A continuación, se detalla cada uno de ellos:

Primer acuerdo: la licencia al cargo

Según Duarte, esto ocurrió en una reunión privada en la oficina del entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la primera semana de octubre de 2016, a dos meses de que concluyera su mandato como gobernador de Veracruz.

Duarte dijo que Osorio le comunicó una “instrucción” del presidente Enrique Peña Nieto para que pidiera licencia al cargo de gobernador, con la finalidad de propiciar una transición “tersa” en la entidad con el entonces gobernador electo Miguel Ángel Yunes, y evitar mayores ataques al partido (PRI). Añadió que aceptó la petición por “lealtad institucional”.

A cambio, Osorio presuntamente le prometió a Duarte que podía “salir por la puerta grande”, y para ello le habrían tramitado una entrevista en un medio nacional, transmitida el 12 de octubre de 2016, en donde podría argumentar que renunciaba voluntariamente para enfrentar las acusaciones en su contra y decir que era inocente.

Segundo acuerdo: la fuga

Duarte dijo que el 13 de octubre de 2016, un día después de pedir licencia, recibió una llamada de un “oficial mayor de Gobernación” quien le alertó que, por su seguridad, debía irse de su casa y de la entidad. El exgobernador dijo que acató la referida instrucción por “lealtad institucional”, y vía terrestre se trasladó a Chiapas, desde donde cruzó en una balsa, junto con su esposa, hacia Guatemala.

La fecha de este supuesto aviso del gobierno coincide plenamente con el momento en que la entonces PGR conseguía de un juez una orden de captura en contra de Duarte, por el caso de las empresas fantasma.

Tercer acuerdo: la entrega

El exgobernador sostuvo que entre finales de 2016 y principios de 2017 sus entonces abogados, encabezados por Marco Del Toro Carazo, “negociaron” con la Secretaría de Gobernación y con el titular de la Unidad de inteligencia Financiera, Alberto Bazbaz, su entrega voluntaria en Guatemala a cambio de que no se persiguiera penalmente ni a su esposa ni a su familia.

Como parte del supuesto acuerdo, Duarte aceptó que su entrega se simulara como una detención exitosa y que aceptaría sin pelear la extradición. El exgobernador considera que el gobierno federal “cumplió con el pacto”, aunque ahora ha decidido revelarlo pues dice que es “inocente”.

Cuarto acuerdo: la condena reducida

Este es un arreglo que Duarte había revelado desde el año pasado. Se trató de una supuesta negociación con fiscales de la entonces PGR para que se le quitara el delito de delincuencia organizada y se le fijara una sentencia mínima, a cambio de que él aceptara declararse culpable.

No obstante, el exgobernador argumenta ahora que en dicho proceso hubo irregularidades como amenazas, y hasta supuestas extorsiones del equipo que en ese momento era encabezado por Alberto Elías Beltrán.

El caso pendiente y la resolución clave

La FGR tiene abierta una carpeta de investigación relacionada con las presuntas anomalías registradas en el proceso contra Javier Duarte. La misma fue iniciada a partir de una denuncia que la organización TOJIL interpuso ante la Visitaduría General de esa dependencia.

De acuerdo con Estefanía Medina, cofundadora de dicha organización, desde que se hizo público el acuerdo que permitió que a Duarte se le quitara el delito de crimen organizado, se advierten anomalías que con posterioridad se han ido confirmando con lo señalado por el propio exgobernador, en diversas entrevistas, y ahora en su declaración ante el juez.

Sin embargo, el caso está detenido debido a que TOJIL tuvo que recurrir a un amparo para que se le permitiera colaborar en la indagatoria en calidad de víctima, algo que la FGR no le ha querido conceder. Incluso la organización obtuvo un amparo con el que se le reconoce dicha calidad, pero la Fiscalía lo apeló.

En ese contexto, será el próximo jueves cuando un Tribunal define si ratifica la posición de la organización como victima o si le da la razón a la FGR, y le impide participar en la indagatoria.

