AMLO niega que se impida el acceso a estaciones migratorias, pero el INM sigue sin permitir el paso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

AMLO niega que se impida el acceso a estaciones migratorias, pero el INM sigue sin permitir el paso

El INM envía oficios a las organizaciones en los que reprograma las visitas a partir del sábado 1 de febrero.
Cuartoscuro
Comparte

“¿Cómo se imaginan que vamos a dejar nosotros sin poder asistir a un albergue a religiosos, a miembros de la sociedad civil, de organizaciones sociales… ¡No!” El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que el gobierno vaya a impedir el acceso de las organizaciones sociales y religiosas a las estaciones migratorias.

Un oficio hecho público el martes suspendía “temporalmente” el acceso de todos los colectivos a todos los centros de detención del país. El Instituto Nacional de Migración (INM) matizó que se trataba de una “reprogramación” de las visitas. Minutos después de las palabras de López Obrador en la conferencia mañanera, un equipo de Asylum Access trató de entrar en la estación migratoria de Tenosique, Tabasco. Los funcionarios del INM les impidieron el paso.

“No nos mostraron ningún oficio. Dijeron que existía pero que no lo tenían y que nos dirigiéramos a las autoridades del INM en Ciudad de México para resolver”, dice Alejandra Macías, de Asylum Access. Tenosique es una de las 53 estaciones migratorias en las que miles de migrantes en situación irregular están encerrados a lo largo de todo el país. En el caso de Tabasco, ahí se encuentran encerrados algunos de los integrantes de la caravana que partió el miércoles 15 desde San Pedro Sula, Honduras. Decenas de ellos fueron deportados sin tener contacto con organizaciones de la sociedad civil ni la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar).

Lee: El caos entre INM y Segob por el oficio que impide a ONG visitar centros de detención de migrantes

“Prohibido prohibir. En todo. Casi en todo. Convencer, persuadir, nada de acciones coercitivas. No somos conservadores”, dijo López Obrador.

El presidente se dirigió públicamente al comisionado del INM, Francisco Garduño, para instarle a que no impida el paso a las organizaciones. Minutos después, Asylum Access era rechazado en Tenosique. Otros colectivos tenían previsto tratar de acceder a las estaciones en las que tienen permiso.

Por el momento, el INM ha remitido nuevos oficios a las organizaciones. Animal Político tuvo acceso a varios de ellos y pudo constatar cómo se ha modificado el lenguaje. Ya no se habla de “suspensión temporal” de las visitas, sino de “reprogramación de ingresos”.  Y establece que a partir del sábado 1 de febrero las organizaciones podrán volver a visitar los centros de detención. El documento está firmado por Antonio Molina Díaz, director general de Verificación Migratoria.

En la tarde del martes, este funcionario fue señalado por la secretaría de Gobernación, que aseguró que la orden en la que se impedía el paso a las organizaciones no había sido autorizada por sus superiores.

El INM aseguró que en próximas horas emitirá un comunicado.

El anuncio de que el INM suspendería temporalmente las visitas a centros migratorios generó un gran rechazo entre la sociedad civil. Salvador Lacruz, del centro de Derechos Humanos Fray Matías, basado en Tapachula, Chiapas, anunció recursos judiciales, una queja ante la CNDH y apelaciones a instituciones internacionales como los relatores especiales de la ONU. La medid motivó incluso que instituciones internacionales como Acnur, OIM o la propia ONU se posicionasen públicamente defendiendo la labor de las organizaciones de la sociedad civil.

Lee: México, el otro muro de Trump que acabó con la caravana y la esperanza de migrantes

El anuncio de la suspensión temporal del acceso a las organizaciones llega en un momento de crisis. En diez días, más de 2 mil 300 migrantes fueron deportados a Honduras. Todos ellos formaban parte de la caravana que partió de San Pedro Sula el 15 de enero.

López Obrador negó que se trate de deportaciones y dijo que todos ellos regresaron por voluntad propia. “Lo están haciendo por voluntad. Es un regreso asistido. La mayoría de la caravana fueron engañados de que iban a poder pasar por el territorio hasta la frontera norte. Se les informó que eso no era posible”, dijo.

“Se les está dando la opción de refugio y la opción de que puedan entrar en el país. Se está cumpliendo con la ley para que haya un registro y eso requiere de garantizar el orden, porque si no, se introduce en el territorio”, afirmó.

Animal Político reveló que cientos de los migrantes deportados no habían tenido acceso a la Comar, por lo que no habían podido hablar con la única institución que regula el refugio. Durante el tiempo en el que Comar no pudo acceder a las estaciones migratorias no se registró ni una sola petición de asilo en su interior.

Esto cambió el viernes, cuando una oficial de la institución pudo visitar Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, dentro en un tour organizado por el INM a las instituciones internacionales. Ahí aprovechó para elaborar una lista de solicitantes de asilo. Esto les permitirá eludir la deportación, al menos mientras dura su proceso.

Entérate: México ofrece refugio, pero impide que migrantes hablen con la institución que regula el asilo

El INM ha ofrecido datos sobre deportaciones. Lo que no ha informado es sobre cuántos procesos de regularización se han abierto.

