1 de cada 3 custodios en CDMX tiene vencido o reprobó el control de confianza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

1 de cada 3 custodios en CDMX tiene vencido o reprobó el control de confianza

Por ley no deberían estar en activo, pero no han sido removidos ni despedidos. Ninguno de los reos fugados tenía amparo para evitar traslado.
Cuartoscuro
31 de enero, 2020
Comparte

Uno de cada tres guardias asignados a los reclusorios de la Ciudad de México —los de mayor población del país— no deberían estar haciendo ese trabajo, pues no cumplen con un requisito básico que la ley contempla para cualquier elemento de seguridad: tener una certificación aprobada y vigente que pruebe que son confiables.

Datos oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que la capital contaba al arranque del año con 3 mil 784 elementos de prevención y readaptación social en activo, que son los asignados a los penales. Entre ellos estaban los ocho custodios del Reclusorio Sur ahora suspendidos por su posible participación en la fuga de tres internos del Cártel de Sinaloa.

Pero del estado total de fuerza, hay 1 mil 277 custodios (33.7%) que carecen de la certificación vigente que la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública contempla para comprobar que son confiables, y que es un requisito básico para permanecer en el cargo.

Esta certificación se obtiene tras superar una batería de diversas pruebas que incluye desde exámenes de entorno socioeconómico de los elementos, hasta pruebas toxicológicas, físicas y de polígrafo.

De los elementos cuestionados, hay 378 que de plano reprobaron el control de confianza y ya tendrían que haber sido despedidos definitivamente. Equivalen al 10% de todos los custodios penitenciarios con los que se cuenta.

Por otro lado, hay 3 mil 330 custodios que originalmente aprobaron el proceso de evaluación, sin embargo, 899 de ellos —que equivalen al 27%— ya tienen el certificado caduco y por lo tanto tendrían que haber sido reevaluados. Y es que la ley contempla que la certificación debe renovarse cada dos años para que un elemento pueda permanecer en el puesto.

Animal Político preguntó a la Subsecretaría del Sistema Penitenciario del gobierno capitalino el motivo por el cual estos custodios continúan trabajando sin cumplir con la certificación que marca la ley, y también si los elementos suspendidos por la fuga de los reos contaban con control de confianza aprobado y vigente. Hasta el cierre de esta nota se continuaba revisando la información para poder proporcionar una respuesta.

Datos oficiales de la Subsecretaría señalan que al cierre del año pasado había 24 mil 702 personas privadas de la libertad en 13 centros penitenciarios, de los cuales 21 mil 977 son del fuero común y 2 mil 725 del fuero federal. 

Ningún reclusorio de la ciudad es de máxima seguridad ni cuenta con condiciones óptimas para albergar a reos federales. La situación es particularmente crítica en los reclusorios Norte y Oriente que padecen de una sobrepoblación de 15 y 33% respectivamente.

Hay 16 estados peor que CDMX

El contar con personal penitenciario en activo que carece del control de confianza que la ley marca no es un problema exclusivo de la capital del país. De hecho, hay 16 estados en donde es aún más alto el porcentaje de custodios que reprobaron el procedimiento y no han sido despedidos.

Destaca el caso de Zacatecas, donde según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la mitad de los 313 custodios penitenciarios con los que cuentan no aprobó las evaluaciones de control de confianza, pero siguen en activo. El segundo peor es Tabasco donde solo el 61% de los custodios están aprobados.

Veracruz también tiene un bajo porcentaje de guardias de penales confiables con solo 66% de ellos aprobados, al igual que Tlaxcala donde solo el 64% de los custodios están certificados, y Sinaloa con apenas 65% de ellos.

En el otro extremo de la lista hay entidades federativas donde la mayoría de sus custodios penitenciarios cumplen con lo que marca la ley para ocupar ese puesto. Entre ellos destaca Querétaro donde el 100% de los 414 custodios cuentan con la certificación aprobada y vigente, al igual que Campeche donde los 139 custodios están totalmente en regla.

El Estado de México, que tiene un numero similar de custodios que CDMX cuenta con 99% de ellos con certificado aprobado, y el 89% con la misma vigente. En Chiapas, el 91% de los custodios están aprobados.

El problema de tener a custodios con certificaciones vencidas ya podría haberse agravado en la Ciudad de México y en los estados sino fuera porque el 17 de mayo pasado se publicó un acuerdo que amplió de forma extraordinaria el plazo de vigencia de la certificación de dos a tres años a partir de esa fecha. Esto para que los centros de evaluación autorizado puedan evaluar primero a integrantes de la Guardia Nacional que se ha buscado reclutar de forma acelerada.

Ningún amparo frenó cambio de reos fugados

Este 29 de enero, tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aprovecharon el tema de la fuga de los reos del Reclusorio Sur para criticar el hecho de que haya jueces que conceden amparos que impiden que internos federales sean trasladados a penales de alta seguridad.

Pero como Animal Político pudo verificar en registros judiciales, esto no ocurrió en el caso de los internos que escaparon del penal capitalino.

En efecto, tanto Víctor Manuel Félix Beltrán como Luis Fernando Meza González promovieron demandas de amparo en los Juzgados Quinto y Noveno de Distrito en Materia de Amparo Penal, así como en el Décimo Tribunal Colegiado, pero los jueces decidieron en todos los casos desecharlos.

