Los costos del desfile de la Revolución: Sedena gastó 4 mdp en traer caballos de 22 estados al Zócalo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / AFP

Los costos del desfile de la Revolución: Sedena gastó 4 mdp en traer caballos de 22 estados al Zócalo

Sedena reportó un gasto de casi 4 millones de pesos en el manejo de los caballos que participaron en el desfile de la Revolución,
Archivo / AFP
19 de enero, 2020
Comparte

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó más de 4 millones de pesos en traer más de 3 mil caballos para que participaran en el desfile conmemorativo del 109 aniversario de la Revolución mexicana, que se celebró en el zócalo de la Ciudad de México el 20 de noviembre del año pasado. 

Además, gastó casi 400 mil pesos en transportar la locomotora ‘Petra’ al Zócalo, e invirtió otro millón de pesos en la caracterización de personajes históricos, como Pancho Villa, Emiliano Zapata o Francisco I. Madero, y en la compra de pirotécnia, sombreros, vestidos con accesorios, y botas para montar. 

En total, la Sedena respondió a una solicitud de transparencia realizada por Animal Político que gastó 10 millones 361 mil pesos en organizar el desfile del festejo. 

Lee más: Dos jinetes accidentados, campesinos que intentaron entrar, las incidencias del desfile

Los caballos llegaron desde 22 estados

Después de cuatro años en los que no se festejaba el 20 de noviembre -dejó de celebrarse en 2014-, el actual Gobierno Federal del presidente López Obrador anunció que en 2019 se retomaría el desfile por esta fiesta patria.

En conferencia de prensa el 12 de noviembre, el titular del IMSS y de la comisión organizadora para los festejos, Zoé Robledo, explicó que las ‘estrellas’ del desfile serían la participación de 2 mil 700 caballos y la exhibición de la Locomotora ‘Petra’. 

En su respuesta vía transparencia, la Sedena informó que participaron más caballos de lo anunciado inicialmente: hasta 3 mil 271 equinos, de los cuales, 944 son propiedad del Ejército mexicano, y 2 mil 327 pertenecen a agrupaciones ecuestres civiles. 

De acuerdo con la respuesta, la institución castrense no contrató, ni rentó los caballos de las agrupaciones civiles, por lo que no desembolsó recursos públicos en contratos con empresas ni asociaciones por este rubro.

Por lo que sí pagó fue por el traslado y la manutención de los caballos, que llegaron al zócalo capitalino desde 22 estados de la República, incluyendo entidades lejanas a la capital, como Chihuahua, desde donde fueron trasladados 245 caballos en ferrocarril, Sonora, Nuevo León, Coahuila, en el norte del país; o Chiapas, Oaxaca, Yucatán, en el sur. También llegaron caballos desde Veracruz, Puebla, Jalisco, Michoacán, Hidalgo, y Guanajuato, entre otros. 

Entérate: Disparo accidental de militar provocó volcadura de auto de Sedena que dejó 4 muertos

La Sedena pagó 2 millones 548 mil pesos en “transporte, alimentación, y medicamento de ganado” y en la “transportación de jinetes”.

También gastó 320 mil 721 pesos en la “manutención de los equinos”,  otros 23 mil pesos en el “mantenimiento de 40 caballerizas portátiles”, y 551 mil 924 pesos en “forraje y alimento”. 

Solo en el traslado, alimentación, y atención médica de los caballos, se gastaron 3 millones 443 mil pesos, aunque en entrevistas que hizo este medio el día del desfile, mútiples jinetes que participaron en el evento aseguraron que ellos mismos rentaron autobuses y tráileres especiales para los caballos, o que llegaron al evento con el apoyo de algunos municipios que se sumaron a los festejos. 

Por ejemplo, el coahuilense Luis Alfonso González explicó en entrevista que llegó a la Ciudad de México en un autobús rentado por su municipio, mientras que el caballo lo hizo en un camión especial para el transporte de ganado. “Cada quien se trajo sus caballos a su manera”, dijo el jinete en un video editado por Animal MX, que puedes checar aquí. 

Por otra parte, Sedena invirtió otros 555 mil 506 pesos en la compra 60 conos que se utilizaron tanto en las prácticas como en la exhibición de acrobacias que hicieron los caballos en el Zócalo, frente a Palacio Nacional. 