“Es una resolución importante por dos principales razones: la primera que daría un gran paso en la forma en que hoy se investigan los actos de corrupción, y permitir mucho más apoyo social para luchar contra la impunidad. Lo segundo es que a través de esta investigación podría lograrse el determinar cómo fue que se dio ese pacto que hoy el propio Javier Duarte reconoce, y lograr sancionar a los responsables”, dijo la también abogada.

Medina recordó que instituciones como la Barra Mexicana Colegio de Abogados y la clínica de Derecho del ITAM ya presentaron escritos donde consideran procedente que se reconozca la calidad de víctima a la organización.

TOJIL presentó a su vez un escrito dirigido al agente del Ministerio Público de la Unidad de Asuntos Internos de la FGR, José Roberto Ríos Vázquez, responsable de la referida investigación, para que se incluya como prueba en el caso la nota de este medio donde se refieren los pactos detallados por Duarte en la audiencia del sábado.

De igual forma solicitaron a la FGR que se requieran al Poder Judicial los videos íntegros de dicha audiencia, encabezada por el juez Juan Carlos Ramírez Benítez, para que se inspeccione el contenido y se utilice en el esclarecimiento del caso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones de Estados Unidos? (y por qué puede ser tan disputado)

Estados Unidos se enfrenta a unas elecciones insólitas este martes 3 de noviembre, marcadas por la pandemia. Y puede que el resultado no se sepa hasta mucho después de la noche electoral.
3 de noviembre, 2020
Comparte

Las elecciones presidenciales que celebra Estados Unidos este martes son inéditas, y puede que pasen días o incluso semanas antes de que se conozca quién resultó ganador: Joe Biden o Donald Trump.

Millones de estadounidenses han votado esta vez por correo debido a la pandemia de coronavirus, lo que significa que es muy probable que el recuento de todos los votos se retrase.

¿Cuándo se suele conocer el resultado de las elecciones estadounidenses?

El resultado de las elecciones se suele anunciar la noche del día de las elecciones, que este año es este martes 3 de noviembre.

Diferentes estados concluyen las votaciones en horarios distintos. Las primeras urnas cierran en la costa este a las 19:00 hora local (00:00 GMT).

Después del cierre de las urnas se procede al conteo de votos en cada estado.

Los principales medios de comunicación estadounidenses “declaran” la victoria de un estado cuando creen que un candidato tiene una ventaja definitiva, pero eso es una predicción y no el resultado final. Lo mismo ocurre cuando los medios “declaran” ganador a nivel nacional.

Los presidentes de Estados Unidos no se deciden por el total de la votación popular a nivel nacional, sino ganando en los suficientes estados.

Mujer votando por correo

Getty Images
Millones de estadounidenses han votado de forma anticipada y por correo.

Cada estado tiene una cierta cantidad de “votos electorales” que se lleva por completo el ganador en ese territorio. El número de votos electorales de cada estado se basa en la población del mismo.

Para ganar la Casa Blanca se necesitan 270 votos electorales.

En 2016, la victoria electoral fue declarada a favor de Donald Trump alrededor de las 02:30 AM hora local del este (07:30 GMT), cuando la victoria en el estado de Wisconsin le permitió superar los 270 votos electorales necesarios.

¿Por qué la votación por correo podría retrasar el resultado de estas elecciones?

Durante los comicios anteriores era común que algunos estados limitaran el voto por correo, restringiéndolo a personas mayores de 65 años, aquellos que sufrían alguna enfermedad o que se encontraban fuera de ese estado.

Pero, en esta ocasión, esta modalidad está ampliamente permitida en la mayoría de los estados.

En las últimas elecciones presidenciales en el país, casi una cuarta parte de los votos se emitieron por correo.

Según el Proyecto de Elecciones de EU, hasta este 2 de noviembre más de 97 millones de estadounidenses habían votado anticipadamente, ya sea por correo o en persona. Esto ya es más que el número total de votos anticipados emitidos en las elecciones de 2016.