El cierre de las estaciones migratorias a la sociedad civil llega en el contexto de la caravana. Cientos de migrantes trataron de acceder a México para alcanzar Estados Unidos pero fueron repelidos por la Guardia Nacional, que formó una barrera en el río Suchiate, en la frontera con Guatemala. La marcha fue definitivamente disuelta el jueves 23 con la detención de más de 800 personas.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se felicitó por los operativos. “Con todo respeto, México está pagando por el muro. Pronto lo descubrirán”, dijo en un acto electoral en Nueva Jersey.

Su homólogo, López Obrador, dijo no querer entrar en disputas. “Amor y paz, no queremos pelearnos, aunque nos cuquen, no nos vamos a enganchar”, dijo.

“No tenemos problemas de conciencia”, aseguró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Juicio político a Trump: qué es un 'impeachment' y qué otros presidentes de EU han sido sometidos a uno

La Cámara de Representantes de EE.UU. votó a favor de hacer un juicio político en el Senado al presidente Donald Trump. Solo otros dos mandatarios han sido sometidos a este procedimiento en la historia de EE.UU. ¿Sabes quiénes son?
18 de diciembre, 2019
Comparte
Donlad Trump

Getty Images
La Cámara de Representantes votó este miércoles a favor de someter a Donald Trump a un impeachment.

Donald Trump se convirtió este miércoles en el tercer presidente de Estados Unidos que será sometido a un impeachment.

Así lo decidió una mayoría de congresistas en la Cámara de Representantes de EE.UU,, dominada por el Partido Demócrata.

El impeachment -que se puede traducir como “acusación”, “proceso de destitución” o “juicio político”- se celebrará ahora en el Senado, donde los legisladores decidirán si destituyen al presidente, acusado de abuso de poder y obstrucción a la justicia.

Dado que el Partido Republicano tiene mayoría en esa cámara, es muy poco probable que la destitución se produzca, pero en cualquier caso, Trump entró este miércoles en un selecto club en el que hasta ahora solo había otros dos miembros.

¿Cómo funciona el proceso? ¿Y qué otros presidentes estadounidenses se han enfrentado al mismo? La respuesta a esta última pregunta puede que te sorprenda…

¿Qué es un “impeachment”?

En este contexto, el impeachment es el juicio político que tiene lugar en el Congreso de EE.UU. con vistas a una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves“.

Gráfico impeachment

BBC

El proceso debe ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Este paso es el que dieron los legisladores este miércoles.

El juicio, sin embargo, tiene lugar en el Senado. Y ahí se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente.

Esto nunca ha pasado en la historia de Estados Unidos.

¿Qué presidentes de EE.UU. han sido sometidos a juicios políticos?

A pesar de que la amenaza ha pendido sobre la cabeza de numerosos mandatarios estadounidenses, solamente dos han sido llevados a juicio político.

El más reciente fue Bill Clinton, el 42º presidente de EE.UU., quien fue procesado tras ser acusado de perjurio en frente de un gran jurado y de obstrucción a la justicia, después de que mintiera sobre la naturaleza de su relación con la pasante Mónica Lewinsky y supuestamente también le pidiera a esta que mintiera.

Impeachment a Bill Clinton

AFP
La última vez que la Cámara le abrió un juicio político a un presidente fue a Bill Clinton, en 1998.

En diciembre de 1998, la Cámara de Representantes votó 228 a 206 a favor de enjuiciar a Clinton por la primera acusación, y 221 a 212 por la segunda.

Para esa época, sin embargo, el nivel de aprobación popular de Clinton como presidente era del 72%.

Y cuando el caso llegó al Senado, en 1999, la acusación estuvo lejos de conseguir los dos tercios de votos que necesitaba para prosperar.

“En su prisa por destituir al presidente, (los congresistas republicanos) nunca se detuvieron a pensar si las acusaciones podían ser probadas más allá de cualquier duda razonable“, se lee en un análisis publicado por la BBC en aquel momento.

¿Y el segundo presidente? Te damos una pista: no fue Richard Nixon.

Bill y Hillary Clinton en diciembre de 1998 con el para en ese entonces líder de la Cámara de Representantes, el republicano Dick Gephardt.

AFP
A diferencia de lo que pasa con Trump, los niveles de aprobación de Clinton eran súper altos.

Efectivamente, el único otro presidente de EE.UU. llevado a juicio político fue el número 17, Andrew Johnson, quien ocupó el cargo por dos períodos a partir de 1865.

Fue procesado por la Cámara de Representantes en 1868, solo 11 días después de que destituyera a Edwin Stanton, su “ministro de Guerra”, quien no estaba de acuerdo con sus políticas.

Y las similitudes entre la destitución de Stanton y la del director del FBI James Comey —un hombre que aparentemente tampoco estaba de acuerdo con las políticas de Trump— han sido destacadas por la prensa de EE.UU.

A diferencia de Clinton, Johnson se salvó por los pelos: los dos tercios en el Senado no se alcanzaron por un único voto, gracias al número de republicanos que había en la Cámara Alta.

Ilustración del juicio político del presidente Andrew Johnson

Getty Images
El resultado del juicio político del presidente Andrew Johnson fue más ajustado que el de Bill Clinton.

No todos apreciaban a Johnson, pero el senador por Iowa James Grimes justificó su apoyo diciendo: “No puedo aceptar destruir el funcionamiento armonioso de la Constitución solamente para que nos podamos deshacer de un presidente inaceptable”.

¿Y cómo hizo Nixon para evitar un impeachment?

Renunció.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g&t=30s

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=Njfcpcwz9uo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.