Y otros 100 mil 920 pesos en atalajes -arreos y guarniciones- para los caballos de carreta, 89 mil 320 pesos en la compra de botas para montar, más 18 mil 736 pesos en astas y gallardetes para caballo. 

En total, el costo de la participación de 3 mil 271 caballos fue de 4 millones 207 mil pesos, el 40% de todo el gasto que hizo Sedena por el desfile. 

El costo de traer a ‘Petra’, ‘Pancho Villa’, ‘Zapata’…

Foto: Cuartoscuro

El otro gran atractivo fue la exhibición de ‘Petra’, una locomotora de 1899 de 15.6 metros de largo y 66 toneladas de peso, que perteneció al ferrocarril interoceánico dominado por el ejército de Emiliano Zapata. Se le llamó así en honor a Petra Herrera revolucionaria que comandó una brigada de mujeres en la toma de Torreón, Coahuila.

Te puede interesar: Sedesol, Sedena y Salud hicieron pagos indebidos y contrataciones irregulares en 2018, detecta la Auditoría

Para trasladar con grúas esta locomotora una distancia de 8 kilómetros, desde el Museo del Ferrocarril en la alcaldía Álvaro Obregón, al zócalo de la ciudad, la Sedena informó que se invirtieron 395 mil 506 pesos. 

En la compra de material y en la contratación de personal encargado de la caracterización de 83 personajes históricos, entre ellos Francisco I. Madero, Zapata, o Pancho Villa, se gastaron 401 mil 600 pesos, y otros 66 mil 816 pesos en vestidos para escaramuza con accesorios. 

Para la adquisición de sombreros -la Sedena no especificó cuántos-, se gastaron 99 mil 586 pesos, y para la confección de 40 banderas tipo estandarte se emplearon otros 58 mil 736 pesos. 

Para que las miles de personas que asistieron al Zócalo pudieran ver todos los detalles del desfile, la Sedena invirtió 3 millones 725 mil pesos en el arrendamiento de material audiovisual. 

Lla fiesta patria concluyó con una exhibición de fuegos pirotécnicos que tuvieron un costo de 350 mil 160 pesos. Checa aquí el informe de gastos que la Sedena entregó por transparencia a Animal Político.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo Finlandia ha conseguido combatir con éxito las noticias falsas (y qué puede enseñarle al resto del mundo)

El país escandinavo es el que mejor logra contener la desinformación, según un estudio del Open Society Institute. Aquí te explicamos las claves de su éxito y qué lecciones deja para otros países.
23 de octubre, 2022
Comparte

En septiembre pasado, pocas horas después de que el presidente ruso Vladimir Putin llamara a 300.000 reservistas militares para luchar en Ucrania, un video que mostraba largas colas de autos en la frontera entre Finlandia y Rusia comenzó a circular en las redes sociales.

La Guardia Fronteriza de Finlandia se apresuró a señalar que era falso.

“Algunos de los videos fueron filmados antes y ahora se sacaron de contexto”, informó a través de Twitter.

El tuit fue rápidamente reproducido en la parte superior de la página en vivo sobre la guerra en Ucrania que publica el sitio web de noticias de la emisora nacional Yle.

La respuesta de la Guardia Fronteriza y de Yle destaca un elemento crucial del éxito de Finlandia contra la desinformación: la confianza pública en las autoridades y los medios.

Una sociedad de alta confianza

Finlandia es una sociedad de alta confianza. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 71% de la población finlandesa confía en el gobierno, en comparación con el promedio de la OCDE del 41%.

Y no es solo el gobierno: el parlamento, el servicio civil, la policía y los medios de comunicación disfrutan de altos niveles de confianza.

Eso no significa que los finlandeses crean todo lo que leen en los periódicos y nunca busquen información en las redes sociales. Pero cuando lo hacen, la mayoría tiene la capacidad de evaluar críticamente la información. Esto hecho ha sido respaldado por estudios.

Los más preparados

En un estudio anual del Open Society Institute, el país escandinavo encabeza una tabla global que mide la resiliencia a la desinformación.

En el llamado Índice de Alfabetización Mediática, que mide la capacidad de discernir entre noticias verdaderas y falsas, con puntuaciones que van del 0 al 100, Finlandia sacó un 75, la calificación más alta.

Bandera de Finlandia con un brazo delante sosteniendo una medalla de oro

Getty Images
Finlandia, el número uno a la hora de combatir la desinformación.