Cuando los juzgadores pidieron informes a las autoridades federales o capitalinas sobre las órdenes de traslado de los internos, estas negaron que las mismas existieran. Es decir, no había ningún procedimiento para solicitar ni ejecutar el cambio de penal de dichos reos.

Quien sí obtuvo un amparo en su momento fue Meza González, pero este fue contra la orden de extradición que pesaba en su contra. El juzgado 12 de Distrito en Materia Penal le dio la razón argumentando errores de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en el procedimiento. Sin embargo, el Décimo Tribunal Colegiado revocó apenas hace unos días dicho amparo tras considerar que no hubo anomalías y dejó firme la autorización de la extradición.

Por otro lado, es cierto que en otros casos distintos existen reos federales que han logrado mediante juicios de amparo frenar su traslado de un centro penitenciario a otro, situación que no ha permitido eliminar la población de reos federales en cárceles locales de mediana y baja seguridad.

Animal Político publicó el pasado 15 de enero, que como parte del paquete de reformas que prepara la Fiscalía General y el Ejecutivo se contempla la posibilidad de modificar el artículo 21 de la Constitución para que la facultad de trasladar a reos depende de nuevo de la autoridad penitenciaria, sin necesidad de la autorización judicial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Con las dos dosis de la vacuna me sentía invulnerable. Estaba equivocado"

El periodista de la BBC Andrew Marr advierte de los peligros de descuidar las medidas de seguridad incluso si ya has sido vacunado.
4 de julio, 2021
Comparte

No puedo estar seguro, pero si hago un repaso a las últimas semanas tengo muy claro que me contagié de la variante Delta del coronavirus durante la cumbre de las naciones del G7 (Grupo de los Siete), en Cornualles, probablemente el domingo 13 de junio.

Fue un día muy largo: me levanté antes de las 5:00, con todos los inconvenientes y el estrés de una transmisión desde el exterior, con nuestros invitados negándose a moverse de su “anillo de acero” , y luego con grandes dificultades de transporte para tratar de regresar a Londres, lo que significa que no estuve en casa hasta después de medianoche.

Sentirme hecho polvo el lunes no fue una sorpresa, pero seguí adelante con mi vida.

El martes, sentí que me había pillado un resfriado de verano: estornudos, dolor de garganta y un ligero dolor de cabeza.

Pero en medio de la temporada de alergias, no me pareció nada siniestro.

Había recibido dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech mucho antes. No es que estuviese siendo imprudente, pero me sentía en cierto modo invulnerable. Estaba equivocado.

Seriamente enfermo

Al día siguiente, el miércoles, me hice dos pruebas de coronavirus.

Ambas fueron negativas y seguí con mis asuntos cotidianos: recados, compras, entrega de cuadros para mi exposición de arte en Bermondsey, al sureste de Londres…

Seguía sintiendo que tenía un fuerte resfriado.

Sinceramente, si no hubiera estado trabajando en la BBC con colegas más jóvenes que no se habían vacunado, podría haber continuado e intentado presentar mi siguiente programa dominical.

En lugar de ello, fui a hacerme una prueba PCR al centro del norte de Londres.

A las 08:00 de la mañana del día siguiente, recibí un resultado positivo y las autoridades sanitarias me comunicaron que debía ponerme en confinamiento durante 10 días a partir de los primeros síntomas, es decir, en mi caso, hasta el viernes 25 de junio.

Lo hice. Nick Robinson, bendito sea, me sustituyó en el último momento.

Dos días después de mis primeros síntomas, empecé a sentirme seriamente enfermo.

Tenía fiebre, dolor muscular, temblores, un fuerte dolor de cabeza y síntomas similares a los de un resfriado.

delta

Getty Images
La variante Delta fue localizada por primera vez en la India.

No podía oler nada, ni mi loción para después del afeitado, ni café, nada.

Empezaba los libros y los abandonaba, y volvía a arrastrarme a la cama para volver a dormir.

Ni siquiera me interesaban mucho las noticias.

Un día me sentía mejor y al siguiente peor.

Empecé a preocuparme por el covid de larga duración.

De todos modos, para mí, todo terminó felizmente. Me recuperé bastante rápido y, al parecer, completamente.

Cuando terminó mi cuarentena, me sentía bien.

Unas reflexiones

Pero tengo las siguientes reflexiones.

En primer lugar, los primeros síntomas de esta nueva cepa, identificada por primera vez en la India, son muy, muy similares a los de un resfriado leve, y es increíblemente infecciosa, de modo que ten cuidado.

En segundo lugar, si tienes alguna duda, hazte una prueba PCR.

variante delta coronavirus

Getty Images
El periodista alerta de lo infecciosa que es la variante Delta.

Tercero, con un resultado positivo, por el amor de Dios, ponte en aislamiento.

Puedes pensar que tienes superpoderes porque has recibido las dos vacunas. Y, sí, la vacuna parece que protege muy bien contra el ingreso en el hospital: en ningún momento tuve dificultades para respirar.

Pero eso no significa que no puedas infectarte.

Y no significa que la enfermedad que se esconde detrás de esas anodinas palabras, “síntomas leves y moderados”, no sea desagradable.

En resumen, mantén la precaución, mantente a salvo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.