De estos votos un poco más de 62 millones son usando el servicio postal, en medio de los intentos de los estados por evitar aglomeraciones que puedan facilitar la propagación de la covid-19.

Estados péndulo en EE.UU.

BBC

Sin embargo, el Servicio Postal de Estados Unidos, el responsable de entregar las boletas postales, está experimentando recortes presupuestarios.

El presidente Trump impidió que se disponga de fondos adicionales, entre preocupaciones en el país por si el organismo podrá hacer frente al volumen de papeletas enviadas o si habrá mayores retrasos.

¿Cómo se contabilizan los votos por correo?

Los votos por correo suelen tardar más en contabilizarse.

Los diferentes estados tienen diferentes reglas sobre cómo y cuándo hacerlo.

La mayoría de los estados solo contarán las boletas postales recibidas antes del cierre de las urnas.

Pero algunos estados, como California, aceptarán votos siempre que sean enviados el día de las elecciones, incluso si llegan semanas después.

Promo image showing Joe Biden and Donald Trump

BBC
Puede que no sepamos el resultado de estas elecciones hasta día o semanas después.

El conteo de las boletas postales toma más tiempo porque cada voto debe tener una firma que se corresponda con la firma de la tarjeta de registro del votante.

Otro aspecto que retrasa el proceso es el momento en que se empiezan a contar esos votos.

Algunos estados como Florida, por ejemplo, comenzaron a contar las boletas enviadas por correo antes del día de las elecciones, pero ese no es el caso de la mayoría de los estados, que esperarán hasta el cierre de las urnas.

En 2016, el total de votos tardó más de un mes en escrutarse.

La entonces candidata demócrata Hillary Clinton llegó a ampliar su ventaja en el voto popular a nivel nacional, pero Trump ya había ganado los suficientes estados para asegurarse la presidencia.

¿Pueden existir demoras en los centros de votación?

Hacer fila en un recinto electoral seguirá siendo, por ahora, la forma más común en que los votantes estadounidenses entregarán su voto.

Y esa situación se complica debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a causa de ésta.

Algunos estados ya habilitaron centros para la votación anticipada en persona y se registraron enormes colas.

Fila de votantes

EPA
El voto en persona en algunos estados ya ha visto largas filas y cifras record de participación.

La mayoría de la gente votará este 3 de noviembre, y se estima que habrá abiertos menos centros electorales de lo habitual. También se advirtió de la falta de personal.

¿Trump y Biden aceptarán el resultado?

Existe la posibilidad de que el candidato que lleva la delantera en la noche de las elecciones no gane, una circunstancia que se ha vuelto más probable debido al voto por correo.

Biden, por un lado, aseguró que aceptará el resultado, pero insistió en que “se cuente cada voto”.

Hillary Clinton, quien fue la contrincante demócrata de Trump en 2016, ha dicho que Biden no debería conceder la victoria la noche de las elecciones “bajo ninguna circunstancia”.

“Creo que esto se va a alargar”, subrayó.

Mientras tanto, Trump advirtió que en la elección de noviembre puede producirse un “tremendo fraude” debido al voto por correo, pese a que hay muy poca evidencia de ello.

Y se negó a comprometerse a una eventual transferencia pacífica del poder si pierde.

¿Qué pasa si no se acepta el resultado de las elecciones?

El presidente llegó a decir que piensa que el resultado de estas elecciones puede terminar en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Esto ha sucedido antes. En las elecciones de 2000, el candidato demócrata Al Gore afirmó que su estrecho margen de derrota en Florida ameritaba un recuento.

Se necesitaron 36 días para que el alto tribunal decidiera en contra de su reclamo y la contienda terminara a favor del republicano George W. Bush.

Además, este año pueden surgir otros desafíos legales, desde los requisitos de identificación para el voto por correo hasta la legalidad de los cambios hechos para esta votación debido a la pandemia.

Section divider

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.