En comparación, la vulnerabilidad de algunas de las principales potencias occidentales al llamado “fake news” es mucho mayor.

En Europa, Alemania y Reino Unido sacaron 61 en alfabetización mediática. Mientras que España 58, Francia 57 e Italia 48.

Del otro lado del Atlántico, en América del Norte, Canadá sacó 68 y Estados Unidos 60. (América Latina no fue incluida en el índice).

La baja puntuación de EE.UU. genera preocupación entre quienes creen que la desinformación podría jugar un papel clave en los próximos comicios legislativos de medio término, que se disputarán en noviembre.

A pesar de que existe un mayor enfoque en abordar las afirmaciones falsas y engañosas en las redes sociales, incluso de parte de los propios gigantes tecnológicos, la desinformación aún se filtra por las grietas.

Las lecciones de Finlandia

¿Cómo ha logrado Finlandia combatir la epidemia de noticias falsas que se esparce online y qué puede enseñarle al resto del mundo?

La piedra angular de su estrategia para no dejarse engañar por la desinformación está en su sistema escolar.

El pensamiento crítico y la alfabetización mediática han sido parte del plan de estudios finlandés durante mucho tiempo.

El plan se actualizó en 2016 para enseñar a los niños las habilidades que necesitaban para detectar el tipo de información fabricada que se difundió ampliamente ese año en las redes sociales durante la campaña electoral de EE.UU.

“Enseñamos pensamiento crítico en varias materias. Por ejemplo, en las clases de Matemáticas observamos cómo se pueden manipular las estadísticas”, explicó a BBC News Marika Kerola, profesora en la ciudad norteña de Oulu.

La docente Marika Kerola

Marika Kerola
La docente Marika Kerola dice que las escuelas enfatizan el pensamiento crítico en todas las materias. Marika Kerola

“En Arte, un proyecto típico sería que los niños crearan sus propias versiones de un anuncio de shampoo. Puede ser una imagen que muestre que el cabello no es tan brillante o radiante como se prometía en la botella”, señaló.

En las clases de idiomas, comparan la misma historia escrita como un texto basado en los hechos y como propaganda, dijo.

En Historia, comparan, por ejemplo, los carteles de la época de la Segunda Guerra Mundial en la Alemania nazi y en EE.UU.

Instituciones

Otra línea central de defensa contra las noticias falsas es la Agencia Nacional de Suministros de Emergencia del gobierno.

“En pocas palabras, Finlandia tiene un modelo de seguridad integral financiado con fondos públicos”, dice Markus Kokko, jefe de comunicaciones del Centro Europeo de Excelencia para Contrarrestar las Amenazas Híbridas.

El gobierno trabaja con empresas privadas y los medios de comunicación para desarrollar la resiliencia de la sociedad ante las amenazas y preparar a las personas para todo tipo de perturbaciones”, explica.

Además de una agencia del gobierno central, Finlandia tiene varias ONG y organizaciones voluntarias que luchan contra las noticias falsas. El servicio de verificación de hechos Faktabaari es probablemente el más conocido de ellos.

El enfoque de Finlandia se centra en adelantarse a la ola de desinformación y su experiencia sugiere que la moderación proactiva en tiempo real, que aborda las publicaciones falsas antes de que tengan la oportunidad de propagarse, marca una diferencia.

Biblioteca pública en Finlandia

Getty Images
Muchos piensan que la amplia red de bibliotecas públicas de Finlandia también contribuye a una alta alfabetización mediática.

En ese sentido, habrá que esperar para ver si las medidas anunciadas por varios gigantes tecnológicos para evitar la diseminación de noticias falsas durante los comicios legislativos en EE.UU. funcionan.

Meta, propietaria de Facebook e Instagram, dos de las redes sociales que más se utilizaron para esparcir desinformación en elecciones pasadas, anunció que tiene más de 40 equipos trabajando en las elecciones, además de asociaciones con 10 organizaciones de verificación de hechos en EE.UU.

No obstante, los expertos reconocen que todas estas medidas son apenas curitas sobre una herida que es mucho más difícil de curar.

No existe una solución rápida para restaurar y reparar la fe en las instituciones, que es una de las mayores fortalezas de Finlandia.

*Este artículo es una adaptación de este reportaje en BBC News, producido por la corresponsal en Finlandia Erika Benke y la corresponsal de desinformación Marianna Spring


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.